El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

01 febrero 2009

No sos avestruz, no, pero te da vergüenza....

Los franceses tienen una expresión que le viene al pelo a la posición adoptada por el « periodista de origen alemán y editor de Siguiente Página », Paolo Lüers en su artículo « No soy avestruz », aparecido en el DdH, del 29 de enero de 2009. La expresión es « la politique du pire », la política de lo peor.

Pero antes de argumentar quiero decir algunas palabras previas. Lo primero es que no tengo costumbre de leer su prosa, le he echado dos o tres ojeadas a sus artículos, no he terminado ninguno. Esta vez torcí mi conducta y llegué hasta el fin. Digo esto no para ofenderlo, simplemente que algunos cuestionamientos que me voy a hacer aquí tal vez quedaran contestados de antemano, si me hubiera esforzado por leerlo de vez en cuando.


Lüers afirma que actualmente existe la siguiente disyuntiva, elegir entre Arena o el FMLN. Partiendo de aquí se plantea la siguiente pregunta: “¿En esta disyuntiva, no preferir al FMLN me convierte en derechista?”.


El plantear la pregunta —por la evidencia de la respuesta— implica que el autor responde de manera diferente que el común de los mortales. En efecto, Lüers sostiene que en este momento preferir al partido Arena lo convierte en un izquierdista. Veamos como desarrolla lo que parece simplemente una paradoja.


Su primer punto es bastante conmovedor: nuestro articulista confiesa un pecado y se arrepiente y se culpa ante la joven generación. Su falta consiste en la incapacidad de no haber podido crear una “izquierda democrática” en el país. No se trata de una venialidad personal, la comparte “con toda la masa crítica que hemos salido del Frente y que no hemos sido capaces de construir una alternativa”. Aquí aparece mi primer cuestionamiento: ¿en qué reside esta incapacidad y cuáles han sido sus esfuerzos personales en esta fracasada construcción? Me parece que si el destino del país y de la izquierda reside en este fracaso, es de suponer que la primera urgencia es responder a estas preguntas.


No obstante Paolo Lüers prefiere dejarse caer en el “vacío”, sin sentir el más mínimo vértigo. Y lo hace casi en un salto mortal digno del circo Pinder: “¿Este vacío me obliga a apoyar al FMLN, sólo para que no me digan derechista? ¡No way!”.


¡Alzalas güey! Nuestro periodista tiene agallas. Llegó al país para enrolarse en la guerrilla, en la que se proclamaba sin muchos tapujos que se implantaría en el país ni más ni menos que la “dictadura del proletariado”. ¿Y ahora me viene con el cuento de que siempre ha sido un izquierdista democrático?


Personalmente no doy certificados de izquierdista. Tampoco creo que Lüers lo necesite, pues su proclamación es estrictamente de circunstancia. El le está apuntando a una franja del electorado que se percibe como centrista, preocupada por la persistencia de las frágiles instituciones democráticas y que aún tiene reticencias de votar por el FMLN. Pero que también está harta de los gobiernos areneros. Pero si viene un periodista de la izquierda democrática que le suplica votar por Arena para salvar la eventualidad de construir algún día una izquierda “democrática”... Entonces Paolo Lüers esgrime con muy poca originalidad los mismos argumentos que el editorialista del pasquín que lo acoge.


No se trata de otra cosa. Lüers quiere asustarnos, como Altamirano y la retahíla de compinches que lo acompañan en la misma empresa. Nos recita la misma letanía: “Para mí, la izquierda ortodoxa, autoritaria e intolerante es el mayor obstáculo para el desarrollo de la izquierda democrática”. ¿El desarrollo de qué? ¿No acaba de afirmarnos que han sido incapaces de “construir una alternativa”? ¿Acaso no nos ha hablado de un “vacío”?


El término “ortodoxo” fue el que usaron los grupúsculos izquierdistas de Europa para calificar al FMLN durante la guerra. Fue el término que usó la prensa de “izquierda” en Europa, también la prensa de derecha. Lüers no puede venir a contarnos que antes de adherir al FMLN estaba ya en manifiesta contradicción y oposición con la ortodoxia del Frente.


Le falta consistencia a Paolo Lüers. No basta declararse a gritos que es de izquierda, sus problemas de identidad y de coherencia tiene tal vez que arreglarlos de otra manera. Si nos afirma que su pasado confirma “mi identidad de izquierda antiautoritaria”, el pasado que se le conoce aquí ha sido su pertenencia al FMLN.


Ante la opción de un partido que ha gobernado durante veinte años el país, al que le debemos una política económica que ha puesto en fuga a una tercera parte de la población, que ha puesto en peligro persistentemente las instituciones de la república, que se comporta autoritariamente frente a los trabajadores, que ha modificado leyes para tornarlas cada vez más represivas, que ha sido incapaz de modificar en lo más mínimo el desnivel que existe entre la opulencia de los ricos y la extrema miseria de los campesinos. Ese partido se llama Arena. Es por ese partido que en tanto que “izquierdista antiautoritario” nos llama a votar. La otra opción es el Frente. Un partido que desde hace tiempo proclama que su programa es aplicar la constitución del país, que a través de la voz de su candidato presidencial afirma que no van a cambiar las estructuras económicas del país, que dejará el dólar como moneda “nacional”, que para resolver el problema agrario ni siquiera musita la palabrita de reforma, Lüers lo acusa de querer implantar un “socialismo autoritario”.


Lüers ve fantasmas. Personalmente me gustaría que el Frente fuera más radical, que afirmara claramente medidas anticapitalistas y que emprendiera reformas estructurales que sentaran las bases necesarias para fundar una sociedad más fraterna, que le ofrezca a nuestros jóvenes la posibilidad de explayar todas sus capacidades. Una sociedad que le ofrezca asistencia médica a toda la población, que erradique todas las enfermedades endémicas que sufre nuestra gente, que le dé a todos oportunidades de desarrollo cultural.


Lüers nos afirma que Arena será menos dañino que el Frente. El continuismo con Arena —nos insinúa— le dará la posibilidad de crear la famosa alternativa democrática de la que nos habla y que ha sido incapaz de construir. Lo honesto es que asuma sus actuales posiciones, que se mire al espejo y se diga sin desfachatez que llama a votar por Arena porque ahora es de derecha. No es grave, no es el primero que cambia de opinión y de convicciones, pero que nos diga ahora que su propósito es crear una izquierda democrática, eso es un chiste de mal gusto. ¿Dónde están sus constantes esfuerzos por crear un partido democrático con posiciones de izquierda?

10 comentarios:

  1. Don Carlos:
    He leído con mucha atención el editorial o lo que sea, del sr.Lüers, así como sus acotaciones al respecto.
    Una cosa es cierta, como ud dice debería de aceptar que se volvió alguien de derecha. No es un pecado. La gente es dinámica.
    Lo que si es muy incorrecto es tratar de vender una imagen que no es la verdadera. No nos sirve de nada creer que el cambio es votar por un partido que ya tiene el poder. Simplemente no hay lógica alguna en ese respecto.
    Solía tenerle mucho respeto al sr Lüers, pero desde hace un par de años lanzando diátribas explicitas contra lo que se suponía eran sus más altos ideales, no me queda más que darle un sano repudio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajaja!!!

    No me gusta hablar de elecciones que no sean las del imperio... pero no tengo más remedio que decirle y confesar:

    ¡¡¡¡¡GENIAL!!!!!

    Como dije una vez: ¡¡Ah nuestros "expertos"!! Puuubiciiituuus....

    Excelente...

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
  3. Si mis amigos supieran que yo en época de guerra estuve haciendo trabajos profesionales con el ERP en los frentes de batalla, me comen vivo, ya que me muevo en el centro de poder de la derecha.

    Menos mal que para ganarme la vida no necesito abrir el pico; ni venderme a mis allegados como una pieza de museo que participó en la guerra pero que ahora estoy arrepentido ya que me he dado cuenta que los del FMLN "representan a la izquierda ortodoxa, autoritaria e intolerante" como lo afirma Louers.

    He conocido de cerca los procesos de conversión de Villalobos, Los Galeas, Luers, etc. y en todos ellos ha privado su interés de beneficio personal. Después de la guerra, ellos por decisión propia buscaron su inserción en la sociedad en los medios de poder de la derecha; esto no es malo como bien lo dice Carlos; pero deberían ser sinceros.

    El cinismo con que hablan, los pone en evidencia ya que ellos por sus intereses personales no les importan montarse sobre los hombros de aquellos que dieron su vida para conquistar una sociedad más justa.


    POR SUS FRUTOS LOS CONOCERAS

    Los frutos de Luers después de su conversión no pueden considerarse que sea izquierda; si no hagámonos el siguiente cuestionamiento:

    - es ser de izquierda hablar negativamente sobre los cambios de sistema en BOLIVIA, VENEZUELA, ECUADOR, etc.?

    - Es ser de izquierda ser enviado del Diario de Hoy los países donde se considera existen gobiernos izquierdistas como NICARAGUA Y VENEZUELA, de tal manera que este periódico puede seguir con su campaña mediatica de desprestigio y difamación que oculta la realidad de nuestro país.

    - Es ser de Izquierda ser crítico de los oponentes al partido ARENA?


    ARENA monto en el país un sistema económico y político que se está derrumbando y Luers no ha podido ser crítico ante esto. Esta frustrado de no haber logrado una alternancia a ARENA, de la misma manera que lo puede estar JOAQUIN VILLALOBOS, FACUNDO GUARDADO y últimamente JULIO HERNANDEZ de haberla intentado los partidos PD, RENOVADOR y FDR pero sin prosperar. Lo que no puede ver el sesudo LUERS es que la población no apoya estas alternativas; ya que claramente están plegados a la derecha como él.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:21 p. m.

    “¿En esta disyuntiva, no preferir al FMLN me convierte en derechista?”. Personalmente creo que el signo de interrogación esta mal ubicado, pues “En esta disyuntiva” es una afirmación por lo que la pregunta debe de comenzar en ¿no preferir al FMLN me convierte en derechista?, pero, mas allá de esta pregunta, que puede considerarse eminentemente retorica, radica la cuestión de fondo como es la del planteamiento de una “nueva derecha” de un “nuevo Arena”. ¿Cómo es posible este cambio? ¿Qué dotes poseen tanto Ávila como Zablah, quien hasta recientemente se perfilaba como un fuerte detractor de Arena? ¿Pueden estas dos golondrinas por si solas anunciar la llegada de la primavera? Mi respuesta se inclina por la negativa, no pueden, (aunque quisieran) , Arena esta íntimamente vinculado a un sistema capitalista neoliberal depredador que no le deja margen de acción, están maniatados y para muestra de ello ya en su plan de gobierno nos han dado una pequeña muestra de su postura anti clase laboral al tratar de vendernos ese plan de vivienda para todos para lo que pretenden usar los fondos de pensión, fondos que ya están prácticamente al borde de la quiebra por manejo de entidades abusivas.
    No debe perderse de vista que el objetivo principal es el cambio, terminar con los 20 años de gobiernos de Arena, e iniciar una nueva época para el país, país que Arena nos deja en quiebra, en el 2011 tenemos que pagar 1,200 millones de dólares de los eurobonos, dinero que Arena ha despilfarrado-
    Mas allá de si soy de Arena o del Frente esta la verdadera realidad, soy salvadoreño y esa debe ser la principal preocupación de todos, sacar del atolladero a este pobre país olvidado de Dios y de muchos de nosotros mismos también.
    De las ideas presentadas por el Sr. Lúes, posiblemente la única que valga la pena considerar es la referente a la construcción de una izquierda solida y coherente, pero fundada en principios propios y nunca por ser anti algo –lo que sea-, algo que este país necesita desesperadamente.
    Como siempre, disfruto grandemente sus artículos, muchas gracias don Carlos-
    Atentamente
    Quijo-t

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:11 p. m.

    Luers se define todavia como izquierdista.

    Pero no es un izquierdista cualquiera: el no es un izquierdista ortodoxo y antisistema; él es un izquierdista "responsable".

    Luers fracasó en la creación de su proyecto. Se supone que quien lo hizo fracasar fue la izquierda ortodoxa.

    Entonces, si el proyecto de Luers, para crecer, necesita que se apoye a la derecha neoliberal, entonces ¿es un prouecto de derechas ao de izquierdas lo que pretende el alemán?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:39 a. m.

    Es que en la metamorfosis de Paolo ha perdido la razòn y ya no sabe ni que es.

    Es imposible definirse de izq y preferir ARENA a cualquier opciòn. El tema no pasa por ser de izq o derechas se trata de sacar del poder al PRI salvadoreño.

    El argumento de Luers es exactamente como dide Carlos, y Fuerza Solidaria, el Frente es el diablo y no hay opciones.

    Es tan sinverguenza y cìnica la opiniòn de Luers que no ve la viga en su ojo, el autoritarimos de un gobierno que no quiere entregar el poder, el autoritarismo de una prensa que no permite que exista otra opiniòn ajena a la de ellos, el autoritarismo de una èlite que no permite que exista una oposiciòn a su poder econòmica. Pero que diablos nos habla Luers !

    Habla de democracia cuando esta està secuestrada por ARENA y el PCN donde no hay institucionalidad.

    Que sea tan siquiera valiente una vez salga del closet y grite a todo pulmòn que se Galeizò, le tendremos màs respeto.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:10 a. m.

    NO SOLO SE HA GALEIZADO, SE HA, TAMBIEN, MENJIVAROCHOIZADO!

    JEJEJJE!

    Y NO SÉ QUIEN PUTAS LE CORRIGE LOS TEXTOS, ESE ALEMAN NO HABLA BIEN EL ESPANOL. NO PARA DE DECIR "YO CREYE", EN LUGAR DE "YO CREO".

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7:25 p. m.

    El tiene un percepcion mal porque no creo que haya una izquierda moderada democratica, lo que pasa es como en cualquier partido hay personas que se dejan influenciar y es por eso que Mauricio Funes algunas veces se contradice con lo que dicen los dirigentes del fmln.Si llega a ganar que es probable ya que todo puede pasar tendriamos que ver si es capaz de quitar toda esa mala imagen que tiene el fmln y tener la capacidad de desligarse de chavez ya que el es el principal izquierdista de toda America enemigo de muchos paises y amigos bueno son titeres de el todos los paises que comparten con esa ideologia.Algo que creo sinceramente que nunca llegue a pasar....

    ResponderEliminar
  9. Sofía López8:01 p. m.

    ¿Es ó no es? por que los únicos que están en medio son los mediocres, uno debe defender a toda costa su críterio, pero claro esta como no lo tienen y son tan inútiles que son de los que caminan con rodos empujaditos, que tristeza, lo que quieren es salir en caballito blanco como siempre, ni siquiera tienen el valor de aceptar su sentir interior, esos son de los peores, uno no sabe que esperar de estos, por que son de los que esperan ver para donde sopla el viento y se agarrán del palo más fuerte, que repulsión me da que existán estos parásitos políticos por que no se merecen otro calificativo.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.