El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

08 julio 2007

Segunda respuesta a un lector

De nuevo respondo aquí a un lector de esta publicación personal. El ha escrito un comentario en su sitio "La Terminal" (ver enlace al costado derecho) sobre la ILEA y el IDHUCA en el que expresa algunos cuestionamientos y dudas. En un comentario que ha dejado aquí mismo (Respuesta a un lector) me ha invitado a leer su contribución al debate y me pidió un comentario:


Estimado jc:

Voy a aclarar de entrada algo que me pareció que iba de suyo, es por la actividad pasada y actual del IDHUCA, es decir, por la estima y valoración que se ha merecido, que me preocupa su colaboración en la ILEA. No es pues un organismo desprestigiado cuya actuación pueda sernos indiferente, al contrario.

Hecha esta aclaración entro al tema que discutimos. Para mí los Estados Unidos no son una potencia “Imperial”. La calificación que les doy es imperialista, en el sentido que estableció Vladimir Ilich Lenin. Puntualizo esto por razones teóricas y no de estilo. Aclaro que los Estados Unidos no es la única potencia imperialista.

Quiero señalarte que en tu resumen, en dos puntos, de las posiciones de los que han manifestado preocupación por la colaboración arriba mencionada, tu formulación hace suponer que el objetivo de dominación mundial del imperialismo estadounidense, se trata de un acto de volición subjetivo, individualizado. Esto no tiene mayor consecuencia, pues para no ser latos, preferimos este tipo de figura. No obstante el problema no es tan sólo que no sea un acto volitivo, sino que existe un aspecto de necesidad que me parece primordial y que en tu formulación no aparece.

Sin expansión, el capital de los monopolios tendería ineluctablemente a desaparecer. Se trata de una necesidad para continuar existiendo frente a otros capitales, expandirse no es pues un simple asunto de voluntad. Esta pugna es sobre todo económica y tiene lugar de manera permanente en el mercado. El mercado mundial ha existido desde la aparición de la producción capitalista. El mercado mundial es la base de este modo de producción. Por otro lado la inmensa necesidad para el modo capitalista de producir a una escala cada vez mayor incita a una extensión perpetua del mercado mundial. La mundialización de la que se habla actualmente es una aceleración en el ritmo de las transacciones y de la concentración de capitales. En esta lucha desaparecen muchos contrincantes, que son absorbidos en las pugnas bursátiles, que son obligados a abandonar parcelas de producción, etc.

Aquí involuntariamente entro a otra discusión sobre el carácter nacional, internacional o transnacional del capital. El hecho de la existencia de fusiones de capitales de varios países ha llevado a algunos teóricos a pretender una desvinculación entre el estado y los objetivos económicos de los monopolios. No obstante la base nacional sigue existiendo y es la que sustenta el desarrollo económico de los países dominantes.

La actividad internacional de los gobiernos de esos países está íntimamente ligada a la necesidad de expansión del capital imperialista. Esa actividad internacional no es exclusivamente bélica y represiva, comporta aspectos también propagandísticos de seducción y de atracción. La seducción no les cuesta mucho por el pasado que tienen y la acumulación de ricas tradiciones culturales y artísticas. El modo de vida de las capas dirigentes de esos países es mostrado en revistas, descrito en películas, exhibido en otros medios, es presentado como un ideal a alcanzar. Incluso el modo de vida de las clases trabajadoras —superior al del subdesarrollo— por el nivel económico alcanzado se nos presenta siempre como algo envidiable. Sus universidades, sus institutos de investigación, su laboratorios, en suma su ciencia está al origen de muchos progresos y descubrimientos. Es en ella que reposan sus avances tecnológicos y la innovación industrial.

Además la actividad internacional de los gobiernos de los países desarrollados no hay que considerarla totalmente dependiente de los monopolios, como una ejecución de planes establecidos para cada legislatura. Entre el gobierno y los capitales monopolistas existe una autonomía relativa, a veces incluso entra en oposición con ciertos monopolios que se ven perjudicados por la política exterior del gobierno. No existe un directorio monopolista oculto y secreto que mueva como títeres a los ministros y al presidente.

Sería demasiado ingenuo ignorar los nexos, a veces simplemente connivencia, entre la clase política y los dirigentes de la actividad económica. Durante todo el siglo XIX los empresarios delegaban la administración política, pero desde hace algún tiempo abundan los empresarios que toman parte directa en la administración de los asuntos gubernamentales. Las campañas políticas son cada vez más onerosas, la participación financiera de las empresas tiene cada vez mayor incidencia.

Organismos de reflexión de estrategia política como la Trilateral —de la cual casi no se habla— muestran el íntimo entramado entre industriales, hombres políticos, editorialistas, escritores, profesores de universidad, etc. Esta asociación fue fundada en 1973, tras un año y medio de estudiosas reuniones patrocinadas por el Chase Manhattan Bank. Se trata de una asociación privada. Su principal ideólogo ha sido el antiguo Consejero Nacional de Seguridad del gobierno de Carter, Zbigniew Brzezinski. Su ideología es la dominación mundial por parte de las multinacionales, sus métodos proclamados son la persuasión y cuando esta no funciona la coerción. No es una organización clandestina, opera a la luz del día y hace públicos sus objetivos. Para dar una muestra de los dirigentes de empresas que toman parte en sus reuniones voy a citar algunas de ellas, Bechtel, Caterpillar, Coca Cola, Cummins, Exon, Fiat, Gibbs, Hewlett-Packard, Mitsubishi, Nipón, Shell, Sony, Steel Sumitono y Unilever; y los bancos: Chase Manhattan Bank, Rothschild y Lehmann. Han sido miembros de la Trilateral J. Carter, Clinton, Bush padre. Otro miembro de la Trilateral es Thomas R. Pickering, ex-embajador de los Estados Unidos en El Salvador, que ha ocupado luego mejores puestos como Sub-secretario de Estado y embajador en las Naciones Unidas.

Otros miembros de la Trilateral provenientes de los Estados Unidos además de los citados encontramos evidentemente a David Rockefeller, fundador y presidente honorífico de la Trilateral, Madeleine K. Albright, ex secretaria de Estado, Richard Perle, ex asistente de la Secretaría de Defensa con el gobierno de Bush hijo y uno de los halcones de Washington, George Tenet, ex director de la CIA, el vicepresidente Dick Cheney, etc.

¿Qué persigo relatando esto? Simplemente dar algunos elementos de juicio, no sobre la maldad intrínseca de los Estados Unidos, sino que de la elaboración de sus estrategias de dominación. No voy a repetir el recuento de las intervenciones armadas y demás guerras emprendidas por el imperialismo estadounidense. Simplemente recordaré que durante la guerra “civil” salvadoreña los Estados Unidos no fueron neutros, participaron directamente en la guerra y su contribución para la guerra era de un millón de dólares diario, se trata de un promedio. No creo que esto tenga muchas connotaciones morales de bondad o de maldad. ¿Se trata acaso de ello? Con lo anotado arriba creo responder sobre el objetivo de dominación imperialista que persiguen los gobiernos de los Estados Unidos.

¿Estos objetivos como se materializan políticamente? Pues con discursos, con editoriales, con textos teóricos sobre la seguridad y muchas otras publicaciones. Con la creación de organismos planeados y conceptuados por sus ideólogos para difundir sus ideas y su visión del mundo. ¿Estoy hablando aquí de una “entelequia”?

Los Estados Unidos, me refiero aquí a sus gobiernos y a sus dirigentes tanto políticos, como industriales, a raíz del atentado del 11 de septiembre de 2001 en su territorio —hecho que traumatizó profundamente a la sociedad estadounidense— tomaron medidas que están reñidas con el respeto de los derechos humanos. Sobre la concepción elástica sobre el uso de la tortura y en qué consiste no creo que tenga que repetir lo que he venido escribiendo. Su régimen judicial ha sufrido muchos cambios que lo han agravado: penalización máxima, recrudecimiento del régimen de penas carcelarias, incluyendo las que conciernen a los menores de edad. Cuando los dirigentes de los Estados Unidos deciden crear un organismo como la ILEA no van a proclamar que se trata de un centro de aprendizaje de la tortura. Incluso no tienen necesidad de dar esas clases. Lo que van a enseñar es la ideología de un régimen judicial represivo, que pueda usar métodos de interrogatorios “fuertes” para obtener las informaciones necesarias.

Es obvio que al impartir cursos de Derechos Humanos en la ILEA y sobre todo por organismos que gozan de reputación, puede hacer creer que la instrucción nada tiene que ver con el irrespeto de los derechos ciudadanos. Sin embargo en los Estados Unidos desde hace ya cierto tiempo muchas son las personas que no admiten como normal y adecuado para la lucha contra la delincuencia la agravación de todos los sistemas carcelarios y de justicia. Los Estados Unidos practican la audición de conversaciones telefónicas privadas sin necesidad de una orden judicial, apertura del correo privado, incluyendo el correo electrónico. El habeas corpus —esta antigua institución del derecho— ha sido simple y llanamente abolido.

Voy a seguir respondiéndote otro día, pues quedan muchas cosas en el teclado. Espero que mis matices sean lo suficientemente grises para tu gusto. Pero antes de terminar quiero responder a un argumento que me parece pueril: el IDHUCA al impartir cursos en esa institución policial estadounidense puede jugar también el papel de fiscalizador y enterarse más fácilmente de lo que ahí sucede desde el interior. El problema que veo es que los instructores del IDHUCA fungen como empleados de ese organismo y por consiguiente están supeditados. En tanto que empleados tienen cierta obligación de reserva y su función fiscalizadora se neutraliza.

25 comentarios:

  1. "...el IDHUCA al impartir cursos en esa institución policial estadounidense puede jugar también el papel de fiscalizador y enterarse más fácilmente de lo que ahí sucede desde el interior..."

    En todo caso, hay que tener en cuenta que, como dice la máxima: "Tan culpable es el que aprieta el gatillo, como el que manda a matar a la vaca".

    Si bien es una analogía un tanto vulgar, no por ello deja de tener validez.

    Hay que tener en cuenta, además, que con el "afán de protección" del ciudadano estadounidense (me rehusaré siempre a decir "americano"), los Estados Unidos han desencadenado una bestia incontrolable, una máquina bien aceitada de tortura y violación a los derechos humanos de todos aquellos que no sean estadounidenses, iniciando prácticamente una cacería de brujas, como en los tiempos en que Hoover creía que su sombra era "comunista"

    Felicitaciones de nuevo don Carlos

    Alberto Enrique Chávez Guatemala

    ResponderEliminar
  2. Alberto:

    Gracias por tus comentarios.

    Es cierto existe un desprecio hacia nosotros, viejo y arraigado, de parte del "lobo rapaz del Norte".

    Pues, me alegra que te guste los nuevos colores que he puesto, pensé que nadie se iba a dar cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:03 a. m.

    ¿Cuales habran sido las bases para la negociación? Qué habrá ofrecido ILEA para que IDHUCA haya aceptado el convenio?, porque ingenuidad no creo que haya jugado ningún papel. En un convenio de este tipo las partes saben de que se trata, así que aquí estamos tratando de buscar anuencia para fines ulteriores.
    Perdon , pero mi inquietud se debe a que cojí el tema ya comenzado, pero la explicación del Sr. Abrego es muy aclaratoria.
    atentamente
    Gustavo

    ResponderEliminar
  4. Carlos: Leí con mucho agrado su artículo en la madrugada salvadoreña, pocos minutos después de su publicación. Luego de leerlo una vez me fui a la cama con al menos dos pensamientos: ¿Qué diablos hago yo involucrado en un debate que tiene como fin justificar la decisión de una institución que no figura entre mis principales simpatías? Además -y supongo que está claro desde un inicio- ni trabajo para el IDHUCA (ni para la ILEA), ni conozco a sus representantes. ¿No estoy "peleando" algo que no es mío?

    El segundo pensamiento -que de alguna manera disipó al anterior- fue este: Henos acá (separados nada más ni nada menos que por un océano) involucrados en una respetuosa discusión que, a medida que se desarrolla, deja traslucir puntos de encuentro y de desencuentro que probablemente sean más relevantes e interesantes que el objeto original del debate... Tal vez por eso es que el IDHUCA no se involucra.

    Aunque empiezo a barruntar esbozos de ideas, aún no estoy listo para comentar su segunda respuesta como debo (y pobremente puedo), pero me han llamado la atención, prima facie, los siguientes puntos:

    "Espero que mis matices sean lo suficientemente grises para tu gusto"

    Jajajajaja... Carlos: sus "escalas de grises" siempre han funcionado a la perfección.

    "No creo que esto tenga muchas connotaciones morales de bondad o de maldad. ¿Se trata acaso de ello?"

    ¿Acaso no en muchos casos concretos? Repregunto yo. Tengo la impresión de que en muchas materializaciones de este poder "imperialista", como le llama usted, hay abundante materia para la moral o la ética. Es precisamente esa perspectiva ética la que ensombrece o ilumina -más o menos- el actuar de los directivos del IDHUCA en este caso en particular. ¿O no hay espacio para ese tipo de consideraciones? ¿Con base en qué se juzga como correcto-incorrecto, oportuno-inoportuno, conveniente-inconveniente la colaboración del IDHUCA con la ILEA? ¿Con base en criterios éticos? ¿No? ¿O con base en la dialéctica?

    "En tanto que empleados tienen cierta obligación de reserva y su función fiscalizadora se neutraliza."

    Eso es verdad y se me había escapado. Eso sin duda debilita mucho mi argumentación. Pensaré más en las consecuencias de esto...

    "tu formulación hace suponer que el objetivo de dominación mundial del imperialismo estadounidense, se trata de un acto de volición subjetivo, individualizado."

    Desde cierta perspectiva sí, y en su artículo la describe muy bien. Desde otra perspectiva (desde la óptica histórica) en la que necesariamente hay que hacer abstracciones (válidas pero de valor relativo) ya las voluntades individuales y subjetivas pierden cierta importancia. En el primer plano hay responsabilidad ética clara: nombres y apellidos. En el segundo plano (colectivo y "tras-generacional") obviamente eso es más difuso. Creo que el análisis debe hacerse en esos dos planos, sin que el uno anule al otro.

    "No obstante el problema no es tan sólo que no sea un acto volitivo, sino que existe un aspecto de necesidad que me parece primordial y que en tu formulación no aparece."

    ¿La dialéctica otra vez? Sí creo estar de acuerdo con usted en que en el plano colectivo histórico hay tendencias recurrentes que sin duda parecen a veces como "necesarias". ¿Qué tan "necesarias"? Ya veremos. Y tiene razón: no lo expresé. Tal vez por que por el momento no estoy convencido que esas tendencias (¿o lógicas?) históricas sean lo suficientemente "necesarias" como para anular la libertad individual. Aunque por supuesto son importantes, trataré de esas tendencias en otra oportunidad.

    Finalizo. Temas que -en primera instancia- su articulo me mueve a considerar: ¿Hay espacio para la ética en este caso? ¿Qué papel juega la "necesidad histórica" vrs. la libertad individual? ¿Es válida y/o sustancial la distinción entre "imperial" e "imperialista"? ¿Hay un progreso lineal en la historia que hace incomparables las ansias de dominación de una época histórica con las de otra?

    ResponderEliminar
  5. Carlos:

    Escribí una brevísima y provisional reacción a su excelente artículo aquí .

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:04 p. m.

    Don Carlos:

    Usted hace una afirmacion delicadisima y sin pruebas. Usted dice que los instructores del IDHUCA son empleados de la ILEA. ¿Le consta esto?

    Benjamin ha dicho en otras entrevistas que esto no es asi. Que ni el, ni ninguno de los instructores ha estado nunca en planilla de la ILEA.

    El IDHUCA siempre ha dicho que una de las condiciones que puso para dar cursos en la ILEA, es la posibilidad de hacer publicas las iregularidades que encuentre.

    En respuesta a nuestro amigo Gustavo, la posibilidad de hacer denuncias con pruebas facticas y no con suposiciones, podria ser una de las cosas que habria motivado al IDHUCA a entrar con los cursos de la ILEA.

    Don Carlos, revise mejor sus fuentes y mantenga prudencia antes de hacer afirmaciones que no le constan.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5:54 p. m.

    Son empleados desde el momento en que entran a un compromiso contractual entre la UCA y la institución de Estados Unidos que aporta el dinero, instalaciones, equipos , etc.

    Anónimo, no creo que seas tan ingenuo en pensar que IDHUCA va a "fiscalizar" a la ILEA, por las razones aportadas por Abrego.
    La cooptación de instituciones e individuos es una práctica sutil y efectiva, y cuando la "zanahoria"no funciona, aparece el garrote, como todo latinoamericano bien nacido sabe de las relaciones históricas entre el vecino del norte y su traspatio, bajo control de oligarquias cipayas.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:21 p. m.

    Anonimo:

    ¿Hay un compromiso contractual entre la ILEA y la UCA?

    No me considero ingenuo, pero tampoco me gusta disparar afirmaciones que no me constan, solo porque supongo tal cosa o me imagino tal otra.

    La cooptacion de las organizaciones es una practica muy difundida, pero revisando los comunicados del IDHUCA, sus posiciones de firmeza ante los poderes de este pais y la defensa que hace de las victimas, no tengo elementos para pensar que el IDHUCA o la UCA, han sido cooptados.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo de las 5 :04 :

    Según mis fuentes los servicios que presta la IDHUCA no son gratuitos, los paga la Embajada.

    Hasta hoy ninguno de mis oponentes, me ha respondido sobre la real necesidad de esos cursillos. Se le imparten a gente que se supone conoce la ley (policías, jueces, fiscales, etc.), que debe conocerla. Las leyes se basan en el respeto de los derechos humanos. Salvo las leyes anti-democráticas y anti-constitucionales que la derecha ha aprobado en la Asamblea. Estas leyes se inspiran de la doctrina represiva imperante en las esferas dirigentes de los Estados Unidos. La ILEA no es ajena a esas doctrinas.

    La actualidad salvadoreña nos hace dolorosamente palpable el carácter eminentemente represivo de esas leyes.

    ¿Si no es la Embajada estadounidense o directamente la ILEA las que pagan, quién es entonces? ¿O son prestaciones gratuitas? Si tiene la respuesta a esta pregunta, pues nadie se opone a que la publique aquí.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1:25 a. m.

    Don Carlos, evidentemente tenemos distintas fuentes.

    No trabajo en el IDHUCA ni en la ILEA, pero por diversos motivos que me vinculan con organizaciones humanitarias internacionales que han dado cursos en la ILEA (aunque yo personalmente nunca he estado alli), se que no siempre este instituto paga honorarios a capacitadores eventuales.

    Los capacitadores eventuales van como parte de sus funciones normales en sus respectivas organizaciones, como cuando dan capacitaciones en cualquier otro espacio.

    Hasta donde se, el IDHUCA no es parte de la planilla ni del personal de ese instituto. Yo no podria afirmar que la ILEA les paga.

    Tampoco podria afirmar que son empleados de la ILEA, mas aun, cuando el mismo IDHUCA ha dicho que esto no es verdad.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo :

    Por lo visto ha hecho una analogía con otros organismos que imparten cursos en ILEA. Deduzco simplemente que sus fuentes no le han informado quien paga.
    No es cuestión de figurar o no en una planilla, eso es lo de menos. Se trata de prestar servicios remunerados.

    Por otro lado, insisto que vuelva a leer el inicio de mi artículo. Nunca he puesto en duda el trabajo real realizado por este Instituto, ni la actuación personal de ninguno de sus miembros. No comparto con ellos, ni con el Instituto su apreciación de la ILEA. De ahí se desprende también la distinta apreciación de su colaboración.

    Me parece que esta discrepancia es de fondo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2:48 a. m.

    No hay problema en admitir que tenemos discrepancias de fondo sobre si debe o no estar el IDHUCA alli.

    No le veo problema a tener distintas opiniones sobre un mismo hecho. En tanto admitamos que son opiniones y no verdades.

    Lo que yo hago es hacerle un llamado a la prudencia.

    Yo no estoy seguro que los cursos que ha dado el IDHUCA sean remunerados por la ILEA o la embajada de EUA. Mas bien, tengo razones para pensar que no y por esto, no podria afirmar que es el dinero el movil que lleva al IDHUCA a dar cursos en la ILEA ¿Usted si?

    Si usted tampoco puede afirmarlo, le sugiero que no lo haga. Emita sus opiniones, esta en su derecho, pero cuide de no transformar las suposiciones en verdades.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo :

    Entonces hay que concluir que usted no tiene ninguna información, sea usted prudente y contradiga cuando tenga la información necesaria.

    El IDHUCA en ningún momento ha informado que que su participación en la ILEA sea gratuita. Le vuelvo a repetir que según mis fuentes es la Embajada la que remunera al IDHUCA.

    ResponderEliminar
  14. otra anonima2:25 p. m.

    A mi, sinceramente, no me parece relevante si les pagan o no. El Idhuca ha dicho que no son empleados de la ILEA y no veo porque dudar.

    Que si un contrato por una capacitacion eventual los supedita, es un asunto que esta por verse.

    Podemos estar de acuerdo o no con que que el Idhuca de clases en la ILEA, pero de momento, no hay nada que haga pensar que el Idhuca esta amarrado a la embajada EUA o a la ILEA, o que tiene obligacion de reserva o que esten neutralizados.

    En todo caso, veamos que pasa con el tiempo.

    ResponderEliminar
  15. otra anónima :

    1) De nuevo tengo que repetir que el IDHUCA en ningún momento ha declarado que sus cursillos sean gratis.
    2) Por qué irse siempre por las ramas y no discutir el fondo.
    3) Para mí el fondo es la ILEA en El Salvador (la ideología exclusivamente represiva de los organismos estadounidenses).
    4) No creo que haya que considerar que la ILEA se pueda considerar como una colaboración entre policías. No basta que sea la OEA quien haya decidido la creación de la ILEA para que la forma adoptada implique la participación igualitaria de las policías continentales.
    5) De nuevo manifiesto mis dudas sobre el carácter angélico de las instituciones estadounidenses.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo4:37 p. m.

    Don Carlos:

    Ningun problema con que usted tenga desconfianza de la ILEA. Esta en su derecho de opinar y de tratar de fundamentar sus opiniones.

    Hay alguna gente que piensa distinto, asi lo expresa y me parece perfectamente positivo que la gente se sienta con la confianza de dar su opinion.

    Mi sugerencia es que deje de hacer afirmaciones que no le constan. Sobre el IDHUCA en particular, pero en general sobre los temas que debate.

    Sus fuentes, Don Carlos, lo han traicionado mas de una vez. Usted decia que la ILEA era lo mismo que la Escuela de las Americas y, ante la falta de sustento de esa afirmacion, ha debido retractarse (lo cual no significa que le de su bendicion al proyecto, y hace muy bien en no hacerlo. Mas aun, le sugiero que nunca deje de desconfiar del gobierno gringo).

    Decia que sus fuentes le aseguraban que escuadrones de la muerte entrenaban en el complejo Kathya Miranda. Ya la Alcandesa ha dicho que eso no es verdad.

    Asimismo, le han traicionado sus interpretaciones sobre las cosas. Le recuerdo que aquella discusion en la que aseguraba que le habian autorizado a publicar correspondencia privada y resulto que no era asi. Hasta quito de su blog cualquier resto de esa discusion.

    Perdon que me meta con apreciaciones subjetivas, pero me preocupa cuando lo personal interfiere con el analisis y la discusión seria sobre las cosas. Creo que lo suyo es un problema personal con el IDHUCA o con la UCA.

    Leo con alguna frecuencia su blog y en ningun otro caso, he visto que mantenga las posiciones viscerales que maneja aca. Esta a la defensiva, pierde el control con facilidad y en sus prisas por hacer quedar mal al IDHUCA hace afirmaciones que resultan falsas.

    A mi mismo me mando a callar de una manera un tanto grosera hace unos dias, por haber expresado opiniones distintas a la suya.

    Usted tiene argumentaciones elegantes y estudiadas sobre muchas cosas, pero en este caso, llega al extremo de recomendar lecturas de dudosa calidad y altura.

    Don Carlos, hablemos de la ILEA y expresemos nuestras opiniones, pero hagamolo con sustento y seriamente, con la cabeza y no con el higado.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo6:00 p. m.

    Anónimo de las 4:37

    Lo mejor que hubiera hecho la UCA,IDHEA y sus funcionarios era tomar la decision de Costa Rica de no admitir ser la sede de ILEA como originalmente pretendían los EEUU. Por algo Costa Rica tomó esa atinada decision. La UCA hubiera hecho lo mismo, pronunciarse, al menos de que El salvador no se comprometiera a ello, aunque me parece que fue un madrugón lo de la decision, mayor razón para oponerse, pero la UCA mantuvo silencio. Por otra parte, existen alrededor de $4 millones de dólares en el pastel para este año en la distribuirse entre IDHUCA y otros organismos en Centro America, según entrevista a Cuellar en un diario digital.
    Estoy de acuerdo en desconfiasr de la "benevolencia" de USA,

    Mi abuelo me susurra que en 1960 los gringos le regalaron al dictador de turno, José maria Lemus, un cargamento de garrotes llamados "Topeka"con el que dieron tremendas golpizas a los estudiantes , obreros y autoridades universitaria que protestaban en las calles, ahora me diras es un avance tenemos a ILEA con cursos de derechos humanos que por cierto no han impedido los asesinatos de los ancianos Manzanares y 20 miembros del fmln en estos ultimos meses. La UCA e IDHEA guardan silencio.

    Chepe

    ResponderEliminar
  18. anónimo de la 4:37 PM:

    “Ningun problema con que usted tenga desconfianza de la ILEA. Esta en su derecho de opinar y de tratar de fundamentar sus opiniones”.

    Gracias.

    ”Hay alguna gente que piensa distinto, asi lo expresa y me parece perfectamente positivo que la gente se sienta con la confianza de dar su opinion”.

    Perfecto

    ”Mi sugerencia es que deje de hacer afirmaciones que no le constan. Sobre el IDHUCA en particular, pero en general sobre los temas que debate”.

    Repito, una vez más que el IDHUCA nunca ha declarado que sus cursillos sean gratis. Al parecer algunos de mis lectores son ciegos o tercos. Pero esto ya linda con una campaña orquestada. Los interesados directamente no reaccionan, por algo será. Si el IDHUCA ha hecho una declaración que contradiga mi afirmación de que reciben de la Embajada dinero por esos cursillos, pues francamente no he tenido conocimiento. Si usted sabe algo de eso, dígalo, simplemente, y no de mil vueltas.

    ”Sus fuentes, Don Carlos, lo han traicionado mas de una vez. Usted decia que la ILEA era lo mismo que la Escuela de las Americas y, ante la falta de sustento de esa afirmacion, ha debido retractarse (lo cual no significa que le de su bendicion al proyecto, y hace muy bien en no hacerlo. Mas aun, le sugiero que nunca deje de desconfiar del gobierno gringo)”.

    ¿En qué artículo he dicho que la ILEA es lo mismo que la Escuela de las Américas? En todo caso hay mucha gente que piensa que la ILEA es la continuación de esa nefasta Escuela, cité aquí un artículo del Co-Latino en el que reportaba que el IDHUCA apoyaba la creación de esta Academia en El Salvador y ahí dice lo siguiente: “Partidos de izquierda y organizaciones ciudadanas también la califican como una violación a la soberanía nacional y la continuación de la nefasta “Escuela de las Américas”. Por estos mismos argumentos, el gobierno de Costa Rica rechazó que se estableciera en su territorio”. El artículo se titulaba “IDHUCA respalda instalación de la ILEA”.
    Una de mis respuestas la mal interpretó. Estoy acostumbrado, a veces no insisto. No he dicho que sea lo mismo, pues nolo es, pero sí tiene parentezco. Y me cito, pues me obliga: “Sinceramente creo que hay una confusión. La ILEA no es para mí la continuación de la Escuela de la Américas. Simplemente afirmo, he afirmado que no veo ninguna diferencia entre los objetivos de los Estados Unidos al crear la ILEA y los que rigieron cuando se creó la Escuela de las Américas”. Espero que esta vez le quede claro. No es lo mismo, no es la continuación, pero los objetivos de dominación “gringa” me parecen los mismos y es para eso que crean la ILEA.


    ”Decia que sus fuentes le aseguraban que escuadrones de la muerte entrenaban en el complejo Kathya Miranda. Ya la Alcandesa ha dicho que eso no es verdad”.
    ¿En qué lugar he dicho eso? No obstante los que han denunciado los entrenamientos en el complejo Katya Miranda han hablado de unidaces de la policía.

    ”Asimismo, le han traicionado sus interpretaciones sobre las cosas. Le recuerdo que aquella discusion en la que aseguraba que le habian autorizado a publicar correspondencia privada y resulto que no era asi. Hasta quito de su blog cualquier resto de esa discusion”.

    Lo quité porque el Benjamin Cuellar con su correspondencia me negaba el permiso de hacerlo. No obstante me ha intrigado y sigo intrigado que la persona que me envió su correspondencia, no se haya manifestado antes. Repito que dejaron pasar diez días. Publiqué el resto de la correspondencia y en ella aparecía claramente que mi interpretación no era en nada peregrina, que Ernesto Arrieta Peralta estaba enterado que iba a publicar esa carta. Es más, por mi parte no tengo ningún problema de volver a publicar todo ese material. Si las personas interesadas me lo autorisan expresamente. En todo caso no me rebatían el fondo, apenas discutían una interpretación de un “aceptaría” que se completaba con un “por supuesto”.

    ”Perdon que me meta con apreciaciones subjetivas, pero me preocupa cuando lo personal interfiere con el analisis y la discusión seria sobre las cosas. Creo que lo suyo es un problema personal con el IDHUCA o con la UCA”.
    “Leo con alguna frecuencia su blog y en ningun otro caso, he visto que mantenga las posiciones viscerales que maneja aca. Esta a la defensiva, pierde el control con facilidad y en sus prisas por hacer quedar mal al IDHUCA hace afirmaciones que resultan falsas”.

    Creo que esto ya linda con la mala intención o lo tontería.

    “A mi mismo me mando a callar de una manera un tanto grosera hace unos dias, por haber expresado opiniones distintas a la suya”.
    A veces hasta los santos pierden la paciencia, yo no soy santo.

    Usted tiene argumentaciones elegantes y estudiadas sobre muchas cosas, pero en este caso, llega al extremo de recomendar lecturas de dudosa calidad y altura.

    ¡.....!

    Don Carlos, hablemos de la ILEA y expresemos nuestras opiniones, pero hagamolo con sustento y seriamente, con la cabeza y no con el higado.

    Espero sus opiniones sobre la ILEA..

    ResponderEliminar
  19. Chepe :

    En efecto, los garrotes llegaron de inmediato a la declaración de la campaña “Alianza para el Progreso”.... Pero no convinieron, eran para policías más altos y más ñecudos que los de aquellos tiempos... A los “chontes” de entonces esos garrotes les quedaban muy grandes...

    ResponderEliminar
  20. Anónimo2:37 a. m.

    Chepe:

    Los 4 millones y tanto, no son para el IDHUCA. Los administra una organizacion llamada CRS.

    Eso dice la entrevista de Cuellar y la pagina web de CRS.

    ResponderEliminar
  21. @Anónimo de las 4:37 PM

    Tengo, desde que descubrí el blog de Carlos Abrego, diferencias profundas de pensamiento y opinión con él. Las que no he manifestado abiertamente, él se encarga de develarlas. En concreto, es posible (espero que no probable) que nuestras diferencias con respecto a la conveniencia-inconveniencia, legitimidad-ilegimitad, bondad-maldad, del hecho de que el IDHUCA colabore con la ILEA nunca se resuelvan en un punto de plena coincidencia.

    Sin embargo quiero decirte (y he leído con atención todos los artículos de su blog, tardíamemente, pero todos) lo siguiente:

    1. Nunca he percibido -y soy desconfiado- que en Carlos "lo personal" interfiera "con el análisis y la discusión seria sobre las cosas". Ni siquiera en este caso. Tal vez (dije: tal vez) su exceso de celo sí interfiera, pero no veo "lo personal" por ningún lado.

    2. Nunca he leído de su teclado "posiciones viscerales", ni posiciones "defensivas", ni pérdidas de "control", ni -por el momento- afirmaciones que alguien demuestre que son falsas (Si las hubiera, estoy seguro de que él rectificaría).

    3. Yo creo que él ha tocado el fondo de la cuestión y que a mi juicio es -en parte- el siguiente: " ¿Hay espacio para la ética en este caso? ¿Qué papel juega la "necesidad histórica" vrs. la libertad individual? ¿Es válida y/o sustancial la distinción entre "imperial" e "imperialista"? ¿Hay un progreso lineal en la historia que hace incomparables las ansias de dominación de una época histórica con las de otra?"

    Te lo voy a poner así (perdón que te tutee pero no quiero parecer distante) fui en mi juventud un anticomunista consecuente, he morigerado mi actitud, pero no me resulta, de "primas a primeras" agradable conversar con alguien que piensa como Carlos Abrego o Txamba Payés, pero la actitud permanente de ambos -contraria a los defectos que señalas- me han hecho gustar de su lectura y del intercambio de ideas con ellos. Ni los conozco personalmente ni pienso como ellos. Pero converso y aprendo...

    Tu intervención me parece útil, oportuna y pertinente porque -entre otras cosas- establece contradicción (y, por otro lado, además, de modo egoísta en mi caso, fortalece mi posición sobre el tema) pero soy de la opinión -sin querer parecer ofensivo- de que tus juicios sobre Carlos son injustificados.

    Opino que el fondo aquí, (no lo es para mí, al menos), no es el "honor" del IDHUCA (en el que Carlos dice "confiar", yo: para nada) sino la moralidad-inmoralidad, conveniencia-inconveniencia, propiedad-impropiedad de la decisión concreta del IDHUCA de colaborar con la ILEA en un contexto tan amplio como el que ya he descrito.

    Coincido contigo en algunos puntos pero no en tu percepción de la actitud de Carlos

    ResponderEliminar
  22. Anónimo4:57 p. m.

    Hola JC:

    Me alegra que los escritos de Carlos Abrego te aporten para elaborar arguimentos e ideas. Pero yo nunca he visto por aca discusiones del nivel que mencionas. Salvo, claro, cuando vos pones los temas en la mesa, y dejame decirte que tengo mucho respeto por tus aportes ya sea en este blog o en el tuyo propio.

    Lo que yo he visto en los escritos de Carlos es puro esnobismo y lugar comun. Aunque ultimamente, tambien he notado poca tolerancia y autoritarismo.

    Carlos se ofende porque se refirieron a el como "ese tipo" y el se refiere al director del IDHUCA como "el Benjamin". Tipico, solo se juzga mal una cosa cuando es otro el que lo hace.

    Leo este blog, como leo el Diario de Hoy: para enterarme de lo que ciertos sectores estan pensando, por no porque piense que me aportan alguna cosa.

    Ni modo. Pensamos distinto sobre este blog, pero supongo que podemos vivir con esto.

    Lo que me preocupa, y que me ha llevado a meterme en esta discusion, es que los ataques sordidos y absolutamente desproporcionados que se han lanzado contra el IDHUCA y contra su Director, son reflejo de algunos de los peores defectos de la izquierda en este pais: La descalificacion al que piensa distinto, el sectarismo, la mentira, la doble moral.

    Vos sabes que lo que digo no es invento y que no se aplica solamente al caso del IDHUCA, sino a casi cualquiera que tenga la mala fortuna de pensar por si mismo. Aca, el pensamiento propio se castiga.

    Ahora es el IDHUCA, pero antes han sido otros y seguramente, en el futuro, seran otros mas los que, por el simple hecho de no asumir que no se necesita pensar porque el partido o los lideres ya lo hicieron por uno, van a ser vilipendiados de esta forma tan baja.

    Una cosa es decir que no se esta de acuerdo con alguna accion o reconocer (como vos lo has hecho muy bien) que tal accion puede ser riesgosa y que debe manejarse con cuidado. Pero otra es comenzar a esparcir rumores y descalificaciones sobre instituciones y personas.

    Carlos, a lo mejor sin mala intencion, se ha hecho eco de estos vicios y los fomenta, y alli mi critica.

    Claro, ya va a salir diciendo que el tiene respeto por el IDHUCA, que no dijo nada malo, que solo se limito a decir que sus fuentes "dicen", que "le contaron", que "comentan por alli", “que hay rumores” etc, etc.

    No me interesa entrar en ese tipo de alegatos con gente que viendo no ve y que arremete contra quien piensa distinto. No necesito meterme en esos lios.

    Mejor, mas tarde envio un par de articulos interesantes sobre el problema del regreso del militarismo en nuestro pais y la necesidad de construcccion de un movimiento social que provoque los cambios que necesitamos con urgencia.

    ResponderEliminar
  23. "Pensamos distinto sobre este blog, pero supongo que podemos vivir con esto."

    Así es, gracias por tu respuesta

    ResponderEliminar
  24. Anónimo:

    “Carlos se ofende porque se refirieron a el como "ese tipo" y el se refiere al director del IDHUCA como "el Benjamin". Tipico, solo se juzga mal una cosa cuando es otro el que lo hace”.

    Le pregunto: ¿en qué momento me mostré ofendido porque Benjamín Cuellar se halla referido a mí como “ese tipo”? Le puedo asegurar que en ningún momento.

    La carta de Cuellar y mi respuesta todavía circulan en la red, puede buscarla y ver que en ningún momento he recriminado a Cuellar su trato.

    El “el” que me recrimina es la “sobra” de un borrón mal dado, había puesto “el Sr.” pero no lo borré todo. Borré el título porque no lo había usado antes y de repente me pareció ridículo usarlo en esta ocasión. Lamenteblemente quedó el artículo determinado, que no es de ninguna manera ofensivo en ningún lugar. Es un uso popular, es cierto, pero no ofensivo.

    Sobre el resto puede seguir pensando lo que le dé la gana.

    No obstante son demasiadas ya las preguntas que me deja sin respuesta.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo10:58 p. m.

    Se refiere a sus preguntas sobre mis opiniones acerca de la ILEA?

    Las he respondido en varios mensajes anteriores, pero repito brevemente: desconfio de las intenciones de los gobiernos gringos y desconfio de la ILEA.

    Con todo y la necesidad de mejorar la capacidad de policias, fiscales y jueces en el manejo de la escena del crimen, prueba cientifica y demas, hubiera sido mejor que no se instalara en El Salvador.

    Pero se instalo en El Salvador y lo mas sensato ahora, me parece, es vigilarla, fiscalizarla, monitorearla. Ojala se estableciera contraloria ciudadana no solo para la ILEA, sino para otro monton de oficinas de gobierno.

    Asi, si la ILEA se transforma en una escuela de asesinos, habran datos, pruebas (no suposiciones ni creencias) y maneras de llevar a los tribunales correspondientes (aca o fuera del pais) a los criminales.

    Si quiere mas informacion, revise la pagina web del IDHUCA, que explica mejor que yo la cuestion, y los escritos de JC, con los que concuerdo plenamente.

    Se que no lo voy a convencer con mis ideas y usted no me va a convencer con las suyas. Asumamolo y sigamos con nuestras vidas.

    Le envio un link que me parecio interesante.

    http://ysfp.org/2007/07/07/guerrilleros-de-papel/

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.