El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

15 julio 2007

La ley antiterrorista al Código penal

El presidente Saca por mucho que haya querido hacerse el sordo, ha tenido que atender el clamor de las protestas venidas de todos lados, tanto del interior del país, como del extranjero. No obstante como de costumbre, como buen dictadorzuelo resentido, no puede consentir llanamente a los pedidos que se le han hecho. Pues como no se le puede, ni se debe aplicar a las protestas callejeras contra su política la ley “antiterrorista”, ahora pretende transformar el Código penal en un recetario de penas agravadas. Pero lo que es peor en el caso, es que los “disturbios” que ya están contemplados en la ley y que tienen ya establecidas sus penas, nuestro Principito quiere no solamente aumentarlas, sino que sean tribunales “especiales” los que atiendan estos asuntos. En otras palabras quiere simplemente trasladar la ley “antiterrorista al Código penal.

Por vehementes que sean sus declaraciones de atenerse a los principios democráticos, el presidente Saca no conoce sino la ineficacia de la agravación de penas. Su primera tarea, por la que pidió que se le juzgara sobre todo, era la que iba a reducir a las pandillas y que su criminalidad desaparecería, los diputados de su partido y de los partidos satélites votaron la ley de la “mano superdura”. Desde su llegada a la presidencia todos sabemos que la criminalidad se ha empeorado, que su política represiva ha sido un fiasco.

La derecha recalcitrante, nuestra derecha que se ha conducido siempre de manera autoritaria, que hizo del despotismo su fe, que se condujo en dueña del país, sabe que está perdiendo pie en las aguas democráticas. Sus brazadas de ahogado tratan de alcanzar desesperadamente el único salvavidas que le queda, la dictadura. La táctica es convertir la legislación corriente en ley de excepción, sacar de nuevo al Ejército de los cuarteles y ponerlo a su servicio.

Nuestro país se encuentra ahora en una encrucijada, volver hacia atrás, hacia el enfrentamiento, hacia la dictadura o seguir por el camino de la democracia, ampliándola, profundizándola, aumentando los derechos de los ciudadanos, propiciando su participación activa.

El caso de Suchitoto es característico de lo que estamos viviendo. Por un lado el presidente de manera inconsulta desea lanzar una campaña de privatización del agua, para ello elige un lugar en el que hace un año se cometió una de los crímenes más atroces de los recién activados Escuadrones de la Muerte, el asesinato de los esposos Manzanares. Este crimen como se sabe ha quedado sin investigación y ha sido escrupulosamente ocultado por los medios oficiales. Por el otro lado, asociaciones que quieren expresar su opinión sobre la gestión del agua y que reclaman un servicio público mejorado de la explotación y distribución del agua. ¿Qué hizo el régimen? Desde tempranas horas de la madrugada montó su dispositivo represivo: agentes de la UMO, tanquetas, helicópteros y a la hora de lanzar la represión ningún miramiento, golpes, balazos, bombas lagrimógenas, etc. Pero también capturas selectivas, pues algunas se efectuaron de manera brutal antes del inicio de la manifestación y buscaron a quienes ellos de seguro designan como los “cabecillas”.

Estamos ante dos concepciones de la soberanía, la que la hace residir en el pueblo y la otra, la que alza al funcionario al rango de dictador. Pues ya no existe en el país división de poderes, la Asamblea es una sirvienta que ejecuta, el poder judicial obedece con sus tribunales especiales y los fiscales afabuladores. El acto terrorista que señalan es la puesta en peligro de la vida del presidente. “Lo que no mata, engorda”, decimos los salvadoreños, el rídiculo no mata, pero tal vez engorda. Ya nos habían querido adormecer con el “fallido atentado” contra el presidente, ahora se trata de “individuos que querían bajar el helicóptero presidencial, que se encontraba a varios kilómetros de distancia, con enormes piedrotas...”. ¡Veya Usté!

La derecha no quiere aceptar la posibilidad de dejar el poder, le teme a la alternancia, tal vez le teme también que el gobierno de otro partido mande a investigar qué uso se le ha dado al dinero del Estado. Por el momento han tenido hasta la protección de la Corte Suprema de Justicia que no ha ordenado la investigación de las cuentas bancarias del expresidente Flores y de otros funcionarios. No voy a enumerar todos los casos en que ministros y exministros están implicados de una o de otra manera. Pero a lo que le temen más aún, es que se haga la demostración que ellos han sido simplemente un estorbo para el desarrollo nacional. Ellos se empecinan en seguir embargando al país, el empréstito enmascarado del fideicomiso es una prueba de lo poco que les importa la Constitución y evidencia del desprecio por las generaciones venideras.

El miedo de la derecha la conduce a optar por volver hacia el callejón sin salida del enfrentamiento. Es por eso que se le impone a la parte popular la prudencia. La derecha va a seguir provocando, ahora ya no tiene más recursos que agravar la situación política nacional, de nuevo es la represión su método de gobierno, la persecución, el encarcelamiento y también el asesinato.

Es por ello que los salvadoreños urgimos de la solidaridad internacional en estos momentos, le pedimos a todos que se muestren vigilantes y atentos hacia las acciones del gobierno de Saca. Es necesario que la OEA no se muestre complaciente con el dispositivo de listas electorales con “almas muertas”. Es necesario que vengan en abundancia para las próximas elecciones observadores de todos los países, pues en definitiva su último recurso será el fraude. Hay que impedir que de nuevo aparezca el carrusel de votantes, las famosas "ruedas de caballitos", en las que en camiones llevaban a campesinos de urna en urna.

La actitud actual de la derecha, su actitud autoritaria, despótica pone en entredicho desde ahora la posibilidad para la oposición de llevar una campaña electoral en buenas condiciones. Es necesario que los organismos internacionales se muestren vigilantes también en este proceso preelectoral. Es necesario salvar los pocos elementos de democracia que se han logrado en El Salvador.

Sin embargo lo que hoy es urgente es que los presos políticos sean puestos inmediatamente en libertad. Es necesario que la protesta continúe y se agrande. Dejar que esos presos sigan sufriendo cárcel y los desmanes a los que son sometidos no es tolerable. La exigencia es: “liberdad para los presos políticos de Suchitoto, ahora, ya”.

13 comentarios:

  1. El temor de la derecha se ha vuelto más que obvio, sobre todo si vemos las declaraciones de Saca al decir que está hablando con PCN y PDC para "garantizar que la democracia prevalezca". Lo cierto es que después de tantos años de gobierno de extrema derecha, no les es conveniente alguien en el poder que les pueda causar un daño.

    El gobierno ha hecho hasta lo imposible por "saltar la barda" de la constitución una y otra vez, teniendo ahora plenipotencias pues la Asamblea es ahora propiedad de ARENA, como resulta tristemente obcio.

    Los presos políticos seguirán existiendo, en tanto lo sigamos permitiendo. El levantamiento puede ser una solución, pero aún queda la esperanza de un "derrocamiento" por la vía del voto. Necesito aferrarme a esta esperanza, necesito creer que aún se puede...

    Alberto Enrique Chávez Guatemala

    ResponderEliminar
  2. "Sus brazadas de ahogado tratan de alcanzar desesperadamente el único salvavidas que le queda, la dictadura"

    Bellamente escrito.

    No comparto el optimismo de algunos que ven en la "alternancia" una salida a estos problemas. Creo que estos gobiernos ya marcaron una pauta de insensibilidad que será recorrida por cualquiera sea su sucesor (si es que hay "sucesor"). Ojalá me equivoque

    ResponderEliminar
  3. JC
    Debo admitir que estoy totalmente de acuerdo, pese a mi fe en causas perdidas, mucho me temo que es cierto.

    Pero... ¿y entonces?

    ResponderEliminar
  4. No comparto esta vision pesimista y catastrofica de El Salvador. No creo que la solucion a todos estos problemas encuentren su salida en una respuesta ideologica. Necesitamos gente honesta e inteligente al frente de las instituciones publicas. Ignoro las motivaciones de las protestas enunciadas, sin embargo olfateo un interes politico, que usa a la pobre gente como escudo en beneficio de sus propios intereses. No me fio absolutamente de la idea de lo "presos politicos" es una terminologia partidista. La gente que la debe, que la pague justamente sin importar su procedencia y preferencia.
    Pero es cierto que cuando de mantener el poder se trata las personas hacen de todo, independientemente de la preferencia politica.
    Sea quien sea el ganador en las proximas elecciones, somos los ciudadanos los llamados a estar mas vigilantes para que cumplan con lo viablemente prometido. Estar antentos a lo que nos ofrecen, que no sea pura demagogia.

    ResponderEliminar
  5. Suscribo plenamente su opinión, don Fernando.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:33 p. m.

    Don Fernando et JC : ¿Nos quieren dar atol con el dedo?

    Chepe.

    ResponderEliminar
  7. Fernando :

    Me parece demasiado sumaria tu opinión. ¿Qué es lo que no compartís? El presidente Saca ha declarado que es necesario agravar las penas por los “disturbios callejeros”, que esas agravaciones de las penas deberían figurar en el Código Penal (Diario de Hoy, de ayer, 15 de Julio). Estas no son visiones, ni irrealidades. Son declaraciones del presidente, que puede apoyarse en sus diputados y de los diputados de los partidos PCN y PDC, como lo ha venido haciendo hasta hoy.

    Es posible que compartás su visión, que compartás su ideología. Pienso que ha de ser así. Me lo indica tu flamante “Que la gente que la debe...etc”. ¿Pero si la gente no la debe? Acaso no te parece que es injusto privar de libertad a personas por varios meses para recaudar pruebas. Si la manera en que fueron apresadas, se podría suponer que lo fueron infraganti. Algunas personas fueron arrestadas en el camino a la manifestación, es decir, antes de que los “delitos” fueran cometidos.

    Lamento que tengás tan pobre criterio, incluso diría un tanto mesquino, de la gente que manifiesta contra la privatización del agua o contra la instalación de las minas. ¿Por qué esta gente se dejaría manipular? Nunca he pensado que la gente actúe sin tener sus convicciones. Las convicciones políticas no son muy distintas de las religiosas. Ambas me parecen que merecen respeto.

    He llamado a las personas que han sido encarceladas por delitos que no se les han probado, pues lo han sido por “terrorismo”, delito que a claras vistas no han cometido, digo, los he llamado “presos políticos”, pues su captura y encarcelamiento ha sido motivada por su oposición a la política de privatización del agua del presidente Saca. Sí, el término es un término político o partidista. Cuando me expreso uso ese vocabulario. No veo por qué tendría que privarme de hacerlo. Pero al mismo tiempo, cuando te oponés a ese vocabulario también estás tomando partido, estás asumiendo una posición política.

    A mí me parece que es hoy también que hay que ser vigilantes y estar atentos. No veo por qué esperar hasta que pasen las elecciones. ¿No es hoy que hacen falta medicinas en los hospitales? ¿Acaso no es hoy que se han tenido que botar a la basura medicamentos comprados con el pisto de la gente? ¿No es ahora que se está violentando la Constitución? ¿No ha sido la CSJ la que no ha permitió que se investigaran las cuentas del expresidente Flores y otros funcionarios?

    Esto tampoco es fantasía, ni visión de mi espíritu. Es la dura realidad. Es la realidad de nuestro país. A mí no me gusta esta realidad. Como tampoco me gustó que hace tres años, policías penquiaron a unos cipotes frente al INSA, por puro gusto. Se trataba de un “defile bufo”, que de “bufo” tenía apenas el nombre. Se trataba de una desfile extremadamente disciplinado, ordenado. No obstante la policía, sin previas advertencias, aún menos ninguna negociación, arremetió contra esos muchachos y los golpeó salvajemente. Eso ocurrió en plenas Fiestas Julias. Sé que todos los que fueron capturados, fueron liberados luego, por no haber motivos de detención. Pero los hechos están ahí. Hace tres años, por la misma época, en Santa Ana desaparecieron unos alumnos del INSA que protestaban contra el alza de las tarifas de los buses. Luego fueron apareciendo en distintos lugares a los alrededores de Santa Ana y uno de ellos totalmente desnudo en unos cafetales. Todos estaban aterrorizados, ninguno se atrevió a emprender un juicio. Esto ocurrió en nuestra ciudad. Los que los raptaron estaban vestidos de civil. Fui téstigo de la penquiada frente al INSA y supe de los otros cipotes desaparecidos, pues conversé con el padre de uno de ellos.
    He visto como la gente le teme a la policía, como la policía se muestra prepotente en los lugares públicos. Vi en un balneario al norte de Santa Ana como la gente casi enmudeció cuando apareció un grupo de policías. No me sentí en un país de gente libre.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:50 p. m.

    No recuerdo gobernante (a nivel mundial) mas estéril de pensamiento que el sr. Saca. Es un personaje que ha aprendido un guión y se dedica a reproducirlo, o leer un discurso preestablecido. Es el guardián de los intereses de sus socios... y últimamente solo le queda la fuerza bruta.
    Pero sus declaraciones cuando lo increpan los periodistas con respecto a los 13 "terroristas" detenidos, no tiene desperdicio: primero se lava las manos, dice q eso lo llevan los jueces y no él. Y con respecto a la ley anti terrorista, el burro de Saca, envés analizarla (y dignificarse diciendo q se puede depurar), VA Y ARREMETE DICIENDO QUE HAY Q ENDURECER LOS DELITOS DE DISTURBIOS! …el muy sádico, quiere castigar a la gente que lo critica y protesta, y no le basta con que ya exista la incontextualizada y anacrónica ley antiterrorista, ni tampoco le es suficiente las penas acerca de los disturbios, y su respuesta es que si no se les juzga por terroristas entonces que los juzguen por disturbios, y no solamente juzgados sino DURAMENTE juzgados y que se les aplique un castigo ejemplar.
    Este caso, es el idea para desacreditar la estúpida ley anti terrorista, porque ahí se ve que puede emplearse en casi cualquier delito… y ahí nos metemos en una espiral de locura. Por eso, este caso es un diamante en bruto… pero más bruto que nuestro presidente no hay, y envés de recapacitar o de ejercer un liderazgo lúcido, el muy caballo se va por la tangente incitando a la creación de tribunales “especiales” y el absurdo endurecimiento de los desordenes (endurecimiento que solo puede favorecer la censura y el miedo a manifestarse).
    Sr. Saca, no necesitamos leyes anti terroristas, ni endurecimiento para los disturbios… necesitamos leyes anti corrupción, anti saqueo, y anti TERRORISMO DE ESTADO.

    leovanderpaz@hotmail.com

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:53 p. m.

    Don Carlos:

    Me sigue sorprendiendo la forma tan ligera con la que usted descalifica a todo el que no se ciña estrictamente a sus ideas. Esa actitud se llama intolerancia.

    Personalmente encuentro que el comentario que nos hacia Fernando dejaba muchas cosas interesantes para una discusion productiva.

    Por ejemplo, la importancia que tiene que la ciudadania ejerza vigilancia sobre las instituciones de gobierno, con independencia de quien gane las elecciones.

    Tristemente, la relacion entre partido y organizaciones sociales no ha sido muy feliz para estas ultimas.

    Historicamente en America Latina los partidos terminan determinando la agenda y las demandas de las organizaciones y de la ciudadania, no son siempre las que se privilegian en los planes partidarios.

    Ojala que asi como Fernando, exista mas gente que valore la importancia de fortalecer una participacion ciudadana, no obediente a los partidos.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo :

    Es posible que tenga razón, el tono de mi respuesta fue aspero, lo acepto. Pero otra vez, francamente me preocupa siempre el fondo. Hay o no intención del presidente Saca de agravar penas y de incluirlas en el Código Penal. Esta es realidad de la que yo discuto.

    También de las repetidos atropellos a los derechos ciudadanos que se cometen en el país y la agravación de la situación política. Discutamos de lo que digo.

    Sobre la participación ciudadana, afuera o dentro de partidos, me parece indispensable y una condición sine qua non para avanzar en la construcción de la democracia. Lo he dicho muchas veces en este blog. He insistido en la participación consciente de cada uno, de cada ciudadano. He insistido que no tenemos que confiarnos en líderes, ni en ídolos, ni en promesas partidarias. He dicho varias veces que el programa para un futuro gobierno popular tiene que construirse entre todos, que refleje las aspiraciones de todos. Mientras no haya participación consciente de los ciudadanos, seguiremos estancados en el atraso actual.

    Pero esa participación no tiene que aguardar las elecciones, desde ahora. Desde ya. Eso es lo que he querido decir. Pero francamente me irritó lo que Fernando se atrevió, de seguro sin intención de ofender, a decir de la gente que se deja manipular. Eso siempre me ha parecido tener una fuerte carga de desprecio por los ciudadanos. Hay en esas palabras doble falta, un juicio de intención y insulto a la gente. Eso es todo. Pero lo concedo, pude ser más civilizado.

    Por otro lado, los partidos políticos son necesarios para la vida democrática. Desprestigiarlos sistemáticamente me parece contrario al respeto de las instituciones. Mi crítica contra ARENA no lo es porque sea un partido político, sino porque no estoy de acuerdo con su política. Mis críticas, muy atenuadas, es cierto, hacia el FMLN, conciernen su actuación en tanto que oposición, otra vez, se trata de su política.

    No obstante no veo en qué las declaraciones de un partido político sobre suceso políticos, económicos y sociales nacionales puedan perjudicar a asociaciones o al movimiento social. Intervenir en la vida política del país es una obligación de los partidos políticos. Espero que estemos de acuerdo en esto.

    Gracias por llamarme la atención sobre este ex-abrupto.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11:26 p. m.

    Don Carlos:

    Que bueno que reconoce el exabrupto. La verdad es que el planteamiento de Fernando da para una buena conversacion y la brusquedad de la respuesta cierra lamentablemente esa puerta. Que bueno que se abrio nuevamente.

    Para nada discuto sus valoraciones sobre lo mal que Saca esta conduciendo al pais y sobre los atropellos a ciudadanos, especialmente los enmarcados en los eventos de hace unos dias, asi que mejor paso al asunto de la relacion entre partido y organizaciones.

    Tambien coincido con que los partidos son necesarios y tienen un papel fundamental en las democracias. El problema con El Salvadores que estamos sobre partidizados y extremadamente polarizados.

    En este ambiente, si pienso (al igual que Fernando) que en ciertos momentos hay dosis de manipulacion de los partidos a la gente, a las causas de la gente y un mal uso de las alianzas con las organizaciones. ¿Quien dicta la agenda partidaria?, ¿Aquellos grupos que dice representar el partido o la cupula?

    No estoy emitiendo jucios aca ni diciendo que tal o cual ha sido manipulado por X o Y, solamente planteando preguntas que hay que hacerse.

    Hay quienes piensan que con un cambio de gobierno las cosas se van a solucionar automaticamente. Esto no es verdad. Independientemente de quien gane las elecciones, si la ciudadania no exige y vigila, cualquier partido va a resultar en el mismo fracaso.

    Y si lo que se tiene es una ciudadania obediente con el partido en el poder (en caso que esto sucediera), tambien podemos irnos olvidando de que el gobierno haga cambios en favor de la gente.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1:00 p. m.

    gracias don carlos ,por colaborar para que yo no sea tan ignorante.como no soy culto y inteligente como para opinar y escribir en fraces bonitas mi punto de vista ;solo me queda preguntar.hay les voy: sera que estamos mirando atras ,que la guerra en el salvador sera inmente,por que si le preguntamos a las personas mayores ,ya vieron esta pelicula y saben cual es el final.sera que volveremos al pasaso? otra guerra civil? alguien dijo una vez que el pais estaba mejor que hoy cuando hicieron la guerra .yo pregunto ,no estara el burro saca pavimentando el camino de la guerra? solo son preguntas ,y perdonen mi ignorancia.

    ResponderEliminar
  13. chichicaste4:40 p. m.

    El intento de vincular a las organizaciones sociales con las agendas polticas como aca plantean algunos, es incorrecto.

    Muchas organizaciones plantean su propia agenda, asi mismo algunas veces los planes de trabajo tienen un apoyo partidario, y en otros casos concuerdan con agendas de un partido u otro.

    Gente como Fernando realmente piensan que al entrar al siglo XXI, ningun ciudadano deberia plantearse las preguntas sobre el estado, eso si, castigarlos con duras recetas autoritarias para sancionar las voces de descontento ciudadano.

    Son expresiones como la siguiente:

    "La gente que la debe, que la pague justamente sin importar su procedencia y preferencia."

    Las que ideologicamente determina la derecha, la vieja teoria de la zanahoria y el garrote.

    Como ciudadano salvadoreño, pienso que la derecha salvadoreña esta atrasada y atrapada aun en los esquemas antiguos de la fiebre que les pego desde la guerra fría.

    Sus conviciones hipocritas no han lanzado nada bueno para que la democracia en el país se desarrolle.

    Observamos que los organos juridicos han sido subordinados al organo ejecutivo, pero sobretodo al organo de un partido politico y sus intereses.

    Supuestamente estas son organizaciones del mismo país deberian encauzarse para trabajar independientemente de los partidos políticos.

    El presidente saca trabaja medio tiempo como presidente, y toda la juramentación para servir al país se ha venido abajo al defender solamente los intereses partidario e ideologicos de su partido.

    Son esos mismos intereses ideologicos que se contraponen contra los intereses ciudadanos, los intereses de trabajo de las organizaciones que en estos momentos se oponen a las políticas neo liberales que estan vendiendo o mas bien regalando el país, para evitar que en el futuro exista un desarrollo socio-economico que beneficie a todos los salvadoreños.

    Los avances de la ultraderecha y la tendencia de usar el terrorismo de estado como recurso para tratar de ilegalizar a las organizaciones políticas viene solamente a ser otro recurso mas para imponerse sobre la poca libertad lograda y buscar el retroceso al proceso iniciado despues de haberse firmado los acuerdos de paz en Mexico.

    Obviamente la ultraderecha le dolio haber firmado esos acuerdos bajo la presión de el gobierno de USA, que obligo practicamente al presidente Alfredo Cristiani para que fuera a Mexico a sentarse a firmar los acuerdos de paz.

    A quien le pesa entonces en estos momentos la democracia no es al FMLN si no simplemente a la mentalidad arcaica de los sectores de las antiguas dictaduras militares que antes existian detras de las fuerzas armadas para controlar a la población.

    La misma invocación de las palabras "el que se oponga que sea castigado" fueran aplicadas contra monseñor Romero, el profeta planteaba el camino para dar espacios politicos y terminar con la guerra y la dictadura.

    Y asi cobardemente lo asesinaron.

    El planteamiento de la ultraderecha y la aplicacion de la ley antiterrorista esta de antemano derrotada.

    A nivel internacional la aplicacion de dicha ley para castigar las manifestaciones, no se ve correcto.

    Lo unico que van a lograr es que los salvadoreños y las diferentes organizaciones se organicen aun mas, como hasta ahora ha comenzado a llevarse a cabo.

    Voces que no aceptan el regreso de la dictadura por que ya la vivimos antes, y esto no tiene que ver con una agenda partidaria, son voces ciudadanas que se encuentran indignadas ante lo que ahora sucede en el país.

    Los ciclos políticos de las ultraderechas no son eternos, y el caso es que al final, el apoyo que el partido ARENA posee sobretodo de parte de los Repúblicanos se viene abajo pues los que los apoyan estan en serias dificultades, para poder gobernar su propio país ante la ciudadania que se opone a la guerra de Irak y apoya el regreso de las tropas estadounidenses.

    Hacemos notar que casi un 70% de de los ciudadanos estadounidenses no apoyan esa guerra.

    ARENA como aliada al esquema Neocon no posee en estos momentos una buena imagen ante los Democratas, y no veo ninguna razon para que los senadores democratas re-evaluen lo que esta sucediendo en El Salvador y ese gobierno.

    Al parecer, la campaña para liberar a los 13 detenidos del CRIPDES-CORDES, ha comenzado, y no faltaran participaciones políticas de senadores Democratas para actuar si en esta parte a ellos les conviene. Mal hecho en todo momento, pues el gobierno salvadoreño a nivel internacional no puede justificar esas acciones, y le toca recibir criticas a nivel internacional.

    Un gobierno que viola los derechos humanos, un gobierno que viola los derechos ciudadanos.

    Que la gente de ARENA o sus simpatizantes promulguen con todas las politicas y sus organizaciones no protesten es una posicion politica subordinada a su partido e ideologia.

    Y que al final estas mismas politicas no sean criticadas por los sectores de la derecha, aun cuando en gran medida les afecte, esa es pues, simplemente una razon para cerrar filas, pero lo que hasta ahora hemos observado es que economicamente el país sufre grandes problemas economicos.

    Es uno de los países con un indice de crecimiento muy bajo, el mas deforestado, el que posee mayor inmigración.

    Como salvadoreños estos simpatizantes del partido ARENA aparecen como alguien que observa la casa en llamas, estando en la misma habitación contribuyen con su silencio y participacion a echarle mas fuego a la casa, aun cuando se rosticen con el resto.

    Los millonarios salvadoreños tienen siempre un pie afuera.

    Pero el resto de seguidores simpatizantes de ARENA, que son pobres igual que el resto sufren por igual de lo que sucede y los efectos por ejemplo de no fiscalizar los incrementos que las empresas petroleras llevan a cabo.

    Las épocas de las dictaduras de derecha ya pasaron de moda, el neo-liberalismo necesita que los países se mantengan estable socialmente para poder de esa forma sacar provecho e invertir en esos lugares.

    Lejos de eso ARENA aun se encuentra enclavada en los viejos años idolatrando al asesino D'abuisson.

    Desen cuenta por ejemplo que eso ya no funciona.

    Si el solo hecho de que la propuesta de llevar a D'abuisson como hijo meritisimo fue derrotada, y hasta aparecio un ex embajador en El Salvador para presionar y unirse al repudio de esa moción fue suficiente para que al final ARENA retrocediera y no se llevara a cabo.

    Los ultimos recursos autoritarios de la violencia institucionalizada, pueden verse y entenderse como un ultimo intento de la ultraderecha salvadoreña de tentar el terreno internacional y ver si es posible llevar a cabo semejante estupidez.

    Mi llamado a los hermanos que vivan en el exterior para que levante y apoyen la campaña internacional para que liberen a estas personas detenidas.

    Es necesario entonces empezar a reoganizarse y emprender de esta forma el apoyo que nuestros compatriotas necesitan para que salgan de esa etapa que la derecha propone imponiendose con violencia en contra del progreso y la paz que fueron conquistadas con el costo de mas de 75 mil vidas que serán recordadas por nosotros, para decirle con una contundente expresión solidaria y unida NO A LA DICTADURA.

    Si lo que ellos atacan son las libertades ciudadanas nos atacan a todos por igual, que otros por intereses partidistas y por ser fieles seguidores de ese partido con un mentalidad enclavada en el pasado, muestran todavia que no estan preparados para la democracia, entonces que se marginen ellos solos.

    Es tiempo de dejar atras esos esquemas es tiempo de abonar con el esfuerzo a nuestro país, para que pueda surgir un camino que fundamente la democracia en nuestro país.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.