El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

24 junio 2011

El Absurdistán que nos dejan

Parece increible que los dirigentes del FMLN no se den cuenta que su cerramiento persistente a los llamados de corregir la situación de bloqueo institucional creado por el decreto legislativo 743, con el cual la Asamblea le ha querido imponer mordaza a la Sala de lo Constitucional, le perjudica más a su partido que a los que lo promovieron.


Son Medardo González y Norma Guevara quienes salen primero a la palestra y le exigen a la Sala de lo Constitucional someterse a lo que ellos consideran la ley de la República. Con subterfugios han tratado de justificar sus escabullidas para no votar un nuevo decreto que restablezca el voto mayoritario en la Sala de lo Constitucional.


Ahora le niegan a los magistrados su derecho de declarar inaplicable por inconstitucional el mismo decreto. Pero estos dos diputados y dirigentes del FMLN van más allá y con toda la desfachatez del mundo asumen el derecho de establecer por su cuenta qué es o no constitucional en los mismos fallos de la Sala e incluso quieren con arraigado autoritarismo imponerle la agenda a la Sala.


La actitud del director de la Imprenta Nacional, Luis Ernesto Flores López, es una muestra más del disfuncionamiento del Estado salvadoreño. Este desacato de publicar el último fallo, que por otro lado es una sumisión medrosa al descontento presidencial, al que se somete indudablemente el ministro de Gobernación, no deja de preocuparnos, esto roza ya con la dictadura y el despotismo. Pues ahora un empleado asume sin mayor explicación, pero sobre todo sin ningún derecho, dictarle a la Sala de lo Constitucional la forma de sus decretos. Este empleado sabe que de cumplir con su deber de publicar los fallos de la Sala, puede conducirlo a “la pérdida de la confianza presidencial” y correr el mismo destino de otros funcionarios.


Bien han hecho algunos paisanos de bautizar a nuestro país con un nuevo nombre, “Absurdistán”. Pues lo que está ocurriendo delante de nosotros es en extremo absurdo. Las cúpulas partidarias se aferran a lo que siempre han considerado su patrimonio: la administración absoluta de la Asamblea y su derecho de nombrar a los diputados a través de listas que no permiten la elección popular. El sufragio universal es raptado por el modo de voto que la Asamblea ha impuesto al país, es esto lo que ha venido corrigiendo la Sala de lo Constitucional. Los fallos siguen las demandas hechas por ciudadanos. La Sala anterior no quiso asumir su deber y engabetó las demandas. El conflicto surge porque cuatro magistrados han decido poner al día la agenda constitucional del país. Los dirigentes del FMLN no ocultan, al contrario, lo proclaman que es esto lo que más los incomoda, lo que es insoportable. Medardo González lo dijo desde el primer día y Norma Guevara trata de sustentar con nuevos sofismas lo que Lorenzana y Reyes han venido repitiendo.


ARENA se lava de su pasado


Mientras tanto, uno de los dirigentes de ARENA no se priva de culpar al FMLN de la actual situación, con un cinismo particular, descarga sobre Toni Saca y el nuevo partido GANA, toda la responsabilidad de todas las gestiones anteriores y de sus amañados procederes. Jorge Velado, vicepresidente de ideología del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena) de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en una entrevista con el diario digital ContraPunto se muestra muy vivaracho y hasta recoge las críticas al FMLN y a Mauricio Funes que vienen de la izquierda, pero sin asumirlas del todo. Pareciera que las mañas que puede permitirse el actual presidente no fueran una herencia institucional dejada por su partido y sobre todo que fueron ampliamente practicadas por los cuatro presidentes areneros. La gran diferencia es que ARENA dispuso de los tres poderes a su antojo. Jorge Velado pasa un borrón, pero como quedan las manchas, le echa la culpa a Saca y al recién aparecido partido GANA. Su contrición es arteramente cocodrilesca, se arrepiente de haber hecho o de no haber hecho, según le convenga, ahora pareciera que el partido más virginal que tenemos en el país es ARENA.


Mientras gobernaba Saca todo el partido ARENA lo defendía y se sometía. La derrota electoral vino a trastocar el orden interno del partido oficial. Cristiani tomó las riendas y arregló cuentas y le pasó la factura del fracaso electoral a Antonio Saca. Con ojos de expertos indicaron los origenes y los montos que se apoderó el ex-presidente. Pero todo esto fue bulla y ninguna denuncia ante la Fiscalia, real y concreta. Con la misma convicción temen que el FMLN y GANA les apliquen a ellos, los areneros, las mismas prácticas de amenazas y chantajes desde la Corte de Cuentas que ellos practicaron durante 20 años con el PCN y la Democracia Cristiana.


La situación no se resolverá con la vuelta a la situación de antes del decreto 743. Pues toda esta pudredumbre institucional requiere una limpieza social de fondo, no se trata de algo que ha aparecido hoy, ni siquiera en los últimos veinte y dos años. Tampoco se trata de una solución de legislación, de una nueva constitución, sino que de una movilización general de la población que imponga cambios en las estructuras sociales y económicas del país. El Estado oligárquico que nos oprime, que nos ofrece este espectáculo tan barato con sus partidos políticos, sus instituciones violadas e inestables, sirve justamente para mantener sometidas a las clases trabajadoras. Pues lo que sigue siendo grave, realmente grave es que se nos quiera convencer que las “aspiraciones históricas de la población” son meras utopías irrealizables, como lo afirma Mauricio Funes en su entrevista a La Jornada de México.


Las aspiraciones históricas


Estas “aspiraciones históricas” son apenas mejoras salariales, tener con qué alimentar decentemente a las familias, darle un techo, educación conveniente a los niños y adolescentes, tener un trabajo todo el año, no tener que depender de la caridad gubernamental para vestir a sus niños. La población exige seguridad. Y las “soluciones” propuestas por Funes son las mismas que practicó ARENA, pero agravándolas, pues ahora el Ejército está en las calles y para colmo le quiere dar el papel de “educador” de los menores en peligro de delincuencia. Funes ha ido a México para revelar que nunca pensó cumplir con sus promesas, pues esas “aspiraciones históricas” entran en irreconciliable antagonismo con el debido pragmatismo de servirle al capital. Si el presupuesto no alcanza es porque la oligarquía recibe multimillonarias exoneraciones, porque no se combate la evasión fiscal y sobre todo porque Funes no se atreve a decretar una real reforma fiscal, en donde los que tienen más deben de pagar más. Esta frase la repitió durante la campaña, se trata también de una “utópica aspiración histórica de la población”.


El presidente se presenta como un martir atormentado, con flechas de la izquierda y latigazos de la derecha, pero a sabiendas de que es necesario sufrir para mantener la dominación sobre nuestra sociedad de la oligarquía. Funes delató al partido que lo llevó a la presidencia: “Yo estoy convencido de que una cosa es el discurso público del FMLN y otra cosa es su práctica política. En el discurso el frente no puede renunciar a sus utopías como partido revolucionario y socialista”.


Lean bien lo que sigue a lo que acabo de citar, el fondo ideológico de lo que afirma Funes es idéntico a lo que ametrallan los editorialistas y pensadores de la ANEP, en las páginas de El Diario de Hoy y de La Prensa Gráfica: “Pero la práctica cotidiana, donde el frente tiene representación y ejerce el poder, debe tener visión de largo plazo. Los alcaldes y diputados del FMLN no han tomado ninguna decisión que haga pensar que se quiere construir el socialismo del siglo XXI. Ellos quieren reducir la pobreza y para eso hay que fortalecer el tejido productivo nacional; quiere fortalecer instituciones y para eso tienen que ser independientes; quieren fortalecer la democracia y para eso las decisiones tienen que ser consultadas”.


Funes ha dicho en México que el partido del cual sigue siendo miembro, pero que trata como un aliado a someter a la razón, tiene un discurso para la galería, pero en la realidad, en la práctica, no ha tomado, ni tomará, nunca alguna decisión que haga pensar que se quiere construir el socialismo del siglo XXI. Esto no era necesario que lo dijera Funes para que apareciera como una verdad.


El FMLN ha abandonado en la práctica sus objetivos de transformación social. Es claro que este partido se acomoda a la situación política actual, en estos momentos la población salvadoreña mayoritariamente rechaza el socialismo, ya sea a cortas o con apellido de “siglo XXI”. Pero con el mismo dogmatismo doctrinario siguen declarándose la “vanguardia revolucionaria”. La cúpula y los militantes arguyen que por ahora es imposible convencer a la gente de construir el socialismo, que hay que esperar tener un presidente de "adentro" y la mayoría parlamentaria, para empezar a proponer los cambios de sociedad. Esto puede llevar cinco o seis legislaturas o presidencias. Mientras tanto, tenemos que conformarnos con los remiendos que quiera otorgarnos la oligarquía.


Insisto, la cúpula y los militantes, nos repiten, como lo afirma Funes, el socialismo es una utopía, una buena idea, pero irrealizable. Pero en una especie de esquizofrenia insisten que es su objetivo, que no lo han perdido de vista. En todo caso, el objetivo real es llegar al dominio total del Estado oligárquico y seguir la gestión del capitalismo nacional.


Desde finales del siglo XIX


No obstante es necesario que abordemos claramente cuáles son las soluciones a nuestros problemas. La pregunta clave es ¿podemos satisfacer nuestras “aspiraciones históricas” dentro del marco del dominio de la oligarquía? Este régimen es el que ha sido incapaz de darle un avance significativo al país. Repito, no se trata de los últimos veintidos años, el sistema funciona desde finales del siglo XIX y desde entonces veninos arrastrándonos en harapos, con escuelas en ruina, con maestros subpagados, mal preparados, con falta de medicinas, con hospitales asfixiados, la desnutrición persistente, el costo de la vida insoportable. En el país se consume más de lo que se produce. Pero no es por exceso de consumo, sino por deficiencia en la producción. Sí importamos hasta lo que constituyó por siglos nuestra propia alimentación original. No tenemos industrias, la oligarquía no invierte en el país, prefiere dedicarse a la especulación, vivir de las rentas. Si el café hubiera sido posible exportarlo sin secarlo, lo hubieran hecho. Nada hicieron para crear fábricas que torrificaran y empaquetaran el café y crear aquí mismo la mercancía acabada con todo su valor agregado.


Los régimenes pasados se han conformado con la inversión extranjera que traía maquinaria vetusta, técnicamente obsoleta y totalmente amortiguada. Las condiciones eran más que ventajosas para esos capitales, lo siguen siendo, pocos impuestos y libre exportación de ganancias, sin obligación de reinvertir y con salarios bajos. Nunca nadie se preocupó por exigir transferencia técnica a esa empresas, cooperación eficaz, con mutuas ventajas. Muchas de esas empresas se van de la noche a la mañana sin pagar los salarios y las indemnizaciones, abandonando las empresas, pues llevárselas sería una inconsiderable e inútil carga.


¿Podemos esperar que dentro de este marco se satisfagan las urgentes necesidades de las mayorías? El FMLN desde hace tiempo que no se propone romper con estas estructuras, sus militantes ni siquiera se han dado cuenta de los sucesivos virajes. En definitiva ellos no tienen la posibilidad de intervenir, son ejecutantes de las dicisiones de la dirección. En ese partido sin congresos, con un grupo de oportunistas enquistados en la dirección, con un extremo verticalismo, es imposible esperar cambios. Al militante le toca practicar un borreguismo desafortunado. El FMLN es ahora un partido burgués como cualquier otro. Acepta sin mayores reparos el transfuguismo sin principios.


El agotamiento del sistema


La crisis actual muestra ya el agotamiento del sistema de gobierno de la oligarquía, no es posible seguir con el régimen de dominación partidista. Fue este desgaste del sistema arenero que aventajó al FMLN y a Funes. Fue un profundo rechazo y una vaga esperanza en el cambio que le dio el triunfo electoral a la alianza de un hombre con un partido. Pero el FMLN no puede llevar adelante ningún cambio substancial en el sistema, no puede poner las bases para una transformación radical. No es su objetivo.


El defraude es grande, ha sido inmediato. Funes dice cierto cuando afirma “Estoy consciente de que la gente se va a decepcionar”. Pero al mismo tiempo se equivoca, pues la decepción ya se dio, es creciente. Su presidencia ya huele a estafa.


Los defensores del FMLN y de Funes que todavía se atreven a intervenir, protestan por las críticas y exigen proposiciones. Pero si los dirigentes del FMLN recogieron todas las “aspiraciones históricas de la población” y las apuntaron en sus programas. Pero al igual que a Funes les da igual decepcionar a sus electores. Ahora nos hemos quedado sin partido popular, sin un partido genuino de defensa de los trabajadores. Esta es la verdad. Ahora hay que decidirse a crear otro. Pero no se puede caer en lo mismo. El tipo de partido verticalista, con direcciones autoritarias y todopoderosas no puede conducir a nadie hacia otra sociedad más justa, más humana, más civilizada. Tenemos que dotarnos de otro partido, de otro partido de un nuevo tipo, un partido de exigencias participativas, tanto al interior, como al exterior, un partido intimamente ligado a la población, a la escucha de sus dolencias y tratando de prodigarle permanentemente una conciencia aguda de sus derechos y de sus posibilidades de acción.


Proponer otro tipo de sociedad no implica obligatoriamente proponer la violencia. La violencia social ya existe, debemos erradicarla, existe ahora en el desacato a la Constitución que ellos mismos nos han impuesto, existe en las condiciones laborales y de vida de los trabajadores.

14 comentarios:

  1. Anónimo12:00 a. m.

    Muy buen analisis Carlos, pero lastima que al igual que los analisis de dagoberto gutierrez y otros, no hay una propuesta concreta de accion. Que se puede hacer? Todos sabemos que estamos jodidos, que el guevierno no va a cambiar, que la oligarquia no va a ceder sus privilegios, y que no queremos 'violencia' aunque en la practica ya exista a todos los niveles, todos sabemos que no hay un partido que represente los intereses de las mayorias de la poblacion, pero entonces, que hacer? quien va a liderear el cambio y como van a producirse esos cambios tan necesarios? quien va a tener el valor de sacar la cara por los proletarios de nuestro pais si todos nuestros verdaderos lideres han sido eliminados? Este tipo de propuestas concretas quisiera escuchar ya que de analisis todos estamos 'emapachados'. Gracias de todos modos.

    ResponderEliminar
  2. "Pues toda esta pudredumbre institucional requiere una limpieza social de fondo, no se trata de algo que ha aparecido hoy, ni siquiera en los últimos veinte y dos años"

    Esto bien podría ser lo que todos se niegan (o nos negamos a entender) que las cosas no solamente se reducen a echarse la culpa mutuamente, sino que es necesaria, imperante una limpieza social.

    Excelente el artículo don Carlos.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. El Salvador político, social y económico actual, está tan hediondo como la capital francesa entre 1730-60, ---según la novela "El Perfume" de Patricio Süskind---; sobre todo allá por tufos insoportables emanados de heces fecales caballares, correspondientes al tráfico general en diligencias, y al particular en carruajes tirados por bestias equinas; más desaseos generales en todos los habitantes parisinos y sus entornos domésticos.

    En cambio aquí, en El Salvador, no es la boñiga caballar ni mugres en cuerpos, ropas y viviendas de paupérrimos coterráneos nuestros; ---paupérrimos no sólo en dineros, sino en educación cívica, científica y religiosa no dogmática ni fanática---; es, ni más ni menos, el nauseabundo tufo despedido por politicastros de toda calaña quienes, limpiándose los traseros con la risible, para ellos, Carta Magna, pretenden continuar dando atole con el dedo, "per sécula seculorum", al 60% de dundecos salvadoreños guanacos.

    No obstante, Carlitos Ábrego, a finales de este su artículo, sugiere fundar otro nuevo partido para desplazar al FMLN que, en verdad, la está defecando; pero no es fácil convencer de plano a la guanacada nuestra y agruparla en nueva bandera... Es mucho más fácil expulsar a la falsa o traidora dirigencia actual, junto con el funesto presidentillo pantomimero, y encomendarla a Nueva Cúpula, para no caer, ---repito por enésima vez aquí---, en sucias fauces de politicastros venales, como cayó y calló el PDC en garras de Umaña y Parker.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:19 p. m.

    los primeros que deberian ser expulsados del actual frente (si "queridos" diPUTAditos fmlnistas, con minusculas), son NORMA GUEVARA, MEDARDO GONZALEZ Y ZOILA QUIJADA....

    Diculpen tengo que ir a vomitar... será por los nombres que escribí????

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:47 p. m.

    siempre te queda un mal sabor ,un ataque a tu inteligencia.Cuando ves la estupida costumbre criolla de nuestros presidentes provincianos asincerandose con periodistas en el exterior de las incapacidades propias en resolver y comportarse como verdaderos estadistas en su propio pais.un caso chistoso es el de funes, lo llamo asi porque hasta este dia, no tengo el cargo de conciencia haber votado por el.le vi venir desde que me harte de verle su perfil altanero en la tv,,en sus entrevistas.
    al menos reconoce la mediocridad de la mayoria de medios de prensa mal llamados,y el al frente,pero que es lo que ofende la inteligencia es cuando piensa que este pueblo no puede analizar un mea culpa,ahi la falta de humildad ante este pueblo.
    las trasformaciones frustradas pasan por no haber tenido la valentia siquiera de hacer siquiera un pasito tun tun,hacia desmontar este sistema, si no que lo ha perpetuado con las ultimas estupideces firmando y haciendo concesiones al poder real de este pais.la cosa nostra que nos tiene jodidos desde varios siglos.otra rotunda mentira contra los dociles del fmln esque lo han amarrado para desarrollarse como el queria si tiene de partido a un autista completo,al menos reconoce en esta entrevista que lleva a un precipicio politico alos pendejos del frente..
    todo por culpa de unos tipejos de la cupula.
    los entendimientos con su sector de derecha es simplemente de un lacayo que desde hace rato es fanatico anonimo de ellos..junto a hato hasbun..los sepultureros del historico fmln..en el 2012..

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:51 p. m.

    Me parece por primera vez, un análisis bien hecho, con consciencia y además pragmático, dejando de lado el sentimentalismo que a veces nos hace decir y ver cosas que no hay, y es cierto, necesitamos que la cúpula del FMLN reaccione o mejor que cambie, pero ¿Cómo lograrlo, si a duras penas algunos han llegado a creer en el fmln, y aún así piensan que no hubieran votado por ellos?, entonces ¿Porquién? ¿Nuevamento por ARENA o por nadie? y seguirles a ellos todas sus maniobras para poner en práctica más todavía, el famoso "Divide y vencerás". Debemos de estar atentos, y ser participativos, pero no solo para la crítica, sino a diario, sirviendo con nuestra colaboración personal, haciendo, no solo especulando en estos medios, pero a las horas de las horas, tranquilos en casa, sin hacer nada, cómodos ¿O no?

    ResponderEliminar
  7. Anónimo12:49 a. m.

    Pedir a la ciudadanía votante ausentarse de mesas electoreras en próximos comicios en marzo de 2012, como he leído en recientes correos electrónicos llegados a mi máquina, es crimen de lesa patria; pues, al abstenernos de votar, de suyo estamos legitimando a politicastros cupuleros para que ellos hagan micos y pericos con los municipales y diputados entrantes.

    En este "Absurdistán" ---tal cual lo ha calificado el caballero Carlos Ábrego---, o "Guanaquistán", como ahora lo apodo yo, será necesario acudir, contra viento y marea; acudir puntual y, si por desgracia absoluta nuestra no encontramos fotografías y nombres (que sí los habrá) dignos de nuestras profundas confianzas; entonces, entonces, el único decente camino que nos quedará será: A N U L A R NUESTRO VOTO, MARCANDO TODAS LAS BANDERAS Y LAS FOTOGRAFÍAS DE TODOS LOS PÍCAROS "GÜevones" quienes pretenderán comer frito, sin estar, en lo moral, aptos para bien gobernarnos.

    CON 20% Ó MÁS DE V O T O S A N U L A D O S POR NOSOTROS MISMOS, IPSO FACTO, POR LEY, TODA LA ELECCIÓN NACIONAL DE ESA FECHA SERÁ N U L A.
    Chichipate Cañaverales.-

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:16 p. m.

    Hay un problema cultural que siempre se omite y mientras ocultemos ese problema ni siquiera iniciaremos a resolver nuestros problemas. Uno de los errores de los marxistas es que ven todo desde el determinismo económico: si se resuelve el problema económico del capitalismo, así se resolverá los demás. Eso ha fracasado, desde la caída del socialismo real lo comprobamos: La cacareada creación del hombre nuevo, socialista fracasó; y todo porque estamos enfrascados en viejos paradigmas.

    En el país, al igual que el resto de América Latina uno de los problemas serios de nuestra cultura es la corrupción. Por doquiera que veamos está presente: Cuba, Venezuela, Ecuador etc, etc, en el salvador se acrecienta por la desmedida pobreza y así los "rovolucionarios" y derechistas usan el poder para su beneficio.
    No creo que un nuevo partido resuelva eso, ni congresos. Se necesita una refundación nacional total, pero los pueblos no quieren luchar.Es el problema del poder, el poder nos obsesiona , nos embelesa en esto muchos son muy leninistas.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:53 p. m.

    Creo que estamos de acuerdo con don Carlos en ese asunto de lograr nuevos representantes de la izquierda salvadoreña. Gente con nuevas ideas y posiblemente sin historial político corrupto. Pero estas ideas que estamos exponiendo en este blog, yo diría que vienen de fuera, de gente que nos consideramos de izquierda pero que no estamos afiliados a ningún partido político, especialmente del FMLN. Es por eso que me pregunto: ¿Qué opinan los militantes del frente respecto de esa cúpula que los tiene dominados y los lleva por caminos errados? No compete a ellos deshacerse de los líderes obcecados y corruptos y agenciarse nueva sangre en la dirigencia? Ya se dijo con insistencia lo difícil que sería armar un nuevo partido de izquierda, uno que represente los intereses del pueblo salvadoreño lo que nos deja en una posición bastante difícil pero no insalvable. La mira debe enfocarse hacia la creación de una conciencia de clase, de clase trabajadora salvadoreña imbuida de sentimiento patriótico. El lema debe ser: Debemos sacar a nuestro país del atolladero, a toda costa.

    Atentamente

    Quijo-t

    ResponderEliminar
  10. Una explicación más sencilla de entre las miles habidas sobre la formación de nuestro FMLN, es: muchos militantes se afiliaron porque no tenían opciones: sólo unirse a la guerrilla, armada a medias, para evitar ser decapitados por escuadroneros dabuisonianos y, al día siguiente, ser devorados por necrófagos como zopilotes, perros y cerdos.

    Entonces, estas masas campesinas casi iletradas, junto con masas de escasas o mínimas escolaridades en pueblitos, ciudades o arrabales capitalinos, ---constituyentes, quizás en 75%, de la actual membresía frentista---, no tienen preparaciones democráticas sólidas y permanentes; porque, al haber pasado el inminente peligro de muerte a manos del ejército guanaco, de los endrogados ideológicos de la nefasta "orden", y de los celebérrimos endemoniados escuadrones dabuisonianos; más la constante propaganda subliminal mantenida por prensa derechista radial, televisiva, escrita y tobitiana desde colonia escalón; ellos, los miserables o empobrecidos ex combatientes sobrevivientes, al no tener sólidos principios de libertades dignas, con mucha facilidad vuelven a adorar a los narcoarenazis y comparsas.

    Ojalá un tanque intelectual en políticas socio-económicas salvadoreñas, como lo son: Carlitos Ábrego, Dagoberto Gutiérrez y Alirio Montoya, entre muy pocos, remtomen, para ampliarlo, este raquítico punto de vista ahora expuesto.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:57 p. m.

    Excelente trabajo Sr. Abrego. Estamos ante una situación que no tiene soluciones mágicas ni que permite planteamiento de cambios inmediatos a capricho de nadie a menos que ocurriera algo repentino que provocara un levantamiento ciudadano.
    La población de El Salvador necesita que se hagan efectivos 6 derechos fundamentales.
    A – Alimentación
    B - Vivienda digna
    C –Salud (cuidado medico)
    D - Educación,
    E -Libertad de pensamiento y libertad de expresarlo
    F - Seguridad y paz.
    Quien tenga el poder y le niegue tales derechos, es su enemigo.
    Además es necesario un cambio sumamente profundo en la forma de vernos a nosotros mismos como pueblo, como nación donde la solidaridad humana sea mas poderosa que los sentimientos mezquinos a los que empuja las relaciones de competencia propias del sistema capitalista, o sea un cambio cultural que pasa por la descolonización del pensamiento, al que no se llega por decreto alguno. Para empezar es necesario
    1-Analizar la realidad actual o sea donde estamos parados,
    2-Comunicarlo y generar discusión entre la población haciéndola accesible especialmente a la menos educada que por ser la mayoría, será la fuerza motriz de cambio.
    3-Generar organizaciones gremiales y sociales para luchar parlamentaria y extraparlamentariamente por el cambio
    4-Romper con el romanticismo grafico por el pasado inmediato que hace pensar que este pueblo ya dio la lucha en su máxima expresión y que por lo tanto solo nos queda seguir a quienes emanaron de ella.

    ResponderEliminar
  12. CON POLITICOS COMO LOS DEL SALVADOR, JAMAS SE SALE DEL HOYO, ES UNA TAREA MUY COMPLEJA,, QUE NI DIOS PUEDE SOLUCIONARLA !!!! ES UNA BOMBA DE TIEMPO !!!!

    ResponderEliminar
  13. PARA ARREGLA A ESOS CORRUPTOS POLITICOS DE ABZURDISTAN, NI EL MISMO DIOS TIENE TIEMPO !!!! SE ESTAN HUNDIENDO COMO EN PANTANO Y DIFICILMENTE SALEN EN LOS PROXIMO 25 AÑOS !!!!

    ResponderEliminar
  14. CON POLITICOS COMO LOS DEL SALVADOR, JAMAS SE SALE DEL HOYO, ES UNA TAREA MUY COMPLEJA,, QUE NI DIOS PUEDE SOLUCIONARLA !!!! ES UNA BOMBA DE TIEMPO !!!!

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.