El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

08 febrero 2011

La ley de transparencia saldrá empañada

Se dieron cuenta muy tarde, demasiado tarde. Anduvieron de lenguones, prometiendo a diestra y siniestra que iban a transparentar toda la gestión del Estado y ahora ya no saben como salirse del apuro. El presidente pide tiempo, un añito para encontrar como salirle al paso, tal vez tiempo para encontrar la trampa. Sigfrido Reyes, según se rumorea, compró traje en los Campos Elíseos, pero ahora anda metido en camisa de once varas. Sacó las cobijas al aire y denunció abuso y medio en los salarios de los empleados y una plétora de “asesores”. Ahora quiere echarle un paño encima al escándalo, porque dice que ha prometido una “gestión armoniosa”.


El nuevo presidente de la Asamblea se queja de que nadie le pregunta por las leyes que están pendientes, que sólo lo interrogan sobre los sobresueldos y otros despilfarros que se dan en la Asamblea. Afirma que ““Yo, como he prometido llevar una gestión armoniosa (con las fracciones), no quiero empezar a revelar cosas que comprometerían a varios de sus diputados y diputadas (de ARENA) en gestiones (...), cómo se han beneficiado de la Asamblea, yo eso lo voy a dejar atrás, yo estoy enfocado en una agenda positiva de futuro”, comentó el presidente legislativo. Esto nos reporta el diario El Mundo.


En realidad la cosa es muy sencilla, hablando claro y pelado se trata de una declaración de amistad y lealtad hacia los que se aprovecharon del dinero del pueblo, a los diputados de la derecha. Porque además de la complicidad que esto encierra, la declaración de Sigfrido Reyes contiene el grito de gloria: ¡nos llegó el turno! ¡Ahora nos toca a nosotros!


Pero esta desfachatez, este cinismo se dan a la semana de haber denunciado el robo en la Asamblea y al mismo tiempo están como apurados por promulgar la Ley de Transparencia. Por último ya sabemos para qué va servir la nueva ley. Antes sospechábamos el desfalco, pero no sabíamos el monto. Ahora vamos a saber a ciencia cierta de que hay desfalco y el monto. Pero esto no dará lugar a juicios, a que se persiga a los ladrones, pues esto puede traer una desarmónica gestión legislativa. ¡Aquí robamos todos por parejo! ¡Y circulen, no hay nada que ver!


Por ahí aparecen algunos comentaristas en los blogues que preguntan “¿cómo se siente ser de Arena?”. Esta gente piensa que levantar la voz ante estas conductas de sinvergüenzas, es hacerle el juego a la derecha. Pero realmente no se trata de un juego. Sigfrido Reyes afirma que prefiere dejar atrás la denuncia con nombre y apellido de los que han robado, en aras de sus buenas relaciones con los diputados de ARENA. ¿Quién le hace el juego y le presta servicios a la derecha?


Para denunciar y tomar medidas a fin de que este desfalco acabe, se necesita honestidad, integridad y valentía. Pero nuestro nuevo presidente de la Asamblea tiene la misma mano que el presidente de la República, que aseguraba que la suya, su mano, no iba a temblar y que castigaría a los corruptos. Luego Mauricio Funes se nos enfermó, tiene olvidos constantes y le ha entrado una tembladera en las manos, que para qué les cuento. Hace una semana cuando felicitó a Reyes tal vez lo contagió... El caso es que Reyes no quiere hablar de los carros, de las múltiples prebendas de los diputados, esas cosas, para nuestro revolucionario, son nimiedades, él prefiere “una agenda positiva del futuro”. ¿De qué futuro positivo podemos hablar, si se cimienta en tanta corrupción y tanta pudredumbre?


¿Es con este tipo de actos, con estas declaraciones que el nuevo presidente de la Asamblea quiere redorar el prestigio de la representación nacional? En realidad les importa un comino lo que pueda pensar la gente. Pues tienen seguridad de que los electores, llegado el día del voto, no van a tener otra opción que votar por ellos. La ley que votaron con ARENA para impedir las condidaturas individuales los mantiene tranquilos. Luego ya votarán la reforma constitucional para preservar sus privilegios de casta politiquera. El desgaste la democracia representativa los tiene sin cuidado. En El Salvador la gente sigue yendo a las urnas, aquí no pasa como en la gran democracia del Norte, donde apenas acuden unos 20% de los posibles votantes. Si el modelo puede tener esa afluencia electoral, en nuestro país aún estamos lejos de ese desapego. Es esta clase política, son estos partidos actuales, los que están sembrando en el país el desinterés por la cosa pública, es a ellos, a quienes les interesa que la gente no se meta en nada. “Votá y callate”, es la divisa.


Nuestro pueblo necesita otro partido, con otro tipo de gente, con otra visión de mundo, con otra estrategia, con otros principios. Se necesita un partido revolucionario, que se apoye en los trabajadores, que sea realmente su vocero, el organizador de sus luchas, el que las promueva. Un partido que eleve el nivel de conciencia de los trabajadores, que eduque, que se proponga una real transformación social. Su necesidad es manifiesta. Pero el nuevo partido no va a salir solo, ni será la creación de un grupo. Obligatoriamente todo debe ser distinto, todo, hasta la manera de surgir, de funcionar. Hasta en esto se urge una total renovación.

3 comentarios:

  1. Claudina10:38 a. m.

    Hola don Carlos, aqui otra vez queriendo arreglar el mundo. Lo que usted propone es precisamente lo que siempre he pensado que nuestro pais necesita, lo unico que me preocupa es como motivar al pueblo a que busque ese nuevo 'partido'? Mucha gente esta traumada por todos los desencantos que se han dado ultimamente en cuanto a sus lideres favoritos y a su partido favorito, sin embargo todavia existen fanaticos que no quieren aceptar la realidad. Por otro lado, como saber que ese nuevo 'partido' va a ser el verdadero Mesias que todos hemos estado esperando? Usted sabe que para ganar adeptos se usan muchas estrategias y la gente se deja convencer facilmente, ademas acuerdese que la derecha nunca duerme y ya estaran buscando otros 'partidos' o 'grupos' para disimular sus verdaderos objetivos de mantenerse en el poder, ya que no va a ser facil que suelten la guayaba. Me temo que este proceso, aunque necesario, va a ser muy doloroso y se tiene que ir poco a poco educando al pueblo, no arrebatandose a ganar una eleccion como partido, pero formando mas bien a la gente en los principios de un nuevo sistema. Y ese proceso va a requerir mucha paciencia, ser manejado por lideres concientes y con mentalidad colectiva, tomar en cuenta a las masas como la base de todo accionar, es decir empezar de nuevo y tal vez asi logremos nuestro sueno de un destino mejor para nuestro sufrido pueblo. Atentamente.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:56 a. m.

    Hasta la fecha nos hemos dedicado a señalar los problemas, pero el objetivo es cambiarlos (dicho de otra manera).
    Este pueblo tiene que buscar por propia cuanta los medios para cambiar esa situación, lo que implica adquirir conciencia de ellos para encararlos, pero un pueblo no preparado para ese enfrentamiento con la realidad, no es capaz de medir su situación y eso lo vuelve vulnerable a los cantos de sirena, al discurso mesiánico de falsos líderes que prometen una cornucopia.
    En intervenciones anteriores hemos coincidido en que el problema central de nuestro pueblo es su carencia de educación, pero no simplemente de una educación que apenas enseña a mal leer y semi escribir, sino de una educación que le permita tomar conciencia, conciencia de clase, de clase trabajadora para luego luchar por los intereses de su clase. Solamente un pueblo así educado puede llegar a crear un partido que lo represente en toda sus aspiraciones y vele seriamente por los intereses de la clase trabajadora. Entiendo que Usted y este su servidor somos trabajadores y algunos contribuyentes al blog aunque fueran profesionales universitarios, somos trabajadores, trabajamos para subsistir, vivimos de nuestro trabajo y ello nos obliga a identificarnos todos los miembros de nuestra clase, no con quienes nos pagan el salario.
    Es innegable que una tarea de esta magnitud no puede realizarse de la noche a la mañana, tomará su tiempo y ello implica iniciarla a la mayor brevedad posible.
    Atentamente
    Quijo-t

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:40 p. m.

    Hola a todos y especialmente a Carlos Abrego.

    Es priemra vez que participo en éste blogg pues es primera vez que lo leo y desde yá he empezado a propagarlo entre mis compañeros porque es necesario habrir el debate y expamdirlo a todo el pueblo, especialmente entre los activistas de izquierda que llevan la batuta en la concientización del pueblo.
    Aunque nunca he sido miembro formal-legal del frente siempre he trabajado toda mi vida por y jutno al frente, especificamente dentro de las legendarias FPL lo cual marcó mi forma de pensar.
    Es preocupante el desarrollo de los acontecimientos y del rumbo difuso que nuestros dirigentes llevan y atendiendo a la inquietud de Claudina considero que lo importante es comprender que se trata de todo un proceso donde se van quemando etapas pero donde no es necesario que se queme una para entrar a otra sinó donde todos los elementos se conjugan y adquieren fuerza a su debido tiempo. Recordando los principios bajo los cuales nacieron las organizaciones politico-militares, concretamente las efe, de ir de lo simple a lo complejo y de apoyarse en las masas debemos seguir pacientemente haciendo conciencia clarificadora entre el pueblo y los militantes de como vemos que las cosas van y como consideramos que deberian ser. Si la dirigencia del frente agota todos sus cartuchos y nunca se vé claro vendrá inevitablemente el surgimiento de nuevos movimientos-partidos revolucionarios que conoceremos por sus acciones; mientras tanto nos toca seguir habriendo debate y cuestionando cualquier actuación "chueca" del partido pero tambien apoyando lo que haga de bueno pues no todas son manzanas podridas dentro de ese gran movimiento revolucionario. Personalmente considero que la primera gran batalla ideologica debe darse en el seno del movimiento (fmln) antes de ponerse a crear otros que le costarian muchos años enraizarse entre el pueblo.
    Para mi sigue siendo vigente la visión estrategica de "Guerra popular prolongada" pero entendida como una visión politica e ideologica y nó militar. Guerra de clases sociales y contra el sistema capitalista por toda la vida. Aplicarlo mecanicamente a lo militar fué un error, ahora reconocido por los antiguos dirigentes de las fpl y que le impidió a la orga actuar militarmente más audazmente en su debido momento.
    POr lo tanto lo que nos queda es seguir divulgando nuestro pensamiento critico y crear debate una y otra y otra vez.
    Saludos
    Sergio Montes

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.