El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

11 septiembre 2007

34 años después


LA MUERTE DE ALLENDE FUE UN ACTO DE COMBATE

Por ULISES ESTRADA LESCAILLE,

REVISTA TRICONTINENTAL

A los cobardes que después de la acción más heroica que haya emprendido presidente latinoamericano alguno, tratan de desmeritarlo, 34 años después les digo que para nosotros Allende murió en combate y que si hubo suicidio, este no fue más que su último acto como combatiente.

"DEFENDERÉ CON MI VIDA LA AUTORIDAD QUE EL PUEBLO ME ENTREGÓ", fueron las palabras del compañero Presidente Salvador Allende al pueblo de Chile en su última alocución, mientras La Moneda era atacada por los militares fascistas el 11 de Septiembre de 1973, hace 34 años.

Un año antes, el 13 de diciembre de 1972, ante el pueblo de Cuba que lo escuchaba en la Plaza de la Revolución José Martí de La Habana, había adelantado aquel juramento al afirmar que defendería con su vida el legado que el pueblo chileno le había entregado en las elecciones presidenciales de 1970.

Y cumplió su promesa. De su cuerpo solo pudieron arrancar la banda presidencial luego de muerto y solo muerto salió de La Moneda.

Los golpistas han tratado de presentar su muerte como consecuencia de un suicidio.

Pero jamás reconocieron que, acosado por fuego de artillería, tanques y bombardeo aéreo, aquel gran revolucionario resistió con valentía y heroísmo más de seis horas la embestida de los émulos de Adolfo Hitler, liderados por el fascista mayor y traidor Augusto Pinochet.

Todavía hoy sus enemigos pretenden disminuir el heroísmo de Allende. Y no solo los de antaño promueven esta tesis. El diario La Tercera, el cual ha venido reportando el intenso debate entre las diferentes fuerzas políticas del país en torno al homenaje a Allende en el 34 Aniversario de su muerte en combate, hizo referencia a los dos presidentes "suicidas": José Manuel Balmaceda y Salvador Allende.

Treinta y cuatro años después se repite la manipulación de los hechos por omisión, una maniobra denunciada muy tempranamente por el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien en un discurso en La Habana, el 28 de septiembre de 1973, en solidaridad con el pueblo chileno y homenaje póstumo al doctor Salvador Allende, luego de conocer la versión que teníamos entonces sobre los acontecimientos ocurridos en La Moneda, advertía que "Los fascistas han tratado de ocultar al pueblo de Chile y al mundo este comportamiento extraordinariamente heroico del presidente Allende. Para ello han tratado de enfatizar la versión del suicidio. Pero si incluso, Allende, herido grave, para no caer prisionero del enemigo hubiese disparado contra sí mismo, (anoto en esto la referencia de uno de los jefes militares del Golpe que dijo que Allende había sido herido por un capitán), ese no sería un demérito sino que habría constituido un gesto de extraordinario valor ."

Y continuaba Fidel en su análisis de aquellos tristes sucesos: "Calixto García, una de las figuras más gloriosas de nuestra historia, cayó prisionero del enemigo. Y cuando a la madre le informaban que su hijo estaba prisionero, ella dijo: ¡ese no puede ser mi hijo! Pero cuando le dijeron que antes de caer prisionero se disparó un tiro para privarse de la vida, ella dijo: ¡ah, entonces sí, ese es mi hijo !" A los cobardes que después de la acción más heroica que haya emprendido presidente latinoamericano alguno, tratan de desmeritarlo, 34 años después les digo que para nosotros Allende murió en combate y que si hubo suicidio, este no fue mas que su último acto como combatiente.

Porque, ¿cual era la alternativa? ¿qué le ofrecían Pinochet y sus esbirros al presidente elegido por el 36,4 por ciento de los votos contra sus dos adversarios del Partido Nacional y la Democracia Cristiana y legitimado por el Congreso? Le ofrecían un avión para que saliera del país con sus familiares más allegados, lo cual significaba el abandono de su sagrado compromiso con el pueblo. Y ello al margen de la hoy más que probada intención de Pinochet de derribar ese avión en pleno vuelo.

La decisión de Allende de resistir hasta el final, cuando ya La Moneda estaba semidestruida por el fuego de los tanques y luego por la aviación, sea cual fuese la forma en que murió, acredita que fue en combate y dejando un legado para la historia de América Latina que las juventudes actuales y futuras deben recordar.

El camino hacia la victoria revolucionaria está plagado de obstáculos y cuando el enemigo con su poderío nos ocasiona una derrota, la historia exige que los seguidores sean capaces de mantener el rumbo. Como dijera el Che, y cito: que otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria.

5 comentarios:

  1. Allende estaba del lado equivocado de la Historia.

    Ya en 1956, al suprimir la Revolución Húngara, los soviéticos habían revelado que los comunistas fuera de Rusia no eran más que tontos útiles, cuyo único rol era el vasallaje a Moscú. La Primavera de Praga en 1968 confirmó esto excepto para aquellos ciegos que no querían ver.

    ¿Y si el ejército chileno no salva al país en 1973, y lo pone en el camino a ser hoy el más esclarecido país latinoamericano?

    Sencillo: un empobrecido y miserable Chile que igual habría tenido que clausurar su comunismo en 1989, cuando colapsó el comunismo en Europa.

    Triste y terrible, suicidarse en aras de una idea obsoleta.

    ResponderEliminar
  2. visitador :

    Sé que es hondamente inútil argumentarte. Te dejo bañarte en tu bajeza. Los miles de chilenos muertos merecen respeto, pero vos son tan enano espiritualmente que vomitás tu odio a diestra y siniestra.

    ResponderEliminar
  3. Que triste es ver cómo alguien mide el éxito o el fracaso de algo con base a un ejército.

    Y si la historia fuese que el ejército salvadoreño salvó al pueblo salvadoreño de la amenaza comunista, en dónde quedan las víctimas inocentes, las familias mutiladas, las ilusiones y los sueños destruidos por balas sin alma.

    No, me niego rotúndamente a pensar que alguien que buscaba y perseguía con ahínco un ideal hubiese estado "del lado equivocado de la historia", porque eso es como pensar que yo estoy del lado equivocado de la vida, siendo tan amigo como soy, de las causas que para tantos otros están perdidas.

    Interesante observar que, por ejemplo, Cuba sigue siendo de corte socialista (perdón por insistir en esto, pero no ha existido ni existirá en un buen tiempo, un país o una región comunista) aún después de 1989, al igual que China...

    Chile esclarecido?, a ver, déjenme entonces preguntar por qué hay tanto chileno que advierte contra los problemas y los vicios de los tratados de libre comercio, de la libertad de mercado, de las farzas de los gobiernos subsiguientes al de Allende. Queremos ser como Chile?, no nos falta mucho, qué le mostramos a todo aquel que viene de visita de un país extranjero? Nuestra portentosa carretera al aeropuerto, la zona rosa, la colonia Santa Elena y otros lugares por el estilo. Por qué esconder la realidad del país, por qué negar que existe una Tutunichapa, una Fortaleza, un San Juan del Gozo un Corral de Mulas... claro, es que somos, igual que Chile, ESCLARECIDOS

    Saludos don Carlos

    ResponderEliminar
  4. Muy buen post, concuerdo contigo Carlos Abrego. A los de derecha hay que dejarlos que su propio veneno los consuma.


    Viva Chile!!

    Viva el Pueblo!!

    Viva los Trabajadores!!

    Viva Latinoamérica Unida!!

    Un post en mi blog

    http://nopiedra.wordpress.com/2007/09/12...

    http://www.youtube.com/watch?v=xzeefxjtn...

    Un fuerte abrazo desde Ecuador

    ResponderEliminar
  5. El legado de Pinochet si existe!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.