El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

23 noviembre 2007

Represión en Cutumay Camones

La PNC le sirve de escolta a los camiones que vienen a depositar materiales de construcción en los terrenos en donde se obstinan en querer construir un batadero de basura (al que llaman relleno sanitario) en la comunidad Santa Gertrudis de Cutumay Camones. La municipalidad santaneca se obstina y Mena aprovecha los favores de sus nuevos aliados. El origen de los disturbios está en estos hechos.

Las denuncias no son nuevas y se han hecho desde hace tiempo. Hay riesgo —afirman los habitantes de la zona— que los mantos acuíferos puedan ser contaminados. Los responsables de velar por la salud de los ciudadanos aún no intervienen de manera eficaz y acorde con las demandas ciudadanas. El agua es un recurso que puede volverse raro y es inútil insistir sobre su importancia vital. ¿Entonces por qué responder con la represión en algo que para un gobierno con "sentido humano" debería conducir a la negociación, al diálogo?

¿Por qué se conducen como bandidos y traen al relleno los materiales de construcción durante la noche? ¿Y por qué la PCN se presta a estas maniobras? ¿No se trata de una provocación? ¿Por qué la policía toma partido en este caso? ¿Por órdenes de quién la PCN escolta los camiones de la compañía Presys de S.A de C.V.?

El uso de la fuerza del Estado en estas circunstancias ha sido excesiva y su carácter estrictamente represivo es patente. De nuevo nos anuncian que diez menores de edad han sido encarcelados. ¿Qué busca el gobierno con este tipo de acciones represivas?

Y para colmo la muerte de un menor de edad acontece durante estos disturbios. Las circunstancias de su deceso aún no están establecidas claramente. Es urgente que una investigación imparcial se lleve a cabo y si esta muerte ha sido provocada por la acción de la policía deben de tomarse las medidas disciplinarias que se imponen. La policía tiene por obligación de preservar la vida de los salvadoreños y no de provocarla.

Es urgente que los presos sean puestos en libertad inmediatamente y que las autoridades en vez de caldear la atmósfera, recurran al diálogo y que se muestren responsables con la salud de los habitantes de Cutumay Camones.

10 comentarios:

  1. Anónimo5:03 a. m.

    Voilá le "chaos constructeur" dont parlent les neo-cons. Chaos constructeur d'inégalités, évidemment, mais aussi chaos constructeur de mafias institutionnelles, résultat de la cupidité des fonctionnaires.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:45 a. m.

    Que qué?

    Hey ,yo no comprendo el chino!

    ResponderEliminar
  3. Estimado Carlos, perdón que me indigne:

    "...Y para colmo la muerte de un menor de edad acontece durante estos disturbios..."

    ¿"acontece durante"? ¡¿Qué significa eso?! ¡¡¡¿"Para colmo"?!!!

    Y luego:

    "...Las circunstancias de su deceso aún no están establecidas claramente..."

    ¡Y ¿Entonces?! ¿Para qué mencionarlo?

    Tuvo la prensa insensible, oficialista y sensacionalista que publicar fotografías denigrantes del pobre cipote para "desmentir" esas referencias inconexas...

    La denuncia estaba clara... hasta que salió Pedro gritando ¡El Lobo!. Allí -para ciertas sensibilidades grotescas como la mía- la denuncia perdió todo su fulgor...

    ¿O hay otras pruebas de que sí hay conexión? Desearía saber de ellas...

    ResponderEliminar
  4. Estimado jc:

    El "colmo" es que ese niño tuvo una crisis de su enfermedad durante el ataque de la PNC con bombas lagrimógenas, que entraron donde estaba el muchacho.

    Las circunstacias no aclaradas en el momento de mi artículo era si había un nexo de causa a efecto entre los gases y su deceso. Se trata de un nexo directo, se entiende.

    ¿Pruebas? ¿Puedo tener pruebas desde Francia de algo que ocurre en las afueras de mi Santa Ana? Claro que no.

    No obstante me cabe indignarme de la publicación de fotos de ese muchacho por un cotidiano nacional, como disculpando de antemano a las fuerzas represivas.
    (En esto comparto cien por cien lo que escribió Ixquic* en su blog).

    El día anterior ese mismo diario escribía que los habitantes de Cutumay se habían escondido detrás de las casas para lanzar las piedras... hecho que tal vez "explicaba" que los gases penetraran en las habitaciones.

    No quise apresurarme a concluir. Pero sigo todavía preguntándome, ¿la crisis habría podido se socorrida sin los gases? Me pregunto también ¿qué hicieron los agentes de la PCN para asistir a ese niño? ¿Qué diligencias hicieron para que los socorros llegaran hasta el enfermo en crisis?

    Carlos.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Carlos:

    Lo de las pruebas no lo preguntaba por usted (que no tiene cómo ni por qué tenerlas) los que sí estaban en la obligación de pensar en ellas fueron los que empezaron a circular la especie, y en quienes muchos confían y les tienen credibilidad.

    El resultado de divulgar mentiras con medias verdades aderezadas en confusión, en el marco de una denuncia legítima, es que ésta última pierde fuerza (sin necesidad)

    La reacción de los medios oficialistas (que también mueve a la indignación como usted e Ixquic señalan) no es más que el asqueroso corolario de una burda pelea sucia en el ring de la propaganda.

    ¿Denunciar la aparente o real brutalidad policial? Me parece necesario y legítimo. Son situaciones en las que los que nos identificamos con la dignidad del ser humano frente a los potenciales y actuales abusos del Estado, no debemos vacilar en a quien le damos el beneficio de la duda.

    ¿Denuncia mezclada con propaganda? Me gusta mucho menos

    ¿Denuncia con propaganda y mentiras melodramáticas? Allí sí ya no...

    La credibilidad de las fuentes se pierde

    ResponderEliminar
  6. Estimado jc:

    Hay una cosa que no entiendo. ¿A quién te referís? ¿A los media que anunciaron la muerte de William Alfredo Ventura como consecuencia de la represión? No sé exactamente a quién te referís. En todo caso en Cutumay Camones ha habido represión real y la PCN en estos momentos con sus unidades móbiles se ha dedicado en ese cantón a mantener un orden de cosas, que habitantes del lugar juzgan peligroso para la preservación de la calidad del agua. Protegen la constructión de un botadero de basura. ¿Cuál es en este caso la prioridad? No veo que esta denuncia pierda su validez porque al ocurrir la muerte del muchacho, se pensó en una relación directa.

    Es cierto que posiblemente, digo posiblemente, los forenses concluyan que no hay nexo directo entre los gases y la muerte del muchacho. Y esto bastará para que no haya un juicio. Pues para la medicina su muerte es por causa natural. En esto hay muchas cosas que entran en consideración. Por ejemplo, las preguntas que antes hice, en mi respuesta anterior.

    Y me parece que la justicia debería también establecer si la presencia policial con sus gases propició o no las cuasas mórbidas de la muerte. También existe el delito de no asistencia a una persona en peligro. Las autoridades presentes eran policiales, mi pregunta que repito aquí es ¿qué hicieron para que los socorros médicos le fueran administrados a tiempo?

    Es cierto que hay quienes tienen muy frágil su capacidad de indignación, que les parece normal que en nuestro país la desnutrición sea una circunstancia normal, natural que pueda propiciar la muerte de un adolescente de catorce años. ¿En qué medida intervinó su desnutrición en el deceso? Claro que estas cosas no se pueden tratar de en porcentajes. Pero también es muy fácil invocar al destino.

    A mí me parece que cabe interrogarse sobre las causas directas e indirectas de la muerte de Willian Ventura.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Carlos:

    Bueno, yo diría que los HECHOS de violencia de parte de las autoridades en contra de ciudadanos son lo suficientemente contundentes como para aderezarlo con interrogantes "posibles" y que me siguen pareciendo -mientras no se prueben- fuera de lugar.

    "...les parece normal que en nuestro país la desnutrición sea una circunstancia normal..." Es un hecho que a veces parezco insensible, pero no es el caso aquí, lo que ocurre es que no hay un nexo probado aún entre un caso y el otro.

    En cuanto a ¿Quién me refiero? Pues me refiero a quienes inicialmente pusieron el grito en el cielo de que "posiblemente" había un nexo entre el fallecimiento del niño y los hechos que se denunciaban (y me refiero a los medios que lo recogieron tal cual).

    "...al ocurrir la muerte del muchacho, se pensó en una relación directa..." Sí: "se pensó" de modo apresurado e imprudente, por decir lo menos.

    Lo cierto es que en el caso improbable de que tal "nexo" haya sido aseverado con la intención melodramática de causar más indignación artificial, tal intención habría logrado sus resultados: vea de lo que estamos hablando. Las "preguntas" seguirán en el aire...

    ResponderEliminar
  8. Estimado jc:

    La contundencia de los hechos represivos debe impedirnos cuestionarnos sobre sus peores consecuencias. Me permito decirte que no estoy aderezando absolutamente nada. Mis interrogantes no son de ninguna manera posibles, al contrario las dejo planteadas y son reales, ya están hechas. Y las dejo ahí planteadas a sabiendas de que el estado de la justicia salvadoreña no me permite esperar una respuesta.

    jc, no sé por qué decretás, de manera un poco autoritaria y sin argumentar, fuera de lugar mis preguntas. El uso de los gases lagrimógenos es parte integrante y casi sistemática de la acciones represivas de la PCN. Esta circunstancia no es una invención, ¿qué incidencia tiene realmente en el mantenimiento del orden? Esta pregunta es simplemente técnica. Pero coincidiendo con esos gases, ocurrió la muerte del adolescente. Cabe investigar y sacar conclusiones. No hay en esto ningún aderezo. En cualquier país en que funciona el derecho ese tipo de investigaciones tienen lugar y ese tipo de interrogantes surge en los encargados de investigar las circunstancias de la muerte de una persona. Hay causas inmediatamente directas y otras que perfectamente pueden ser indirectas. Existe pues también responsabilidad penal por las causas indirectas.

    Mis interrogantes no persiguen indignar a nadie, ni quieren jugar con las emosiones de nadie. Cuando me interrogo sobre cuál fue la actitud de los agentes del orden ante el estado crisis del muchacho, ¿qué acción emprendieron o no hicieron nada? Hay en esta interrogante aspectos de la ética profesional de un agente del estado, interrogo pues su respondabilidad y el cumplimiento de sus obligaciones. Esto es así de sencillo.

    Dejo pues en el "aire" mis preguntas. Y rechazo tu acusación de melodramatismo. No creo que mi lenguaje, en esta ocasión, esté plagado de adjetivos de fácil retorismo. Si alguna vez he tratado de que mis lectores se indignen, he querido que sea una indignación real y sincera, una indignación "artificial" no lo es.

    Recibí, pues, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  9. Jc y Carlos,

    disculpen que me meta.
    Ustedes han tenido acá un diálogo interesante, aunque por ratos poco claro.

    Identifico dos cosas de lo que Jc alega:

    1. La relevancia o no de la muerte del menor y sus circunstancias en Cutumay Camones. 2. Frente a esto el manejo público (medios y opinión pública)

    Creo Jc, que es inevitablemente relevante comentar la muerte, especialmente si se trata de un hecho que te conmueve (No se puede sugerir que se comenten las muertes irrelevante). Allí donde hay una autoridad de por medio, uno debe esperar que exista una investigación y estar a la expectativa. y creo que eso es lo que Carlos colocó acá en el momento que lo hizo.

    Uno puede además especular, reiterando al lector que no se trata de conclusiones, más bien de interrogantes o posibilidades que en su momento se aclararán.

    Concretamente, lo poco que se conoció es que a menor se le dejó en una aparente indefensión --pues no podía valerse por si mismo-- padecía una enfermedad respiratoria y el gas, las circunstancias, etc. pudo darle una hiperventilación.

    Esto no necesariamente puede implicar una responsabilidad penal. Imaginate si saco una pistola y una persona padece del corazón y la ve y se infarta ¿soy responsable? no!

    esta es una de muchas posibilidades.


    y no voy a seguir especulando, porque no es útil y no lo hice en mi blog.

    pero repito, allí donde la autoridad actúa debe investigarse, así funciona. Como dice carlos hay que verificar "el deber de socorro" (que no creo que haya falla en eso) etc. No hay nada de malo o malicioso cuando uno pide investigar. Eso siempre es por el bien de todos.

    Pero eso si, Carlos y Jc. En efecto, la noticia corrió imprecisa. Yo escuché de gente que la dio a conocer, lamentando y pidiendo investigar, precisamente porque no hay forma de concluir!

    Jc tiene razón al criticar a aquellos que buscan a toda costa víctimas de la policía. Parece que no hay lucha social --por el agua por ejemplo-- si no contienda antipolicial. y no es así (sin quitarle las barrabasadas de la Policía que ya son muchas!).

    Una mujer en la entrevista de las Ocho en Punto, de la Coordinadora Medioambiental (organización que acompaña a la gente de Cutumay) dijo que un hombre había fallecido en las bartolinas de la PNC y lo dijo con una sonrrisa en la cara. Eso era un absurdo.

    No hubo tal muerto y ella perdió credibilidad. De paso, le restó peso a la seriedad del caso --que no es de ella-- es de la gente de la comunidad. Y me chocó su expresión.

    Lo que esa gente consigue es que a uno no le crean cuando habla de derechos humanos.

    Jc, tenés razón entonces en indignarte. Pero creo que este no era el post adecuado.

    Saludos y abrazos a ambos

    ResponderEliminar
  10. Ixquic*:

    Te agradezco que intervegas en este asunto. Tus aclaraciones me han servido para entender algunas observaciones de jc y comprender su vehemencia.

    c

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.