El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

21 enero 2009

Pasquinada

Uno de los plumíferos que emplea Altamirano para que le escriban los editoriales en el Diario de Hoy, tiene la rotunda desfachatez de referirse a Karl Marx sin siquiera haber visto aunque sea la tapa de uno de sus libros. Este diario del insulto y de la calumnia se queja con frecuencia de que lo tratan mal y señala indignado los supuestos insultos ajenos. Esta vez el escribidor de turno lleva por escudo la simple estulticia. Pues descalificar no es un trazo característico de Marx. El filósofo alemán fue demoledor contra la ideología idealista y mostró la inconsistencia de sus argumentos. Más de alguna vez, es cierto, empleó finamente la ironía. De la que están privados los editorialistas empleados de Altamirano. Pero les abunda la pobreza de espíritu. Veamos de que se trata.

Voy a citar aquí el primer párrafo, luego si quieren perder el tiempo lean por completo las sandeces editoriales del anónimo que le escribe en el Diario de Hoy. Digo anónimo, pues nunca se sabe si es el redactor en jefe, el dueño o un tenedor de plumasfuentes quien negrea las amarillentas páginas editoriales.

Marx fraguó —nos dice el editorialista— la estrategia de injuriar y descalificar al adversario como una manera de rebatir sus argumentos y echar sombra sobre sus cualificaciones morales para tomar parte en un debate. Si Fulano es un "vendido", o "explotador", o está al servicio del imperialismo, o lo que fuera, "entonces lo que diga es inválido".

Pedirle al plumífero que en este caso documente con citas lo que insinúa de Marx es peor que ofender al olmo cuando se le pide peras. Lo infame de esto es que la falta de cultura se exhibe como escudo de armas. En todos sus escritos sobre el capitalismo Marx trató a los capitalistas como agentes, como partes del proceso de producción y si en el curso de sus análisis mostró cuál era la fuente de la plusvalía se trata simplemente de uno de los descubrimientos más grandes hasta el día de hoy en las ciencias económicas. Es ahí donde se realiza la explotación. Pero Marx se toma todo el cuidado en El Capital de hacer de este proceso una descripción fría y objetiva. A pesar de que tiene su punto de vista valorativo, en su análisis científico no deja entrar prejuicios morales. No quiere decir que le falten convicciones morales.

El editorialista ignora a claras vistas todo de Marx y sus conocimientos no son ni siquiera de oídas. Lo conduce el odio. Si tuviera el mínimo conocimiento del marxismo supiera que el autor de El Capital nunca empleo el concepto de imperialismo. Este se lo debemos a Lenin.

Pero el editorial se queja que algunos blogueros escriben anónimamente insultos y calumnias. Pero tampoco aquí nos trae un solo ejemplo. Lo extraño es que los blogues salvadoreños se han vuelto un blanco de los ataques del pasquín de Altamirano. De pasada, sin intención de resquebrajar más aún el leve barniz cultural de nuestro editorialista, tengo que informarle que la palabra ‘pasquín’ no proviene de la antigua Roma, ni el sastre Pasquino vivió entonces. Fue en el siglo XVI, cuando en las excavaciones para construir un palacio se descubrió una escultura que representa a Menelao que lleva el cuerpo de Patroclo muerto, que se puso de moda pegar libelos en el pedestal de la escultura. De esa escultura y no la de Pasquino como campante nos dice nuestro insultante editorialista que nos lo disfraza de patricio. Debo para disculpa de nuestro anónimo editorialista recordar que los distintos diccionarios de la Academia, desde 1737, presentan una versión que se presta a malentendido.

Lo extraño de la patología pasquinera de nuestro editorialista es que no se da cuenta que adolece de lo que acusa a otros. ¿Una prueba? Pues la misma pasquinada que estoy comentando. ¿Quién le llama chusma al pueblo?

El alcance informativo de los blogues es ínfimo si se le compara con todo el aparato desinformativo que poseen las clases dominantes de nuestro país, pero estos pequeños espacios de otra expresión pública los irrita, los saca de quicio. Hasta hoy tenían el monopolio. Ya no lo tienen. Saben que existe este espacio en donde sus mentiras son puestas al desnudo. Y eso por supuesto los llena de rabia.

7 comentarios:

  1. " Hasta hoy tenían el monopolio. Ya no lo tienen. Saben que existe este espacio en donde sus mentiras son puestas al desnudo. Y eso por supuesto los llena de rabia. "

    Exactamente ese es el punto medular del inusitado interés hacia los blogs que se ha despertado en toda la estructura mediatica oficial.

    A pesar de su escasa difusión y disponiblidad al público, los blogs representan el rompimiento del monopolio de la información, y la verdad se escapa por esos pequeños resquicios, llegando a gotas al público, pero atravesando el muro que le han levantado al conocimiento, esto es lo que no soportan.

    Gracias por este artículo.

    ResponderEliminar
  2. Buen Articulo.Chero, que esperas de esos pizados, acostumbrados al tabloide, nota roja y Jet set, El blog es de naturaleza bolchevique como la fotografia digital, pero tambien se puede convertir en un pasquin.
    De cualquier manera tus reflexiones nos ayudan a mantener claro el concepto.
    Pero creo que la tecnologia puede hacernos inocente y voluntariamente darle mucha informacion al 'Big Brother' el caracter pazquinero se acaba sin el anonimato, el columnista al menos pone su rubrica aunque el contenido de sus lineas valga lo que vale un pedo.
    Muchas veces son 'periodistas' recien horneados, y vos sabes que el nepotismo, compadrasgo, conexionismo, referencial etc es la mejor manera de conseguir los puestos, de cualquier manera no esta proponiendo una teoria economica sino hablando babosadas para llenar un espacio que solo existe en un medio como el Diario de Hoy. (

    Saludos mano!

    ResponderEliminar
  3. Sin duda Altamirano se ha convertido en la reina de la basura.

    Es tonto y ignorante la peor combinaciòn.

    ResponderEliminar
  4. Me pregunto yo si es que estas personas son tan ignorantes como lo muestran sus escritos o si es que los "obligan" a escribir de manera tan viceral y poco pensada.

    Buen post don Carlos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:54 a. m.

    Todos esos editoriales viniendo de este señor no son mas que una plasta de vaca..¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Toda la razón.
    Pues es lo mismo de lo cual me di cuenta mientras publicaba este post---->http://kibuttz.blogspot.com/2009/01/para-edh.html
    Hay q acabar con todos los monopolios.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.