El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

21 agosto 2008

El Estado arenero es su Estado

Difícilmente me harán créer que los sucesivos gobiernos de Arena han estado exclusivamente al servicio del pueblo, de la gente humilde, de los empleados, oficinistas, obreros y campesinos. Supongo que esto se vería. Lo que tenemos es una horrible y permanente hemorragia de la población. La mayoría de salvadoreños ha pensado alguna vez abandonar el país. Simplemente porque no hay oportunidades. No obstante no todos los salvadoreños han sufrido de la política de los gobiernos areneros: la oligarquía financiera, los grandes negociantes y por supuesto las multinacionales instaladas en el país no se quejan. El Estado arenero es su Estado.

Es por eso que no hace mucho la cúpula de la ANEP inició fuertes ataques dirigidos contra el FMLN, en la campaña orquestada por el Diario de Hoy sobre supuestos delititos comerciales de Alba Petroleos. El Diario de Hoy ocultó la denuncia de los altos precios que practican las multinacionales en El Salvador, que no repercuten las bajas del petróleo. En esta campaña intervino hasta el Fiscal General que hizo declaraciones precipitadas, que abandonó en el tacho de la basura toda reserva que su función le dicta e hizo declaraciones como miembro de su partido. La cúpula de ANEP designó su candidato y sus preferencias, anunció su franca oposición y hostilidad hacia el FMLN. En esto no hay ningún crimen, ni delito. Simplemente los señores de ANEP defienden sus intereses. Sus intereses egoistas. Sus intereses de clase.

Se muestran indignados porque Funes ha denunciado la evasión fiscal. Pero esta evasión existe. ¿Son los asalariados los que pueden evadir? ¿Son ellos los que retienen y trampean en la devolución al Estado de la TVA recolectada? ¿Son los asalariados los que pueden ocultar los beneficios? ¿Son los asalariados los que manejan varias cuentas bancarias e invierten en las Bolsas extranjeras?

¡Ah! !Ellos piden pruebas! Se las piden a Funes, pero no se la pidieron al Proconsul estodounidense (Embajador, es su título oficial), cuando en un acto organizado por ellos mismos, denunció como uno de los principales problemas del país la evasión fiscal. Por mi parte sostengo que esas declaraciones, como otras del mismo personaje, constituyen ingerencias de la parte del diplomático. Algunos lo aplauden, yo no. Sin embargo los dirigentes de ANEP metieron la cola entre las patas.

Ahora quieren presentarse como los paladines de la unión nacional. Para eso es necesario que promuevan una nueva escala de impuestos, en la que su participación sea proporcional a los beneficios que retiran de las infraestructuras que realiza el Estado. Que promuevan su mayor participación en los gastos en la preparación de la mano de obra que explotan. ¿Cuál es su unión nacional cuando fijan el monto de los salarios? ¿De qué unión nacional hablan cuando despiden al personal por intereses financieros? ¿De qué unión nacional hablan cuando invierten en el extranjero, cuando depositan sus ganancias en paraísos fiscales?

La cúpula de ANEP no representa los intereses de la nación, representa exclusivamente los intereses de su clase.

Me ha extrañado mucho que los dirigentes de ANEP y los periodistas y editorialistas del Diario de Hoy se preocupen tanto del estilo de la campaña de Funes, de su manera de reaccionar. Pero tal vez tengan razón, es posible que Funes esté cayendo en las trampas que le tienen preparadas.

Una de ellas es mantener siempre una polémica, desviarlo del tema principal. Pero sobre todo imponer los temas que debe tratar. Funes no debe dejarse llevar por esas polémicas, ni desviarse de sus propios temas, de su propio plan. Y tal vez retomar francamente el ejemplo de humildad de Monseñor Romero.

1 comentario:

  1. Anónimo5:59 a. m.

    Buenas don Carlos.

    El asunto de la evasion de impuestos forma parte del programa del proyecto de gobierno de Mauricio Funes.
    Cuando el inicialmente se refirio a la corrupcion lo hiso de forma general tal como el ex embajador Barclay en el 2006, tal y como usted menciona, ellos se sintieron aludidos ante el señalamiento que el embajador les hiso.
    Para ese entonces existia el riesgo de que el gobierno no recibiera los fondos del milenio, por lo cual la ANEP aceptó las acusaciones del embajador y sostubo que daria a conocer los nombres de los evasores de impuesto, obtenidos esos fondos la ANEP no hiso mas comentarios ni dio nombre alguno.
    Tampoco las instituciones encargadas de fiscalizar a las empresas hicieron su trabajo.
    Por su parte la LPG ha dado a conocer durante estos 19 años de gobiernos areneros, una gran cantidad de anomalias que señalan por igual a evasores de impuestos, sin que nadie haga algo al respecto.
    Y por otro lado algunas instituciones han hecho documentos que señalan el problema en el cual se dan a conocer a persojes con nombre y apellido a la fecha no ha existido respuesta ante esas denuncias.
    La postura de Funes es procedente.
    El hecho de que Federico Colorado salte a la confrontacion y se hace el aludido ante estos señalamientos es impropio ya que por igual ellos anteriormente reconocieron que dentro de la ANEP existen empresario evasores.
    Sea que Funes haga o no un señalamiento en realidad la ANEP ya ha definido su postura anticipadamente para impedir que Funes sea presidente, esto es indepediente del discurso de la evasion de impuestos y la mano dura contra la corrupcion estatal.
    A pesar de eso se entiende que cualquier cosa que Funes diga sera para usarla para levantar polvo, viniendo por su puesto de la guerra mediatica que en estos momentos como parte de la campaña sucia en contra del FMLN.

    http://www.diariocolatino.com/es/20080821/opiniones/58021/

    Igual parece ser que la derecha reaccionaria le gusta que sean señalados por actos de corrupcion, el blog de neto rivas lanza constantes denuncias y señala los problemas de corrupcion existente, y sin embargo, la misma empresa la emprende contra el candidato de izquierda.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.