El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

10 marzo 2009

Mandaron a callar al burro

Los paladines de la libre expresión le pusieron mordaza a su propio candidato: Rodrigo Ávila. Ignoro si Altamirano tuvo tiempo de ver la prestación de su favorito. Me hubiera gustado un editorial suyo comentando la transparente vaciedad del ingeniero policía. Tal vez ahora nos va a explicar en uno de sus editoriales las profundas razones por las que Arena ha decidido censurar las veladas confesiones de su candidato.


Pero creo que hay más que el simplismo cantinflesco de Rodrigo Ávila que quieren ocultarnos. No creo que sea la cuasiconfesión de homicidio del candidato, aunque esto debería de dar mucho que pensar a todos aquellos que dudan por quien dar el voto el próximo domingo. El peso moral de esta confesión no puede dejarnos indiferentes.


A primera vista uno puede pensar que a los areneros no les agradó el constante tartamudeo de Rodrigo Ávila y la rotunda falta de coherencia en sus palabras, plagadas de estereotipos e incongruencias. Tal vez les pareció demasiado evidente el porqué del rechazo de Ávila de enfrentarse con el candidato del FMLN, Mauricio Funes ante las cámaras de CNN. Incluso la comparación a distancia no lo deja de pie.


Recuerden que hace algunos meses una asociación de militares desfiló por las calles capitalinas y luego se reunieron en una sala donde tuvieron mitin: allí Rodrigo Ávila no tuvo tapujos en reconocer su participación durante la guerra en un organismo paramilitar e incluso lo ovacionaron cuando se vanaglorió de haber empuñado las armas. Esto pasó entonces desapercibido, nadie lo comentó. Esa confesión dentro de la moral que reina en nuestro país, impuesta por las clases dominantes y por Arena, continúa el mismo ciclo del derecho que ellos mismos se reconocen de defender las libertades a toda costa, incluyendo el crimen.


Asimismo se puede creer que su electorera y fingida campechanía lo llevó a elogiar a su adversario, sin darse cuenta que se estaba volviendo en su promotor. Pensarán algunos que tampoco esto fue del agrado de los jefes de Arena.


Pero hay algo que nadie debe pensar, que a nadie se le puede ocurrir que ha sido por temor a que el Estado de derecho funcione en nuestro país y que el Fiscal Gerenal de la República, Félix Garrid Safie, emprenda una investigación contra Rodrigo Ávila, candidato a la presidencia, luego de haber reconocido a regañadientes de que había cometido un homicidio, incluso si se trata, como lo pretendió, en el ejercicio de sus funciones de policía. En su lamentable alegato, el candidato arenero arguyó, sin detalles, pero confesando su homicidio, que fue en legítima defensa. No señaló en su confesión quién fue la víctima, ni dio detalles de las circunstancias exactas del crimen confesado. Ahora claro, el próvido Fiscal General se precipitará a establecer la verdad...


¿Será por eso que mandaron a callar al burro?

_________________

Aún se puede ver las entrevistas aquí.


12 comentarios:

  1. Anónimo5:30 p. m.

    soy participe de un punto de vista neutral y si vamos a criticar a un una persona que deacuerdo con el ejercicio del deber defendio su vida tenemos que juzgar tambien a quel tirano que mando a ejecutar miles de familias y que no se arrepiente en haberlo hecho; esa persona no defendio su vida asesino por placer por que no era una causa justa(un movimiento guerrillero)para quitarle la vida a personas incluso personas inocentes ,pienso que si tu planteas de esta manera esta bien pero debes juzgar a otro candidato que tal vez fue peor asesino, se que ese comentario jamas lo voy a ver de parte tuya y si lo llegaras a realizar lo maquillaras mucho asi que pienso que si tu dicen que tomen en cuenta para las elecciones tu crees que un ciudadano como yo tengos tendencias a fines de partidos politicos no nos hariamos ese planteamiento.
    de lo que hablo es de equidad en los comentarios ayudara a informar bien a los lectores si hablas de uno sin maquillar, debes hablar de otro sin maquillar.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:54 p. m.

    Entrevista a Rodrigo Avila por Jorge Ramos, UNIVISION:

    http://www.dailymotion.com/user/mcrplancton/video/x8mer3_entrevista-a-rodri_news

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:42 p. m.

    muy cierto el comentario anterior no podemos tildar de asesino a uno y de santo a otro en su autobiografía Sánchez Cerén reconoce algunos errores cometidos durante el conflicto, tampoco sinete culpa ni pide perdón por los excesos, como los asesinatos de secuestrados o el uso de niños como combatientes. como es posible que pueda vivir libre de culpa si ha hecho semejante atrozidad con niños indefensos lean ese libro esta bueno
    "con sueños se escribe la vida" anteriormente tenia una percepcion diferente de el ahora me preocupa. la verdad es que ya no se ni que pensar

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:04 p. m.

    Para Rodrigo Avila, la cosa es peor, ya que además de asesino es estupido. Imaginense un presidente que sea asesino y estupido, va a querer que el pueblo adore a Calígula o Nerón. Además, es un títere de los ricos chupasangre. No y mil veces no que Rodrigo "El Psicopata imbécil" sea nuestro presidente, si así fuera, que este mundo se acabe al día siguiente.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:13 p. m.

    Este Rodriguito que mejor vaya pensando en otra labor, bien puede trabajar en un circo, la cara ya la tiene de marioneta. También puede ser testaferro de la mafia anticastrista, puede ser el doble en películas de policías corruptos, se puede convertir en la atracción principal de algun circo que exhiba burros mediocres. En el infierno puede conseguir de aprendiz de satanás. La lista es larga, estos solo son algunos ejemplos.

    ResponderEliminar
  6. Me parece importante hacer hincapié en el punto del artículo: la CENSURA de ARENA (hay aún seres muy susceptibles a que a un magnánimo candidato presidencial se le diga "asesino", a pesar de que él mismo lo haya dicho).

    Y la censura, ¿da muestras del carácter -presuntamente- democrático de los nacionalistas? ¿de su compromiso con la información del público? ¿de su amor a la libertad (del mercado)?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Muy cierta su idea Don Carlos, y de hecho lo que molesta es la mentira y falta de objetividad. Como medios de comunicación social, no es posible apoyar a alguien de esa manera tan descarada en aras de las líneas editoriales. Solía de hecho comprar La Prensa por sentirla más objetiva, pero hoy hasta en sus editoriales lo hacen. La censura, por otro lado, tiene dos efectos, y uno de ellos es minimizar el daño de las declaraciones y los hechos. Don Carlos, me ha agradado el post.
    P.s Me molesta también que se hable tanto de comparar venezuela y El Salvador, cuando sabemos que hay cosas que siemplemente no se pueden hacer. En mi blog, dejé la razón simple por la cual no se puede crear la misma situación que en Venezuela. No me hago más publicidad. Suscribo el comentario de don Chichimeca.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. A mi lo que me parece interesante es que el sí logra reconocer algo bueno en el "enemigo", cosa que Mauricio Funes no quiso hacer. Por lo demás, las respuestas eran más que consabidas.

    ResponderEliminar
  9. "A mi lo que me parece interesante es que el sí logra reconocer algo bueno en el "enemigo", cosa que Mauricio Funes no quiso hacer".

    Pues claro que lo hizo, deje de mentir, Aldebaran, no caiga en las mismas artimanas que su candidato preferido.

    Funes dijo "admirar y felicitar a Avila por el solo hecho de haberse postulado como candidato" (que eso es ya una hazana increible : anotacion mia)

    Remitase a la entrevista de Funes y salga de la tergiversación a la que nos quiere usted arrastrar.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  10. Lo que dice Mauricio es que le reconoce haberse postulado por un partido... y comienza a denostar al partido oficialista, con cosas que son todas ciertas, por supuesto.

    En otras palabras, dijo que admiraba el valor de postularse por un partido que ha cometido muchísimos errores. Para mí, eso no es reconocerle algo al contrincante. Es aprovechar la frase para decir más de lo mismo.

    Otra cosa, no tergiverso ni arrastro a nadie ni pienso como "mi candidato preferido" No todo el que critica parte de lo que dice Mauricio es su enemigo y mucho menos del bando oficialista.

    Tampoco caigas en el esquema de que todo es blanco o negro, o rojo o tricolor.

    Bien, nos vemos el domingo.

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Avila pudo haber dicho: "si maté alguno pero no a tantos como el candidato a la vicepresidencia por el otro partido".
    Una entrevista horrible la verdad, tanto que hasta la quitaron de youtube.
    Saludos don Carlos desde Blogotepeque.

    ResponderEliminar
  12. Ricardo:
    Es cierto que Avila pudo haber dicho cualquier cosa, hasta lo que afirmás y aprovecharse de la campaña que se mantuvo durante todo este período. Un momento pensé que esa era la intensión del periodista, le tendía el garrote.

    De todos modos, ambas entrevistas fueron muy pobres, el culpable el periodista que se fue siempre por lo chiquito, por el chisme, por lo amarillo. Parece que no le importaba los verdaderos problemas con que se enfrentan los salvadoreños, por la situación en que vivimos.

    Se dedicó a provocar a los entrevistados, uno salió tal vez mejor que el otro, por su mayor facilidad de expresión y tal vez por una mayor capacidad intelectual.

    El periodismo que trata únicamente de poner en aprieto al entrevistado, es un periodismo de basura, amarillista.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.