El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

17 diciembre 2013

ARENA versus ALBA-Petróleos

Por lo que se puede ver en el vídeo publicado por el diario La Página (haga clic aquí), el autoritarismo de Lorena Peña es el que menos me agrada. Pues cuando un diputado o diputada, en una comisión no puede exponer tranquilamente, sin interrupción los considerandos, motivos y presupuestos de su proposición de ley y se le exige que simplemente entregue la ley, se le priva al diputado o diputada de su derecho deliberativo.

Sobre el fondo, ALBA-Petróleos no es la única empresa mixta que existe en el país y aunque Ana Vilma de Escobar niegue que no se trata de una proposición especial contra ALBA-Petróleos, la insistencia en nombrarla, la insistencia suya como la de su partido y la del patronato, nos permite suponer que esos ataques no van dirigidos hacia la obtención de una mayor transparencia, sino que tratan de desprestigiar la gestión de esa compañía. Los objetivos de la empresa están claramente expuestos en sus estatutos, ALBA-Petróleos ha sido controlada casi permanentemente por la Corte de Cuentas. La diputada propone ahora que los controles de todas las empresas mixtas sean con mayor detalle.

Bien. En principio, uno puede discutir eso, no obstante la evasión fiscal, las exoneraciones fiscales no ocurren en las sociedades mixtas. La transparencia está por completo ausente de la gestión de todas las empresas. La empresa capitalista es el reino del más grande absolutismo, el patrón no da cuenta a nadie de sus decisiones, ni está obligado a justificarlas. Sus decisiones incumben a muchas familias, las familias de los empleados y de las familias que trabajan en las empresas con las que está vinculada, incumben también a la economía nacional en general. El absolutismo también se da en la ausencia total de la toma en cuenta de la opinión de los asalariados, ni en la organización de la producción, ni mucho menos en los objetivos de la empresa. Y por mucho que Sánchez Cerén considere que los patronos son “el corazón y motor de la economía”, son los asalariados el principal elemento productivo, son ellos los que transforman la materia prima para convertirla en productos, en mercancías. La fuerza de trabajo es la única fuente de beneficios.

Ana Vilma de Escobar acusa sin mayores detalles al FMLN y afirma “sabemos que [ALBA-Petróleos] está sirviendo para financiar al FMLN, sabemos que está sirviendo para corromper la campaña política, sabemos que está sirviendo para comprar la voluntad de los salvadoreños que quieren que voten por ellos”. En realidad ese “sabemos” no deja de ser más retórico que otra cosa. Pues si existiese ese conocimiento, no sería en la Comisión de Finanzas que oiríamos a la diputada arenera, sino en una solemne conferencia de prensa a la que invitarían incluso a los corresponsales de la prensa internacional.

La insistencia tenaz, casi estoica de ARENA y de los dirigentes de la ANEP en denigrar a ALBA-Petróleos no es tan sólo una manera de dañar al FMLN, esto se ve claramente, no obstante existe otra motivación. El éxito de la empresa pone en evidencia que la obstinada negativa de Antonio Saca (presidente arenero) de aceptar la proposición del presidente Chávez de crear una sociedad estatal para importar el petróleo venezolano en condiciones de precio favorables, no se justificaba y que las razones evocadas entonces eran estrictamente ideológicas. No se vio el interés del país, el interés nacional. Al partido ARENA y al presidente Saca no les interesaba en nada introducir en el país el veneno de una sociedad nacional de importación de petróleo. Eso contradice el credo liberal, contradice toda la política de privatizaciones que llevaron a cabo durante la gestión arenera de la cosa pública.

Esto me parece importante destacarlo, este aspecto de la cuestión no es abordado por los dirigentes del FMLN, por razones también ideológicas, pues ahora la cúpula efemelenista se ha plegado a las exigencias de la gestión capitalista de la sociedad. Incluso  José Luis Merino, miembro de la dirección del FMLN y de ALBA-Petróleos, llega incluso a afirmar que la empresa que dirige es una empresa privada, olvidando por completo que se trata de una sociedad mixta, con la participación de aportes municipales salvadoreños y de aportes de una sociedad del Estado venezolano.

Es decir que esta empresa es la muestra patente de que no es necesaria la existencia de un propietario privado para tener una expansión rápida y de cierta eficacia. Es cierto también que esta expansión se debe en gran parte a los precios que practica Venezuela en el cuadro de su cooperación internacional y su política de ayuda a otros países de la región. Se trata de un tipo de cooperación internacional que ARENA con su presidente Antonio Saca no podía aceptar de ninguna manera, pues entonces eran uno de los eslabones y relevos de la política estadounidense contra Venezuela chavista. Tampoco podían aceptarla por las razones de carácter liberal que anoté arriba.

Este tipo eficaz de cooperación internacional muestra que no era necesario tampoco votar una Ley de Asocio que entrega instalaciones y explotaciones ya existentes a capitales extranjeros. Y lo que es peor entrega a la explotación extranjera y privada los recursos naturales del país, es decir al capital de los monopolios internacionales, que no van a sentirse obligados a plegarse a los criterios de una gestión en beneficio de la nación, sino que van a obedecer a los criterios del máximo beneficio privado. Es por ello que aunque Funes ponga carita de cipote regañado, se trata de privatizaciones.

Se corre el peligro de la privatización de los recursos acuíferos nacionales y de nuevo veremos el alza de las tarifas, con el agravante que esto entra en un plan de largo plazo del imperialismo yankee de apoderarse de los recursos acuíferos mundiales. Esto no es un asunto que haya que desatender, va de nuestra soberanía y también del dominio propio de nuestro destino.

No se crea tampoco que estoy haciendo la apología de la gestión actual de ALBA-Petróleos. Señalo apenas los beneficios de una empresa mixta de cooperación internacional. Pero las exigencias de transparencia existen respecto a ALBA-Petróleos, pues la identificación que se hace de esta empresa con el partido FMLN no es lícita, pues las alcaldías en tanto que instituciones del Estado no le pertenecen al partido. Esta identificación es utilizada por la dirección del FMLN para su propaganda electoral, como si fuera la gestión partidaria la que ha permitido el uso social de los beneficios. Esta confusión entre partido y empresa es abusiva, pues los beneficios de los usuarios, de los clientes, de los proveedores nacionales, etc. son asimilados como “favores” que le hace al público el partido.

Hay algo más, la dirección de ALBA-Petróleos se comporta con el mismo absolutismo que practican los patrones en sus empresas. Los asalariados no toman parte en las decisiones, ni en la determinación de los objetivos. La administración también es verticalista. Por supuesto que no se le puede pedir peras al olmo, como no se le puede pedir a los administradores efemelenistas de ALBA-Petróleos que practiquen la cogestión con sus asalariados, que introduzcan la participación de los asalariados en todos los momentos de decisión administrativos y económicos de la empresa. Esto supone tener una concepción democrática radical del funcionamiento de la sociedad, no existe en el FMLN nadie que se plantee este tipo de problemas, ni de manera teórica, ni mucho menos práctica. El exacerbado centralismo en el partido se ve como el único posible, incluso como el más revolucionario.





1 comentario:

  1. Karina Hdz12:19 a. m.

    Me gusta saber que aunque este lejos conoce los problemas nacionales mejor que nosotros los salvadoreños, claro que la desinformacion para el pueblo es aqui una costumbre desde hace muchos años. Su explicación del asocio publico y privado me aclara muchas dudas, solo que me da rabia sentirme impotenete para aclarar a la mayoria, como ud. sabe es muy dificil que el pueblo quiera salir de la ignorancia y muy dificil que los gobernantes se preocupen por sacarnos de la ignorancia, desde aqui adentro todo se ve confuso porque unos y otros jalan para su lado y al final nadie sabe por quien votar, pues a veces comienzan bien pero terminan igual que los demás. Pero bien esperemos el día de las elecciones para saber si seguimos con los mismos o cambiamos a peor. Gracias por sus aclaraciones.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.