El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

30 mayo 2009

Se le rindió justicia a Jandro Funes

Hoy hacia las 10 de la noche (hora de París) se terminó el juicio contra el asesino de Jandro Funes. En el banquillo de acusados el ejecutor del delito comparecía bajo arresto y otro inculpado comparecía libre (su implicación o participación quedaba por ser demostrada durante los debates). El criminal se llama Mahamed Amor.

El juicio se llevó a cabo durante tres días y terminó hoy. El asesino fue condenado por « golpes mortales » a dieciséis años de cárcel. El otro inculpado fue condenado a dos años de reclusión de los cuales uno en condicional y a tres años de prueba.

Al final del juicio en las gradas del Palacio de Justicia, la madre de Jandro Funes agradeció a los amigos que vinieron durante los tres días de deliberaciones. Sus palabras fueron muy emotivas, les habló de la justicia impartida, de la culpa personal del asesino de su hijo, pero también señaló la responsabilidad de la sociedad. Mahamed Amor ha reincidido en ataques con armas blancas tres veces anteriores hiriendo entre otros a su propio hermano y a un colega. La justicia entonces no lo condenó y tampoco recomendó un tratamiento psicológico.

Les pidió a los jóvenes de guardar la memoria de Jandro, de un Jandro activo, amable y creativo. En un gesto conmovedor sacó de su bolso las prendas de su hijo que le entregó la policía, unos recibos bancarios, un libro, monedero ya vacío y la tarjeta de transporte. Esta última fue la que ayudó a su identificación y a la ubicación de la familia.

El domingo próximo Jandro Funes hubiera cumplido 29 años. Marlène Velasco Begue ha invitado a recordar en este aniversario a Jandro y sus amigos se reunirán en el Pont des Arts a las cinco de la tarde. Fue en este puente, entre el Museo de Louvre y el Palacio de la Academia donde Jandro recibió el golpe mortal.

1 comentario:

  1. Anónimo12:58 a. m.

    Me duele tanto saber que existen tipos como este Marroquí quién al parecer no tiene oficio ni beneficio alguno. No aporta nada a la sociedad y al contrario le quito al mundo y en especial al pueblo Salvadoreño un gran ser humano, hijo, hermano y artista.
    Siento un gran dolor en mi pecho al pensar en el dolor que los padres de Alejandro han de haber experimentado.
    Que descanses en paz Jandro.

    Soy una madre primeriza con una bebé de un año y ahora entiendo lo que duele ver sufrir a un hijo y mas aun saberle muerto.

    Gracias por su Blog señor Carlos.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.