El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

17 abril 2010

El famoso fantasma

No hace mucho un editorialista de uno de los principales matutinos salvadoreños escribía ufano por su descubrimiento, que “el pueblo salvadoreño no es marxista”. Lo escribía en serio y como un argumento en apoyo a Mauricio Funes de que no es conveniente apoyar y construir el socialismo del Siglo XXI en nuestro país. No voy a rebatir esto último. Se trata de una opinión que comparten tal vez la mayoría de salvadoreños y si alguna vez nos toca construir el socialismo en este siglo, pues no sera del Siglo XXII. Además la cuestión del socialismo no se plantea en nuestro país en términos de decisión gubernamental. Este es un asunto que no se puede imponer desde arriba, desde el gobierno. Se trata de un proceso en el que tienen que intervenir conscientemente las clases trabajadoras. Sobre a quién me refiero, cuando hablo de clases trabajadoras, voy a volver más tarde, en otra ocasión.


Ahora a lo que quiero referirme es a esa afirmación que el editorialista consideraba como probatoria: “el pueblo salvadoreño no es marxista”. El dueño de esta afirmación no es un analfabeta, es un universitario, un profesional, graduado en una universidad de los Estados Unidos. Este tipo de afirmación argumentativa es posible por el bajo nivel del debate ideológico existente en nuestro país. Porque de la misma manera que escribe que “el pueblo salvadoreño no es marxista”, igualmente pudo escribir que “el pueblo salvadoreño no es hegeliano”, “el pueblo salvadoreño no es kantiano”, “el pueblo salvadoreño no es heidegueriano”, “el pueblo salvadoreño no es husleriano”, etc. De todas estas afirmaciones, como se ve, no se puede concluir absolutamente nada. Son afirmaciones poco informativas, casi vacías de contenido.


Pero estoy seguro que sus lectores no se dieron cuenta de la incongruencia de la frase aludida, que usaba como un argumento contundente. Es más, nuestro editorialista de seguro pensó que su observación tiene que tomarse en cuenta obligatoriamente cuando se habla de socialismo para nuestro país.


No hace mucho un lector de este blog escribía en un comentario que era necesario preguntarle al pueblo salvadoreño si quería ser marxista, porque no debería engañarlo. En este caso se trata de una confusión, que tiene el mismo origen que la de nuestro editorialista. Muchos piensan que el marxismo es un recetario, una suerte de manual para la construcción del socialismo o del comunismo. Hay otros que en su anticomunismo hacen depender de la filosofía de Marx los crímenes cometidos por los estalinistas, los maoistas o polpotistas. Por lo general se trata de gente que no ha leído a Marx, que no lo ha estudiado.


Esto no impide que los que se reclaman del socialismo no deban explicarse claramente sobre lo que sucedió en los países del “socialismo real”. Y esto no concierne solamente a los crímenes totalitarios, sino que también al fracaso económico de esos países.


No obstante tanto nuestro editorialista, como mi comentarista, tienen una intuición válida que los salva, pues el marxismo es una filosofía aparte. Se trata de una concepción del mundo dinámica que pertenece a la tradición de la filosofía crítica. Pero va más lejos. No se contenta con criticar, habla también de transformar el presente. Es esto precisamente que convierte al marxismo una filosofía “peligrosa”. Por esto existen tanto anti-marxistas que no se empachan en criticar algo que desconocen. Nadie se pone a criticar con tal violencia a Kant, ni a Hegel, ni a Nietzsche. No se les ocurriría, primero tratarían de leer, de entender, pero luego se aburrirían... pienso yo.


Lo que más puede sorprender en esto de los anti-comunistas, es que de manera cíclica entierran a Marx, lo dan por muerto. Y aún muerto le tienen miedo, un miedo de espanto. Miedo al famoso fantasma del Manifiesto.

3 comentarios:

  1. Anónimo5:42 p. m.

    Abrego:

    Por analogía, ¿Que hubieras comentado si la afirmación hubiera sido " El pueblo Salvadoreño no es muslim" o " no es protestante" o " no es catolico".
    Si bien la afirmación del editorialista, no tiene base probada, tampoco es irreal pues, aún siendo solo parte de la campaña idiologica del capitalismo, refleja la misma debilidad que ha tenido el marxista en nuestro medio, o sea que los marxistas son marxistas para ellos y como ven la realidad de la composición de clases, pero no pasan de allí.
    ¿Por qué? En mi criterio, porque no han podido vencer el marco idiologico del país, pues la clase proletaría no pasa de ser una viñeta que el marxista le pone a los trabajadores y que no trasiende de solo eso.
    Así que tu comentario, no pasa de ser eso un comentario más.
    La pregunta que te dejo es ¿como y cuando un comentario como este va a repercutir para vencer al marco idiologico de un estado burques en el que vivimos?
    Mi respuesta; creo que cuando de la palabra se pase a la práctica y que exista un partido de conduzca y pregone las bondades sociales no retoricas que existen dentro de las mentes de los idealistas y romanticos marxistas.
    ¿No crees?

    ResponderEliminar
  2. PUES SI, EL MARXISMO ES UNA FILOSOFIA,pero le falto don carlos, que tambien es una practica.

    y de ahi, la discusion de que es mas importante la TEORIA O LA PRACTICA,que en mis años mozos yo me leia eso en la universidad,con los libritos de mao tse tung.

    -QUE NI LOS ENTENDIA, PUES SON BIEN PROFUNDOS, Y UNO TIENE QUE AHUEVO SER ALGO ESTUDIADO PARA CAER EN QUE DICEN-

    y ahi un punto don carlos: como teorico de cafetin, NO ES LO MISMO ESTAR EN LA PRACTICA.

    Y USTED LO VE, CON EL PLAN DE SALUD QUE ESTA BIEN PLANIADO,BIEN HECHO, PUES LO HICIERON CON AYUDA ASESORIA DE PROFESORES CUBANOS, que si son muy buenos.

    ¿pero que paso?

    cuando se quizo implementar eso en la practica:

    .la gente no entendio,que era eso, y dijo la ministra a despedir y sacar a patadas, a los que consideraba ARENEROS y que se ivan a oponer a su plan.

    -y eso no estaba en lo que habian escrito los cubanos- eso se lo inventaron los del fmnl.

    VE...LA TEORIA BIEN CIMENTADA DE LO QUE ES LA ATENCION PRIMARIA EN SALUD, CON ALIANZAS Y NEXOS CON TODA LA SOCIEDAD,con planes sostenibles...

    es hechado a perder PUES LOS QUE TENIAN QUE IMPLEMENTAR EL PLAN..

    NO TIENEN LAS MINIMAS CAPACIDADES PARA HACERLOS, PUES UNA COSA ES SER ACTIVISTA POLITICO DEL FMNL..
    y
    otra

    un funcionario del estado que tiene su funcion bien clara.

    BUENO YA LO DEJO...CON ESA COSA DE LA TEORIA Y LA PRACTICA.

    y recuerde que ..esos que escriben en los periodicos-diarios, no saben de eso..

    SOLO REBUSNAN
    LADRAN
    LO QUE LES DICEN QUE ESCRIBAN..

    y asi joder
    a los del FMNL O DESGASTARLOS

    ESOS NO ESTAN EN NINGUNA DISCUSION TEORICA FILOSOFICA
    si no que usan su pluma

    como balas que les tiran a los FMNLS...

    nada mas y nada menos

    SALÚ

    el vandelium
    de filosofo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: No entiendo tu primera parte. En El Salvador hay gente que es mahometana, pocos, pero los hay, hay también protestantes y católicos.

    Tu interpretación es errónea. En ningún momento he dicho que se equivoca, que no tiene razón. Simplemente señalaba que en todo caso, la afirmación carece de profundidad, no tiene un contenido, como las otras, con las que ejemplique.

    Por otro lado, he tratado, a mi manera de darle razón, de alguna manera, al decir que la filosofía marxista tiene algo de específico. Y es justamente que no se queda en teoría, sino que a través de la práctica social, pretende transformar la sociedad.

    Es posible que seas un nuevo visitante de mi blog. En este blog, he escrito sobre la deficiencia de los marxistas, sobre su derrota ideológica durante las últimas décadas. Tal vez si buscás te darás cuenta que expreso también tu apreciación, a mi manera, por supuesto.

    Sobre saber si mi comentario va a trascender, eso no lo puedo decir de ninguna manera. De seguro, vos opinas que no. No me voy a poner a llorar por eso. En todo caso, si voy a seguir escribiendo, voy a seguir comentando.

    Aquí me he creado una tribuna, a la que vienen lectores y que leen, son ellos los que pueden contestar a tu pregunta. En todo caso, desde aquí entablo un diálogo con ellos.

    Por otro lado, la clase proletaria existe aun sin que le pongan viñeta. Se le puede poner otras, como clase obrera, trabajadores, asalariados, etc. No es la etiqueta la que hace realidad. Que el partido que se proclama en sus estatutos revolucionario, no se plantee la manera de llevar eficazmente la lucha de clases, eso es el principal problema de nuestro país. En eso estamos de acuerdo.

    Y mi comentario seguirá, a pesar de todo, siendo un comentario. La ideología no son bofetadas, ni pedradas, son por lo general discursos, escritos, explicaciones. La lucha ideológica es eso, producir textos, discursos, ideas que se opongan a las ideas dominantes. También esto es una práctica. No es la única. Pero juega un papel decisivo en la lucha por otra sociedad.

    Hemos perdido la batalla hasta ahora, justamente por la falta de producción marxista, propia.

    Por último, aquí mismo he escrito, varias veces, que en El Salvador no existe marxismo, he dicho que no existe marxismo salvadoreño.

    En todo caso, gracias por venir y comentar.

    Vandelium: no puse la palabra, estaba subentendida.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.