El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

10 julio 2007

Generosos millardos

La cifras que vienen abajo las he recibido por correo electrónico y aparecen en francés en las noticias de hoy en Google. Provienen del diario francés Le Monde. Mediten la generosidad del gobierno de Bush hacia los consorcios del armamento, que de una o de otra manera reciben esas fabulosas sumas de dólares. Tal vez un poquito menos, también están las compañías de petróleo (hay que transportar esas armas y la gasolina de los aviones cuesta también). Asimismo hay menudos gastos de intendencia. Me atreví a preguntarme: ¿cuántas escuelas, cuántos hospitales se pudieron haber construido con este dinero? Tal vez con esto se hubiera podido subvencionar a la Seguridad Social de los Estados Unidos y quizá así muchos enfermos no se quedarían en las puertas de los hospitales por falta de un seguro:


Doce mil millones de dólares (8,8 mil millones de euros): es lo que le cuesta al contribuyente estadounidense cada mes, la guerra contra el terrorismo. Desde el inicio de las operaciones realizadas en Afganistán y en Irak, son así 500 mil millones de dólares (367 mil millones de euros) los que han sido gastados por los Estados Unidos, informa un estudio independiente de un organismo del Congreso (Congressional Research Service).

Estas sumas astronómicas han sido publicadas mientras se arrecia el debate en Washington sobre el retiro estadounidense de Irak, así como sobre el costo humano y financiero de estas guerras. Al agregar esta cifra, el dinero consagrado a la protección de sus bases en todo el mundo, los Estados Unidos han gastado, desde el 11 de septiembre de 2001, 610 mil millones de dólares (447 mil millones de euros).

Al realizar un proyección hasta 2017, el informe indica que hasta esa fecha la lucha contra el terrorismo podrá haber costado entre 900 y 1 400 mil millones de dólares (entre 719 y 1 027 mil millones de euros).

Irak es la operación más costosa, con 450 mil millones (330 mil millones de euros) gastados. Sólo en el año fiscal 2006-2007 las operaciones en Irak habrían costado 165,7 mil millones de dólares (más de 122 mil millones de euros), lo que significa un incremento de 40% respecto al año fiscal anterior.

Según este organismo de investigación que no pertenece a ningún partido político, el costo de la guerra deberá seguir creciendo. Si todos los financiamientos fueran acordados, en el 2008, el costo de esas guerras alcanzaría 758 mil millones de dólares (556 mil millones de euros), de los cuales 567 mil millones de dólares (416 mil millones de euros) para la guerra en Irak.

3 comentarios:

  1. Es triste observar el derroche de dinero que se hace en pos del interés económico.

    Gracioso es el hecho de que, al igual que el imperio romano, los estadounidenses dedican gran cantidad de dinero para guerras de "campaña" en países extranjeros, pero permiten que el núcleo de su sociedad, su país, se hunda en un caos social, cultural y político, del que, probablemente no podrán salir.

    Saludos don Carlos

    Alberto Enrique Chávez Guatemala

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:43 p. m.

    Fué como consecuencia de la guerra de Vietnam,en la que los Estados Unidos quemó recurso en cantidades antes nunca vistas, que por primera vez en su historia el dolar de US sufrió su primera devaluación. En la actualidad, enfrascados en una guerra sin sentido, vuelve a quemar recursos en cantidades inimaginables. Ahora los efectos se ven más facilmente, el dolar ha perdido mucho valor frente al euro, el poder adquisitivo del dolar ya no es el que era hace apenas tres años. Para nosotros los salvadoreños, que nos regimos por el dolar, el impacto ha sido notorio, el costo de la vida ha subido notoriamente y, con la información suplida en el artículo de "le monde", transcrito por el Sr. Abrego, se puede vaticinar tiempos más apretados en el futuro. Por otra parte, nuestra "economía" cuenta de manera desmedida con las remesas que nos envían los trabajadores ilegales que han emigrado a los EU, pero dada la situación migratoria, la xenofobia imperante y la tendencia a culpar a los ilegales por los problemas locales, mas la constante deportación de nuestros nacionales, es posible que las remesas tiendan a bajar sustencialmente. Lo curioso del caso es que nosotros los salvadoreños nos veríamos afectados fuertemente por el impacto de la guerra, es decir su costo, y somos los únicos que estamos contribuyendo con tropas a sostenerla.
    Mal paga el diablo a quien bien le sirve.
    A propósito, Mr. Gates ya no vino a visitarnos.
    Atentamente
    Gustavo

    ResponderEliminar
  3. Supongo que empresas norteamericanas, algunas de ellas ligadas a los intereses de la familia Bush, están haciendo el gran negocio del siglo con la guerra de irak. Con la excusa de combatir el terrorismo y hacer de Irak un país libre, desarrollado y demócrata se produce esta ocupación sangrienta y este despilfarro bélico monumental que Usted tan bien nos lo recuerda en este post.
    Saludos Don Carlos,
    Juan Ruiz

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.