El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

10 junio 2014

Conversación con un amigo

El texto que sigue forma parte de una conversación epistolar con un amigo:


Entonces no se trata de un “pacto de nación”, ni de un “contrato social”, uno cuando quiere avanzar una idea de lucha no puede darle los mismos nombres que ya usa la burguesía para sus planes.

Yo no sería tan tajante en condenar para siempre la violencia. Decir que la violencia ha demostrado su inutilidad y por ello abandonarla no tiene sentido lógico, pues tampoco la lucha "pacífica" ha dado resultados, sobre todo en nuestro país. Se debe de juzgar la situación concreta. En estos momentos sería no sólo errado pretender que se impone la lucha política violenta, sería demencial y criminal. Al ver la situación desastrosa en la que se encuentra la clase trabajadora salvadoreña desde el punto de vista ideológico es urgente iniciar tareas de organización política y sindical autónomas, tanto de la clase burguesa, como de los partidos políticos existentes.

En realidad, se nos ha pintado desde ya demasiado tiempo como una tarea imposible plantear desde ahora mismo la transformación comunista de la sociedad salvadoreña. Esto lo repite Altamirano de El Diario de Hoy, como solemnemente lo decretó Mauricio Funes diciendo que si le preguntáramos al pueblo salvadoreño que si quiere el socialismo, diría que no. Este raciocinio es una simple idiotez o un sofisma. Primero la transformación de la sociedad no se va a ser a golpe de sondeos de opinión. Esto entra en la fatuidad de Funes que piensa que si le dan la nota 7 y pico esto significa que ha sido buen presidente. Pero Saca anduvo por esa nota y hasta Flores tuvo más o menos la misma aceptación. Sabemos que desde años la lucha ideológica en el seno de la sociedad salvadoreña se ha abandonado y los únicos que se hacen escuchar son los que pretenden que todo cambio radical en el país es una ilusión, una utopía. El FMLN en su forma partido y desde su forma revisada en 1983-84 dejó claramente de lado toda aspiración revolucionaria. Desde entonces se ha ido amoldando a la sociedad burguesa y ha pasado a defender los intereses de los capitalistas. Sánchez Cerén en un discurso ante empresarios les dijo que ellos eran el motor, el corazón mismo de la economía salvadoreña. El FMLN acepta como un pilar fundador de nuestra sociedad la propiedad privada de los medios de producción que ya no tiende a combatir.

Hoy se piensa que la lucha contra el capital se tiene que llevar a golpes de paliativos, de parches "sociales", la lucha por otra sociedad más avanzada, que suprima el principal freno para su desarrollo que constituye el peso en la economía de un puñado de millonarios (la oligarquía). Digo "suprima", pero no me estoy refiriendo físicamente, sino desde el punto de vista social, dentro del funcionamiento social.

Ya tenemos más de un siglo que la oligarquía produjo cambios profundos en la sociedad que le entregaron la hegemonía y poder sobre el conjunto de la sociedad. Desde la independencia buscaron apoderarse del Estado, las guerras centroamericanas y las peleas de clanes intercapitalistas no permitieron que esos cambios intervinieran antes de los años ochenta del siglo XIX. Fue entonces que uno de los clanes logró apoderarse del poder y pasar al robo de las tierras ejidales. Fue en ese momento que la propiedad privada de la tierra les entregó además el poder político (estatal e ideológico). Esto como se sabe fue a través de la violencia, las comunidades indígenas fueron expulsadas de sus tierras y dispersadas en todo el país. Esto le restó mucha vitalidad al carácter indígena de nuestra sociedad. Pero esto no fue aceptado entonces, ni después. Sabemos que a pesar de todas las dificultades, de la represión, de asesinatos, de masacres nuestro pueblo siempre se ha mostrado rebelde.

¿Qué pasa ahora? Sin un partido político que cohesione sus luchas, que le dé realmente un carácter de clase, en defensa de sus intereses en tanto que tal, los asalariados están a la merced de la ideología burguesa y de la ideología reformista social-demócrata. Política e ideológicamente no existe en el país una fuerza que presente una real alternativa a la sociedad capitalista. Es la estructura misma de la sociedad salvadoreña que produce nuestro atraso.

Entonces si queremos sacar una lección del pasado y del presente, mucho más importante que rechazar toda violencia como inútil, lo que se nos impone es refundar en el país un movimiento revolucionario. Pero este movimiento tiene que tomar en cuenta la correlación de fuerzas actual, tiene que analizar cómo es que se produjo aquí en El Salvador el derrumbe de las ideas revolucionarias. Tenemos que analizar como una pequeña camarilla de oportunistas pudo hegemonizar la dirección del FMLN.

Creo que ya hay gente que ha iniciado la tarea analítica, que ya no se parte de cero, que sabemos que el verticalismo exacerbado de las organizaciones "revolucionarias" los priva a los militantes de su función pensante colectiva,  Esto debe sugerirnos la necesidad de reflexionar en una nueva forma de organización acorde con los avances y las aspiraciones crecientes de los pueblos de participar directamente en la determinación de sus destinos. Es urgente romper con los modos de funcionar verticalistas, paternalistas e infantilizantes que han existido hasta ahora. El secretismo, vicio de la compartimentismo ("esto no se le puede decir a la base, no va a entender, hay cosas que deben de quedar ocultas"). Este pensamiento es el que ha dominado hasta hoy en el país, incluso lo han erigido en método ante la sociedad. Es el partido que desde arriba, desde el poder construirá la felicidad de la gente, pero no se le puede decir todo, ni cómo.

Un nuevo partido revolucionario tiene que romper definitivamente con esa ideología y desde el principio tiene que optar por la participación amplia y consciente de sus propios militantes en el funcionamiento mismo del partido y de sus políticas. Para ello es necesario que el militante posea toda la información y se le dé las posibilidades concretas de poder usar la información, construyendo instancias internas de deliberación en las que se confronten opiniones libremente, sin tener la mordaza de la "línea" elaborada en las instancias dirigentes.

¿Cuánto tiempo puede durar esto? Los que se oponen a los cambios estructurales ironizan y piensan que un embrión no puede cambiar nada. Exacto, no podemos pedirle a algo que comienza que nos dé ya los resultados futuros de sus acciones. Piensan que el árbol frondoso que es hoy el FMLN no se puede abandonar, pero es que no se dan cuenta que bajo su sombra no se pretende llevar a la sociedad a su total liberación, que la acción del FMLN no lleva para nada a la "liberación nacional" como lo indica su propio nombre. Sabemos del entreguismo hacia el imperialismo de la dirección bajo varios pretextos, el principal son los emigrados y como siempre el poderío del imperialismo. Esta claudicación ha sido permanente dentro de la izquierda salvadoreña ya existía en los años cincuenta, siempre se enfrentó contra los que proponían la lucha. No obstante la línea claudicante paradójicamente ha salido vencedora.
 

Sin embargo no se puede prejuzgar cuál va a ser el desarrollo del accionar del nuevo movimiento, nadie puede predecir los efectos. Lo que sabemos es que la situación social, política, económica y cultural de las mayorías salvadoreñas son insoportables, sabemos que el estado actual de las cosas es el resultado de la dominación oligárquica. Sabemos que sólo una política nacional independiente nos puede dar los instrumentos para nuestro desarrollo. 

2 comentarios:

  1. Anónimo9:32 a. m.

    1983-84 es cuando abiertamente deja ver el verdader color de su bandera; pero ya en 1981 Villalobos y Sancho se declararon "brazo armado de la socialdemocracia en Panama", en 1980 Ernesto Jovel es asesinado en un atentado al vuelo Panama-Costa Rica...Las aspiraciones revolucionarias creo que jamas fueron parte del ideario de los firmantes de los acuerdos politico-economicos. Solamente las bases y cayetano estaban comprometidos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:05 p. m.

    Porque no dicen nada los del FMLN FDR ?
    habra 1, solo uno, que salga a defenderlos a estos politicos arrastrados
    y que de pruebas de ellos de su solvencia moral etica de principios de
    de verdaderos revolucionarios de que no son falsos revolucionarios...
    No mencionaron los del FMLN FDR etc, a Salvador Cayetano Carpio
    comandante Marcial,a Farabundo Marti los dirigentes historicos.
    Mencionaron el FMLN FDR a Schafik Handal y Melida Anaya Montes:
    Salvador Sanchez Hernandez tiene desequilibrio desquisiado mental...
    Si vencedora FMLN FDR etc,los triunfadores No pueden tomar el poder
    son choleros queria el gobierno, y ya los tienen los ambiciosos como
    presidente y vice presidentes,ministros,diputados,embajadores,etc...
    y miserables quieren hacer para empezar el gobierno emision de bonos
    y entraron robandose el dinero de algunos ministerios para la fiesta del
    circo y que carpa de mendigos...
    No obstante la línea claudicante paradójicamente ha salido vencedora.

    La linea revisionista reformista 1983-1984 de el FMLN - FDR los que se
    bienen enfrentando y confrontando desde los años 1940-1970 a lo que
    es la actual correlación de fuerzas la linea tradicional de "izquierda"mas
    bien de derecha el oportunismo turnandose compartiendo el poder con
    la burguesia,los militares y complaciendo las obligaciones pactadas con
    el imperialismo norteamericano USA; a si cualquier gobierno mantiene
    las actuales estructuras el Estado capitalista,porque la hegemonia del
    poder despotico en El Salvador siguen siendo burgues electorero y con
    los cuerpos represivos fuerzas armadas y policia,etc,garantizandolo.
    Ciertamente, el pueblo los trabajadores el movimiento revolucionario se
    ha visto afectado por los corruptos politicos arrastrados FMLN - FDR y
    sus camarillas de burgueses y pequeños burgueses,pero esto no es
    nada nuevo ellos siempre se han subido al barco de la burguesia y con
    los militares de generales a coroneles y capitanes y policias las ratas,
    en este terreno continuan teniendo validez la ideologia del proletariado
    revolucionario las peropuestas de Farabundo Marti,Salvador Cayetano
    Carpio comandante Marcial de ir hacer la revolución cueste lo que ba
    ir costando,perder dos grandes dirigentes historicos no es nada facil,
    pero ellos dejaron sus ideas revolucionarias y prefirieron mejor ser de
    los asesinados y no dejarse humillar,no traicionar la causa.
    Nosotros los revolucionarios hemos mantenido dentro de El Salvador
    la lucha politica ideologica,y si hablamos de traiciones de revisionistas
    reformistas,hay esta la EX- URSS y el PCUS ya teniendo el triunfo y
    ser realmente VENCEDORES con una revolución vencedora y dieron
    el bandazo de linea revisionismo reformismo es capitalismo.
    Lo que sabemos es que Salvador Sanchez Hernandez FMLN-FDR y
    sus camarillas son familares de la burguesia y ellos en el estado acual
    o situación actual no tienen conflictos de intereses mas bien es circo y
    con este circo no podran parar a los rebeldes el proceso revolucionario
    y ese arbol frondoso FMLN FDR de aprovechados corruptos terminaran
    hechos leña, porque hay biene el fuego de los volcanes ! ! !

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.