El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

21 abril 2010

El circo, los préstamos y un tira y afloje

La situación política no deja de complicarse. La derecha aunque en pleitos, sabe unirse para votar en favor de los proyectos del gobierno, por lo menos en dos ocasiones supo sobrepasar sus querellas. En esta ocasión con la misma diligencia que apoyaban las demandas de empréstitos de los gobiernos areneros, la derecha ha apoyado al gobierno de Funes. El FMLN como en las anteriores legislaturas pide transparencia y explicaciones del uso que se dará al dinero. Pero creo que esto es lo que se ve en la superficie. Y es esto lo que la gente ve y no creo que vea y no se interrogue sobre el significado de esta inversión. Pues pareciera que la derecha se ha convertido en el partido de gobierno y el FMLN en el partido de la oposición.


Algunos comentaristas que he leído consideran que el FMLN pretende con esto pedir cuentas al presidente por su conducta en algunos asuntos de su política internacional: su cercanía con el presidente de Estados Unidos, su complacencia con el régimen hondureño, su resistencia a entablar mejores relaciones con Chávez, etc. Otros vieron en esto como una advertencia sobre la reforma de ley orgánica del Registro Nacional de la Persona Natural (RNPN), es decir un dando y dando con el Ejecutivo. Ahora ya conocemos la respuesta del presidente. El presidente afirma que está de acuerdo con que sea el Ejecutivo (el presidente), quien elija al presidente del organismo autónomo, pero que esa elección no puede estar supeditada a la terna propuesta por el partido que haya recibido el mayor número de votos. Aquí se habla de Constitución (el Ejército en la calle no es constitucional), creo simplemente que una vez más la discordia viene de lo que ya nos estamos acostumbrando, por lo menos de lo que ya hemos ampliamente aprendido: Funes repite en cada ocasión que el único en decidir es él. Esta ley lo deja decidir pero con límites, la proposición del partido mayoritario, en este caso del partido que lo llevó al presidencia. El FMLN, con un aliado de circunstancia, trata de obtener rédito de su estatuto de primer partido en la proposición de candidatos para la presidencia del RNPN.


El circo


Pero todo esto es un circo. Esto no nos acerca a los problemas que aquejan a los trabajadores, esto está a años de luz del aumento al salario mínimo, del control de los precios de los productos de la canasta básica, de la baja en las tarifas de los principales servicios públicos, en una palabra, esto no tiene nada que ver con el cambio que esperaba la gente.


Este juego de tira y afloja entre el presidente y su partido (hasta hoy no ha dado su renuncia como miembro, si lo ha hecho, es un secreto) lo explotan los medias de derecha para mantener comentarios y noticias que en nada tocan los más acuciosos problemas nacionales.


Los préstamos


Lo de los préstamos han dado pábulo a Funes para alegaciones al estilo Saca. La misma demagogia, “si no votan los préstamos se oponen a mi política en beneficio de los pobres”. El problema es que no aborda el hecho de que antiguos préstamos no fueron fiscalizados y no se usaron, el bulevar Holguín no se terminó y el nuevo hospital de maternidad ni se comenzó. Ahora pide nuevos préstamos para los mismos proyectos. Es decir que el problema es serio, se trata de aclarar bien las cosas, sino todo esto es “malacatismo” campante. El pueblo va a rebautizar esta vía en “Boulevard de Oro”.


Por otro lado, los trabajadores ya tienen el permiso de Funes para protestar el Primero de Mayo. El presidente dice que ha leído “que hay organizaciones de trabajadores que van a salir este próximo primero de mayo a exigirle al Gobierno un cambio de verdad y qué bueno que lo hagan, lo van a poder hacer, nadie va perseguir, nadie a perder su empleo, porque le exijan al Gobierno, al Presidente de la República, que haya un cambio de verdad”.


¿Alguién esperaba que hubiera represión por las protestas en un Primero de Mayo, con un gobierno de “izquierda”? ¿De qué habla Funes? En esto se ve claramente qué alejado se encuentra de sus electores. Luego Funes agregó: "Yo no puedo aceptar que se diga que no estamos haciendo nada para generar empleo, para mejorar las condiciones de vida en la población". Me gusta mucho ese mayúsculo yo presidencial, lo prefiero al pueblerino “este servidor”, hipócrita y tonto al mismo tiempo. Aquí ya hemos hablado de las mejoradas medidas que aplica Funes, pero son las que ya existían antes. Si la población, si sus electores tuvieran ante los ojos medidas evidentes en favor de la gente, que significaran un cambio efectivo, ¿por qué se propondrían protestar en la manifestación del Primero de Mayo?

2 comentarios:

  1. Anónimo8:11 p. m.

    Estas palabras de Funes aparecieron hoy en la prensa, dichas a un foro de jovenes:

    “¿Se sienten verdaderamente representados por los partidos y sus cúpulas?, ¿se sientes partícipes de la vida política?”, “Me temo que no”.

    “Atravesamos una crisis de la política y partidos políticos. Los politólogos lo llaman una crisis de representación”


    Funes para mi es todo un enigma. Y dado eso, todavia no puedo dimensionar que quiere decir con estas palabras:

    “Quiero motivarlos a sumarse al torrente del cambio”

    Estoy muy interesado en saber qué significa para Funes la palabra "cambio". Yo hago cambio de velocidad en mi coche de primera a segunda, ¿será que Funes ya cambió de primera a segunda el modelo neoliberal?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:53 p. m.

    Gracias, sr. Abrego por informarnos con sus interesantes artículos. Hay una gran verdad, y estoy de acuerdo con usted;todo parece que la derecha es el partido en el gobierno, y el FMLN. NO DICE NI TAN SIQUIERA ESTA BOCA ES MIA. LA VERDAD LA COSA NO ES SENCILLA NI FACIL; PERO EN LO PERSONAL CREO EL FMLN DEBERIA DE PEDIRLE LA RENUNCIA, A ESTE ARROGANTE, SOBERBIO Y PREPOTENTE.
    VIVA EL PRIMERO DE MAYO!!!!
    VIVAN LOS VERDADEROS REVOLUCIONARIOS SALVADORENOS!!!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.