El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

21 junio 2011

Algo ha cambiado y todo sigue igual

La crisis institucional y social, que se ha desatado en el país a raíz del decreto mordaza 743, ha producido efectos durables. ¿A qué me refiero? El primero es la nivelación de todos los partidos políticos, cualquiera que sea su ideología proclamada. El desprestigio no ha dejado a salvo a ninguno. Hay algunos que han procurado pasar como desapercibidos, como si no estuvieran en el origen de toda esta crisis, me refiero a GANA, PDC y PCN. El partido ARENA ha dado un giro en su postura, tratando de salvarse, pero lo hizo de tal forma, que ponía al desnudo su manera poco honesta de proceder. El FMLN pudo salvarse, pero no lo quiso así. Ante la jugareta de ARENA de pedirles votar la derogatoria del decreto, en vez de responder que “si era cierto que no lo habían votado, siguiendo los principios justamente que encaminaron esta actitud y fieles a los motivos que los llevó a no votarlo, estaban dispuesto a buscar una solución”. Pero adoptaron una posición de capricho, de así no juego.


Sin embargo la situación de todo este circo de confabulaciones, de habladillas a escondidas, de pactos ocultos, de tironeos, de zafadas ha trastocado todo el sistema, el presidente actuó como parte integrante del pacto secreto, su prisa y sus declaraciones no dejaban duda al respecto. El FMLN en vez de alzarse, por lo menos una vez, a la altura del partido gubernamental, se vió de nuevo obligado a comportarse como lo hacía cuando ARENA estaba en el poder: son ustedes los que están en el aprieto, les toca a ustedes salirse del atolladero. Pero el problema de la ingobernabilidad en estos momentos les toca a ellos en primer lugar. Pero no son un partido gubernamental, su participación en el gobierno es mera figuración, el presidente los ha excluido y hace y deshace sin consultarlos, sin tomarlos en cuenta.


Pues el no haber votado el decreto los ponía, quieranlo o no, en contradicción con Funes. Pero esto en lo que respecta al voto. En realidad, todos, el presidente, los partidos de derecha que confabularon el decreto y el FMLN compartían la necesidad de amordazar a la Sala de lo Constitucional. Es en ese momento, en el que el FMLN pudo adoptar una posición a la altura, que su Secretario General expuso todo lo mal que pensaban de la Sala y se entusiasmó tanto que al exponer sus posiciones se le olvidó que el decreto no era de ellos, que no lo habían votado y lo defendió, lo justificó y lo declaró ley del país de la cual nadie se salva y que oponerse al decreto es entrar “en rebeldía”. Luego vino el sofista Lorenzana a tratar de consolar al gato mojado con aciete hirviendo.


La inconstitucionalidad como sistema


Todos hemos escuchado varias veces esas declaraciones, todos sabemos que la Sala de lo Constitucional estaba poniendo al día la constitucionalidad de las instituciones. Muchas leyes fueron votadas sin tomarla en cuenta, violándola. Es este sistema de gobernar sin respetar la Constitución que tuvieron los gobiernos areneros, con la complicidad de sus partidos satelites, PCN y PDC, que los magistrados estaban socabando con sus fallos. Pero también socababan un sistema de dominación del Estado por los partidos políticos que es contrario a lo que establece la Constitución que todos exhiben como escudo.


Es este sistema que se ha agotado, es este sistema introducido por ARENA que es inadmisible, que ya no puede seguir funcionando. Todos sabemos que la ley de Amnistía se votó para proteger a criminales de guerra, a violadores de los derechos humanos y a simples violadores de niñas y mujeres durante la guerra. Todos sabemos que en una madrugada dejaron al país sin moneda en beneficio de la especulación financiera, amanatiando su economía a los intereses de las transnacionales y a los dictados del FMI y a la Banca Mundial. El Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos fue aprobado por los diputados sin que se tomaran el trabajo de leerlo, ni mucho menos de ver las consecuencias nefastas que trae para el país. Digo para el país, pues es posible que algún importador salvadoreño salga también ganando, pero esto está muy lejos de significar que eso nos beneficia a todos.


No obstante es necesario señalar que este sistema ha funcionado hasta hoy, es decir, con este sistema nos han gobernado los gobiernos de ARENA y los tres poderes parecían funcionar en armonía. El sistema de partidos tenía en su poder también a la Sala de lo Constitucional, que engabetaba lo que le convenía engabetar, daba sus fallos en dósis homeopáticas.


Esta contradicción entre lo que proclama la Constitución y la necesidad que tiene la clase dominante, la oligarquía, de seguir su enriquecimiento bulímico ha salido a flote. Pero sigue cubierto por las apariencias, los partidos se muestran como separados de la clase dominante, apañando la vida política, con sus actos de corrupción, de componendas ilícitas, con sus chanchullos. Pero mientras nosotros discutimos y nos afanamos en desenredar todo esto, la oligarquía sigue haciendo sus negocios, sigue sin rendir cuenta al país de los impuestos no pagados, de la exportación de sus ganancias. Ellos siguen exigiendo más y más.


Es cierto que este momento es un momento eminentemente político. No hay ningún sector de la sociedad que no se haya sentido concernido por esta crisis. No obstante a la crisis, no obstante que la sociedad está alerta, con el mayor descaro, el FMLN y GANA se reparten la Corte de Cuentas y el Tribunal Supremo Electoral. Pero estos puestos y cargos son claves dentro de la corrupción en que vivimos. El partido que luchó por las transformaciones profundas en el país, lo vemos ahora repitiendo lo que hasta ahora han hecho sus más acérrimos enemigos del partido ARENA.


Todos los partidos por igual


Sí, vale preguntarse ¿existe diferencia entre estos partidos? Pues la experiencia de alianzas, de procederes, de conductas, nos obligan a decir que no hay mucha, que lo que los diferencia son intereses particulares de grupo, pero nada que pueda concernir los intereses del país y del pueblo. Para decirlo de manera más clara, el FMLN lucha y defiende las banderitas en los papeles de voto, por simple estrategia de mercadeo, pues le sirve de identificación con antiguas aspiraciones populares, que ellos, los Medardo, los Sigfridos, les Sánchez Cerén han echado por la borda.


Todos los principios por los que tantos murieron o fueron asesinados, por lo que tanta sangre se derramó, todo eso ya no existe. El FMLN ha elaborado toda una teoría del conformismo, todo un pragmatismo oportunista que relega a un futuro sin nombre, ni fecha, como una ilusión fantasmagórica, la transformación de la sociedad. ¿Como le vamos a creer a Sigfrido sus llamados a luchar por la derogación del decreto 743, si al mismo tiempo su jefe, su líder, Medardo González, lo justifica y dice que no hay marcha hacia atrás? ¿Cómo le vamos a creer que se preocupa por la gente, si ni siquiera se inmuta cuando defiente sus cubiertos de plata? El vocero Lorenzana simplemente nos trata a todos de idiotas.


Ahora ya ha quedado meridianamente claro que se trata de un partido de derecha como cualquier otro, sin mayores diferencias, tal vez con mayor eficacia, pues todavía existe mucha gente que lo considera protector de los pobres. Fueron a proponerle sus servicios al imperialismo a través de la Embajada, le han propuesto sus servicios al gran capital. Han entrado en lucha con ARENA en ese terreno, en quién le sirve mejor a la oligarquía. Se trata de eso, las alianzas en la Asamblea tienen como transfondo precisamente quién va a salir vencedor en esa contienda por servir mejor al gran capital. Era tal vez este el papel de vendedor de servicios que pensaron atribuirle a Mauricio Funes, pero él ha preferido su propio caballito y en vez de ayudar al Frente, lo ha estorbado. El Frente está muy agradecido con Funes, pues les sirvió de palanca para sacar del Ejecutivo a ARENA. Por lo menos en la apariencia, pues la realidad de la política no ha cambiado. El terreno del Ejecutivo se encuentra vacío de partido político, es decir, la lucha es ruda, la derecha tradicional mueve sus peones, se reune y pacta con el presidente, la nueva derecha efemelenista compite en las alianzas con el presidente.


Un impulso generoso y solidario


Esta situación ha dejado claro que el pueblo no tiene ahora partido que defienda sus intereses. Algunos jóvenes lo han intuido. Sin rechazar totalmente la política, se declaran apartidarios y tienen clara conciencia de que el sistema de partidos actuales se funda en la corrupción, en el desprecio de las leyes, en la total amoralidad. Algunos pensaron por un momento que el presidente que tanto prometió, en el que tanto creyeron se iba a levantar a defender la legalidad. Y este hombrecito se presenta como uno de los confabuladores. No obstante eso no ha desmovilizado a los jóvenes, al contrario, elevó su indiganción.


Estos jóvenes perciben que es urgente organizarse, unirse, discutir, reflexionar, llamar a la acción. Sus grupos surgen en franca oposición a los partidos políticos existentes. Su lucha no es sólo por volver a la legalidad y devolverle a la Sala de lo Constitucional su voz y sus funciones. Se han propuesto metas de “salud pública”, de barrer al país y limpiarlo de ese lastre politiquero que se ha usurpado la actividad política nacional, reduciéndola a intrigas nocturnas en los corredores de la Asamblea, en alianzas movedizas, en dobles sentidos y dobles morales. Estos jóvenes no son la mayoría, por el momento incluso son demasiado pocos, pocos frente a la inmensa tarea que se han propuesto. Pero a pesar de que no son gran número, todo el mundo siente que están expresando algo muy sentido y compartido por la mayoría. Estos jóvenes se han vuelto peligrosos para la casta política,. Por eso van a ser blanco de provocaciones, de tentativas de recuperación y de ataques francos y descarados. Estos grupos no han surgido para defender sus intereses, sino que en un impulso generoso se han puesto al servicio de una causa solidaria y justa.

4 comentarios:

  1. Para desgracia nuestra, este análisis de Ábrego tiene alto porcentaje de veracidad presente y futura inmediata. Es muy difícil digerir este bocado político, social y económico; bocado que se ha venido cocinando con mayores fogatas desde cuando, 1879, aquellos criollos, ---nietos o bisnietos de tan falsos próceres---, se robaron Ejidos y Realengos para sus exclusivos y nefastos beneficios. Por eso El Salvador nunca ha sido Nación, sólo se ha reducido a ser y continuar siendo un paisecito de "sálvese quién pueda"; pues, en esta tierruca de opereta los poderes fáticos son mil veces más poderosos que los "organitos": legislativo, ejecutivo y judicial.

    La guanacada salvadoreña, ---dominante por ladrona de cuanto se pueda robar---, ha estado y está jugando a la democracia de titiriteros, quienes ya no pueden manejar a sus antojos a los títeres o partidos políticos electoreros, por lo general constituidos por cúpulas obedientes al capitalismo neoliberal actual y, quienes, las cupulas, se conforman con las migajas que antes de los acuerdos de ¿paz? les eran echadas a los militarotes genocidas desde 1932.

    El mundo ya no es ancho ni es ajeno; porque, después de la novela del peruano Ciro Alegría editada por primera vez en 1941, nuestro mundo es cada día más pequeño y menos ajeno... Nunca se había visto protestar enérgicas a las juventudes europeas ni estadounidenses; tampoco a las latinoamericanas... Ahora: Grecia, Irlanda, España, Portugal, Italia, Francia e Inglatera; EEUU, México, Guatemala, Honduras, Colombia, Chile y más, al sentirse extrangulados por bancos, sociedades de consumo chatarra, más politicastros neoliberales estafadores y ladrones, a diario están llenando plazas públicas principales en capitales de naciones mencionadas; pues, desde hace más de un mil años, la esclavitud en sus diversos disfraces, había sido callada al repartir garrotes, espadas o balas a las diversas juventudes protestantes a través de la Historia.

    Los imperialismos: políticos, militares, religiosos y ladronísticos, ESTÁN EN OCASOS IRREVERSIBLES. Durante los próximos 20 años los estertores mortales de oligarcas serán peligrosísimos; no obstante, después de ese álgido lapso, vendrá "La Luz que te decía" de Roque Dalton.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:52 p. m.

    Otra demostración de que el fmln se ha vuelto un partido politico mas, es la inscripción del alcalde de La Libertad a ese instituto politico.

    Lorenzana le entrego la chaqueta roja.

    Antes, entregar algun simbolo que llevara las letras fmln, era entregar un legado de lucha y sacrificio. Pero al ver recibir esa chaqueta a ese nuevo miembro de ese partido politico, me causo bastante asco.

    Pero ese es el camino decidido por la dirigencia.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:49 a. m.

    No debemos permitir, desde ningún punto de vista, que la actual cúpula "frentuda" se robe, en el futuro preelectoral inmediato, las cuatro siglas blancas y estrella alba con fondo rojo-sangre de nuestro sacrificado FMLN; pues ellos y funesto, bien se ve: sólo buscaban y buscan el huesito temporal de la cabra o "peligüey", pues vacas, aun flacas, los narcoarenazis se las comieron.

    Nosotros, Pueblo Jaguar, sabemos a perfección quiénes en la Asamblea Nacional sí de verdad están cumpliendo con el mandato ideal que el FMLN puso en sus honrados cerebros. Me consta a cabalidad la honestidad patriótica de Carlos Cortez, Señor Diputado por el municipio de Tecoluca; del Chele David Rodríguez, Diputado por La Paz, y uno que otro más.

    La Historia no debe volver a repetirse como se repitió con PDC, cuando gañanes narcoarenazis enviaron a sus choleros, Umaña y Parker, a secuestrar al pescadito de Duarte Fuentes allá en década de años 80-90's, cuando el mismo duarte demostró ser óptimo alumno de carlos andrés pérez, otro traidor contra Venezuela del "punto fijo"... La fama de nuestro FMLN no pertenece a inescrupulosos cupuleros actuales; sino a 100 mil o más cadáveres durante 20 años de guerra civil última. ¡Debemos rescatar al FMLN!; pero jamás volver a entregarlo a los rojos aspirantes a ser narcoarenazis como lo es cristiani & Co.
    Chichipate Cañaverales.-

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:49 a. m.

    “Todos los principios por los que tantos murieron o fueron asesinados, por lo que tanta sangre se derramó, todo eso ya no existe”, por supuesto que esta aseveración, creo, se refiere estrictamente a la cúpula que domina al FMLN, pues resulta difícil creer que todos o la mayoría de los miembros de ese partido caigan en ese mismo saco. Será posible que ninguno se pregunte, ¿por qué nos alzamos, por qué llegamos hasta una guerra civil? Si esa pregunta ya no existe en el ideario de los militantes del Frente, entonces yo ese partido no tiene razón de ser y mucho menos de llamarse el abanderado de la justicia social, el defensor de los intereses del pueblo salvadoreño y es tiempo de que la izquierda salvadoreña busque nuevo vocero de sus intereses que no son otros que los del pueblo salvadoreño.
    Afortunadamente no todo está perdido y aparentemente surge una esperanza cuando grupos de jóvenes, como debe de ser, alzo su voz en señal de protesta, en un YA BASTA que debería ser escuchado por todos. “Estos jóvenes perciben que es urgente organizarse, unirse, discutir, reflexionar, llamar a la acción. Sus grupos surgen en franca oposición a los partidos políticos existentes”.
    Ningún salvadoreño bien nacido, todo aquel que desee un mejor destino para nuestro país deberá buscar la forma de apoyar este nuevo sentir.
    Atentamente,
    Quijo-t

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.