El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

13 marzo 2008

Desde Washington

Activistas en Solidaridad con El Salvador disputan orden del Departamento de Justicia y denuncian la posible repetición de acoso ilegal

Organización de base estadounidense es acusado de ser agente internacional del partido FMLN a un año antes de las elecciones presidenciales en El Salvador
Washington, DC: El Comité en Solidaridad con el Pueblo de El Salvador (CISPES), que en los años 80 fue sujeto a una investigación ilegal de la FBI – la mas grande de la epoca de Reagan – ha recibido nuevamente comunicados amenazantes del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Citando el Decreto de Registro de Agentes Extranjeros de 1938, una carta fue enviada a CISPES en enero pasado, cuestionando las relaciones de la organización con el partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). CISPES ha recibido similares investigaciones en los años 80's lo cual condujo a una ilegal investigación del FBI dentro de sus actividades.
La carta cita la pagina Web de la organización y un artículo publicado en el Washington Post – el cual no menciona a CISPES – posterior a la visita en diciembre de 2007 del candidato presidencial del FMLN, Mauricio Funes. En ella dice "nos ha llamado la atención… que el FMLN y/o posiblemente su candidato para las elecciones presidenciales de 2009, Mauricio Funes, contrató su organización con el propósito de conducir una campaña de relaciones publicas en los medios de comunicación incluyendo el financiamiento político… ". El Departamento de Justicia no da otra evidencia para sustentar la demanda.
De acuerdo al Director Ejecutivo del CISPES, Burke Stansbury, "CISPES nunca ha tenido un acuerdo contractual con el FMLN o el señor Funes, ni ha recibido ordenes del partido para hacer trabajo de publicidad en los Estados Unidos. Mas bien, nosotros tenemos una relación de solidaridad basada en los valores políticos compartidos que se remontan hasta los tiempos de la lucha por la democracia y justicia económica que el pueblo de El Salvador peleó contra un régimen brutal apoyado militarmente por los Estados Unidos en los años 80". CISPES fue fundado en 1980, durante el auge de la guerra civil entre el gobierno salvadoreño apoyado militarmente por los Estados Unidos y el FMLN, en aquel entonces una fuerza guerrillera con amplio reconocimiento internacional.
"Que el Departamento de Justicia erróneamente evoque el Decreto de Registro de Agentes Extranjeros (FARA por sus siglas en Inglés) para convertir la organización en su objetivo en este momento particular, demuestra el temor de la Administración de la corriente de cambio progresista en América Latina, es un esfuerzo para intimidar y sofocar a los grupos de solidaridad en Estados Unidos quienes se oponen a la instalación de regimenes títeres contra la voluntad de los pueblos de Latinoamérica" dijo Mara Verheyden-Hilliard, una abogada de la Sociedad por la Justicia Civil, quien forma parte del equipo de abogados que asisten a CISPES en este caso.
El partido salvadoreño FMLN y su candidato Mauricio Funes han ganado amplio apoyo en los últimos 12 meses antes de las elecciones de 2009, debido en parte a las fallas de las políticas neoliberales apoyadas por los Estados Unidos, como los Tratados de Libre Comercio (CAFTA).
"Esto demuestra que la Administración Bush esta atemorizada porque otro país de América Latina va a elegir otro gobierno de izquierda", dijo Stansbury. "El pueblo salvadoreño quiere una elección libre y transparente, libre de la intervención extranjera, y tales acciones de la Administración Bush demuestran una peligrosa tendencia encaminada una vez mas a desestabilizar los procesos electorales y violar la soberanía de un país". En 2004, la ultima vez que el FMLN tuvo la oportunidad de ganar la presidencia, funcionarios del Gobierno Estadounidense emitieron declaraciones en las que daban su claro apoyo al derechista partido ARENA y amenazando con cortar el envío de remesas de los salvadoreños residentes en los Estados Unidos hacia sus familias, sí el FMLN ganaba las elecciones.
En 1981, el FBI investigó CISPES bajo los alegatos de actuar como un agente extranjero del FMLN. Cuando se probó que era un argumento infundado, el Departamento de Justicia, lanzó una completa investigación basada en la suposición que CISPES era un frente del supuesto "terrorista" FMLN. La campaña de vigilancia, acoso e intimidación por parte del FBI contra CISPES finalizó en 1987 y a la larga se convirtió en una tremenda vergüenza para el FBI cuando CISPES y el Centro para los Derechos Constitucionales forzaron la publicación de los archivos del FBI bajo el Decreto de Libertad de Información. Posteriores audiencias del Congreso demostraron que el FBI realizó numerosas operaciones ilegales, resultaron en una pesquisa interna en el FBI, y acorto el alcance de las operaciones de investigación domesticas las cuales fueron expandidas bajo el Acta Patriota de los Estados Unidos.
"En los años 80 el Departamento de Justicia procuro intimidar y reprimir el poderoso movimiento en solidaridad con Centro América", dijo Angela Sanbrano, Directora Ejecutiva de CISPES durante la investigación del FBI en 1980. "La infame cacería de brujas fue un completo fracaso, y todavía la Administración Bush tiene el valor de regresar a las antiguas tácticas de usar una ambigua ley – FARA- para amedrentar a CISPES otra vez".
CISPES ha continuado su trabajo de apoyo por una democracia real y los derechos humanos en El Salvador por medio del envío de delegaciones de observadores, apoyando las giras de prominentes líderes sindicalistas y de derechos humanos en los Estados Unidos y trabajando para impedir que se repita la injerencia politica Estadounidense en El Salvador. CISPES se ha opuesto a la apertura de la Academia Internacional para la Aplicación de la Ley (ILEA por sus siglas en Inglés), alegando que esta ha servido para exportar las tácticas represivas estadounidenses – incluyendo el acoso hacia los activistas de los grupos de oposición – hacia Latinoamérica.
"No es una coincidencia que la Administración Bush este arremetiendo contra CISPES ahora por nuestra solidaridad con los movimientos sociales en El Salvador", dice Sha Grogan-Brown, Director de Desarrollo de CISPES. "Mientras mas y mas fuerzas progresistas llegan al poder en Latinoamérica, el Departamento de Estado esta buscando maneras de fortalecer sus pocos aliados que le quedan y detener el triunfo de partidos como el FMLN. Pero sus tácticas sucias de acoso e intimidación no detendrán nuestro trabajo de solidaridad, ya que nos negamos a someternos a su presión".

3 comentarios:

  1. Anónimo6:01 p. m.

    Sin duda que en esto está metida la "mano peluda" arenera. La administracion Bush tiene como únicos aliados en américa latina al paramilitar Uribe en colombia y a los arenarcos en el salvador. Recordemos como Saca salió corriendo el mes pasado a Washington para impulsar la campaña de Bush contra Chávez y aprovechó para acusar a Chávez de que financia a la candidatura de Funes, además de pegar un affiche hecho con fotos manipuladas de funes, sanchez y chavez. Este episodio contra CISPES forma parte de esos mutuos favores que se dan entre si estos mafiosos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:16 a. m.

    Ahorita hay una campaña bien sucia contra Mauricio Funes. Lo estan acusando de todos los males de nuestro pais. Cada dia en los diarios de El Salvador se publican falsedades, calumnias, etc en su contra.Vaya politica de altura que hace el partido en el poder .
    Don Memo

    ResponderEliminar
  3. Anónimos, gracias por visitar y dejar comentarios.

    Sobre el tema, lo que más me preocupa es la actitud partidaria de un organismo oficial de los Estados Unidos. CISPES puede ser un vehículo eficaz para controlar la transparencia de las próximas elecciones. Tratar de desprestigiar a esta organización implica un deseo fuerte para que no cumpla con este papel.

    Me huele que el fraude es un recurso que tienen en mente tanto en Washington, como en San Salvador.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.