El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

18 agosto 2010

La "cachiporristas" y el problema femenino

El asunto de las “cachiporristas” no es tan baladí como lo piensan algunos. Es cierto que si desfilan o no, en nada va incidir en el nivel de vida de los salvadoreños, ni en el curso de los valores de la Bolsa. Esto es cierto. 

No obstante tal cual ha sido abordado, desde el ángulo que han adoptado los que han reclamado la prohibición y al que se han referido los que redactaron la circular del Mined, me parece que atañen a un problema mayor de la sociedad salvadoreña: el puesto de la mujer y los peligros que acechan a nuestras muchachas de parte de proxenetas y organizaciones de tráfico infantil.

No hace mucho una mujer denunció los abusos sexuales que ha sufrido por parte de un superior en el trabajo, esta denuncia fue atacada por un miembro del gobierno porque la consideró tardía, interviniendo en un asunto que está en manos de la justicia; en muchos comentarios que circularon en distintos foros, la mayoría ponía en duda la sinceridad de la denunciante. Solo pocos hombres y algunas mujeres intervinieron en su favor. Ningún personaje oficial intervino para defenderla y protegerla. Nadie aludió a la dificultad, en nuestra sociedad machista, de discriminación hacia las mujeres, la dificultad que experimentan las mujeres de denunciar el acoso sexual que sufren en las oficinas y en los talleres, en general en los lugares públicos. 

Comúnmente la sociedad entera tiende a culpar a las mujeres por estos actos cometidos en contra de ellas, como si su conducta, su modo de vestir, incluso su belleza, fuera suficiente para perdonar al abusador. Los hombres tienen derecho al manoseo, a las palabras soeces, alusivas o directas, a todas las ofensas. Las mujeres tienen que aceptar esos “piropos”, esas “caricias”, y por qué no, acceder a los deseos de los hombres. La mujer que se arma de coraje y denuncia al hombre que la ha acosado sexualmente, corre siempre el riesgo de ser sospechada de calumniadora, de querer vengarse, en fin de cuentas, quiere ocultar su propia culpabilidad.

Todos sabemos que esto ocurre, si no somos hipócritas, sabemos perfectamente que en nuestra sociedad estas conductas masculinas son admitidas, no son juzgadas como reprensibles. ¿Para evitar estas conductas les vamos a pedir a nuestras mujeres que se queden en sus casas, que cuando salgan de sus hogares, se vistan ocultando toda su feminidad? ¿Qué es lo que tiene que cambiar? ¿Qué es lo que tiene que ser reprimido con fuerza?

En realidad, en vez de acusar a las mujeres denunciantes, la sociedad tiene que crear las condiciones que las proteja, que no sufran un nuevo atropello, evitando poner sistemáticamente en duda su palabra. Pero más allá de esto, lo que hay que extirpar de nuestra sociedad es la conducta inmoral de los hombres respecto de las mujeres. Abandonar el presupuesto que la simple presencia de una mujer es de por sí una incitación a ejercer sobre ella ese tipo de violencias. ¿Cómo llegar a extirpar estas conductas? Pues obligatoriamente con la educación, educación de los adultos y formación de nuestros jóvenes.

Pero en el caso de las “cachiporristas” el asunto se ha abordado de tal manera, como si ellas fueran la causa del acoso de los traficantes y proxenetas. Se ha agregado que se trata de una manifestación denigrante de su condición femenina. ¿Es por el hecho de que muestran sus piernas? ¿Es acaso la única vez que lo hacen? En las playas, en las pistas de atletismo, en las canchas de diferentes deportes, también muestran sus “atractivos”. ¿Acaso no vienen hombres a verlas, a los cuales se les puede cruzar por la cabeza alguna idea procaz? Acaso a los espectáculos deportivos no pueden asistir los mismos personajes, a los que se ha aludido en los desfiles de las “cachiporristas”.

No obstante se ha hablado de cosas peores, que nada tienen que ver con los desfiles mismos. Del acoso, del tráfico que se realiza en la selección de las “cachiporristas” y de posibles manoseos de profesores, de directores e incluso se ha hablado que desde ahí pueden sufrir otro tipo de atropello mayor. Pero si las autoridades han tenido noticia de ello, ¿por qué no han intervenido para castigar el delito? ¿Por qué cambian de tema y de lugar de discusión? Ya no son los desfiles el problema. El problema reside en un delito, que puede tener lugar, incluso si se suprimen los espectáculos de las “cachiporristas”.

Pero al mismo tiempo se ha hablado que la actuación de las “cachiporristas” en sí es denigrante para la imagen de la mujer. Se ha hablado de ampliar la prohibición a las elecciones de las Reinas de Belleza que tienen lugar en muchos lugares del país. Se ha afirmado que tanto en unos como en los otros espectáculos se exhibe el cuerpo femenino como un objeto sexual.

Me parece necesario hacer algunas consideraciones. En primer lugar, ¿estas dos actividades son acaso las más graves en las que el cuerpo femenino se vuelve en objeto sexual? ¿Acaso el cuerpo femenino no es usado en la publicidad de forma más denigrante? Porque el cuerpo femenino en esos momentos no tiene otra relación al articulo en venta que su cuerpo. Esto sucede en revistas, en la televisión, en las vallas, etc. Y esto es cotidiano. Las autoridades que con tanta celeridad condenaron a las cachiporristas y a las madrinas de los equipos, los concursos de belleza, no se han referido a esta mercantilización del cuerpo femenino. Será porque en este caso se enfrentarían con un adversario poderoso, el mercado, el sacrosanto mercado.

Me parece que en esto ha habido mucho humo, mucha ligereza, poca reflexión. De nuevo el carácter autoritario de nuestros regímenes vuelve a salir a flote. En primer lugar desde un puesto del Estado se sentencia, se decide y luego van a “dialogar”. La decisión está plagada de todo eso, de una estupefaciente superficialidad, los motivos alegados condenan a las posibles víctimas de ser el origen del crimen. En segundo lugar constatan que la liviandad de los argumentos han sido rechazados por buena parte de la población, entonces dan medio paso hacia atrás con el pie izquierdo, pero con el derecho fijo en la prohibición para el próximo año. Mientras tanto las autoridades han declarado que van a “dialogar” con los “sectores” interesados y concernidos directamente. La palabra “dialogo” en el discurso burocrático no significa “escuchar”, se trata de “explicar” que la decisión tomada es la única posible. Las familias y las estudiantes que deseen ser “cachiporristas” tendrán que acatar la sabiduría de sus dirigentes. Parece que los profesores y maestros tendrán que ayudar a convencer, aunque tal vez piensen de otro modo.

No se les ha ocurrido que si existe algún problema, que hay gente que considera esto degradante para las jóvenes, esto proviene más de la “mirada ajena”, más que de los ejercicios y malabares de las muchachas. En vez de prohibir pudieron incluso promover dentro de los centros escolares, clases de bailes rítmicos, gimnasia, danzas diversas. Pudieron abordar el problema de la vestimenta, de transformarla, de variarla, en fin pudieron tener un poco más de respeto con la gente.

Pero si existe un problema moral, ético, entonces la imposición es más grave aún, pues los valores se inculcan, no se imponen. Si realmente existe un problema ético tienen que discutirlo con la población y tratar que sea aceptado por la comunidad la existencia de un problema, que se tome conciencia y que el valor ético propuesto se acepte.

La superficialidad de los funcionarios del Estado ha quedado manifiesta. Pero al mismo tiempo hay una pizca de desprecio hacia las clases populares y sus “diversiones” de poco gusto. Estos desfiles no son totalmente autóctonos, no son la transformación de una vieja costumbre nuestra, es cierto. Ha sido una costumbre importada, viene de afuera, no obstante su enraizamiento en la tradición festiva salvadoreña la ha trastocado y ya se ha vuelto una costumbre nuestra. Su origen extranjero no debe de servir de pretexto para el estigma. Porque entonces nos quedamos ya sin nada. Son tantas las cosas que nos llegan de afuera y las asimilamos, que si las abandonamos, nos quedaríamos sin cultura.

Imaginemos un país sin instrumentos musicales, sin ropa, sí, sin ropa, la mayoría de trajes que usamos no fueron inventados en El Salvador, sin cubiertos, sin platos, sin alumbrado eléctrico, ni nada que tenga que ver con los avances de la ciencia. Pues son muy pocas las cosas, si es que existen, que fueron inventadas entre nosotros. Me refiero a inventos y descubrimientos científicos. Todo eso ya constituye nuestra manera de ser. Lo que somos es todo lo que hemos hecho nuestro.

Nos llegaron del Norte estos ejercicios con las batutas, pero bien pudieron haber llegado los desfiles carnavalescos del Sur, con sus exuberantes mujeres mostrando totalmente sus piernas y sus amplios escotes, con movimientos sensuales. Pudimos conservar los disfraces indígenas e incluso combinarlos con los europeos, como sucedió en más de alguna fiesta patronal. Nuestra historia se ha hecho en contacto con los países del Norte, México y Estados Unidos y su influencia en nuestra vida es innegable. No todo ha sido positivo. Ni todo ha tenido las mismas repercusiones en nuestras vidas. De los Estados Unidos hemos sufrido cosas peores que la importación de las “cachiporristas”.

El asunto de la dignidad femenina merece otra cosa, otro nivel, medidas serias en la educación de nuestros niños y nuestras niñas. En la urgente reeducación de los adultos, en medidas reales para que se respete a la mujer en sus trabajos, en los lugares públicos, en los transportes, etc. Es urgente promover campañas por la igualdad entre los sexos, en todo lugar y en todo tiempo. Es necesario emprender campañas en contra de la violencia intrafamiliar, que es una fuente de sufrimiento mayor de nuestras mujeres y un ejemplo nefasto para los niños que viven en esos hogares.

Carlos Abrego

15 comentarios:

  1. Más sentido común no puede exigirse de un artículo. Excelente. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si mostrar partes pudendas como pezones, labios mayores y traseros por nuestras escolares "menores de edad" es parte del "desarrollo" social e intelectual de la salvadoreñidad guanaquil, entonces débese abligar a colegios católicos femeninos como Betania, a desfilar con toda la vana parafernalia que conlleva ser "cachiporrista guanaca".

    Si nuestros intelectuales como Don Carlos Ábrego, tratan de justificar el cachiporreo como algo cultural necesario para el guanaquismo inculto, ¿qué más no podrán argumentar tantos "intelectualoides" guanaquísimos, defecando miles de páginas de la "gran" prensa hablada, escrita y televisiva?

    Muy bien estaría el cachiporreo en público o privado sí, señoras o señoritas fuesen mujeres de 18 años en adelante y no menorcitas preadolescentes de entre 12 y 16 abrilitos; sí, tantos intelectuales e intelectualoides, con ricachones proxenetas o rufianes sexuales, hiciesen las "cabudas" para costear "sagrados" emolumentos de esas bellezas capaces de hacer el strip-tease hasta sobre de altares de cualesquiera religiosidades.

    ResponderEliminar
  3. SALVADOREÑA LIBRE8:27 p. m.

    soy salvadoreña viviendo en Alemania que viene siendo algo asi como todo lo contrario a El Salvador: En alemán: la luna es EL LUNO y el sol es LA SOL, para los alemanes: todo lo mejor, lo más importante y lo más bello: es indudablemente femenino. Las leyes protegen más a la Mujer. Los mejores parqueos estan reservados para mujeres (todas en general, no solo embarazadas) Para los alemanes es igual alegría que nazca un niño o una niña. No existen niños abandonados. En conclusion hay armonía, paz, respeto.
    En Alemania: los adultos respetan a los niños como a otro adulto, nada de obligarlo a saludar de beso y abrazo a extraños, nada de arrumacos ni de hablarle niñoncito. Los niños y niñas crecen con una madurez increíble, crecen siendo concientes de su espacio, y del respeto que se merecen.
    Las Mujeres Alemanas son solidarias entre ellas, y han logrado todos esos cambios gracias a su propio esfuerzo, la clave está en el respeto a sí mismas, y en la EDUCACION. Ellas han tenido una gran ventaja: el hombre nórdico no es violento ni machista como los latinos o arabes, africanos etc... MUJERES ENTENDAMOS QUE los cambios y el respeto comienzan en la mente FEMENINA. Comencemos por apoyar que no se utilice a las niñas de hogares empobrecidos como carnada visual para la morbosidad machista en El Salvador durante los desfiles "patrios" digamos NO a esa manipulacion, eso es una gran falta de respeto a nuestras niñas. Aqui en Alemania los padres de familia jamas permitirian esa situacion. Los niños y niñas deben ser tratados con respeto y no obligarlos a nada que atente contra su dignidad. Cosas pequeñas iran haciendo la diferencia.
    Ahora que vivo en Alemania: Para mí, feminismo no es nada externo, es una actitud interna de respeto a sí misma, actitud de paz y de alegría interior. Les diré un secreto del que nadie habla: Las Mujeres somos SUPERIORES A LOS HOMBRES en TODO (absolutamente todo lo que no se ve con los ojos), en lo único que ellos son superiores es en la fuerza física (que sí se ve con los ojos), es por eso que en este mundo donde hemos aprendido a pensar de manera superficial (solo viendo lo que está a la vista) las ideas machistas (o violencia contra el mas débil) se han desarrollado tanto, y es por eso que JESUS fue tan FEMINISTA, poniéndose a defender a la MUJER.
    Aquí estoy yo como un radar captando todo lo bueno de estas alemanas para transmitirselos a todas en El Salvador, para que SEPAN que SI ES POSIBLE el feminismo (PAZ, BUEN TRATO y respeto por la Mujer) y es increíble como ésto repercute en TODA LA SOCIEDAD. No hay madres solteras-abandonadas, no hay niños abandonados, no hay acoso sexual, ESTO ES LO QUE NECESITAMOS TANTO EN NUESTRO PAIS!!! y está en NOSOTRAS LAS MUJERES LOGRARLO!!! aprendamos lo bueno de otras culturas!!! Y SOBRE TODO SEAMOS SOLIDARIAS entre nosotras porque la pero forma de machismo es la rivalidad y odio entre mujeres, EN LA SOLIDARIDAD ENTRE MUJERES ALLI ESTA NUESTRA FUERZA!!! No se que tiene mas hecho mierda a El Salvador si la corrupcion o la mentalidad machista que es comun entre los izquierdistas y derechistas. El dia que mi pais deje de ser VULGARCITO, me regreso inmediatamente.

    ResponderEliminar
  4. SALVADOREÑA LIBRE8:29 p. m.

    Soy salvadoreña viviendo en Alemania que vendria a ser lo opuesto a El Salvador...En alemán: la luna es EL LUNO y el sol es LA SOL, para los alemanes: todo lo mejor, lo más importante y lo más bello: es indudablemente femenino. Las leyes protegen más a la Mujer. Los mejores parqueos estan reservados para mujeres (todas en general, no solo embarazadas) Para los alemanes es igual alegría que nazca un niño o una niña. No existen niños abandonados...En conclusion hay armonía, paz, respeto...

    En Alemania: los adultos respetan a los niños como a otro adulto, nada de obligarlo a saludar de beso y abrazo a extraños, nada de arrumacos ni de hablarle niñoncito. Los niños y niñas crecen con una madurez increíble, crecen siendo concientes de su espacio, y del respeto que se merecen.

    Las Mujeres Alemanas son solidarias entre ellas, y han logrado todos esos cambios gracias a su propio esfuerzo, la clave está en el respeto a sí mismas, y en la EDUCACION. Ellas han tenido una gran ventaja: la naturaleza del hombre nórdico ...no es violento ni machista como los latinos o arabes. MUJERES ENTENDAMOS QUE los cambios y el respeto comienzan en la mente FEMENINA. Comencemos por apoyar que no se utilice a las niñas de hogares empobrecidos como carnada visual para la morbosidad machista en El Salvador durante los desfiles "patrios" digamos NO a esa manipulacion, eso es una gran falta de respeto a nuestras niñas. Aqui en Alemania los padres de familia jamas permitirian esa situacion. Los niños y niñas deben ser tratados con respeto y no obligarlos a nada que atente contra su dignidad. Cosas pequeñas iran haciendo la diferencia.

    Para mí, feminismo no es nada externo, es una actitud interna de respeto a sí misma, actitud de paz y de alegría interior. Les diré un secreto del que nadie habla: Las Mujeres somos SUPERIORES A LOS HOMBRES en TODO (absolutamente todo lo que no se ve con los ojos), en lo único que ellos son superiores es en la fuerza física (que si se ve con los ojos), es por eso que en este mundo donde hemos aprendido a pensar de manera superficial (solo viendo lo que está a la vista) las ideas machistas (o violencia contra el mas débil) se han desarrollado tanto, y es por eso que JESUS fue tan FEMINISTA, poniéndose a defender a la MUJER.
    Aquí estoy yo como un radar captando todo lo bueno de estas alemanas para transmitirselos a todas en El Salvador, para que SEPAN que SI ES POSIBLE el feminismo ( PAZ, BUEN TRATO y respeto por la Mujer) y es increíble como ésto repercute en TODA LA SOCIEDAD. No hay madres solteras-abandonadas, no hay niños abandonados, no hay acoso sexual, ESTO ES LO QUE NECESITAMOS TANTO EN NUESTRO PAIS!!! y está en NOSOTRAS LAS MUJERES LOGRARLO!!! aprendamos lo bueno de otras culturas!!! Y SOBRE TODO SEAMOS SOLIDARIAS entre nosotras, ALLI ESTA NUESTRA FUERZA!!! No se que tiene mas hecho mierda a nuestro Vulgarcito, si los corruptos o los machistas que abundan entre los derecha y los disque izquierdas.

    ResponderEliminar
  5. Anastasio aqui si: No logro entender lo que decís, ¿has visto en los desfiles niñas menores de edad desnudas? Si defendés una posición no es necesario que exagerés, que digás algo que no tiene lugar.
    Lo que he tratado de plantear es que en un asunto tan serio, no se puede abordar prohibiendo de entrada algo que tanto tiempo de existir. He dicho que lo que hay que combatir son todos los abusos contra nuestras mujeres. Esto educando a nuestros hombres adultos y instruyendo a nuestros jóvenes y niños al respeto hacia las mujeres, todas las mujeres.

    En todo caso, también hay que educar la mirada: esa mirada que adivina pezones debajo de las blusas. Las miradas que desvisten a las mujeres anden desfilando o simplemente haciendo compras.

    ResponderEliminar
  6. Salvadoreña libre: No me atrevería a idealizar de esa forma a la sociedad alemana. También ahí hay violencia intrafamiliar, también en Alemania hay violaciones de menores. Hay también tráfico de mujeres de múltiples orígenes. Los códigos del machismo cambian de país a país, también eso hay que aprenderlo.

    Sobre la superioridad interior de las mujeres es simplemente una opinión, tan desprovista de fundamento como su pretendida inferioridad.

    No obstante estoy de acuerdo en que mucho depende de la autovaloración de las mujeres, de poder asumir su calidad de igual a igual con los hombres, que se merece todo respeto. Pero esto es un proceso educacional que comprende la familia y las escuelas. Pero el papel fundamental de la familia no se puede negar, ni tampoco minorar. Las familias, los hogares son entidades sociales mixtas, es el primer lugar donde se aprenden los primeros pasos de la socialización.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:39 a. m.

    Ve vos, don charlie abrego, hoy si se dio la piedra con el coyol en los comentarios vos....

    Y como no, si se tienen los comentarios ilustrados del Anastacio somoza y a la salvatrucha libre (que aunque vive en alemania es libre segun ella) y esque son el uno, enviado de la Orden del Santo Oficio de Torquemada, y la otra enviada de parte de las Talibanas-feministas-Real L word-Butch-mit deutscher muter und kind-ubber alles-nichts fur uns alles fur frauen....jajajaja.

    Meten miedo esos dos, uno salibando mientras ve pezones imaginarios y la otra declarando la total superioridad de la raza femenina por sobre todas las cosas. Cuando esa llegue al salvador va a promover su propio Rally en Berlin para la raza suprema, pero en el berlin de oriente, jajaja. Pero ese lenguaje es ignorante de parte de ella, ignorante no porque no sea estudiada, sino porque prefiere ignorar que las mujeres no son ni tan superiores, porque no pueden parir sin los 20 y fichas cromosomas que les depositamos los Untermenschen que somos los hombres. Claro, en el mundo ideal de ella, nosotros seriamos los cachiporristas con pezones imaginarios y ellas serian las amazonas.......

    Y ella lo consideraria justo pago por los milenios de opresion masculina.

    Y asi, en las oficinas de los diputados cruz cepeda, schafick handal y cia. colgarian las fotos felices de ellos en su papel de cachiporros en sus dias mozos, y entonces las feministas estarian felices....

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:33 a. m.

    Estoy de acuerdo con el Sr. Abrego, en referencia a que no hay que idealizar ningún país/sistema. Ciertamente Alemania es un país muy adelantado en comparación con nuestro país. Pero no hay que exagerar, tiene razón don Carlos que alli también hay violencia intrafamiliar, abuso sexual, hijos maltratados, etc, etc.Mi hermana y yo estudiamos en Alemania, y les puedo asegurar que no es un paraíso terrenal ni nada parecido. Al final del día los alemanes son tan humanos como cualquier ser humano en la faz de la tierra, con muchas cualidades y muchos defectos. Tengo un amigo alemán que fue educado en un orfanatorio y no porque fuese huérfano, sino porque sus padres abusaban de él (madre y padre).... Bueno, podría contar varias historias sumamente tristes y que al oirlas (o leerlas) cualquiera podría pensar que son sucesos de El Salvador (o cualquier país de Latinoamérica)...

    Es cierto que las mujeres necesitamos ser solidarias, y como escribió Isabel Allende, las mujeres podríamos erradicar el machismo en una generación (educando a nuestros hijos varones a no ser machistas)...

    Personalmente yo no permitiría a una de mis hijas que fuera cachiporristas, ni siquiera si me pagaran una buena cantidad por ello, mucho menos si yo tengo que pagar por todas esas cosas, no veo cuales son los valores morales que mis hijas podrían aprender. Diferente es practicar la natación, o cualquier otro deporte que es saludable....

    MariaMarta

    ResponderEliminar
  9. SALVADOREÑA LIBRE7:58 a. m.

    Don Carlos: comparado con el infierno que vive una mujer en El Salvador, Alemania con todo y sus muchos defectos, es el Paraíso, pero si usted quiere disminuir los logros de la sociedad alemana, en que ayuda a El Salvador? yo hablo de lo positivo que he visto, ES CIERTO si no lo creen es cosa de Ustedes. Pruebas cientificas quiere? Es muy corto el tiempo en la Historia, en que la Mujer esta siendo educada en iguales condiciones que el Hombre, aqui en alemania los paradigmas de inferioridad se han roto. En los colegios mixtos, los profesores estamos comprobando cada vez mas que en iguales condiciones, las niñas son mas aventajadas en los estudios que los niños, tal es asi que se está estudiando la posibilidad de separarlos por el bien de la salud sicologica en los niños quienes se ven totalmente disminuidos.
    A Anastasio: concluyo que por su lenguaje tan especifico en anatomía, debe ser usted profesional de la salud, pero le recuerdo que está escribiendo para un público poco ilustrado que como dice don Carlos no tiene bien educada su imaginacion, al contrario el sistema los ha ensuciado con morbosidad y pornografia, y su lenguaje Anastasio, lejos de contribuir en defensa de las féminas, está dandole mas alas a la sucia imaginacion de muchos (no todos) los lectores guanacos. Me declaro totalmente libre de machismos ES MI DECISION CONCIENTE, y no volveré a entrar a ningun blog salvadoreño porque me entristece demasiado comprobar tanta maldad y violencia hasta en las palabras, como las del ultimo comentarista anonimo (tipico guanacoide). Gracias por el derecho de respuesta

    ResponderEliminar
  10. Don Carlos Ábrego: admiramos y felicitamos la manera de cómo Usted expone su pensamiento histórico-sociológico en cuanto a El Salvador; además, el cómo responde Usted a quienes, algunas pocas veces como ahora, no comulgamos con el "cachiporrismo" qué, en el fondo o trasfondo, nuestras niñitas, ---hijas de padres empobrecidos por el glotón sistema capitalistoide guanaco---, pretenden imaginarse, en el "cachiporreo", su soñada y nunca lograda "Fiesta Rosa".

    También nos causa satisfacción sus comedidas palabras al disentir con nosotros, contrarios opinantes. En otros blogs izquierdistas, pero dogmáticos o soberbios, las respuestas, cuando las hay, son despectivas, y hasta de tajo suspenden la presentación en sus pantallas,m del blog irreverente.

    Invito al autor y a opinantes sobre este medio agrio tema, visitar al blog http://anastasioaquisi.com , donde Chichipate Cañaverales hace claro resumen histórico sobre el origen "no remoto" del cachiporrismo gringo querido injertar en El Salvador. Dicho artículo del Chichipate se titula CACHIPORRISMO GUANACO y fue publicado a principios de este agosto, por lo cual ya no está en actual cartelera.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8:20 p. m.

    Cuidado!!!!!. SALVADORENA LIBRE. Hay que opinar con menos: PASIONISMO Y MENOS DEMASIA. La sociedad alemana, como culaquier otra sociedad europea; no son ningún modelo para imitar.Estoy de acuerdo con el estimado sr: ABREGO. El machismo cambia y tienes sus variantes en cada país.
    A lo mejor la salvadorena libre tienen poco tiempo de vivir en el país GERMANO. Los alemanes igua que los hombres latinos hay: BUENOS Y JODIDOS Y TAMBIEN SUPER MACHISTAS. CONSTE NO ESTOS DEFENDIENDO LA FAUNA DE LOS POLITICOS SALVADORENOS.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2:18 p. m.

    Los colegios que de verdad le apuestan al desarrollo intelectual y deportivo- artistico de sus alumnos niños y niñas por igual no caen en este tipo de cachiporrismo, sino vean en las pruebas de la PAES por ejemplo, ninguno de los colegios que estan siempre en los 10 primeros lugares tienen bandas de ese tipo y menos cachiporristas y NO por eso no son integrales, lo que pasa que nuestra sociedad es hedonista superflua,exhibicionista, que solo busca la autocomplacencia, lo que les estamos diciendo a estas adolescentes que con la apariencia pueden ir escalando mas facil que con el intelecto!!!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo9:22 a. m.

    Es increíble cómo levanto polvo este tema. Como dicen los trompudos, tema de diversión para ocultar otros problemas más graves??? Sin embargo, el tema es interesante, lo que faltó fue más debate público. Acá dejo mi punto de vista: no hay necesidad de idealizar ninguna sociedad. Los seres humanos somos iguales en todas partes, el nivel cultural incide en algunas conductas, cierto, y el machismo en nuestro país es un producto cultural que no nos deja avanzar hacia una mejor sociedad. La anatomía femenina está hecha para atraer al sexo opuesto con objetivos reproductivos, esta es nuestra naturaleza, imposible evitarlo. Y los hombres somos iguales en todas partes, en Alemania, o en la China...una mujer con bonitas formas nos atrae, nos excita y nos hace fantasmear. En una persona normal que sabe controlar sus pulsiones esto no pasa a más, pero en otros cuyos valores morales, espirituales y culturales son muy bajos no logra controlar estas situaciones. En El Salvador, país machista por excelencia, donde existe un elevado porcentaje de violencia de género, en dónde la niñez sufre todo tipo de violaciones, es lógico que se levanten voces en contra de los elementos que contribuyen a estas violaciones. El tema de las cachiporristas es solamente una gota en este mar de problemas, pero estoy completamente de acuerdo con que se prohíban pero que la medida se acompañe con otras en la misma dirección. Otro punto es la manera poco hábil que tuvo el gobierno para justificar la medida. Si el ambiente de las cachiporras es utilizado para fines de prostitución, entonces existe un delito en algún lugar, sin embargo el gobierno jamás ha mostrado el desmantelamiento de ninguna estructura delincuencial o proxenetismo. Las cahiporras en su gran mayoría son menores de edad, y cómo tales tienen leyes que les protegen, pero el gobierno no ha hecho nada por investigar sus propias denuncias. Otra consideración, alguien decía que estas niñas son obligadas por los padres...yo no creo que esto sea así. Para ser cachiporrista se escoge normalmente a las cipotas más bonitas, y esto les da a ellas cierto status. Ser cachiporrista contiene un grado de seducción para muchas, pero en un país en dónde el embarazo entre adolescentes es tan alto, la verdad es que no necesitamos llenar el ambiente con más "erotismo". Desgraciadamente, por lo que dije antes, yo sí estoy de acuerdo con que el hecho de salir a la calle vestida de la manera en que ellas lo hacen, sumado al bajo nivel moral y cultural de muchos hombres, esto es un caldo para generar morbo. El Salvador no es un país para exponer así a sus menores de edad. Totalmente de acuerdo por la prohibición. Ultimo punto...ya decía antes que no es bueno idealizar ninguna sociedad. Yo vivo en Europa también y acá se ve todo tipo de violencia de género, quizás no en los índices tan alarmantes que en los países dominantemente machistas, pero existe. Y otro problema grave es la trata de blanca de mujeres del este y otras regiones. La policía desmantela 5 grupos de proxenetas y al día siguiente aparecen 10 nuevos. El problema de la oferta es que existe una enorme demanda...y quienes consumen? los educados europeos que sabiendo que estas mujeres son explotadas como objetos, igual las buscan y alimentan estas redes mafiosas. No, no...ninguna sociedad es perfecta. A mujer libre le sugeriría que trate de educar a sus amigos alemanes para que eviten consumir sexo proveniente del sufrimiento de miles de mujeres que aunque no sean alemanas siguen siendo tan mujeres como ella...y son mujeres que sufren enormemente. Mi respeto, eso sí, a todas las mujeres...y la igualdad es un deber y un derecho. Intelectualmente somos iguales, no tenemos razones para decir que un género es más inteligente que el otro. Físicamente y emocionalmente cada género tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Lo mejor es construir una sociedad completamente egalitaria. Buen día.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8:48 p. m.

    pregunta, que significa guanaco?...no soy salvadoreño, pero parece ser un insulto tomando de carnada un noble animal hacia un grupo de personas que comparten cierta caraceristica fisica, de ser asi empiecen por ser menos racistas para que su pais avance...ahhh si...abajo el pueblo aleman traidor, racista y acomplejado con la superioridad

    ResponderEliminar
  15. Guanaco somos nosotros los salvadoreños. Algunos de los salvadoreños se ofenden que nos llamen así, pero es una minoría, es nuestro apodo.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.