El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

23 enero 2010

Un titular del Co-Latino

En varias ocasiones he criticado el carácter tendencioso y desinformativo de algunos títulos de El Diario de Hoy y de La Prensa Gráfica. Este proceder es ampliamente usado para inducir a una interpretación de la información que se entrega. En otras se confía o se está seguro de que no todos los lectores tienen tiempo de leer la noticia y lo que queda en sus mentes es el sentido del título. Es un estrategema ampliamente usado por la prensa de derecha en su constante bombardeo ideológico.

Hoy en el Colatino tuve un sobresalto. El vespertino afirma en primera plana, con su titular algo que no corresponde para nada al cuerpo de la noticia. Veamos que dice el titular: FUSADES, ANEP e IDHUCA estudian viabilidad del Estado de Excepción. ¿Que puede entenderse de esto? Simplemente que representantes de los tres organismos se han reunido y han discutido la mejor manera de instaurar el Estado de sitio en el país. ¿Corresponde esto a la noticia? De ninguna manera, primero las tres organizaciones no se han concertado, ni reunido, ni ninguna analiza la “viabilidad del Estado de Excepción. Se trata de tres declaraciones distintas, en distintos lugares, parcialmente concordantes, pero no del todo similares en su contenido, ni en su intención.

¿Se trata del mismo proceder de la prensa de derecha o de una pifia? En todo caso me ha sorprendido y me ha indispuesto. Porque el tema no es baladí. La delincuencia, las constantes agresiones que sufre la población, las extorsiones, los crímenes, constituyen una de las principales preocupaciones de los salvadoreños. No creo que exista nadie que no haya sufrido en carne propia o en la de algún pariente, amigo o conocido un acto de violencia. La inseguridad es pues una plaga, una calamidad social.

Hemos visto que la aplicación de la “mano dura” y de la “super mano dura” agravaron, por su inadaptación, por su unilatiralidad, los niveles de violencia en el país. El presidente Funes se ha dejado convencer de sacar al ejército a la calle, basándose en una interpretación abusiva de la Constitución. El ministro de la Defensa, David Munguía Payés quiere dar un paso más en la misma dirección. Pero ahora ya no se trata de controles abusivos, generalizados de la identidad, registros corporales, etc. Esta presencia militar en las calles no ha sido efectiva, ni puede serlo. No es así como se combate la delincuencia. La delincuencia es un problema social complejo, con múltiples orígenes, de múltiples causas.

La ineficacia de la medida salta a la vista por el mantenimiento de la alta tasa de criminalidad en el país. La medida de sacar al Ejército fue una medida demagógica. La población desesperada por el sentimiento de inseguridad y por la inseguridad misma, quiere ver frutos inmediatos. Pero la solución a este problema no puede encontrarse con la ampliación y agravación de medidas represivas. La derecha nos ha dejado en herencia toda una panoplia de leyes represivas y carcelarias que tampoco han dado fruto.

La población aprueba la medida tomada por el gobierno. No obstante es necesario darse el tiempo y tomar las distancias necesarias para generar una política social global anti-delincuencia. Al decir social no solamente estoy considerando ayudas en los barrios más desfavorecidos, ni políticas sociales de ampliación de las actividades recreativas para los niños y los adolescentes, educación dirigida en las escuelas, etc. La Policía Civil Nacional tiene que ser reforzada, esto es urgente. Tiene que ser desmilitarizada, tiene que contar con cuerpos de investigación eficaces y preparados técnicamente para elucidar los crímenes y delitos cometidos. La PCN tiene que reconquistar la confianza de la población.

Es impresindible desarmar a la sociedad. Esta medida es de mayor eficacia que restringir los derechos constitucionales para toda la poblalción o parte de ella. Pero esta medida necesita para ser tomada que las autoridades políticas y estatales manifiesten un real coraje y voluntad política. Pues en la importación y venta de armas hay demasiados intereses creados que sacan lucro de este negocio mortífero.

Hay otro aspecto que quiero tocar. Antonio Cabrales, presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), promete que su instituto va a estudiar la pertinencia de la medida y declara que “pese a cualquier recomendación, es el Presidente de la República, Mauricio Funes y la Fuerza Armada quienes deberán decidir las medidas idóneas para garantizar la seguridad de los ciudadanos y ciudadanas y considerar las implicaciones de cualquier decisión“. No veo ¿por qué este señor le adjudica a la Fuerza Armada una tarea de decidir junto al presidente una medida que no es de su competencia? Esta afirmación de que en última instancia es el presidente quien decide la repiten ministros, diputados, dirigentes del FMLN y ahora hasta representantes del patronato.

Esta actitud me parece preocupante por su carácter antidemocrático. No es que esto no sea cierto, pero la forma de decirlo y lo que esto conlleva de negación del debate nacional, de su minoración y la facilidad de otorgarle al presidente poderes despóticos. Pues si bien es cierto que en el tipo de Constitución predisencialista que sufrimos los salvadoreños, el presidente tiene en muchas cosas la última palabra, no se puede poner como epílogo a cualquier debate su voluntad personal. Pareciera que en el país no hay Asamblea, que no hay Corte Suprema de Justicia. Y que los debates que puedan surgir en el país son para divertir a la galería.

El candidato Funes le impuso este proceder al partido que lo llevó a la presidencia, pero ¿el país, la nación, se va a privar de su derecho a tener una opinión, a su derecho a deliberar? La democratización del país pasa justamente por darle reales derechos participativos al pueblo, a los trabajadores.

Vuelvo ahora al titular del Colatino. Me ha sorprendido, pues este tipo de pifia se puede corregir en una reunión de redactores. ¿O el Colatino nos quiere convencer de la necesidad del Estado de Sitio?

Otro título alarmante y que no corresponde a lo que dice el artículo es el siguiente: EE. UU rastreará armas ilegales en el país. En realidad se trata de asesoramiento a la PCN para rastrear armas ilegales y que pueda actuar autónomamente. Un poco de seriedad y un tantito de profesionalismo. No es mucho pedir.

8 comentarios:

  1. Pensé que solo yo me había sorprendido de ese titular. De tan molesto que me senti que no me dieron ganas de seguir leyendolo. Gracias don Carlos por su articulo, espero que en el CoLatino sean mas cuidados con lo que publican.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:03 a. m.

    Carlos.

    El CoLatino ha perdido mucho de su seriedad y de su imparcialidad ya que se ha vuelto presidencialista y especulador.

    No es por nada todo lo anterior. Funes lo primero que hizo fue visitar a Chico Valencia y rapidamente hablaron de la parte del pastel de la pauta publicitaria que le correspondía.

    Hoy Valencia es asesor en el gobierno de Funes y percibe un salario de $2,500 mensuales como MIEMBRO DEL CONSEJO ASESOR DE LA ANSP?

    Sí, en la Academia de Seguridad Pública, él está en planilla como “representante de la sociedad civil” y eso se lo pagan con nuestros impuestos; y qué hará él en ese puesto? Pues defender a ultranza a Funes.

    Pero bueno, insisto, este sigue siendo el gobierno del cambio y hay que estar unidos para defenderlo (sarcasticamente)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:04 a. m.

    Y se me olvidaba : el periodista estrella de Colatino, Ivan Montesinos trabaja como asesor del presidente, junto a David Rivas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:35 p. m.

    Es obvio que están "preparando" el terreno para implementar ese tal estado de emergencia. Al inicio lo implementarán en algunos municipios y luego en todo el país. Esto va en correspondencia con los lineamientos del plan Mérida de los gringos y que Munguia y Funes están a tono con obedecer.Algunos plumiferos ya apluaden a munguia.Lo que provocará esa medida como bien dijo Benjamin Cuellar es que los delincuentes se expandan a zonas que por hoy no controlan y además el ejercito entraria en contacto directo con la delincuencia y asi ser penetrado por esas bandas. No es casualidad que desde que el ejercito salió a las calles ahora aparece el nuevo fenomeno del uso de granadas.Que no nos sorprenda si aparecen artefactos más poderosos en manos de la delincuencia.

    Gracias por la información acerca de valencia y montesinos.

    ResponderEliminar
  5. Muy oportuno el análisis de Carlos pues en EL DIARIO DE HOY de este día ya aparece un sondeo de la poblacion felicitando a la FAES por su eficacia en combatir la delincuencia. Debemos estar alertas a impedir que, precisamente, en el gobierno de izquierda, la FAES recobre funciones de seguridad pública que le fueron arrancadas en los acuerdos de paz y que costó 20 años de guerra. Deysi

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7:10 p. m.

    Don Carlos, está usted en todo su derecho de criticar al Colatino.

    Pero más bien parece que un simple error al omitir "la propuesta gubernamental" en el título. Al fin y al cabo, errores los cometemos todos. Es como escribir "extorciones" (sic) con "c".

    Otra cosa es la escasísima calidad, en general, de la prensa salvadoreña y por extensión del periodismo salvadoreño.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Anónimo, de las 7:10PM

    El error o la mala intención no está en esa supuesta omisión, sino en la falsedad de la afirmación del titular. Se afirma algo que no ha sucedido y que lo desmiente el cuerpo de la noticia.

    Con el error de ortografía no he mentido ni por omisión, ni por trasgresión del sentido.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:32 p. m.

    Recordemos que la poralizacion politica que se ha arraigado con demasiada fuerza en los habitantes de este pais, incluyendo a los periódicos y medios de este país. La propaganda masiva puede hacer que la mayoría de la poblacion piense que un evento que puede llevar peligrosas se vea como la solución correcta, a ejemplo pondría a la Alemania nazi. Los medios no deberían seguir el juego político, mas bien deberían ser los críticos y dar una visión clara para que la población tome sus decisiones. Pero mientras no eliminemos esa cultura de "compadrazgo" y el "amiguismo" por conveniencia será muy dificil hacerla realidad.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.