El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

10 agosto 2007

Ideólogo neoliberal se suma a ofensiva publicitaria de empresas mineras


Leonel Herrera
Redacción Diario Co Latino

El exministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, es el nuevo aliado de las empresas mineras instaladas en el país, pues en su estudio “La Minería de oro en El Salvador, Costos y Beneficios” el arquitecto de la dolarización y devoto del credo neoliberal más ortodoxo destaca las ‘maravillas’ de la explotación de metales y los beneficios que esta industria generaría al Estado, a la población y hasta al medioambiente salvadoreño.

Con esto, Hinds se suma a la ofensiva publicitaria que las compañías mineras, principalmente la canadiense Pacific Rim -que busca oro, plata y otros minerales preciosos en San Isidro, Cabañas- impulsan desde hace varios meses, con el propósito de persuadir al gobierno y a la opinión pública sobre la conveniencia de avalar los proyectos de explotación, objetados por las comunidades afectadas y organismos ecologistas.

En dicha campaña mediática, a juicio de los activistas anti-minería, las empresas no sólo mienten sobre los supuestos beneficios económicos, sociales y ambientales de la extracción de minerales preciosos, sino que también distorsionan la realidad de otros países, al decir, por ejemplo, que la explotación minera metálica es parte del Alternativa Bolivariana para las Américas -ALBA- que impulsan Cuba, Venezuela y Bolivia.

Según el Acuerdo Constitutivo de este proyecto de integración regional firmado por los gobiernos de La Habana, Caracas y La Paz, elemento importante en la cooperación solidaria entre los países del continente es el aprovechamiento de los recursos energéticos como petróleo y gas natural, y no la extracción de metales preciosos, tal como lo asegura la millonaria cruzada propagandística que difunden las empresas mineras.

“Además”, aclara Ricardo Navarro, presidente del Centro de Tecnología Apropiada -CESTA-, “los proyectos mineros en estos países se rigen por controles ambientales estrictos implementados por los Estados, se aplican fuertes limitaciones a la explotación y los gobiernos cobran altos porcentajes de impuestos”. “No es un saqueo perpetrado por las empresas mineras, como pretenden hacerlo aquí”, señala este defensor del medioambiente.

Las “mentiras” de Hinds
Iván Zenón y Katia Henríquez, son dos investigadores del Centro de Investigación sobre Inversión y Comercio -CEICOM- que conversaron con Diario Co Latino para desenmascarar las “mentiras” pregonadas por Hinds en su informe presentado hace algunas semanas a la prensa: “el enorme aporte a la economía nacional, el considerable impacto en la reducción de la pobreza y el efecto positivo en el ecosistema”.

“Primero es necesario reiterar quién es Enrique Hinds”, dice Katia, evocando las ideas económicas del extitular de las finanzas públicas y el saldo negativo de las políticas neoliberales: desmantelamiento del Estado, desarticulación del aparato productivo, desprotección social de la mayoría de la población y el consecuente desempleo, pobreza, migración, depredación ambiental. “Hinds le ha causado mucho daño al país”, critica.

“Es importante anticipar”, comienza Iván, “el escaso rigor metodológico y la falta de sustentación científica de la investigación, en la que su autor parece haber realizado un simple ejercicio de ‘cortar y pegar’ del contenido del estudio de impacto ambiental que la empresa Pacific Rim presentó hace algunos meses al Ministerio de Medio Ambiente, en busca del permiso de explotación. Hinds repite esos mismos datos”, indica.

En efecto, el estudio en cuestión, reproduce las cifras presentadas por los representantes de Pacific Rim referidas a los ingresos por regalías que obtendrían el Ejecutivo y las alcaldías de San Isidro y Sensuntepeque, y acerca de los empleos directos e indirectos, las obras sociales y los beneficios ecológicos que generaría la mina El Dorado, en Cabañas. A esto, Hinds agrega el incremento de 1.2% del PIB y de un 10% de las exportaciones.

“El dinamismo de la economía que plantea Hinds es imposible porque la explotación minera no genera cadenas productivas, debido a que no hay transformación del producto, las compras de los insumos se hacen en el extranjero y porque la extracción de metales es incompatible con la pesca, la agricultura, la ganadería y demás actividades productivas y estrategias de sobrevivencia de la población de la zona norte”, argumenta Katia.

“El oro, la plata y lo demás que encuentren lo sacan y se lo llevan del país, aquí no queda ningún beneficio para nadie, el aumento del PIB y de las exportaciones son sólo números insignificantes obtenidos por los cálculos dudosos de Hinds.

Los empleos son pocos, mal pagados, temporales y peligrosos. La reducción de la pobreza es falsa porque en muchos países donde hay explotación minera la pobreza aumenta”, sostiene la joven economista.

Pero lo más atrevido de la investigación del exfuncionario y asesor de los gobiernos de ARENA, es el planteamiento de que la minería metálica es la única posibilidad real de desarrollo de la zona norte del país: “La minería del oro presenta una oportunidad única para reactivar la economía de la zona más pobre del país y reducir el peso de su pobreza, porque genera servicios y crea economías más diversificadas”, sostiene el estudio.

“En esto, Hinds hasta contradice los planes del actual gobierno”, afirma William Castillo, uno de los directores de CEICOM, quien se incorporó a la plática, “porque en su programa de desarrollo de la zona norte descarta la minería metálica y plantea proyectos de ecoturismo y agroindustria que son incompatibles con la minería. La Comisión Nacional de Desarrollo, que elaboró el proyecto, rechaza la minería metálica”, asevera.

Referente al impacto ecológico, para Iván, lo dicho por el exministro es aún más cuestionable. “Su explicación del drenaje ácido es incorrecta”, indica el experto en minería, de origen vasco, quien aconseja a Hinds ir a la mina de San Sebastián, La Unión, para comprobar las mentiras de Pacific Rim repetidas en su estudio. “Descontaminar tampoco es posible, porque se utilizan varias toneladas diarias de cianuro”, sostiene.

“Toda el agua envenenada con los materiales tóxicos usados en el proceso de extracción de los metales es irrecuperable y todo el daño ambiental es irreversible, sólo para minimizarlo se necesitan muchos millones de dólares, por eso en varios estados de los Estados Unidos y Canadá han prohibido este tipo de minería. Ninguna tecnología puede evitar la contaminación de los recursos hídricos y del medioambiente”, concluye.

Para los investigadores y directores de CEICOM, el propósito del estudio es tratar de convencer a los miembros del gobierno que están renuentes a avalar estos proyectos. “Hinds es irresponsable y miente sobre la minería que es inconveniente para el país, dada la pequeñez territorial, la sobrepoblación y la cercanía del agua. Los beneficios son sólo para las compañías mineras, mientras los daños serán para todo el país”, insiste Castillo.


4 comentarios:

  1. Hola Carlos...Excelente Articulo!!

    Ademas nos gusta los nuevos colores, hace mas atractiva y menos cansadora la lectura..

    ResponderEliminar
  2. Esto de la minería se sigue complicando. Y si ahora resulta que, para variar nos quieren dar atol con el dedo, es todavía peor.

    Parece mentira que nos quieran vender la idea de que en otros países la minería ha sido la salvación de la economía y, más aún, del maltrato al medio ambiente.

    Buen cambio don Carlos, buenos colores.

    Saludos
    Alberto Enrique Chávez Guatemala

    ResponderEliminar
  3. Reyzope: Sí. Excelente artículo y a veces oigo decir que en el Co-Latino no hay nada interesante. Hay gente que lo dice. Por mi parte, si no leyera el Co-Latino me faltaría mucha información sobre la situación de la gente, de los trabajadores y de sus luchas.

    Y tal vez por eso es que no le dan publicidad y le hacen la vida difícil. Los progresistas salvadoreños deberían suscribirse y recomendarlo.

    Alberto: Sí, Alberto, siglos de minas tiene Bolivia. La riqueza está afuera y ahora que apenas se rebela un tantito, le levantan una campaña al Evo Morales.

    Pues me alegra que les gusten los nuevos colores. Pero busco justamente colores que no molesten la lectura.

    ResponderEliminar
  4. Pues por acá se oye mucho de esa propaganda por la radio, muy buena la iniciativa del colatino de revelar la realidad de esa campaña. Por algo le llevan hambre...

    Suscribo los comentarios sobre los colores, se ven muy agradables.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.