El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

01 septiembre 2012

Alternativa al "juego democrático"


El sufragio en sí no constituye nada más que una manera de determinar una mayoría, a la que de alguna manera tiene que someterse la minoría. En esto puede que no haya fraude. El fraude se realiza en que las opciones visibles son las que representan los intereses de las minorías (capitalistas). El elector no se determina por los programas que apenas puede leer (no sólo por el analfabetismo), no se determina en plena consciencia de sus propios intereses. Es este el juego "democrático". Durante las extremadamente largas campañas, lo más importante no es la propaganda política, sino la publicidad para vender una imagen. Es por eso que en las discusiones de ahora se habla mucho de la imagen de los candidatos como aspecto primordial (Funes llegó a la candidatura y a la presidencia porque tenía visibilidad mediática, imagen de moderado). Resultó que no era ningún moderado, sino que un liberal radical y dogmático.

Por consiguiente, el único beneficio en la participación en las elecciones que puede obtener un partido revolucionario (me refiero a un partido revolucionario, pues se habla de adaptarse al sistema existente, los otros no se adaptan, sino que lo promueven), es contar a la población sobre la cual ha obtenido cierta influencia, de medir de alguna manera sus fuerzas. Insisto en eso “de alguna manera”, pues las elecciones tampoco son el reflejo  exacto del nivel de consciencia ciudadana.

Entonces ir a las elecciones, en cierta medida es entrar en algo viciado, en algo que difícilmente por sí solo va a aportar soluciones a los problemas. Claro que nadie espera que las elecciones arreglen nada, me refiero que a través de ellas solamente se logre alcanzar una mayoría favorable a las necesarias transformaciones estructurales para resolver los problemas sociales y económicos que enfrenta la población.  ¿Qué implica esto? ¿Qué la única opción es la guerra?

Pero el problema de la alternativa sí que es crucial. O sea lo que se plantea es lo siguiente, ¿el principal objetivo para un partido revolucionario es participar en las elecciones o tratar de obtener la famosa hegemonía en la sociedad de la que hablaba Gramsci? Últimamente se habla mucho de esta hegemonía, de Gramsci. Hasta socialdemócratas se han puesto a citarlo. Pero esta hegemonía significa un cambio radical en la correlación de fuerzas en el seno de la sociedad, para ello es necesario combatir la ideología dominante, que implica, entre otras cosas, que el voto en sí es democrático, que el capitalismo es un estado natural de la sociedad, que los patrones dan trabajo. Sobre esto último, ellos compran la fuerza de trabajo, vuelven mercancía a los hombres, los alienan.

Pero este cambio apenas esbozado no se realiza solamente en el discurso del partido, es necesario promover la organización de los trabajadores en los centros de producción. La organización es necesaria para la lucha por los intereses inmediatos de los trabajadores, salarios, mejores condiciones de trabajo, transporte, vivienda, etc. Es decir despertar la consciencia que todas esas cosas no son dádivas patronales o gubernamentales, sino que derechos de los trabajadores. Pero esta práctica de luchas se tiene que acompañar de una permanente lucha ideológica sólida, que enfrente toda la extensión de la ideología dominante.

Pero todo esto parece ya una repetición de lo consabido, de lo ya hecho en otros lugares y en el país, en otros tiempos. Y en parte es cierto. Es por eso que es necesario tener hacia el pasado una mirada crítica, analizar que ha sido lo que fracasó, cuáles fueron las trabas. Me parece justamente que una de las principales fue que se dio por sentado que sólo los dirigentes deben (pueden) pensar, que la teoría siempre es complicada y algunos la piensan incluso superflua. No se trata tampoco de volver filósofos profesionales a todos los trabajadores. Pero si se les tiene que dar los instrumentos para la reflexión autónoma. Esta reflexión autónoma tiene que acompañarse de la más amplia posibilidad de participar en las deliberaciones, en las tomas de decisión. Esto presupone abandonar de lleno todo verticalismo. Pero ¿cómo se hace esto? Este es un problema práctico, pero que conlleva la reflexión sobre la “forma partido”. O sea que alternativas a fundirse sin más al juego “democrático” existen, se pueden seguir buscando.   

2 comentarios:

  1. Anónimo10:06 p. m.

    Nelson Carranza.

    Alternativa al "juego democrático"

    Bloque Popular Revolucionario BPR de El Salvador

    Movimiento Social Autonomo de El Salvador

    MOSA - ES "Alejandro Ramos Lopez"

    EL SALVADOR NO NECESITA DE ELECCIONES TRAMPOSAS DE MAFIOSOS !
    EL BOICOT ELECTORAL EL ABSTENCIONISMO ANULAR EL "VOTO" 2014
    LA UNICA ALTERNATIVA DEL PUEBLO DE LOS TRABAJADORES.

    A DESLEGITIMAR A PARTIDOS POLITICOS CORRUPTOS ARENA-FMLN-GANA-PCN-PES !

    Miércoles, 05 de Septiembre de 2012 / 10:56 h

    Salvador Sánchez Cerén: “El FMLN solo no puede ganar la presidencia.

    Necesita aliados”

    Bianca Segura
    Redacción Diario Co Latino

    Salvador Sánchez Cerén, Vicepresidente de la República y candidato presidencial del FMLN, aseguró que el partido necesita alianzas para ganar el segundo período en el Ejecutivo.
    «El FMLN solo no puede ganar la presidencia. Necesita aliados. El FMLN se unirá con los sectores que no quieren a ARENA en el poder y que quieran darle continuidad al cambio», aseguró.
    Asimismo, descartó la posibilidad de una alianza con el bloque de partidos GANA, PES y CN para la presidencia, aunque admitió que existe una coalición de esos institutos políticos con el FMLN para desarrollar acciones e iniciativas en la Asamblea Legislativa.
    En otro tema, el candidato del FMLN afirmó que los resultados de las recientes encuestas realizadas por dos medios de comunicación responden a una campaña electoral adelantada.
    «Las encuestas son una fotografía sobre la situación actual. Pero, falta mucho tiempo por recorrer y se puede modificar ese resultado», expresó.
    El partido realiza sus encuestas internas, agregó. Sin embargo, aclaró que el FMLN no está en campaña y se prepara para la Convención Nacional de proclamación de los candidatos que se realizará a finales de año.
    Los resultados de las encuestas establecen que Norman Quijano, candidato del partido ARENA lleva una amplia ventaja a Salvador Sánchez Cerén, para convertirse en el próximo presidente en 2014.

    ResponderEliminar
  2. Hacia ya muchos días que no leía un post completo, con este si lo he hecho, muy bien redactado, muy buena información, me gusta este post, un análisis muy critico sobre esta cuestión.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.