El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

10 febrero 2008

Libertad y discontinuidad

Este artículo salió publicado en el último número del suplemento cultural del Co-latino, Tres Mil (este sábado).

Por Carlos Abrego

Reunión casi secreta entre el presidente Saca con algunos miembros de su entorno, representantes del patronato, dirigentes y propietarios de medios de comunicación, esto sucedió hace ya algunos meses antes, mucho antes de que el tema electoral cobrara impulso. Los representantes del patronado y de su propio partido le pidieron a Saca moderación, es lo que se dijo en un semanal cibernético. El mismo semanal señaló la existencia de divergencias en el seno de la derecha sobre la manera de mantenerse en el poder. En todo caso se definió ahí y tal vez en otros lugares de reflexión de la derecha que existen dos temas en los que hay que insistir, el tema de la libertad y el otro el de la discontinuidad del nuevo candidato de Arena a la presidencia.

Desde hace ya cierto tiempo editorialistas, periodistas, como ministros, el presidente mismo repiten la palabra mágica "libertad". Pero esta libertad tan preciada la limitan a poca cosa: la libertad de emprender y a la propiedad privada. Pero al mismo tiempo que machacan sobre la libertad, han ido preparando el terreno para arrinconarla en el terreno de la actividad social. Se han multiplicado leyes cuya principal finalidad no es el tema anunciado en el título de la ley, sino que la restricción de los derechos ciudadanos. La ley anti-terrorista es la muestra más visible. ¿Qué actos terroristas se han cometido en el país después de los Acuerdos Chapultepec? Simplemente, ninguno.

Pero la principal campaña que conducirá la derecha alrededor del tema de la libertad, no será positiva, no será de propuestas para ampliar las libertades públicas, para ampliar los derechos ciudadanos y ofrecerles las garantías con las instituciones del Estado.

El nuevo Código Procesal Penal es denunciado como atentatorio contra la independencia de la justicia, otorgándole derechos desproporcionados al fiscal y marginalizando el papel jugado hasta hoy por los jueces; el Código Procesal Penal alarga de manera exagerada el tiempo de reclusión preventiva y de investigación del delito imputado. ¿Puede ser esto una ampliación de la libertad? Claro que no. Es natural que no haga un análisis más amplio aquí sobre este Código, pero su filosofía rompe drásticamente con la tradición de nuestro derecho, obedeciendo a cánones extraños, los que tal vez pudieran aplicarse aquí, en el país, pero para ello sería necesario una previa preparación de abogados, fiscales y jueces. Pero su clara tendencia es esencialmente represiva y con tintes sumarios.

La derecha pues no puede llevar adelante una campaña de la libertad positiva, propositiva. Es simplemente declaratoria y machacadora. No obstante su eje principal será de acusar al candidato del principal partido de oposición de atentar por principio a la libertad. Sin mayor prueba o argumento que la repetición de la acusación. Muchos comentaristas hacen votos por que la campaña no sea una letanía de diatribas e insultos, piden altura y que durante la campaña se aborde los temas más acuciosos que atañen al país. Un tema es justamente el de la libertad. Todos nos hemos dado cuenta como es atropellada la libertad actualmente, por el irrespeto en que se tienen las instituciones del Estado. La independencia de los tres poderes en nuestro país es pura ficción. La mayoría de Arena no delibera las leyes, ni las modifica, se limitan simplemente a aprobarlas, a dar el voto. Las proposiciones de la oposición nunca son atendidas, ni siquiera en las comisiones. El máximo órgano de deliberación nacional es mudo. Acaso no se restringe con ello muchas libertades.

El Poder Judicial representado por la actividad de la Corte Suprema de Justicia pues ha quedado demostrado por muchos su carácter de cipote de los mandados del Ejecutivo. Sus fallos son lentos o inexistentes. Y muchos de sus fallos son capciosos, amañados, dejando a la Constitución como un trapo para limpiarse los zapatos enlodados.

Los jueces son agredidos por el presidente Saca, por el ministro Figueroa, por el ex-director de la PCN, Ávila, ahora precandidato a la candidatura presidencial, sin que el presidente de la Corte Suprema de Justicia los defienda y exija de esos miembros del Ejecutivo que cumplan con la independencia de poderes enmarcada en nuestra Constitución. Las agresiones fueron siempre las acusaciones de proteger a los delincuentes, de no condenarlos sin las necesarias pruebas, como ha sido su deseo. Esas constantes agresiones preparaban mayores ataques. El nuevo Código Procesal Penal tiene, entre otros objetivos, someter a los jueces a la ineficacia de la Fiscalía y de la PCN. ¿Esto acaso no atenta a las libertades ciudadanas?

Un tema de la campaña presidencial puede ser la libertad. Pero no como simple divisa publicitaria, como simple cartel. Nuestro país se caracteriza por su autoritarismo en todos los ámbitos sociales, empezando la familia, pasando por la escuela, en el trabajo, en la calle con la conducta prepotente de los policías y de otras personas, llegando hasta el ejercicio mismo del poder del Estado. Nuestro país urge de una ampliación del ámbito de la libertad.

La gente está inconforme

El otro tema es el de la discontinuidad. En parte Saca lo usó ya en su campaña afirmando que su estilo iba a ser distinto, que el eje de su política iba a ser social. Aunque también habló de seguir el trabajo iniciado por Flores. Esto último lo hizo y el país sigue vaciándose, la inflación dejó de galopar para llegar a una carrera desenfrenada. La criminalidad se disparó a pesar de su mano "súper dura". Las penas carcelarias son extravagantes. Los ataques a la libertad constantes y repetidos, pero lo que es peor metidos en el Código Penal con una reforma impuesta e inconsulta. Su injerencia permanente en la actividad de los órganos judiciales. Bueno la lista la puede continuar cada uno.

Todo este desastre tiene a la gente inconforme. Muchos electores de Arena se cuestionan sobre la eficacidad de sus votos, sobre el sentido de una fidelidad a un partido que no cumple con lo que promete y degrada la vida política y social del país. Los dirigentes de Arena saben de esto, lo analizan y piensan que tal vez no podrán revertir este movimiento de desgaste. Una de las primeras medidas fue preparar el fraude legalmente, la reforma del Código Electoral es más que elocuente. Pero puede que el fraude tampoco alcance. Entonces van a intentar de convencer a los electores de Arena, que piensan probar con otros candidatos un mejor destino para el país, que el candidato de Arena no tiene nada que ver con la política que ha llevado Saca y que ha conducido a la desastrosa situación actual.

El tema es pues discontinuidad, se trata de un hombre nuevo, con nuevos proyectos, con nuevos planes. Se trata de un hombre dispuesto a servir al país, a sacarlo de donde lo han puesto los gobiernos de A... ¡No, no lo van a decir de esta manera! Van a acusar al destino, a la situación internacional, al precio del petróleo, a otro montón de cosas. Porque tampoco se van a denunciar de todo lo que han hecho en contra del país.

¿Pero se puede concebir realmente que Arena deje de ser Arena? ¿Se puede concebir que un nuevo presidente arenero cambie de rumbo, que destape todo lo podrido que hay detrás de la sonriente fachada del Estado arenero? Ellos seguirán protegiendo a sus antecesores, seguirán ocultando verdades. Pero lo que es aún peor, seguirán metiendo al país en un callejón sin salida. Arena no puede ofrecerle al país una perspectiva de progreso. Si tuvieran ese plan, preguntémonos, ¿por qué no lo han aplicado hasta hoy?

Ninguno de los seis precandidatos actuales es un hombre nuevo en política, todos han participado activamente a poner en práctica la política que ha conducido al país al desastre en que vivimos. ¿Se dejarán de nuevo engañar por la propaganda los electores de Arena que dudan? Creo que cada uno de nosotros puede contribuir en pláticas con los vecinos, con los amigos a demostrar que para que haya un cambio real en el país es urgente poner al país a salvo de los ataques de Arena. No podemos seguir consintiendo que nuestra juventud se vaya al extranjero porque somos incapaces de construirle un futuro decente. Arena no puede hacerlo, no lo ha hecho. ¡Que venga el cambio!

10 comentarios:

  1. Anónimo8:07 p. m.

    !Que venga el cambio! Es, sin lugar a dudas éste el momento en que esta adminición se vuelve más imperativa. En apariencia toda la gente se da cuenta de lo difcil que se ha vuelto vivir en El Salvador donde el costo de vida ha subido drasticamente, la inseguridad aterra a grandes sectores de la población, el acceso a la salud es, si no inexistente, precario para un inmenso grupo de la población, pero la realidad es que la población salvadoreña adolece de una apatía glacial en cuanto a participación política, carece de la conciencia cívica, algo heredado por muchos años de dictaduras militares que lograron erradicarla o por lo menos anestaciar a este pueblo sumiso. Muchas personas o más bien todos los salvadoreños vivimos bajo el espectro del 32, todo asomo de aún la izquierda mas moderada, se considera comunista y comunista es el fenómeno del 32, que en realidad no fué más que la protesta de una masa campesina sumamente explotada, casi a punto de morir de hambre, tratando de sobrevivir con un salario de 12 centavos al día, que al fin se reveló.En mi opinión es imperativo de parte de la izquierda tratar con todas sus fuerzas de eliminar esa imagen y convencer al votante de que un plan de izquierda no es un plan stalinista. Mucho tiene que ver con esta mentalidad el hecho de que en El Salvador carecemos de una clase media cohecionada pero más que todo carecemos de una conciencia de clase media que se identifique plenamente con los intereses de la clase trabajadora. Aquí un empleado de baja categoría ganando en una oficina o en un banco unos 400 dolares, se cree miembro de la clase adinerada, cree que va a llegar a gerente del banco en unos seis meses y desarrolla un ego que lo hace rechazar o ver de menos al obrero, al sastre al zapatero, en fin, adquiere una mentalidad burguesa acomodaticia.
    Creo que concordamos en el punto de vista de la participación individual en este preceso de información al vecino, al amigo, al compañero de trabajo, pues yo he venido insistiendo desde hace algún tiempo en que la palabra clave es "catéquesis".
    Da mucho gusto leer sus siempre muy informadores artículos.
    Con un saludo
    Atentamente
    Gustavo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:50 a. m.

    El comentario anterior es muy bueno y muy actual... Quizá puede agregarse que al fenómeno de la apatía de los electores asisten también otros factores que no siempre se mencionan con energía: hay un plan de desinformación tan bien orquestado y con una capacidad tan amplia de incidencia en el que participan activamente dirigentes religiosos, instituciones educativas, organismos internacionales y la mediocridad con que actúa una enorme cantidad de sentores medios, empleados, profesionales, etc.
    En 1992 hubo una profesional amiga que en la UES nos advertía de los planes de desideologización que se implementarían a partir de la finalización del conflicto armado. Efectos de esta desideologización se han materializado tan patéticamente en nuestra sociedad que se reflejan cotidianamente en la apatía mencionada.
    Digo que es oportuno y urgente que los que tenemos un mínimo nivel de conciencia social y política y alguna experiencia en los procesos de cambio social mantengamos, profundicemos (o inciemos, si es el caso), los esfuerzos por derrotar los planes ideológicos de la derecha en los que interviene no sólo la recalcitrante y muchas veces hasta políticamente ignorante clase dominante en El Salvador, sino también, toda la campaña ideológica que se incumba en el seno del poder imperial en los Estados Unidos y que se difunde con tanta energía en todos y cada uno de los países de Latinoamérica.. y que nuestro país recibe con mayor rabia y virulencia.
    Guillermo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:47 a. m.

    Pobrecito mi pais, ojala que nos despertemos y que votemos por el cambio. Saludos...Don memo

    ResponderEliminar
  4. Si, yo quiero cambio. Lo necesito, y lo deseo para mi hija. Pero un cambio para bien, un cambio de verdad.

    Lo que no quiero es un cambio que no pase por el respeto a los derechos.

    Los medios tan justos como los fines,

    saludos y abrazos, le estamos leyendo.

    Carlos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:09 p. m.

    ¿Por que tenes miedo Ixquic? ¿Te ha calado la propaganda anticomunista?

    ¿Como le llaman?: ¿Estado de derecho?

    ResponderEliminar
  6. Estimado Anónimo,

    se agradece la interrogante. La propaganda anticomunista en El Salvador es muy básica (muy procaria, muy parvularia). Difícil de creer. Si cala en la gente, es porque lo que existe en el país es una "cultura anticomunista", que como sabrás se inculca desde 1932.

    Hay un sector de la sociedad, omo don Altamirano que lo creen también. No se de verdad cual es el trauma...

    Te aclaro que para mi cualquier gobierno puede llegar poder, pero debe ser respetuoso de los derechos humanos (de todos y no algunos. Para todos y no para algunos).

    ARENA ejerció el poder violándolos:

    ha habido un retrocesos en el goce de los derechos económicos y sociales en los últimos años. Y no se garantiza el acceso a la justicia en este rubro.

    aunque se declaran defensores de las libertades como análogas a los derechos civiles y políticos, con políticas de Mano dura y terrorismo, seguridad han erosionado estas libertades.

    Internacionalmente muy mal parados en esta materia
    y ha dejado la vigencia de la Ley de amnistía.

    saliendonos del derecho, como gestores de gobierno no han sido transparentes, hay mal gasto y el rendimiento econ{omico no está en función de quienes más se debe apoyar.

    nada de rebalse..
    Entre un montón de cosas más... que ya me dan miedo. Lo temerario es que este gobierno siga. Pero que se amerite un cambio, debe ir más allá que el cambio de partido.

    Hace falta más que buenos propósitos. El FMLN a mí no me convence a partir de la revisión de sus propuestas legislativas(a las que he tenido acceso). Aunque han tenido unas muy buenas, pero las programaticas aun no les veo consistencia (hablo de las campañas anteriores, pues para esta aun no presentan nada en concreto).

    Me parece que a veces que cuando se hacen análisis de la realidad por mirar tanto al horizonte, terminás hundiendo el barco. Asi tenés buenos objetivos, con las estrategias equivocadas.

    Aun así, cualquier partido en el poder tiene y debe arriesgarse a hacer lo que mejor le parezca y enfrentar las consecuencias.

    Lo que NO puede, y es el punto de mi comentario anterior sobre los "medios y los fines" es violar el derecho. Yo no acepto el doble disurso.

    El FMLN violó el derecho humnitario en l guerra, pero eso no me hace suponer que violaran derechos culturales,económico, niñez, mujeres, juventud, discacitados, civiles etc.

    Cuanquier ciudadano debe, contrubuir, votar, y trazar su marco de observacia al futuro. Eso es por responsabilidad.

    saludo! (perdón por el desorden de ideas)

    ResponderEliminar
  7. Bueno Carlos me parece muy negativa y partidaria tu posicion, hablandolo claramente y fuera de todos los prejuicios y habladurias de la gente, lo primero que tenemos que decir es que en El Salvador carecemos completamente de informacion para poder determinar exactamente que es lo que ocurre, y en base a eso identificar diferentes alternativas de solucion, mira vos y yo sabemos bien que la solucion de El Salvador no esta ni en la izquierda ni en la derecha, sino en la eleccion de un candidato que se mantenga al margen de su partido politico y que por primera vez en la vida de El Salvador trabaje por los salvadorenos para lograr un bienestar comun y crecimiento economico que nos beneficie. Que la corte suprema de justicia esta llena de abogados corructos? que la corte de cuentas de la republica responde mas a lineamientos masonicos que al objetivo real de su existencia? eso otra cosa, pero todo tiene solucion en la vida, el problema es que todo esta pintado de una bandera y al final las buenas ideas se convierten en fiesta para los amigos y sustentadores de un candidato. A pesar de todo eso yo si creo que algun dia posiblemente podemos cambiar las cosas, y por eso estoy en contra en lo que vos decis sobre los seis candidatos de Arena, de estos candidatos yo conozco uno de ellos que por cierto fue mi jefe en la PNC, y yo puedo afirmar que durante el tiempo que el estuvo ahi me demostro no solo que el actuaba por el bien comun sino con una responsabilidad ciudadana admirable. Yo creo que un cambio en El Salvador puede ocurrir originado en el partido Arena, y te lo digo porque yo he estado metido en todo eso, vos clamas por el apoyo en contra del partido Arena, yo digo el contrario, de todos los partido politico existentes en El Salvador es el unico que garantiza y presenta reales soluciones a nuestros problemas, vos crees que el cambio lo va a hacer otro partido mmmmm nada que ver, meter candidatos que ni el mismo partido apoya, o que ni tiene la menor idea de lo que van a hacer si llegan al poder mmmmm no gracias. Vos subestimas la situacion internacional pero pensa que la pobreza, la globalizacion, los malos gobiernos, los problemas ambientales no son inventados en El Salvador sino que existen en todo el mundo y pensar que nosotros en El Salvador vamos a remediar esos problemas seria una gran mentira. En lo que si te apoyo al 100% es en que venga el cambio, la guerra y la destruccion quedaron atras, las diferencias sectoriales tambien, pensemos ahora en hacer un pais de futuro, un pais en donde todos tengamos la oportunidad de vivir bien y progresar.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4:15 p. m.

    Ixquic:
    Si te refieres a la muerte de alcaldes y otros actos causados durante la guerra por alguna organizacion del frente,sus atribuciones estan establecidas. Joaquin Villalobos ya no es del frente y muchos de esos actos militaristas fueron causados por individuos sectarios e irresponsables. lastima el poco tiempo para debatir esto y lastima que el mismo fmln sea tan tonto de guardar silencio sobre esto.

    saludos y no hay que desmayar.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, pues fijate que el año pasado me dio por revisar casos y entrevistar gente. Hablè con policìas que en la guerra estuvieron en algun bando. Hay informaciòn que va saliendo y alguna que siempre ha estado allì, sòlo que nunca la vi o no la querìa ver.

    Lo que puedo decir es que hay mucho silencio y que es poquìsimo lo que se dio a conocer. Lo de Roque es emblemàtico.

    y allì yo te digo. No importa quièn, pero fue el ERP quien matò a Roque en 1975. En 1980 --5 años despuès-- el FMLN y sus 4 organizaciones celebraban su pacto con la quinta, con los asesinos de Roque. ¿tu crees que esto no tiene su valor o su mensaje?

    Duele y no hay nada de malo en reparar en esto. Tampoco hay que parar o tirarse en un barranco. Las opciones son las que estan y pues ..no hay que desmayar!

    saludos tambièn

    ResponderEliminar
  10. Les agradezco a todos los comentarios que han dejado y les agradezco las visitas a mi blog. No he podido responder a cada uno. Me hubiera gustado hacerlo, cosas de tiempo.

    No obstante comprenderán que no puedo dejar pasar en silencio el comentario que ha dejado ceat, primero porque me interpela directamente y trata de contradecirme.



    Iré pues por orden. Mi actitud, estimado lector, no es negativa. Muchas proposiciones he hecho para el cambio, para un verdadero cambio, incluyendo el mismo funcionamiento de la PCN.



    Pero la situación de la policía no es algo que haya mejorado durante la dirección de Avila y de eso hay demasiadas noticias que aparecen en los diarios, represión pura simple, policías asociados a grupos de exterminio, atropellos repetidos, prepotencia en las interpelaciones, etc. Y ese alejamiento de la población. Avila no hizo nada para remediarlo. Incluso fue el primero en acusar a jueces de no admitir la ausencia de pruebas como suficiente prueba... Sí, mi estimado lector. Lo que no entiendo es que me pedís que crea en un testimonio, al estilo de una revelación celestial, me parece eso simple infantilismo. Pero lo que no entiendo es ¿cómo con una visión tan humana, bajo su dirección, la actitud de la policía no cambió? ¿Lo que acaba de ocurrir en una escuela del país donde la policía irrumpe y deja heridos? Eso es todavía las repercuciones del estado en que se encuentra la policía por causa del mando de Avila. Y de repente el también ha tenido una iluminación y se ha convertido en un hombre con preocupaciones sociales. A mí todo eso me parece simplemente demencia o hipocrecía. Demencia, pues cómo se puede estar al servicio de un gobierno que pretende solventar la miseria de los más pobres con quince dólares cada dos meses... usando eso como pago para futuros votos por su partido. La realidad está frente a nosotros. Y no hay propaganda que pueda ocultarla. Lo único que puede evitarnos verla es la ceguera mental, la obsecación pertinaz en negarla. Avila no puede presentarse como un hombre nuevo. No. El está comprometido con el régimen de Arena, con todos esos años de gobierno de Arena y ha ocupado un puesto clave en el dispositivo represivo del mismo régimen. No veo pues que esto sea una postura simplemente subjetiva. No es subjetivo apreciar represión y abuso de poder arremeter contra un grupo de gente que se dispone a manifestar con balas y bombas lacrimógenas, sin conminar a la gente, ni emprender negaciones para el desalojo de la calle. Ese tipo de actitud ha sido la que ha prevalecido en el funcionamiento de la PCN bajo la dirección de Avila. Tampoco es un método democrático, sino que abiertamente represivo lo que se divulgó por todo el mundo: policías bajando por la fuerza al chofer de un pick-up, sin prevenirlo y echarlo al suelo con brutalidad. Privarlo sin más de su libertad acusado de terrorismo. Vimos como los pasajeras pasajeras del pick-up fueron puestas presas y también acusadas de terrorismo. Eso también se hizo durante la dirección de Avila.



    Si mi juicio es partidario, pero no en favor de un partido, sino que en contra de Arena. Si estoy resueltamente en contra de Arena. De eso no puede caberte ninguna duda. Ellos han estado en el poder de manera casi absoluta y el resultado de su gestión la tenemos delante de nosotros.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.