El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

25 mayo 2008

Huelga de hambre de indocumentados

De Bélgica me ha llegado esta noticia:

En la Casa de América Latina en Ixelles, este lunes 19 de mayo de 2008, el Comité Latino-americano por la regulación de indocumentado dio una conferencia de prensa, para explicar la ocupación de los locales y el inicio de una huelga de hambre ilimitada.

Como continuación de la ocupación este jueves 15 de mayo de los locales de la Casa de América Latina por peruanos, chilenos, ecuatorianos, brasileños, uruguayos, salvadoreños, etc. el CLPR (Comité latino-americano por la regulación de los indocumentados) dio una conferencia de prensa. En ella anuncio el inicio de una huelga de hambre ilimitada. Por el momento son cinco personas las que han comenzado la huelga de hambre. Ellos viven y trabajan en Bélgica desde hace ya muchos años, están perfectamente integrados a la sociedad, a veces con hijos nacidos en Bélgica y que tienen la nacionalidad belga. Algunos tienen incluso nietos y declaran evidentemente que su vida, su futuro se encuentra aquí y rehusan de partir.

El Comité latino-americano lucha desde hace ya varios años y quiere manifestar su solidaridad con los huelguistas. Estas huelgas son realizadas en varias iglesias (Beguinage, Forest, calle Royale, etc.).

Ante el inmovilismo del mundo político, la acción tiene por objetivo iniciar una negociación rápida con el Ministerio del Trabajo y de la Inmigración hasta la obtención de los documentos.

El abogado de los indocumentados ha explicado el contexto legal y los criterios de regularización, enraizamiento local durable en Bélgica, presencia el 31 de marzo de 2007, circunstancias excepcionales...

A pesar de la injusticia, la inseguridad y la inhumanidad de la situación, los Derechos Humanos no pesan mucho ante la pusilanimidad burocrática de nuestros políticos que parecen temer hacer leyes lo suficientemente claras.

Esta huelga del hambre tiene lugar casi diez años después de la muerte de Semira Adamu, asfixiada durante su expulsión en un avión de la Sabena. Y después del caso reciente de un joven cameruní que estuvo a punto de correr la misma suerte en una tentativa de expulsión, el 26 de abril de 2008 en un vuelo comercial de la SN Brussel. Ante las protestaciones y sobre todo la filmación en vídeos de varios pasajeros, fue evacuado del avión, como algunos testigos indeseables.

Algunos días más tarde, Ebenizer Sontsa se “suicidaba” en el centro de encierro de Merkplas.

7 comentarios:

  1. Salvador Arriaza5:24 p. m.

    Hola don Carlos!

    Saludos desde Washington hasta ese bello país en el que usted vive...

    Fijese don carlitos, que encontré una crítica que le hacen al escritor Menjivar Ochoa, en el blog de Hunnapuh. Él escribe :

    Otra cosa interesante que supimos es que si bien Funes ha levantado su aceptación gradualmente, el FMLN no, y ahí está el verdadero dilema, la gente gusta de Funes pero no del FMLN porque no le tiene la suficiente confianza, por eso es que la estrategia se ha centrado esta vez no en atacar al candidato (como suciedió con Shafick, sino en atacar al FMLN) tratando de vincularlo a las FARC.

    "Tratando de despertar resentimientos entre los ex-combatientes con toda la campaña de creación de un movimiento de ex-combatientes, recordándose de los lisiados de guerra (los cuales han mantenido olvidados todos estos años), reviviendo oscuros episodios que despiertan alguna polèmica como el caso de la muerte de Mélida Anaya y de Salvador Cayetano Carpio, en la que indirecta o directamente, inconciente o maliciosamente algunos escritores esán colaborando en tratar de despertar sentimientos antagónicos en el mismo partido".

    Corrijame si me equivoco, pero el trabajo investigativo de Menjivar Ochoa no es apolitico? Yo consideraba que era apolitico. Esto me sorprende porque ya se ha comenzado a criticarle en muchisimos blogs!

    Yo la escribi al escritor, ojala me responda. Pero lo que yo quisiera es conocer su analisis de esto, ya que no soy muy ducho en jugadas politicas y usted es bueno en eso, y sabra orientarme.

    Gracias don Carlos.

    Atentamente,

    Salvador Arriaza

    ResponderEliminar
  2. No he recibido nada del Sr. Arriaza, pero con gusto lo leeré y comentaré cuando llegue. Mi correo es rafael.menjivar@gmail.com, por si las dudas.

    ResponderEliminar
  3. Salvador:

    Te voy a dar mi opinión, aunque no crea que yo tenga mayor capacidad que la tuya para definir esto.

    Tanto la muerte de la Comandante Ana María, como el suicidio de Salvador Cayetano Carpio son hechos políticos. Lo siguen siendo hasta hoy. Así que escribir sobre ese tema es de alguna manera tomar posición. No obstante esos hechos pertenecen también a la historia del país. Por lo tanto, se prestan para diversas interpretaciones. Pero antes de dar interpretaciones es necesario establecer los hechos, con la documentación existente, tratando de presentarla con la mayor fidelidad posible, respetando estrictamente la deontología.

    El asesinato de Mélida Anaya (Comandante Ana María) fue juzgado y hubo fallos de juez. En esos fallos se dice que no existen pruebas suficientes para afirmar la implicación de Carpio en la preparación y ejecución del crimen. Hay quienes sostienen lo contrario. Ya sea porque interpretan de manera diferente lo que se presentó ante el juez, ya sea que tienen otro tipo de pruebas. En ambos casos es necesario que aclaren su posición. En el primer caso, es necesario que presenten todos los argumentos. En el segundo, hay que presentar las pruebas complementarias (si lo son). Con esto quiero decir que no basta con que afirmen lo contrario de lo dicho por el juez. En esto, como en todo, no puede haber una verdad oficial. En historia no existen verdades oficiales.

    Uno puede o no compartir con la interpretación que hace Rafael Menjívar Ochoa. El ha escrito artículos sobre el hecho, dando los datos que ha recogido e interpretándolos. Pronto va a publicar, según ha informado, un libro narrando esos hechos y dando sus interpretaciones. Pero no se puede prohibírsele que escriba. Todo el mundo tiene derecho a rebatirle.

    Por otro lado espero que el gobierno belga dé una respuesta favorable a la exigencia de los latinoamericanos que hacen huelga de hambre para obtener su regulación de visas de residencia.

    ResponderEliminar
  4. Como quiera, ese tipo de huelga parece ser algo "permitido", lo que quiero decir con esto es que no creo que un tipo de huelga de este tipo pudiera llevarse a cabo en Estados Unidos, por ejemplo, en donde la cantidad de personas inmigrantes (al menos de nuestro país) son mucho mayores.

    Un saludos don Carlos

    ResponderEliminar
  5. Sigo sin recibir comunicación del Sr. Arriaza en ninguna de mis cuentas de correo. Hasta ahora sigue siendo falso que se haya comunicado conmigo; lo reitero por eso de "ojalá me responda". Me da la impresión de que está esperando que NO le responda a una carta que NO me ha enviado, y eso me incomoda.
    Seguiremos informando en lo que aclara la situación. Mi dirección está en el comentario anterior.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:28 p. m.

    Entre las viejas fresqueras y los que matan su chucho a tiempo

    Salvador Juárez

    En nuestro tiempo, se les decía “no te hagás la vieja fresquera”, a aquel o a aquella que se hacían los desentendidos de algún hecho o situación de los que sí tenían la culpa, o que algo tenían qué ver en los mismos.

    Y según explican era porque, más de alguna señora que vendía fresco en el Mercado, en un chalet o en cualquier otro lugar público, casi siempre se la veía como si no estuviera mirando ni escuchando nada, fingiendo que estaba muy devotamente meneando la olla de horchata, de ensalada o de chan, cuando en realidad se estaba echando todo el rollo a su alrededor, y tenía mucho qué ver en el dime que te diré que por ahí se suscitaba, si es que no había sido ella quien directa y muy taimadamente había soliviantado dicha querella.

    A partir de esta abstracción popular, se aplica el “No se hagan las Viejas Fresqueras” a todos aquellos y aquellas que siendo los responsables directos o indirectos de una cosa, como la “cosa pública” por ejemplo, y ya refiriéndonos a la crítica situación económico social del país, salen tan campantes como si ni tal ante la gente, y de ajuste arman una serie de racionalizaciones que, si son “analistas”, “ideólogos” y “especialistas” se les ve o se las ve en la prensa y la televisión haciendo piruetas “hasta con seis malabares al mismo tiempo” cuando se les pregunta, digamos, acerca del precio elevado de la gasolina y del alto costo de la canasta básica. Sólo para mencionar apenas dos temas cotidianos.

    Y si se les cae un malabar al suelo, no le hace, ellos o ellas continúan haciéndose las Viejas Fresqueras sacándose de inmediato una carta de la manga de la camisa, o de la blusa, total es ir recurriendo a inveteradas argucias que caen al fin y al cabo en artimañas, por más que a eso se le llegue a denominar habilidad, pericia y hasta inteligencia.

    En verdad, a tal accionar en ese escenario no se le puede calificar sino de poca honestidad, falta de compromiso ciudadano y a todas luces un ejercicio sin ética profesional de cara a los pobres. Porque ahí su oficio es la mentira al servicio de los que producen la pobreza y todo el mal socioeconómico. Incluso en los casos en que manejan datos ciertos y se refieren a realidades fidedignas y parecieran convencer con ademanes compungidos y ofrecimientos patéticos, no pasan de ser otra falsedad, pues sus promesas no llegan ni a “conservas de tonto”.

    Y hay otros argumentos en esas mismas representaciones que no alcanzan ni el nivel de jerga especulativa, porque no se sabe si es en broma o en serio que tratan los asuntos a su cargo, como cuando hemos oído cosas increíbles ante la pregunta de que qué medidas se piensa tomar en relación con el alza del combustible.

    Hemos visto plantes como de premio nobel de economía, al responder al respecto con cosas así más o menos: “Pues vean, estamos por lanzar una campaña de austeridad nacional con algunas indicaciones como desconectar los vehículos en bajada, con cuidado de que la curva no se convierta en bajada fatal.”

    Y, en este mismo rubro, ya se comenzó a sentar, con mucha más propaganda, el argumento de que el principal factor de la extrema pobreza, de la pobreza media y de la pobreza en el país, se debe a la anunciada crisis mundial, anunciación ésta como si fuera una gracia o un sino de los dioses, y no la degradación del sistema capitalista que, en vez de darles bienestar a todos los habitantes del planeta, viene a producir más hambrunas, mala salud y miseria para todas las clases que están siendo esquilmadas cada vez más, con excepción de los pocos que se enriquecen todavía mucho más, y sus lacayos de todos los signos.

    Ahora que se ha comenzado a difundir ese espectro de los Diez Años de Crisis en el Mundo, vienen los más aludos, que no los más alados, a desquitarse a tiempo las causas de la explotación, los verdaderos porqués de la pobreza estructural que en El Salvador tienen nombres y apellidos, que son quienes han propinado esas injusticias tales como la privatización, la dolarización, la modernización como sinónimo de pauperización del medio ambiente, la deshumanización de la educación y la alienación consumista, en fin todo el ecosistema arrasado por implementaciones económicas y por visiones de nación que hicieron perder la soberanía e identidad a cambio de ciudades clonadas y de ciudadanías vacías, excluidas y sin porvenires, todo para exportar a los compatriotas bajo el lema de buscar el sueño americano, ¡ah, qué cinismo, impunidad y corrupción incomparables! que ante esa migración forzada hubo un ingrato, un “libre pensante” para acabar de fregar, que se agregó a esa mezcolanza de celebridades diciendo que “había que premiar al pueblo salvadoreño por su creatividad al haber inventado su propio nicho de mercado: la inmigración”.

    A pues, con estas mismas linduras viene otro personaje hablando ahora como Vieja Fresquera en esta “nueva coyuntura” (que por cierto, con esos términos que ponen de moda los políticos, como este de coyuntura, y como aquel otro de que el punto es, y que todo pasa por, etc.; con esa jerga se la quieren ir pasando, como si nada hubiese ocurrido bajo la dictadura financiera internacional); y así, como cuando a la hora del descompromiso dijeron a reproducir la ideología de la globalización neoliberal, allá entre los 80-90s, vienen otra vez los mismos corifeos diciendo con plantes de especialistas: “Bueno, como ya se anunció mundialmente que la crisis durará 10 años, a nadie tiene que culparse de la grave situación en nuestro país, y si se encarecen los tomates, el frijol y el maíz, mucho que mejor, pues habrá este referente para cuando nuestro agricultor empiece a sembrar, y en cuanto más caros estén estos productos en el país, más posibilidades de ganar mejor tendrá nuestro campesino cuando empiece a recolectar sus siembras.” ¡Vaya ve qué lógica la de esta gente!

    Ante ese panorama de desesperación y desamparo para nuestra población, no hay señales de rectificación ninguna por parte de los responsables de la actual crisis económica nacional, ni de nuevas propuestas que alienten de verdad; al contrario, en lo político se dan acciones reaccionarias que al pueblo le asquean, y en lo económico se está repitiendo la cantata globalizada que es presagio de más encarecimiento, pauperismo, contaminación y depredación. Igual que cuando se anunció el desarrollo, la postmodernidad bajo la égida de la tecnología y la bancarización, los moles comerciales, los col-center, etc., lo primero que hicieron fue privatizarlo todo como preámbulo a las maquilas, a los TLC, a la “extranjerización de la banca” y, al final, tenemos en el pueblo el padecimiento ocasionado por ese modelo neoliberal.

    Sin embargo ahora éste viene muy ufano anunciando la siguiente función, y frente a todo el mundo se cambia de fachada y tiende a lo que dice que es la salida viable a esa crisis que ha desatado su insaciable explotación: la producción agrícola. Pero a la par del concierto ideológico que ofrece esta alternativa a través de la gama de ejecutantes nacionales e internacionales a su disposición, el plan de producción de la tierra y de la producción alimentaria en general ya van en marcha, prueba de ello es que ya metió la yuca de los transgénicos, que es en lo que redunda el nuevo mercado.

    De ahí pues las leyes y demás procedimientos que requiere esta otra tendencia de producción, este otro modo de mercado de los mismos señores del capital. Y así también escúchase otro discurso chaveleado en la anticultura salvadoreña que reviste la pérdida de otra parte de identidad.

    Si con las ciudades fantasmales del “progreso” y con las fastuosas carreteras para “el libre comercio” se perdieron importantes fuentes de agua y de aire, aún cuando el origen de la naturaleza y del hombre de tan vital líquido emana, igual ahora se empezará a perder el símbolo cultural de la simiente primigenia salvadoreña y mesoamericana: el maíz. Con la transculturación alimenticia de la chatarra o transgénica, comienza la carrera de extinción de los granos originales, de las semillas criollas como se les llama. Y esto es parte de la realidad económica transnacional dominante.

    Por eso es reaccionaria la política de quienes a manera de “los que matan su chucho a tiempo”, están diciendo ante esas realidades y expectativas que no se comprometen a nada; y es todavía más anodino, y no impolítico -óigase bien-, el que haya tránsfugas electoreristas que en la contienda hagan circular, a manera de rumor, que si ganan no van a poder aliviar nada ni en dos períodos, porque la situación mundial y nacional está quebrada. Ante lo cual, la gente que llaman “indecisa” o de “arrastre”, se pregunta y se responde: “¿Y entonces de qué mal sale uno? Si lo invitan a votar es para ganar algo en la realidad”.

    Reflexión cierta y valedera en ese juego, pues ahí no son partidos de otro tipo sino meramente electoralistas, y ahí ese factor es de mucho peso para dicho sector. Y en el plano de los plenos poderes, ya no se diga –si es que el tema alcanzara la visión histórica.

    Pero aún viéndolo sin tanta profundidad, podríamos decir, en una de nuestras glosas salvadoreñas, que la población, en esa situación socio-económica y política descrita, encuéntrase entre Las Viejas Fresqueras y Los que Matan su Chucho a Tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10:31 p. m.

    Voto de confianza al FMLN

    Aún y cuando falta mucho para las elecciones presidenciales, de diputados y municipales, la ventaja en las preferencias electorales en los tres rubros son favorables al candidato Mauricio Funes y al FMLN. Así lo demuestra la encuesta más reciente de la Universidad José Simeón Cañas.

    De los datos más importantes que revelan la encuesta de la Universidad José Simeón Cañas, es el voto de confianza que el electorado está dando al principal partido de izquierda.

    La investigación demuestra que ni Funes ni el FMLN se han estancado, como juraban y contrajuraban, los que se han comprometido y jurado lealtad a la derecha. Todo lo contrario. En la anterior encuesta de la UCA –finales del año pasado- Funes y el FMLN aventajaban en diez puntos al partido ARENA. Hoy son 16 puntos de diferencia.

    ¿Qué significa lo anterior? Significa, por un lado, que Funes y el FMLN están haciendo bastante bien las cosas, que el FMLN acertó, cuando sus estructuras eligieron a Mauricio Funes como su candidato.

    Obviamente, como lo decimos al principio, las elecciones no son hoy, y las preferencias que muestran la encuesta pueden continuar o pueden cambiar, aunque esto último es lo menos probable, por la confianza que ha generado el candidato en el elector y electora salvadoreña. Esto se puede sentir, cuando se habla con la gente en cualquier lugar, en las concentraciones en las que participa la fórmula presidencial.

    Un dato importante en la encuesta es la confianza que la población encuestada le da al partido. Hasta hoy, esa confianza era casi sólo para el candidato, hoy lo es también para el partido, obviamente, producto de la acertada fusión entre el candidato y el partido.

    Y es que el electorado percibe que el candidato está llevando las riendas del partido, y que el partido está siguiendo a su candidato. Si siguen así, la confianza del electorado no cambiará en las elecciones de enero y marzo de 2009, pero, eso no debe llevar ni al candidato ni al partido a dormirse en los laureles, tienen que ganarse la confianza de más salvadoreños y salvadoreños, tiene que comunicar más la esperanza, el cambio, cambio que se dará en el marco de la democracia que se perfiló desde la firma del Acuerdo de Paz.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.