El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

25 agosto 2011

El Estado salvadoreño y la partidocracia III

Es evidente que lo que he venido describiendo en mis precedentes artículos “El Estado salvadoreño y la partidocracia I y II” (leer el primero aquí y el segundo aquí) no deja ninguna duda en la poca esperanza que podemos cifrar en algún cambio radical del FMLN, que lo devuelva a sus antiguos objetivos, hacia una estrategia de tranformación social. Su constante viraje hacia posiciones social-demócratas, sus constantes llamados a aceptar el marco legal e institucional actual como el único posible, su ofrecimiento de servicios al gran capital, la hostilidad manifiesta contra las reveindicaciones laborales y salariales de los distintos sectores, su sumisión a la política del presidente Funes, tanto interior como exterior, etc. son pruebas más que suficientes de lo que acabo de afirmar. Cabe pues preguntarse ¿y ahora qué va a pasar? ¿Se ha terminado realmente la historia? ¿El capitalismo salvadoreño, subdesarrollado y dependiente, constituye el último eslabón?


Al mismo tiempo surgen otras preguntas: ¿es posible ahora y aquí una lucha por la transformación social? ¿Acaso el desarrollo hacia la social-democracia del FMLN no significa su imposibilidad en El Salvador? ¿Existen fuerzas dispuestas a no abandonar la lucha revolucionaria? ¿Qué tipo de luchas son revolucionarias ahora en El Salvador?


Estas interrogantes son importantes y muy díficiles de responder de una manera unívoca y tajante. Tampoco pienso que pueda darle a ellas respuestas definitivas y que sea posible que una persona, sin el concurso de otros, tenga la capacidad de proponer soluciones.


La patente inconformidad de muchos sectores, tanto al interior como al exterior del FMLN, ante la situación creada en estos dos años del gobierno de Mauricio Funes y la deriva derechista del Frente, han dado pábulo para que se plantee la posibilidad de que surja en el país una nueva izquierda. Hasta hace poco era imposible plantear este tipo de posibilidades, pues el Frente ocupaba todo el espacio de la izquierda, dejándole una minúscula parcela al CD (Cambio Democrático) en tanto que partido aliado y de tendencia social-demócrata. Incluso todas las tentativas de crear otros partidos de izquierda abortaron, vinieran de afuera del FMLN o como fruto de un cisma.


Una nueva fuerza política


El cuestionamiento sobre la posibilidad de que aparezca una nueva fuerza política es ya de por sí parte del panorama mismo. Es tal vez una de las novedades más importantes, pues hasta ahora el cuestionamiento era, ¿se puede ser de izquierda afuera del FMLN? Sobre esto ya no cabe duda. No obstante crear otra fuerza política no es una tarea sencilla y ante los fracasos anteriores es necesario llevar adelante una reflexión profunda sobre este tema. Sin embargo no es pelegrino afirmar que todos los partidos que aparecieron, han tratado de competir en el mismo terreno institucional en el que el FMLN estaba ya instalado y con una reputación que se había forjado principalmente en los años de la guerra, en tanto que organización guerrillera. En ese terreno era imposible conquistar un espacio.


Al mismo tiempo no se puede plantear como objetivo, después de la experiencia adquirida y el camino recorrido hasta hoy por el movimiento revolucionario, entrar en el mismo terreno en el que las aspiraciones de transformación social han sido absorbidas por el sistema. No se trata de denigrar las elecciones y la participación en ellas por mero principio. Lo que sí es criticable como lo hemos venido señalando es volver las elecciones el terreno fundamental de las luchas y abandonar incluso lo más elemental como es la organización de los trabajadores en sindicatos y el aprendizaje de la lucha reveindicativa. Es en esas luchas donde se toma conciencia de la condición de proletario, de trabajador. Son esas luchas las que inculcan los sentimientos de solidaridad, de abnegación y combatividad. Son esas luchas las que forjan la conciencia de clase. Por supuesto que esto no basta, las luchas políticas de transformación social tienen otro nivel de conciencia, pues son las que llevan a entender la globalidad de los procesos sociales y es donde de manera más nítida se aprehende la necesidad de superar al capitalismo. Actualmente estamos muy lejos de esto.


Hemos visto que el tipo de partido autocrático no puede evolucionar, de medio de lucha se ha vuelto fin en sí, la dirección tiende a perennizarse, a reproducirse y la docilidad de las bases a los dictados de la dirección es simplemente consternante. La base es desposeida de su voz, de toda iniciativa. Esto significa que este tipo de partido se ha vuelto obsoleto e incapaz de emprender las luchas necesarias para los cambios radicales que urge nuestra sociedad.


Es aquí donde llega el momento crucial donde surgen nuevos y más profundos cuestionamientos: ¿qué luchas son revolucionarias hoy en El Salvador? Y para llevarlas a cabo ¿qué tipo de organización es necesario? No obstane antes de responder a estas preguntas es indispensable volver sobre qué entendendemos por luchas revolucionarias. Por lo general la revolución es asimilada a los movimientos armados, a los grandes tumultos, a los grandes asaltos a cuarteles y palacios, etc. Para la mayoria de la gente revolución es sinónimo de violencia, hablar de una revolución pacífica le resulta como una expresión contradictoria, como un oxímoron.


Una situación política inédita


Nosotros estamos ahora en El Salvador en una situación política que excluye totalmente el uso de las armas. Podemos decir que uno de los resultados de la guerra ha sido que aparezca en el país la posibilidad de emprender luchas políticas radicales sin que la represión venga a golpearlas. Estas luchas se pueden conducir públicamente. Esto es totalmente inédito en el país. Este es un logro mayor y se lo debemos a la lucha heroica del pueblo salvadoreño y a su organización de entonces el FMLN. Es cierto que esta situación en cierta medida es precaria y puede ser como en otras tantas ocasiones reversible. Esto ha quedado demostrado en estos días con los exmilitares refugiados en el antiguo casino de la Guardia Nacional, protegidos de la captura por la PNC (Policía Nacional Civil) y en las peripecias sobre el famoso decreto 743, las instituciones han sido burladas, manoseadas. La derecha y algunos exmilitares no han disfrazado sus amenazas de golpe de Estado. Esto también significa que para guardar y hacer prosperar esta situación se necesita nuestra total vigilancia y mantener una correlación de fuerzas que vuelva imposible un retorno a las dictaduras. Sin embargo esta amenaza latente no debe conducirnos a limitar nuestras exigencias, a cambiar de objetivos y a menguar nuestras ambiciones.


Tal cual han quedado planteados los problemas, nos encontramos con nuevas tareas, una de ellas fundamental, la construcción del útil para alcanzar los objetivos. Este instrumento no se puede semejar a los anteriores de tipo autocrático, debe pues ser de un nuevo tipo, en el que los miembros adquieran un alto nivel de conciencia que les permita a cada momento, frente a cada problema social que se presente en su entorno, saber analizarlo y determinar por sí mismos las respuestas apropiadas. Para ello es necesario que su organización tenga la capacidad de respuesta rápida, que pueda al mismo tiempo alertar a los otros miembros. Se trata de una organización que no puede ser vertical, su horizontabilidad implica al mismo tiempo una total igualdad de los miembros. Es cierto que la práctica instruye sobre la necesidad de un organismo central que coordine acciones de envergadura nacional y que organice las respuestas apropiadas. Los miembros del partido dejan de ser ejecutantes de consignas y de planes elaborados en la cúpula, el partido mismo por la actuación de sus miembros al interior de la sociedad, en el centro mismo de los problemas concretos, adquiere el carácter de protagonista de la historia que está llevándose a cabo.


En este nuevo tipo de organización tampoco puede haber monopolio de la información, ni del conocimiento. Hasta ahora en los partidos autocráticos los dirigentes han acostumbrado al militante a conformarse con un saber precario o la ignorancia de los detalles de los problemas que le conciernen directamente. Incluso se llegó ha monopolizar la autoridad de conocer, un conocimiento que no venía obligatoriamente del estudio de la cuestión, sino que por el hecho mismo de encontrarse en la cúspide del partido. El secretismo, la compartimentación se han convertido en insturmentos de manipulación, en el que vence la intriga y hace propicio el funcionamiento de las camarillas.


La transversalidad de la organización significa también trasmisión total de toda información necesaria para la toma de decisiones individualizada. Esto de ninguna manera implica el desarrollo de la anarquía, ni del espantaneismo. Esto significa que los militantes, uno a uno, en su individualidad, en su persona, es respetado y puede enriquecerse, aprovechando del conocimiento y de las opiniones de todos.


Esto obligatoriamente va ligado a un aspecto fundamental de la lucha del movimiento revolucionario. Es hartamente repetida la frase de Lenin: “Sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario”. Esta afirmación del revolucionario ruso se volvió en una especie de frase de encantamiento, pero en lo concreto los partidos autocráticos poco a poco fueron inculcando un rechazo a todo aquello que de cerca o de lejos se asemejara a lo teórico. Eso le correspondía a lo sumo al Secretario General o alguna eminencia gris o a veces a los intelectuales del partido que “asesoraban” a la dirección. Muchos militantes llegaron incluso a presumir que no necesitaban de la teoría, que su función era la práctica y exclusivamente la práctica. Se llegó a decretar en algunas veces que dedicarse a la teoría era una especie de “enfermedad” de pequeños burgueses. Pero Lenín no sólo señaló en las condiciones de la Rusia de finales del siglo XIX la urgente necesidad de elevar la conciencia del proletariado, sino que agregó, citando a Engels, que la lucha teórica iba a la par y era de igual importancia como la lucha económica y la lucha socio-política.


Esta lucha teórica es un terreno totalmente en barbecho en nuestro país. Desde hace mucho tiempo, como lo hemos señalado antes, la lucha ideológica fue abandonada por el FMLN y la ideología dominante no encuentra ninguna oposición y la visión burguesa de la sociedad sigue imponiendo su hegemonía. La compresión de los procesos sociales es indispensable para aportar soluciones concretas.


Pero la situación inédita de la que he hablado arriba encierra también por primera vez en nuestro país la posibilidad del estudio del pensamiento marxiano, sin ser perseguido, ni ir a parar a la cárcel. Es decir tenemos por primera vez en la historia de nuestro país la posibilidad de discutir, de analizar nuestra realidad de manera pública. El nuevo partido tiene la tarea —para llevar adelante la lucha teórica de la que hablaba F. Engels— de crear las condiciones para que la teoría no sea el patrimonio de unos cuantos. (Sigue)

9 comentarios:

  1. Anónimo3:56 p. m.

    Claro que una división de la izquierda, sin duda que favorecería a la derecha, y significaría que cualquier agrupamiento de izquierda pueda acceder a ganar una elección. Es más, es posible que las próximas elecciones las gane la derecha, y Arena; y por tanto la oligarquía recupere las posiciones parcialmente perdidas y el FMLN y cualquier partido de izquierda será dificil que vuelva a ganar elecciones en un futuro bastante largo.Esto abre la posibilidad de divisiones, subdivisiones de la "izquierda" y mas confusión en el pueblo.

    El panorama es desolador.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:11 p. m.

    excelente articulo carlos,,en los escenarios en que se planteo un nuevo partido anteriormente se lo hacia con la bandera de la socialdemocracia,compitiendo todavia con las calenturas de no ceder al enemigo, bandera recien salida de la guerra,existian personajes desconfiados de izquierda con esa jodedera, que la encabezaba como siempre el pollo samayoa como ideologo de esos grupos que siempre buscaron hacer potable el fmln,con maquillajes ante este pueblo de vocacion anticomunista,queramos o no queramos,ya sea por ignorancia cultural o traumatizada por las masacres que se volvio algo cotidiano en este pais.con la llegada del frente al poder ,empezo su propia descomposicion como sujeto social de cambio,,llegando a este extremo de inercia,sin poder articular su voz de guia,podria ser el momento adecuado para reiventar la izquierda comprometida de nuevo ,,sin embargo el tejido de los movimientos sociales,llameseles ,,profesores,estudiantes,lisiados,feministas,renegados del fmln,sector salud,estan inundados por oportunistas de siempre .en sus tronos mezquinos tienen como siempre a personajes nefastos,como un ejemplo alos hermanos huezo,a un centeno hoy como asalariado en el ministerio de trabajo,que no pudo vender el local de unts,por un convenio que existia con los noruegos que financiaron la contruccion del local.el personaje de edito se llama que lleva como 40 anos al frente de la fuss,como con 20 miembros,dagoberto azusando alos estudiantes de universidad nacional,,sobreviviendo con fondos de una organizacion de mujeres.IMU..como se puede articular algo verdadero con este tipo de personajes,que solo quieren migajas del sistema..dime carlos ,somos una sociedad enferma,increible tendria que morir la cuarta generacion involucrada en este conflicto como dice la biblia ,,para que salga algo potable.

    ResponderEliminar
  3. Toda agrupación política mundial, de izquierdas o derechas, tiene sub-agrupaciones en su interior tendientes a tomar el poder a la menor oportunidad; mientras, en ese ínterin, pelan pérfidos dientes para ganar voluntades ingenuas de sus inmediatos corrdeligionarios.

    Quedémosnos en El Salvador para poner algunos ejemplos no tan lejanos: un criollo espurio, Francisco Dueñas, en contubernio maligno con un obispo apellidado Zaldaña, aseinaron, en 1864, al General Gerardo Barrios; un tal Ezeta, en 1886, traicionó al presidente Francisco Menéndez, por lo cual, decía aquella gente popular, Menéndez había caido fulminado por infarto cardíaco o cerebral; luego, en febrero de 1913, el Señor Presidente, Doctor Don Manuel Enrique Araujo, fue asesinado por dos sicarios pagados por un anodino ahuachapaneco: Agustín Alfaro; la misma oligarquía, en 1932, sacó del poder ejecutivo al oligarca ingeniero Arturo Araújo; Óscar Osorio, en octubre de 1960, tumbó a José María Lemus, siendo ambos compadres y milicos; Alfredo Cristiani, ahora no puede ver, ni en billetes de a mil, al turco Toño Saca.

    Todos esos personajes y personajillos, pertenecientes a casta criolla oligarca, o servidores esclavizados de la misma casta, alegaron estar defendiendo la genuina plutocracia cleptómana; porque todos ellos ambicionaban enriquecerse robando tierras, dineros y otros bienes del Erario salvadoreño.

    Mirando el revés de la medalla, tenemos: Joaquín Villalobos & Co., asesinaron, en 1975, 10 de mayo, al Poeta Roque Dalton García; la guerrilla salvadoreña, buscando el poder por los cinco puntos cardinales ideológicos reynando entre ellos, debieron, algo forzados, unificarse bajo presión política-filosófica, en 1980, del Prócer y Profeta, Doctor Fidel Castro Ruz; en 1982 u 83, Mélida Anaya Montes es, ---por presunción---, mandada a asesinar por el Comandante Marcial; luego, después de firmada la Paz en Chapultepec, Villalobos & Co., Facundo Guardado & Co., y más izquierdistas de pequeño calibre como los Samayoa y los periodista jocoreños, cuyo nobre no recuerdo ni quiero, pasaron a ser esclavos al servicio de Altamirano y de Dutriz, etcétera.

    Cada quien debemos sacar nuestras propias conclusiones, o informarnos más leyendo al austro-húngaro, filósofo historiador y economista: Ludwig Von Mises en su libro "La Acción Humana" pubilcada en español en 1968; donde este pensador no marxista, con equilibrio imparcial en razonado texto diseca anatomías políticas, religiosas y económicas habidas y por haber.

    ResponderEliminar
  4. Ahora, con respecto a la problemática actual salvadoreña en política partidaria, ---muy bien disecada por Don Carlos Ábrego---, qiero repetir lo dicho en éste u otros blogs salvadoreños como El Trompudo que, no me explico el porqué no fueron publicados: Si la cúpula del FMLN es incapaz por miedosa o por circunstancias deshonestas no venidas al caso, "por Ahora", lo correcto y de inmediato es convocar a Membresía a Asamblea General Extraordinaria para destituir, también de inmediato, a quién o a quiénes se les compruebe alta traición al partido.

    Pero, (nunca falta un pero), ¿quiénes nos atreveríamos a tal convocatoria?... y, ¿Quiénes tendríamos la valentía de asumir puestos directivos de tan sagradas responsabilidades?... Recordemos: umaña, parker y otros, infiltraron al PDC de los Duarte, para luego entregárselo a arena en bandeja de latón... Instuyo: uno o varios cupuleros nuestros pudiesen estar vendidos, similar a como se vendieron aquellos personajillos, falsos correligionarios del pescadito verde.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:46 p. m.

    Supongo que este nuevo partido, situado más a la izquierda, será un partido al estilo marxista-leninista, un partido de la clase obrera; pero aquí es donde me asaltan preguntas. En un contexto salvadoreño, con una clase obrera diminuta, que se ha visto más degradada con el modelo neoliberal y la guerra,un país que desmanteló el modelo de sustitución de importaciones de los 1960-1970, que trajó una relativa "industrialización". En la actualidad en las maquiladoras con trabajadoras de origen campesino, podría decirse que esa es la clase obrera actual en el país, además de un creciente lumpen proletariado. De ahí que un partido de izquierda es inevitable que en un contexto electoral se vea obligado a hacer alianzas con otros sectores, ya sea de las capas medias bajas o media-media, que estén interesadas en la democratización del pais; pero que no son anticapitalistas o incluso son anticomunistas; pero que en la actual coyuntura se pronuncian por la democracia, derechos humanos, anticorrupción, etc.Me imagino que en el ideario de ese partido que Ud propone no se incluye ese tipo de alianzas, sino que propone una pureza clasista. En esas condiciones un partido de esas carecterísticas se verá reducido a ser un partido "bullicioso" pero sin mayor incidencia política. A no ser, como una discusión que tuve con un marcialista bloguero que alegaba que el lumpen proletariado tiene un potencial "revolucionario"; porque son esos pobres sin clase los mas "aguerridos", me parece absurda esa posición de esos despistados.

    ResponderEliminar
  6. Al anónimo #5, a Don Carlos Ábrego y al resto de ilustrados visitantes de "Cosas tan Pasajeras", con todo el respeto intrínseco, debo insistirles: es mucho más fácil y conveniente a la Patria juzgar y expulsar del FMLN a quién o quiénes hayan hecho o estén haciendo traición; pues, según cálculos de buen cubero, éstos no pasan de una docena; y, nuestra membresia comprobada, supera las cien mil personas, siendo, nuestro voto duro, alrededor de medio millón, más 600 mil quienes antes votaban engañados en pro de narcoarenazis por temor a las benditas o malditas remesas económicas, más otros cuentos chinos, sin sumar las juventudes incorporadas por primera vez al padrón electoral cuyo monto por ahora no puedo calcular; pero pueden pasar de 100 mil.

    "Fabricar" un nuevo partido político electorero es facilísimo desde cualesquiera puntos de vista legales; sin embargo, "integrar" una membresia de siquiera el 30% disgregada del FMLN, es muy, muy difícil, por no decir imposible. Además, nuestras masas electoreras podrán ser analfabetas reales, pero no virtuales; por tanto, no deben ser subestimadas por ser maquileras campesinas textiles, en principal.

    Convoquemos, a mayor brevedad, la Asamblea General Extraordinaria con únicos puntos de agenda legales según nuestros Estatutos: integrar Tribunales de HONOR para investigar y juzgar a quienes sean acusados y comprobados de ser malos o pésimos cupuleros, empezando por funes cartagena quien, con perfidia, desde inicios se nos afilió. Toda acusación formal debe ser sustentada con pruebas reales irrefutables.

    Juzgados y destituidos los sospechosos de altas traiciones, en Segunda Asamblea General Extraordinaria se elegirán correspondientes sustitutos. Quizás sólo así evitaremos que gentes de las calañas de: parker, umaña, villalobos, guadalupe, dundo guardado, etc., se nos infiltren: éstos, esclavos de y enviados por arena.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:53 p. m.

    No debemos referirnos al "mal de muchos consuelo de tontos", pues cada sociedad humana, en particular, tiene sus inmensas virtudes y sus problemas más o menos profundos por resolver; o sea: cuando el mal de unos es nuevo, otros, ha décadas y hasta siglos lo han superado; por eso es frecuente decir u oir: El Salvador está 500 años distante de: Alemania, Inglaterra y/o Francia; o, Cuba nos lleva 100 años en desarrollos socio-científicos y humanísticos.

    Haciendo caso omiso del párrafo anterior, haremos lucubraciones a vuelo de pájaro sobre estado actual de falsas democracias en Mesoamérica nuestra; falsas democracias alimementadas por pérfidos piropos lanzados por el mundo neoliberal-sionista estafador.

    México, con su "pri" y "pan" proyanqui, está mordiendo el polvo al haber sido infiltrado por narcoarenazis neoliberales quienes, con alcahueterías manifiestas del tío sam, cada día se vuelven más millonarios con dólares falsos; por cuya razón el asqueroso tío sam o "tigre de papel", cada día está más enjaranado con China Comunista debido a soberbias doctrinas socioeconómicas falsas para parecer ser el imperio bélico jamás visto en este planeta.

    Centroamérica y Colombia, ---exceptuando a Nicaragua---, están en desgracias similares a México; por tanto: no redundaremos más sobre lo mismo... Entonces, El Salvador está huérfano hasta de hermanos; porque sus malos o pésimos gobernantes desde siempre, en especial desde hace 22 calurosos veranos boreales o australes, incluyendo al presidentillo "funesto carta ajena", se entregan a transnacionales con único fin de aceptar "mordidas" de ellas, más órdenes imperiales del tío sam.

    Por ello, señores de "Cosas tan pasajeras", es menester empezar o continuar como Cuba de Fidel Castro en años 1953-58, sin permitir que el tren neoliberal con sus medios de comunicación golabal falsarios, más cagatintas mercenarios disfrazados de democráticos, nos lleguen hasta robar a nuestro FMLN que, desde 1833, cuando fue asesinado ANASTASIO AQUINO, estaba latente entre nosotros. Por eso, no debemos pensar en fundar otro partido: ¡¡Expulsemos a traidores comprobados!! Si fundamos otro partido socialista, la historia de traidores volverá a repetirse (parker, villalobos, facundo) ... Y así llegaremos hasta bien tarde del día del juicio final mitológico: fundando partidos sin ideologías robustas.
    Chichipate Cañaverales.-

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1:14 a. m.

    Al FMLN, ahora supuestamente hurtado o por hurtar por desvergonzados narcoarenazis, le pasará lo mismísimo que al PDC: el pdc, con 25 ó 35 años de ser cadáver, aun no llegando al 3% mínimo requerido por ley para seguir agonizando, en "vaca" con otro partido de Rubén Zamora, a puras penas alcanzó el 1,5% de votaciones totales en marzo de 2004. ¿Por qué esos cien mil votos?... Porque todavía hay grandes cantidades de votantes melancólicos quienes aún creen que José Napoleón Duarte Fuentes es el líder indiscutible como lo fue entre 1960-72.

    Así, los bucólicos del FMLN, analfabetos reales y virtuales en política electoral, continuarán marcando la banderita roja con estrellita y letricas blancas, hasta cuando, dentro de 30 ó 40 años, fallezca el último genuino Farabundista; mientras tanto, durante esas cuatro décadas, El Salvador no podrá ser salvado de tantos desalmados ladrones quienes, con descaro, afirman orondos: "Es mejor tener a mil ladrones gobernándonos que a un solo comunista en el Poder".

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:50 p. m.

    Carlos Abrego, estas llamado a ser protagonista activo en esta coyuntura,estan dadas las condiciones,fue positivo tu intervencion en el caso jesuitas en el video.en vista que todos los medios de izquierda que venian informando al pueblo, se han hecho mercenarios al servicio de funes y el frente.me gustaria que expusiera en radio cadena mi gente,la que tiene mucha incidencia actualmente entre la poblacion ,,saludos y respetos..

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.