El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

02 diciembre 2008

Un muro implacable

Los dos párrafos que cito aquí abajo son de José M. Tojeira. Pueden leer el artículo entero aquí. Estoy de acuerdo con la descripción que hace el rector de la UCA, no obstante me parece que sistemáticamente venimos a toparnos con un muro ideológico, que nos impide ver el porqué de la imposibilidad actual de construir “un nuevo orden económico internacional”, que con toda justicia Tojeira llama indispensable.

No me voy a extender demasiado. Pero pongan atención en lo que subrayo en ambos párrafos. Creo que los millones de los que habla Tojeira no están destinados a corregir los desperfectos, sino que a colmar las pérdidas de ganancias de esas grandes empresas, pero sobre todo de sus principales accionistas. Porque detrás de las empresas y a veces detrás de los ejecutivos, se ocultan los dueños reales del mundo, que también tienen nombre y apellido. Se trata de capitalistas de carne y hueso, muy concretos.

“A todos nos ha llamado la atención la cantidad de millones de dólares que hacen falta para arreglar los desperfectos de una economía en crisis. Desperfectos además que tienen detrás de sí nombre y apellidos de grandes empresas y de ejecutivos que han tenido a su vez sueldos millonarios. Algunas de las empresas más grandes del mundo se han visto en la necesidad de pedir ayuda al estado, en particular al Gobierno de Estados Unidos, para no quebrar y no ocasionar una quiebra en cadena de otras grandes empresas financieras”.

(....)

Si el mundo se hubiera dedicado a invertir setecientos mil millones de dólares en la erradicación de la pobreza, en el cultivo de la ética y la educación, en el refuerzo de las instituciones internacionales y la defensa de los más pobres, probablemente tendríamos un mundo diferente. Pero hemos dicho que no tenemos dinero para los pobres. Sólo tenemos dinero en nuestros estados para ayudar a los más ricos cuando administran mal sus recursos. Un nuevo orden económico internacional es indispensable”.

En este último párrafo de José M. Tojeira he subrayado la típica mistificación de los ideólogos. Puesto que este “mundo” no es un ente concreto que pueda decidir de lo que sea, simplemente no existe, es una abstracción con muy poco contenido. ¿Quién es el mundo? ¿Quién en última instancia puede decidir dónde y cómo invertir en el mundo? ¿El mundo mismo? Los que tienen capacidad de decidir siempre son hombres concretos, de carne y hueso. Y mientras la clase de los capitalistas sea hegemónica, podremos seguir enumerando lo bueno que sería si... pero eso nunca se realizará pues choca con sus intereses. Aunque parezca obtuso, repito que para que surja un nuevo orden económico internacional es necesario cambiar radicalmente de lógica, del principio rector actual: la busca del máximo beneficio privado. Este es el muro, un implacable muro.

5 comentarios:

  1. Lo interesante Carlos, es que todos los grandes sesos de la teoria economica especialmente los del culto a Friedman sacan listas de los responsables de la crisis, en esas figuran desde los mojados dependientes del wellfare, hasta los compradosres de casas sin colaterales para hipotecas. Se olvidan de la cortada en la aorta que ellos mismos se hicieron al empezar una GUERRA que realmente los ha puesto a imprimir mas circulante.
    China me agueva, si la populacion de China e India lo unico que buscan es volverse consumistas a los standares norteamericanos ESTAMOS FRITOS, ESTE OVALADO GLOBO QUE LOS BEATLES LE LLAMARON SUBMARINO, Esta condenado al paredon ...

    Hace un par de años mandaron una sonda movida por celdas solares a MARTE, con camaras y aparatos roboticos de medicion, tenia una vida util de 2 meses, hasta el sol de hoy sigue moviendose y mandando fotos y lecturas de posicionamiento para cartografia y topografia. Ahora las empresas de carros le piden pisto al PATERNALISTA gobierno sin ni siquiera dejar de producir esos carros gigantescos que necesitan gasolineras enteras para mover sus gorditos culos...No se entiende.

    Se necesita un cambio radical a los sistema energeticos, sistemas publicos eficaces... Sol, Agua, Aire, Mierda, autosatisfaccion e independencia.... Los paises del tercer mundo (especialmente latinoamerica, tienen gran ventaja ya que se pueden establecer programas en comunidades especificas...eso si el FMI O EL BANCO MUNDIAL, NOS DEJA!)

    ResponderEliminar
  2. Ser del mundo o fuera del mundo?? Y al final el mundo sigue así, pq al mundo le importa un carajo lo que le pasa al mundo... Es triste. El concepto en sí, q ha subrayado Don Carlos, me parece como usted bien dice: abstracto. Lo q pasa es que el mundo como tal está demasiado corrupto ahora. Cómo le vas a dar millones de dolares a alguien para subsidiar el daño que le ha hecho a millones de personas, enriqueciendose.Es absurdo. Pero bien, yo quien soy, solo vendo Ipods a las ordenes de uno de esos señores mientras mi carrera académica no sirve de nada...

    ResponderEliminar
  3. El Enmascarado: Sí, nos echan la culpa encima. Pero en la abstracción de "el mundo", entramos todos, los que deciden, como las víctimas de esas decisiones. Este tipo de mistificación viene a anular la denuncia anterior, los culpables somos todos.

    Raúl: No sé por qué me acabo de acordar del tango: "Cambalache", pues también nos echan la culpa.

    Una de las cosas que más me han irritado es que los ideólogos del capitalismo, me hagan responsable de las consecuencias inhumanas del sistema.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:42 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:42 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.