El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

27 agosto 2009

Respuesta a Kijo-t y al Trompudo

Por razones de tiempo no puedo responderles a todos los que han enviado comentarios a mi anterior artículo. En todo caso les agradezco sus comentarios y sus visitas a este blog.


No obstante voy a responder a dos de mis interlocutores, a Kijo-t y a Trompudo. Por razones de comodidad y por la extensión he decidido publicar esta respuesta como una entrada al blog. Abajo he copiado las intervenciones de mis dos interlocutores.


Kijo-t: No creo que haya habido ningún espejismo. El pueblo votó contra veinte años de Arena y por el cambio. Lo podemos poner al revés, por el cambio y contra veinte años de mal gobierno. Pero el cambio realmente no tiene un contenido concreto en las mentes de nuestros compatriotas. Quiero decir que no tienen una visión global concreta. Cada uno de nosotros le damos un contenido distinto, esperamos distintas cosas. No obstante en el país estuvo planteado durante años como objetivo político inmediato el cambio de sociedad. No un cambio de gobierno, no el cambio de una mayoría política, tampoco el simple cambio de política. Estos tres últimos cambios pueden conducir al primero, al cambio de sociedad. Pero este último cambio ha desaparecido del panorama político nacional, no obstante ha seguido alimentando la imaginación de una franja importante de la población. Es esta franja que es la más activa políticamente en el seno del pueblo, es la que se inquieta, la que se preocupa, la que hace política, la que puede servir de punto de apoyo a una organización revolucionaria para difundir en el seno del pueblo la necesidad de construir en el país otro tipo de sociedad.


En los últimos años el debate político se fue reduciendo, por influencia de los media y bajo la batuta de partidos de derecha, a simples polémicas parlamentarias. El FMLN no supo, no pudo elevar el nivel del debate. Incluso en los momentos privilegiados de las campañas electorales. Tampoco tuvo una actividad permanente en el seno de la población, para organizarla, para educarla, para instruirla, para elevar el nivel de reveindicaciones sociales, políticas y económicas. Es por eso que Trompudo afirma sin mucho escándalo “en El Salvador 95% del pueblo le TEME al coco del Comunismo”. Y esto es tan cierto que puedo agregar que nuestra sociedad es eminentemente anti-comunista. Este estado de cosas puede dejar tranquilo al que se propone como objetivo un cambio de gobierno. Al que apenas aspiraba a sacar a Arena del gobierno. Pero sobre esto voy a volver más abajo, en mi respuesta al Trompudo.


Estimado Kijo-t, yo participo en el debate nacional, a partir de lo que publico aquí y en otros lugares como Raíces y Tres Mil. Pero no tengo ninguna pretensión de educador, me considero como uno más en el debate, expongo mis ideas, hago mis objeciones, manifiesto mis inclinaciones y mis opciones. No he tomado a ofensa tu cuestionamiento. Creo que es justificado, pero no creo tener mayor capacidad que la que ejerzo en este espacio.


Al mismo tiempo aclaro algo que me parece importante: El gobierno de Funes al no despilfarrar el dinero del pueblo, como lo han hecho todos los gobiernos anteriores, ya de por sí constituirá un mejoramiento en la vida nacional. Si cumple con el programa, pues tendremos todos algún beneficio. Lo que he querido subrayar sobre todo es que el gobierno de Funes va a sufrir ataques de la derecha y del patronato para inclinar su política hacia la defensa de los intereses de las clases dominantes. He querido alertar que solamente con una actividad crecida del FMLN dentro del seno del pueblo se puede contrarrestar esos ataques y lograr una política consecuente con las aspiraciones populares. Porque aunque cada uno mete lo suyo en el significado del cambio, sabemos todos que fundamentalmente se trata de cambiar las condiciones de vida de las mayorías necesitadas.


Estimado Trompudo: Creo que si hay que complicarse, que la situación no es tan sencilla, ni muy nítida. Sí, pongámosle coco a lo que está pasando.


No sé por quién y en nombre de quién decís que “De Funes no se esperaba más de lo que prometía». No, no fui yo quien desplegó una campaña ciega en favor del candidato Funes, sin emitir críticas. Fueron otros en otro blog. Aquí insistí que no podemos cifrar todas nuestras esperanzas en una sola persona, insistí, lo repetí que solamente la participación consciente de la gente podía ser la garantía de un cambio real de política. Lo he dicho que no creo en un «salvador supremo», ni «hombre providencial» y he rechazado todo culto a la personalidad.


Vos me repetís lo que he puesto en mi artículo, Funes no ha engañado a nadie. Fueron otros los que se engañaron a sí mismos y al mismo tiempo sembraron espectativas de un cambio radical que realmente no estaba planteado en esta coyuntura nacional.


No obstante es en esto en que parece que discrepamos profundamente. El hecho de que en esta coyuntura no esté planteado un cambio radical, nada me impide, al contrario, hacer lo que esté en mis posibilidades para que la situación cambie, para que desde el seno de la población crezca la exigencia de una vida distinta, de una nueva vida, en la que desaparezca la fuente de todas las alienaciones: la apropiación privada de la riquezas producidas.


No estoy de acuerdo con vos en que el FMLN haya dejado de ser revolucionario por el hecho de participar en las “elecciones burguesas”. ¿En qué otras elecciones va a participar? La participación en la vida política del país no convierte a un partido político en una u otra cosa. Se trata del tipo de política que lleva adelante, que tipo te proposiciones promueve, que participación en la vida política les destina a las masas populares y en definitiva que intereses de clase defiende y cómo lo hace. No se trata del tipo de declaraciones de sus líderes en la Asamblea, sino qué tipo de práctica lleva adelante de acuerdo con sus declaraciones. El FMLN ha ido perdiendo su carácter revolucionario aún antes de entrar a participar en la vida política legal. Sobre esto he escrito aquí mismo, te pongo este enlace. Pero esta tendencia no es irreversible.


No te pongás tan evangélico con eso de “quién levanta la mano”, no se trata de andar tirando piedras a María Magdalena, ni a nadie. Se puede ser o no marxista. Pero me suena un tanto dogmático exigirle a los marxistas que sean siempre “puros y duros”. No confundo con la religión al marxismo, ni tampoco uso ese lenguaje de “revisionistas” y “ortodoxos”. Eso es un discurso del pasado o de editorialistas de El Diario de Hoy.


El realismo que han preconizado siempre los socialdemócratas ha sido mero conformismo. El realismo que tanto exigen es la aceptación de la sociedad tal cual está, con todo su atraso, con su bajo nivel cultural, con su bajo nivel de consciencia política, con sus millones de pobres. No, Trompudo, ese realismo no me conviene. Ese realismo lo que me exige es sumisión a los dictados del imperialismo, del FMI y de la Banca Mundial. El realismo que nos proponen es que nos tenemos que conformar con olvidar que somos un país soberano, que un país soberano debe tener su propia moneda, que un país soberano debe definir por sí mismo su política nacional.


Pero es cierto, en El Salvador se le tiene miedo al “cuco del comunismo”. Sobre eso he escrito anteriormente. He calificado eso como una “cultura del miedo”, te pongo otro enlace en donde traté de esto. Pero aún fuera el 95% de la población salvadoreña que le tiene miedo al comunismo —que es pura exageración tuya— aún así ese miedo no deja de ser irracional y lo mínimo que podemos hacer es combatirlo y no aceptarlo como un hecho inamovible de nuestra sociedad.


________________________________________________________________

Don Carlos:
¿Entonces, cómo fue que el pueblo aceptó este espejismo? ¿Cómo explicarse la ingenuidad del pueblo al manifestarse en las urnas?
No cabe duda que hay dos factores esenciales para la respuesta de estas interrogantes:

1- El Salvador es un pueblo deseoso de cambio pero con muy poca visión de la naturaleza del cambio, es decir la esencia de lo que se puede entender por cambio.

2- El Salvador es un pueblo sin educación política, por tanto no acostumbrado a los intringulis de la filosofía política imperante y por tanto es presa fácil de espejismos presentados como realidades. Este pueblo no es consciente de su propia realidad; si acaso sabe que está mal, pero no qué tan mal y por ende no discierne la posible solución a sus problemas.

Se vuelve imperativo la educación de ese pueblo, es mediante la divulgación de ensayos como el que Usted nos regaló en su entrega anterior, “objetivar nuestro pasado", que un pueblo puede empezar a salir de estado nebuloso.

Yo le pregunto don Carlos, sin ánimo de irrespeto, ¿Cómo se hace conocer Usted en ese medio, es decir, en el ámbito salvadoreño? ¿Ha notado el impacto de su discurso en el medio salvadoreño? Mis preguntas tienen por objeto incidir en su participación como educador de la población salvadoreña, que tanto la necesita. Un pueblo ignorante está condenado a ser víctima de la demagogia de falsos líderes. La insinuación que usted hace sobre la organización de grupos con intereses populares puede ser efectiva siempre y cuando se formen líderes comunales que tengan visión clara de sus objetivos, He allí la necesidad de educación. Un individuo o un pueblo ignorantes no pueden tener la capacidad de autoconsciencia.

Con mis respetos,

Atentamente

Kijo-t

Trompudo dijo...

Mira Carlos, no hay que complicarse tanto.

De Funes no se esperaba más de lo que prometía. En eso estabamos claros y era URGENTE SACAR A ARENA DEL EJECUTIVO. No sé si vos abrigaste esperanzas desmedidas.

El tipo ha sido consecuente con la línea que definió cuando era candidato. A nadie ha domado o enganado.

De lo de que sí hay que estar vigilantes es de que CUMPLA LO QUE PROMETIO.

Por otra parte, creo que algunas espectativas se derrumbaron con las actitudes de la camarilla que lo rodea. Ahí es donde creo que la cosa se está queriendo desviar, al pactar con la derecha. Qué es eso de las encerronas con Cristiani?

Mira, hay cosas que casi nadie sabe. Les voy a contar una de ellas : Ya esta el CD, junto a los amigos de Mauricio y gente descontenta de Arena, así como pgente del PCN y PDC que ya van a desaparecer, queriendo transformarse en un partido que represente la tercera vía. Y por ahí viene la marginalización de la camarilla de Funes contra el Frente. A estos últimos los tienen callados y amordazados.

Y, s i, concuerdo con vos en que el FMLN ha dejado de ser un partido revolucionario; de entrada, al participar en el proceso electoral tipicamente capitalista y burgués, ya lo define como un partido...llámenlo como quieran.

Pero hay que ser realista, que levanten la mano losque se consideren 100% puros marxistas y revolucionarios ortodoxos. Nombre, si en El Salvador 95% del pueblo le TEME al coco del Comunismo. Yo no soy Marxista ni Leninista ni mucho menos y me siento cómodo con un FMLN no marxista puro y duro.

3 comentarios:

  1. Por ahi he leido reacciones y opiniones de ciertos bloggers que dicen de alguna forma que las cosas no se estan haciendo como se esperaban.
    Saco uno de los mas fuertes publicados hace unos dias por kabernicola:
    http://el-salvador.blogspot.com/2009/08/y-los-corruptos.html

    La situacion sabemos todos que no esta tan facil, El borron y cuanta nueva que el Presidente Funes, ha dirigido a las derechas mal intencionadas y a ARENA, han dado terreno para que este grupo tome terreno y sepa confundir incluso a los sectores pensantes. Esto tiene un proposito, para el nuevo Gobierno.
    Yo si creo que ha habido cambios y seguiran llegando mas, incluso se les dara una leccion en su momento llegado a malacates derechistas actuales y del pasado. Pero paciencia y Combate. Trabajamos duro contra ARENA, ayudando a este Gobierno , Claro, critiquenlo y aplaudanlo cuando se deba hacer. Pero sin bajar la guardia para exterminar el cancer represivo y dictatorial de los que estan revolcandose. hay que exterminarlos y hacer una mejor sociedad!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:17 p. m.

    Otra vez de acuerdo con usted Don Abrego.

    Y el FMLN... otra vez: burócratas acomodaticios... nada más... eh... ¿qué más? traficantes de influencias, practicantes del amiguismo, pusilánimes, faltos de valor, sin presencia de ánimo.

    Si el que más estorba no es el que traiciona, sino el que se acomoda y olvida.

    FMLN = zzzzzzzzz....(shhh... están dormidos)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:08 a. m.

    Don Carlos:
    Creo que “exponer ideas, hacer objeciones, manifestar inclinaciones y opciones” no una acción neutral, tiene por objeto generar diálogo, originar debate ya que un blog es una tribuna no un púlpito, pero el expositor espera que sus ideas, para generar diálogo, caigan en suelo fértil, lleguen a mentes que puedan digerirlas para dar pié al diálogo iluminador, educador, beneficiando a ambos, expositor e interlocutor.
    Este es la razón por mi insistencia en la educación y creo que en cierta forma ha sido confirmada por la posición de EL TROMPUDO mencionada por Usted cuando él afirma que el 95% de la población salvadoreña le teme al comunismo y eso es por temor fundado en ignorancia pues creo que un pueblo inculto no puede llegar a ser socialista.
    Cuando Usted comenta las afirmaciones de EL TROMPUDO cita un enlace a contribución anterior suya a la cual hay un cometario mío en el que puede verse mi insistencia en la educación.
    Considero de suma importancia su referencia a “esa franja importante de la población…franja políticamente activa en el seno de la población” y es allí donde creo que debe incidir su pensamiento, esa franja debe convertirse en motor de la acción comunitaria.
    Abonando sobre esto, al leer el artículo de Guillermo Almeira, ”Trotsky, el socialismo y la Democracia”, (La Jornada, 081609) reimpreso en RAICES, quien nos acota, “La concepción de Trotsky fue siempre la de Marx: la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos, no de una minoría, una vanguardia auto designada. El partido es sólo un instrumento, en el mejor de los casos un maestro y un organizador, nunca el remplazante de quienes declara servir. Y la base de la construcción del socialismo es la autogestión”
    Y enfatizando sobre la necesidad de educación traigo la opinión de James L. Marsh en su libro “Unjust Legality: A critique of Habermas’ Philosohpy of Law”, quien nos dice en el capítulo 7 pp. 150: “La esfera pública no puede desarrollar su función porque se encuentra dominada por dentro y por fuera por corporaciones que son intencionalmente no democráticas tanto en su estructura interna como en su influencia sobre la sociedad y cuyo rol esencial es evitar o subvertir la democracia, subordinándola o sacrificándola en beneficio del lucro y esto se debe a que la democracia amenaza la dominación de clase, la injusticia y la marginalización”.( versión al castellano es mía).
    Con mi respeto,
    Atentemente
    Kijo-t

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.