El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

29 mayo 2011

Dos años del gobierno Funes/FMLN

Mauricio Funes era un entrevistador. Algunos le encontraban muchas cualidades, otros explicaban su descuello periodístico a través del consabido refrán “en el país de los ciegos, el tuerto es rey”. En todo caso gozaba de cierta popularidad por sus interrogatorios y algunos editoriales atrevidos. Como periodista descollaba. Este punto es necesario tenerlo en cuenta para explicar las razones que movieron a la cúpula del FMLN para su nombramiento de candidato presidencial.


Asimismo hay que recordar que fracasó en su primer intento. Por dos razones, la exorbitante presencia y peso de Schafik Handal y el haber mostrado en primer lugar sus desmesurados colmillos ambiciosos. Handal no iba a dejarse imponer a un advenedizo, que además se presentaba exigiendo todo sin ningún compromiso de su parte, solo su persona. También mostró Mauricio Funes cierto desconocimiento de las reglas constitucionales para ser candidato presidencial, pues de entrada en una entrevista a El Faro, declaró que no tenía intención de adherir al FMLN. Ignorancia mayúscula para alguien que se pretendía enterado de todo, pues todos sabemos que en la Carta Magna dice claramente que los candidatos a la presidencia deben ser miembros de un partido político. Pero en la cúpula efemelenista, desde entonces, se puso en movimiento de manera recurrente la idea de nombrar a una persona de afuera.


Fue también entonces que muchos editorialistas, comentadores, blogueros, etc. Se pusieron a machacar que el FMLN no podía llegar al ejecutivo con un candidato de sus filas, que necesitaban un candidato de afuera. Esto se repitió tanto, con tanta convicción, con tanta fuerza que se volvió una evidencia, casi un dogma. Nadie quiso ver que ARENA estaba sufriendo un desgaste cada vez mayor y que lo que se volvía importante ante todo era sacar a ese partido del poder. Pero esta idea se volvió fuerza política de la que con astucia se valió Mauricio Funes. La cúpula efemelenista por pereza intelectual, por oportunismo, no quiso encarar la situación tal cual se presentaba políticamente, sino que también adhirieron a este nuevo dogma. Dieron por sentado que uno de los suyos nunca llegaría al poder, que era necesario aliarse con una personalidad exterior. Era la idea dominante, pero también coadyuvó a esto que en sus filas, al interior de la cúpula, no había una personalidad que descollara, alguien que se impusiera. Hubo algunas personas nombradas tanto por militantes, como por los periodistas, pero no pertenecían al grupo de los de arriba. Un gran argumento, muy “político”, muy “perspicaz” de la cúpula, eso nos evitará hacer primarias, cada vez nos peleamos, nos dividimos, con un candidato de afuera seguiremos unidos. La fuerza política de esta posición revolucionaria fue aceptada por todos.


Fue así como el entrevistador fue candidato y se puso en campaña, sembrando en una extensa y vigorosa campaña, muchas promesas y una enorme esperanza en que las cosas iban a cambiar. Pero estas cosas fueron nombradas una a una en muchas reuniones en las “mesas de consulta”, que luego se redujeron en simples insumos de reflexión para los asesores del candidato. El cambio iba adquiriendo nombre, contenido preciso: canasta básica a bajos precios, aumento de los salarios mínimos, mejoramiento sensible en la asistencia médica, mejoras en el sistema educativo, creación de empleos para los jovenes y sobre todo, erradicar la violencia que carcome nuestra sociedad. La gente se puso a esperar. En realidad, se estaba llegando al final de una estrategia electoral, que había dejado de lado las movilizaciones y las organizaciones de masas. La combatividad de las luchas pasadas comenzaron a sufrir un irremediable embotamiento y las pocas luchas que iban apareciendo no eran acompañadas, aún menos sostenidas por el FMLN. Las soluciones iban a venir de arriba, cuando se llegara al poder.



A la hora del continuismo


Este esperar y ver sembrado en las conciencias fue al mismo tiempo un terreno fértil para las ilusiones. Funes habló claro en muchos discursos, dijo claramente que no iba a combatir al sistema, que iba a tener como principal aliado a los Estados Unidos, que iba a conservar el dólar, que su política iba a ser de “unión nacional”. Todas estas advertencias no fueron oídas, nadie las escuchaba, Los dirigentes simplemente guardaban un silencio sepulcral sobre estos temas. Se sabe ahora que al interior del FMLN muchos estaban de acuerdo en todo y se conformaban o mejor se alegraban que Mauricio Funes estuviera poniendo a la hora el reloj del reformismo, sin que ellos se comprometieran en nada o en casi nada. Una vez todo esto en marcha, saldrían de su mutismo para apoyar lo que iba convirtiéndose en nuevas evidencias. Ahora sabemos las visitas a la embajada estadounidense de los dirigentes del FMLN y la disignación de un emisario, ahora ministro de Relaciones Extrajeras del gobierno de Funes.


Cuando la realidad se ve a través del espejo de las ilusiones, aparece llena de espejismos. Es lo que ha sucedido en estos dos años. Luego de unos pleitos reales o fingidos entre el presidente y el FMLN, entre reconciliaciones y nuevas alianzas entre aliados, el gobierno de Funes ha decretado algunas medidas de ayuda social a través del Ministerio de Educación, algunas otras por el Ministerio de Salud, otras ayudas a las familias más pobres, que ya existían con el gobierno de Saca, pero que ahora han sido ampliadas y augmentadas. Pero estas medidas útiles para las familias que las reciben, no han venido a cambiar substancialmente su vida. Pues los precios se han disparado, los salarios siguen estancados, el desempleo aumenta, la agricultura sigue ahogada en su improductividad, las inversiones tan esperadas no llegan. El tiempo de espera, el tiempo de confianza hacia el nuevo gobierno ha sido corto.


El primer presidente de izquierda de El Salvador adoptó un estilo de gobierno ultrajosamente altanero, acallando sistemáticamente a sus ministros, su estribillo predilecto era repetir: “el presidente soy yo”. Acallaba y corregía a los dirigentes de su partido, a veces los ridiculizaba. Insultó más de una vez a los diputados, a los de su partido y a los otros, ha contribuido al descrétido de la Asamblea, señalándola como el origen de muchos disfuncionamientos en el país. No era eso lo que la gente esperaba. Pensaron que el presidente no se comportaría como un rey absoluto que declaraba “el Estado soy yo”.


El tiempo de las ilusiones ha pasado, está llegando la era de la desilusión. El río está revuelto. El país ignora cuál es la exacta correlación de fuerzas, pues en la Asamblea aparecen coaliciones diferentes para apoyar las propuestas de Funes, a veces se logra la unidad de todos los diputados, a veces es el nuevo partido GANA —que algunos piensan como el partido de Funes y de Saca— quien aporta su contribución, a veces son por turno o juntos el PCN y el PDC. Nadie puede determinar cuáles son los criterios de estas alianzas parlamentarias, nadie sabe cuáles son las negociadas. Ha habido dos o tres veces en que la alianza ha sido entre ARENA y el FMLN.


La cruda realidad es que los salarios no alcanzan para llevar una vida decente, la pobreza real aumenta, las medidas acordadas por el gobierno se han esfumado, han tenido tan poco peso en la cotidianidad que pareciera incluso que también ellas son un espejismo.


El estilo arrogante del presidente


Con el estilo arrogante adoptado por Funes, con su parsimonia en decretar las primeras medidas, sin ninguna medida-faro que movilizara a la población, además de la terrible herencia dejada por los gobiernos de ARENA: un país casi en quiebra, dolarizado, asfixiado por la deuda, su agricultura destruida, con pequeñas y vetustas industrias de transformación, de pobre valor agregado, un desempleo creciente y crónico, etc. era necesario revitalizar urgentemente la economía, tomar medidas que demostraran la determinación real de emprender cambios estructurales.


En vez de esas medidas, Mauricio Funes se volteó hacia el patronato, proponiendo su política de “unión nacional”. Funes hacía realidad su programa declarado, no iba a rupturas con el sistema oligárquico, se declaraba obediente a los dogmas liberales, insistió sin mayores explicaciones, ni argumentos, que no iba a volver a la moneda nacional. Y ante el descalabro dejado por ARENA aplicó la medida constante y repetida por los gobiernos areneros, pedir más préstamos, seguir asfixiando al país con la cuerda de la deuda pública. Funes no se daba cuenta, no se da cuenta, que el patronato al que le reitera tantos llamados a cooperar con su gobierno, al ver a su partido ARENA derrotado salió directamente a la palestra política y acosaron a su gobierno. La ANEP dejó de lado su estricto papel de asociación profesional y tuvo una actuación casi de partido político, lo mismo ha sucedido con los dirigentes de la Cámara de Comercio. Los dirigentes del FMLN, concientes de que ellos eran como un abultado fardo para el presidente en sus tratativas con el patronato, han exhortado a los patrones a no temerles, les aseguraron que no están contra el gran capital, que el objetivo socialista lo ven ahora como una broma de mal gusto, en todo caso, es un objetivo tan lejano, que de seguro alguna catástrofe peor que la de Fujiyama ya habrá acabado con el mundo, antes de que ese “sueño” se realice en El Salvador.


No he hablado de la violencia en el país, que no retrocede, que invade todo el territorio. No hay ninguna explicación racional a la negativa de decretar un control estricto del porte de armas de fuego, de su importación y venta. También en esto Funes ha preferido el continuismo y también tiene su firma en una nueva ley anti-maras, ha sacado al Ejército a las calles, al campo, lo ha puesto en las fronteras y en las cárceles. Estas medidas pretendían calmar la primera preocupación de los salvadoreños. Por el momento, a pesar de lo que afirma Funes, el efecto es desastroso para el país. Pues también este ha sido un espejismo, usar contra la violencia únicamente la represión no puede dar efectos, es imperiosa también la prevención, a igual nivel que la disuación y la represión. El Ejército no está preparado para estas tareas, además es preferible que se vuelva a los cuarteles. Ahora todo ese cuerpo armado es un blanco de la corrupción, desde el menor soldado hasta el más algo grado de oficial. La crónica de las ventas de armas ilegales se alimenta con ejemplos de miembros del Ejército. La presencia de armas de guerra en los atracos, en las actividades delictivas de las maras se ha vuelto como un hecho consumado e imposible de combatir.


A los dos años de su elección el presidente Funes tal vez no se de cuenta que su primera popularidad comienza a erosionarse. Ha perdido un punto en su nota de popularidad, de uno a diez, que por el momento aún sigue alta, 6.16, pero se avecina ya a las que tuvieron los presidentes de ARENA.


El balance no es muy halagador. ¿Se puede esperar algún viraje en la política del gobierno? Si la población sigue apática, esperando soluciones desde arriba, sin su participación activa, no habrá ningún cambio. En todas partes, los avances sociales han sido siempre el resultado de luchas populares.

16 comentarios:

  1. Anónimo9:40 p. m.

    Las encuestas (UCA y La Prensa Gráfica) señalan que casi el 80% de la población desean un cambio de rumbo ¿Hacia qué sentido y a qué profundidad? ¿Si no es en el sentido que los poderes fácticos desean, que tanto son capaces de permitirlo? ¿Tendrá el gobierno, la voluntad, las agallas y la capacidad de hacerlo en un sentido contrario al rumbo que hemos tenido y sabemos que profundiza la crisis? ¿Permitirá este gobierno un acompañamiento real participativo de la sociedad? De no haber, de parte del gobierno, correspondencia o respuesta a los intereses de la población, difícilmente se evitará un conflicto que se manifiesta con la violencia.
    Héctor...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:55 p. m.

    A cuantas personas lograron enredar en sus ilusiones socialistas, la cupula del fmln, son unos politicos muy oportunistas, que no les interesa en nada la condicion de miseria del pueblo, lo unico que de verdad les anima a estar en la politica criolla son los jugosos sueldos y prebendas que les da el poder.

    ResponderEliminar
  3. Nadie sabe cuánto tiene hasta cuando lo pierde...
    Cada país se da el gobernante que se merece...
    En país de ciegos el tuerto es rey...

    Con estos tres adagios populares pero filosóficos, se puede opinar sobre este artículo del señor Ábrego; y, al mismo tiempo, hacerles a los numerosos lectores de este blog, la sigueiente pregunta; pues, aquel 15 de marzo del 2009 estábamos en callejones sin salida: ¿Con cuál tuerto estaríamos "mejor": Con don Mauricio Funes Cartagena o con don Rodigo Ávila? pues no había otro palo en el cual ahorcarse.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:29 a. m.

    Yo estoy totalmente de acuerdo con este análisis de los Dos Años del Gobierno de Funes/FMLN hecho por el compa Carlos Abrego. Mas clara no puede ser la gran desesperanzadora adversidad que nos ha tocado vivir a los salvadoreños pobres en esta época, aunque desde las calles, mesones y pocilgas donde "vivimos" aún creamos algunos que otro mundo diferente es posible.
    La fé en los cambios a favor de los oprimidos que podía impulsar el FMLN se marchitó hace ya mucho tiempo y nos hizo darnos cuenta que somos nosotros mismos los que tendremos que reivindicar el derecho a una vida más digna.
    Estamos convencidos que el gobierno de Funes/FMLN, con todos los rufianes y canallas que integran ese equipo sin excepción, por definición nunca asumirán un verdadero compromiso por la justicia social en El Salvador. Ellos solo sirven y servirán a los poderosos de siempre. Ellos son los políticos de la deshonestidad, el vicio y los grandes privilegios.
    Pero inevitablemente que la memoria de los caídos seguira abriendo los caminos de una intensa y culminante lucha de liberación en este pais. El futuro sera nuestro.
    Tengo una plena confianza en ello, a pesar de las lágrimas que hoy derramo . . .

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:05 a. m.

    Yo no diría que este artículo de carlos Abrego es un análisis,porque se basa en conjeturas suyas, no hay una investigación, se inventa por ejemplo las intenciones que llevaron a Mauricio a aceptar la candidatura y le atribuye intenciones mezquinas, no sé si ha tenido acceso a información privada o si Mauricio ha sido su amigo y lo conoce muy bien para hablar de sus intenciones; tambien se inventa y quizá atine en algunas razones que llevaron al fmln a buscar un candidato externo. Critica de una manera ciega la politica de este gobierno, habla de lo que no le parece porque no es el camino que su fantasía le dice que nos lleva al socialismo, y lo que es peor, de una manera deliberada no señala los aciertos de este gobierno, que son muchos.
    Yo le pregunto Carlos, usted está seguro que el pueblo salvadoreño quiere el socialismo?.
    Yo lo dudo, ni la misma izquierda está preparada para una vida disciplinada y controlada o austera. Porque hay una gran diferencia de concepción entre la austeridad y la miseria.
    El pueblo sabe de miseria y espera una solución mágica de las cosas, que llega el socialismo y van a tenerlo todo y de todo, que un buen presidente es aquel que va a castigar a ricos y favorecer a pobres como el poder en su totalidad se concentrara en él.
    Yo a veces dudo si usted tiene ese nivel de pensamiento.

    Se puede celebrar una fiesta sin decir que es fiesta, se puede hacer una revolución sin decir lo que se está hciendo, la vía democrática está mejor aceptada. Esta puede ser una vía de cambio más factible, pero el socialismo, a estas alturas solo sirve para ardientes discursos y nadie sabe como trasladar esa teoría a la practica.

    ResponderEliminar
  6. Repondo al comentario 5: No es una conjetura mía sobre la actitud mostrada por M. Funes en su primera entrevista a El Faro, en ella pedía un cheque en blanco, le pedía al FMLN hacer la propaganda de su candidatura y que realizaría su propia política. Esta entrevista apareció cuando se discutía las candidaturas del FMLN y fue designado Handal.

    Calificás mi crítica de ciega, pero no me indicás en que realmente consiste mi ceguera. Tampoco has prestado atención que he señalado las medidas sociales, que aprovechan a muchas familias salvadoreñas, pero las juzgo insuficientes y afirmo que algunas ya existían y que el actual gobierno las ha ampliado y aumentado.

    Concretamente sobre la pregunta que si creo que el pueblo salvadoreño quiere el socialismo, pues te respondo simplemente que no. Pero esto es parte justamente de la conducta, mejor dicho de la inacción ideológica del FMLN. Un ejemplo de esto sos vos. Tenés del socialismo una imagen de caricatura. Pensás que el socialismo es autoritarismo, disciplina austera y controlada.

    Pero vos parecés pensar que sí, que el pueblo “espera una solución mágica de las cosas, que llega el socialismo y van a tenerlo todo y de todo”. Pero otra vez caés en la caricatura. No creo que el pueblo salvadoreño espera soluciones mágicas, ni espera el socialismo. La mayoría piensa que el socialismo es imposible, que se trata de una sociedad que priva a la gente de todas las libertades, que comparte miserias. El pueblo no ve el socialismo como la solución.

    Tengo otra concepción del socialismo, pienso que es el desarrollo de la democracia, en la que el Estado se pone al servicio de la mayoría, que defiende sus intereses y que procura satisfacer las necesidades de todos. Y pienso que para llegar al socialismo no se puede llegar como vos decís: “se puede hacer una revolución sin decir lo que se está haciendo”. No, se va a ir al socialismo a sabiendas, concientemente, de lo contrario, volveremos a los errores y crímenes que se cometieron en otros países. El socialismo no lo hace un partido, ni desde el Estado, se hace dentro de las sociedad y el Estado que emana de ella, le sirve de instrumento para defender sus logros.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:03 a. m.

    Muy deacuerdo con el anónimo de 01:05am; pues el verdadero Socialismo no es comida de hocicones, porque no es lo mismo leer y releer a Marx, a Gramci, a Luxemburgo y a etcéteras, que estar obedeciendo por décadas y décadas a paladines genuinos como lo es Fidel Castro Ruz; y, todavía a cuestas, Hugo Rafael Chávez Frías.

    El Salvador carece de líderes legítimos en las izquierdas; pues en las derechas esa fígura no existe por ser irrelevante: allí, el capataz más notable es aquel individuo más "vivo" por ser el más ladrón, v.gr: los cuatro jinetes apocalípticos en lás pasadas dos décadas areneras.

    El Salvador izquierdista sí ha tenido paladines magníficos: Schafik Jorge Hándal, Enrique Álvarez Córdova, Guillermo Manuel Ungo, y muchísimos más, exceptuando a líderes religiosos como fue Monseñor Romero y lo son, Monseñores: Gregorio Rosa Chávez y Medardo Gómez; pues ellos, por sus dogmáticas creencias cristianas no están aptos para liderar al semi salvaje (en políticas) pueblo salvadoreño-guanaco; pero todos perseguidos y/o asesinados por los peores recordados escuadrones de la muerte: servidores de tantos jinetes apoclípticos o alibabás con sus respectivos 40 ladrones desde 1821.

    Además, un 95% de salvadoreños se siente orgulloso de llamarse "guanaco", sin comprender ni importarle un comino ese despectivo gentilicio o patronímico. Por ello, nuestros compatriotas son capitalistas o capitalistoides sólo en el pensamiento; pues sus bolsillos ya los escurcó y vació el patrón oligarca a quien, ---el guanco/a explotado---, admira sobremanera, deseando, algún cercano día, manejar los miles de millones robados por esa espuria clase social descendiente de aquella criollada post independencia.

    ¡Cosas veredes, Sancho amigo!
    Chichipate Cañaverales.-

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:27 a. m.

    Mauricio pedía el voto de confianza, simple.
    Y porsupuesto con la visión partidaria y de una persona con pensamiento libre, que se manda solo, sin tener una estructura encaramada donde si te dejas te joden sin razon, es diferente.
    No estoy caricaturizando en cuanto a las pretenciones de la gente, escuchá a radio cadena mi gente y te vas a dar cuenta de las espectativas de la gente, habla con los vecinos, con el taxista, etc.
    Sí, podes hacer una revolución en acciones sin necesidad de ir con bombo y platillo buscando la confrontación, los pasos tacticos deben ser discretos, humildes, podriamos decir que juega el factor sorpresa.
    Porsupuesto que nadie está en El Salvador preparado para una vida austera, disciplinada y controlada. El verdadero socialismo se dá en comunidad, pero no creo, quizas me equivoque, que te refiras a ese socialismo cristiano, entiendo que te referis a socialismo como forma de gobierno, y ese es piramidal, controlador, castrante, burocrático. Tiene sus ventajas sociales pero no son precisamente en la libertad del indivíduo y las oportunides individuales, el papá gobierno todo te lo cobra con creces y lo peor lo personaliza en un lider. No me lo invento, tengo experiencia de vida en esto.
    Que conste que no lo estoy poniendo en blanco y negro, que si no es socialismo debe ser capitalismo, no, no, lo que digo es que seamos capaces de quitarnos el estigma de la manera de como se hace la revolución. Crear vias, eso te lo da la experiencia, subirse en el macho para ginetearlo.
    Misma 1:05 am

    ResponderEliminar
  9. Escucho con frecuencia esa radio y lo que expresa mucha gente son sus aspiraciones cotidianas, piden respuesta a sus problemas, muestran disgusto por la gestion actual. Pero en ningun momento, pienso que pretendan ir hacia el socialismo.

    Respecto este tema, te repito, la mayoria de los salvadorenos no quiere, pues piensan como vos, que el socialismo es un régimen "piramidal, controlador, castrante, burocrático". Es la vision dominante es la que han impuesto los Altamirano y sus empleados, los Dutriz y sus empleados, los dirigentes de ARENA, ANEP, etc. Toda esa gente ha logrado sembrar en las cabezas de la mayoria que solo puede existir ese tipo de sociedad como alternativa a su dominacion. Es justamente contra esta vision que el FMLN no se atreve a luchar, incluso mete en el cajon de los olvidos, la nueva sociedad. No voy a negar que los régimenes del Este europeo dieron pie para que esta imagen prevaleciera. Pero eso no era socialismo, eran dictaduras totalitarias, con un régimen economico que no se le puede llamar socialismo, sino que capitalismo de Estado. El socialismo no es la estatizacion de los medios de produccion, sino que la apropiacion por los trabajadores de esos mismos, medios. Se trata de una democratizacion de la sociedad hasta el tope, en todos los sectores de la sociedad. Pero sobre todo lo que se persigue es el florecimiento de todas las personalidades, repito, de todas y cada una de las personas humanas. El socialismo es una primera etapa hacia otra sociedad màs avanzada. El Estado centralizador y omnipresente es una aberracion. Lo que se persigue la participacion de todos y de cada uno. Sobre la manera de llegar al socialismo no serà de escondidas, de sorpresa, no. Es urgente la participacion conciente, activa de todos, de cada uno, puede precisamente que se pueda hacer de a poco, sin bruscos cambios, de manera pacifica, democratica, este puede perfectamente ser un camino. Pero es un camino dificil o aun mas dificil que el de la via armada. Pues se trata de conquistar a la causa socialista a la inmensa mayoria, con argumentos, persuadiendo, ni imponiendo, no de manera piramidal, sino todo lo contrario. Es por eso que en otras ocasiones he propuesto nuevas formas de organizarse, abiertas y transversales, con organismos participativos, en las que cada uno cuenta de igual modo, sin jefecillos, ni lideres màximos, ni secretarios generales que lo saben todo. No, con partidos rigidos, verticalistas no se podrà ir nunca al socialismo, con ese tipo de organizacion con sus concepciones de la sociedad, se puede ir unicamente a la caricatura, a nuevas y desatrosas dictaduras.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo10:00 p. m.

    Excelente analisis señor abrego, en cuanto a la anónima del 1.05 que juzga si esto es o no un analisis, el de ella carece de sentido, vueltas y vueltas para justificar la perdida de rumbo de la gente por la cual votamos, brillantes excusas que encontraron en los asesores de imagen de funes, como esa de que todo lo qeuremos rapido y regalado, que lo queremos por arte de magia, y que queremos un socialismo estalinista, es perverso la forma como manejan ahora las excusas para justificar la perdida de identidad, a leguas se le nota su pertenencia a ese proyecto politico sin rumbo, creo seño rAbrego que su artículo representa el sentir de miles y miles de salvadoreños que han abierto los ojos, gracias por ser tan preciso, agudo y veraz

    ResponderEliminar
  11. Anónimo3:05 a. m.

    El señor Dagoberto G, publico algo en el blog de los trompudos, a lo cual respondi de la siguiente manera:
    Dagoberto,
    Grandioso análisis. Lamentablemente en un país en donde no existen garantías, y en donde la ley es la del más vivo, donde los abogados no estudian leyes para en forzarlas u observarlas, más para esquivarlas, la democracia se convierte en algo de vaga interpretación.
    El conjunto de realidades dictan algo muy distinto, porque en la mayoría de casos, los “representantes” se vuelven representantes a sus mismos intereses y dejan de ser fieles a la gente que confió en ellos para desempeñar un trabajo. Ya estando en una posición se sienten justos merecedores de velar por sus agendas personales. Especialmente cuando el compromiso de un partido, un sindicato o un determinado circulo está definido a brindar beneficios, ya sea por medio de favoritismos, soborno o apoderamientos. Independiente al puesto salarial que alguien pueda brindar o desempeñar.
    El conjunto de fidelidades incluye, ofrecer plazas a personas que no están calificadas, y por tanto no trabajan a conciencia, convirtiéndose en algo más obvio, por su falta de conocimiento.
    En el caso de nuestro país, en donde no había existido ningún tipo de alternancia, la oligarquía y burguesía, aunque glotona y totalitaria no necesitaba de propiedades y concesiones, y es de esperar que la nueva clase burguesa emergente y hechiza, se ve en el sueño de realizarse y darse sus gustos que nunca antes pudieron darse.
    El partido en turno es impulsado por medio de la inercia popular, sin embargo, pedalea hacia atrás en bajada con esperanzas de poder reponer el tiempo y el material perdido.
    La gente no sale a votar para beneficiar a unos cuantos, o para que los partidarios se sientan realizados al haber alcanzado sus metas personales. La gente sale a votar porque tiene esperanzas que su “representante” (candidato) ya estando en el puesto se OCUPARA en velar por los intereses comunes, en vez de andar procurando sus sueños personales.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo3:21 a. m.

    Señor Chichipate, (2:03)
    No se si escribió cuando andaba en “zumba”, pero Castro y Chavez están muy distantes del “verdadero” socialismo. El verdadero socialismo no implanta tiranos dictadores que se auto validan en el poder a base de fusilamientos.
    Triste admitir que en guanacolandia no existen lideres legitimos en “las izquierdas” , (mal termino). Me pregunto bajo que cualidades se les califica como “magnificos” a los mencionados. Y porque mencionar y descartar a los miembros del clero.
    En una verdadera democracia si un 95% de salvadoreños se siente orgulloso de ser llamados GUANACOS, que asi sea, de eso se trata la democracia. Si el 5% se siente aludido, que se vayan a Guatemala para que les llamen chapines, o a los EEUU para que se crean “gringos” y tener cipotes llamados Bryan, Steve, Jennifer o Brittney.
    Ese sentir se transmite, cuando dice, que desea algún dia cercano, manejar los miles de millones…
    Lo que hacen la cámara de diputados en la actualidad.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:23 p. m.

    El gobierno persistente trabajar en una democracia representativa (partidaria sin participación social), sujeta a un estado de derecho que regule deberes y derechos individuales y colectivos, respetando la legislación, la libertad de expresión y asociación, la propiedad privada e igualdad de condiciones ante la ley, pretendiendo un ambiente de unidad que promueva la tolerancia y el pluralismo; pero entra en franca contradicción a los intereses mercantilistas que nos han impuesto la estructura política ideológica vigente; y ante cualquier análisis o evaluación, por un lado la derecha especula por revertirnos hacia estadios sociales desiguales, injustos y represivos ya superados y por el otro, la izquierda partidaria acalla la reflexión y crítica constructiva.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo9:35 p. m.

    la idea surgio despues de los acuerdos de paz.con su pasado beligerante. El fmln necesitaba reigenieria decian algunos sectores, como figuras ,joaquin villalobos,facundo dundo, oscar ortiz,y demas donde alegaban que para llegar al poder politico era necesaria la bandera de la social democracia y no la socialista del frente ante este sociedad castrada culturalmente y alienista.detras de ellos siempre estuvo el apoyo ideologico del pollo samayoa.el unico obstaculo dentro del frente para sus proyectos fue schafik.con su muerte, tuvieron plena libertad y apoyo de amplio sector dominado por las fpl.y echaron andar su proyecto magnifico de llevar una figura potable ante los castrados IDELOGICOS DEL FRENTE.Como lo es mauricio funes.la gente queria maravillarse con rostro de tv show.como lo es este marrano que salio dandoles chilate a todos los del frente,por no decir ingenuos cuches.hoy las bases piden a alguien de sangre pura del frente ,,pero no existen figuras cuadros,los institutos del fmln los esta formando anep y fusades,y entonces ,si los primeros castrados idelogicos son los de la cupula del fmln.que le espera al gallo gallina del frente,si no seguir administrando el negocio del patron de cristiani.como dijo irma amaya en una conversacion privada cuando se le terminaban su ultimo periodo de diputadita.ante la crisis de falta de atencion ala chusma ,perdon bases de la libertad del frente ..ella dijo que lo que mas le preocupaba no eran las bases si no que le faltaban 20 anos para pagar su nueva residencia en la cordillera del balsamo,y no sabia si el partido le iba dar otro huesito jugozo.al final se lo dieron en la compania sa.de cv.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:29 a. m.

    Al opinante #11, Chichipate Cañaverales le responde así: en este valiente país, quien soporta criminales desmanes cotidianos de neoliberales areneros, incluyendo al opinante ya señalado, todos los Jaguares, ---no guanacos areneros, ni pecenistas, mucho menos pescados de Parker---, andamos en zumbas cotidianas desde hace 3 décadas; pues no sólo el alcohol embola: emborracha más la hedionda conducta de ustedes, indignos hijos de este El Salvador tan hermoso y tan vilipendiado por ustedes, guanacos hijos de pu...erca, ---tal cual dijera nuestro Poeta Nacional, Roque Dalton García.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo4:46 a. m.

    No quisiéramos abusar mucho de este magnífico por claro blog de don Carlos Ábrego llamado "Cosas tan pasajeras"; pero, las circunstancias actuales ocurriendo en El Salvador, nos obliga al abuso, esperando que Don Carlos Ábrego no nos cierre las puertas, por ahora, y dispense nuestro lenguaje no tan claro al opinar; pues estamos escribiendo en directo: sin borrador o machote previo.

    En blog "Anastasio Aquisí" de El Salvador, hará 3 hrs opinamos sobre la "chambonada" o descarado decreto legislativo parido por: arena, gana, pcn y pdc, sancionado y publicado de inmediato, en Diario Oficial, por órdenes de carlos mauricio funes cartagena, críptico e inefable presidente anticonstitucional de El Salvador.

    En dicho decreto, traído de los cabellos, los dipudadorzuelos sobalevas de narcotraficantes pertenecientes al "gran" capital guanaco, pretenden dar golpe de estado "técnico" a la Sala de lo Constitucional de la Honorable Corte Suprema de Justicia, al legislar sobre "u n a n i m i d a d" en futuros Fallos Constitucionales de mncionada Sala; cuando, en ningún país, ni socialista ni capitalista, se da esa aberración jurídica.

    Si fuese posible, Señor Ábrego, que Usted hiciera una profunda Reflexión sobre esta "animalada" de los arenarcos y del camaleón presidente nuestro, nosotros, Jaguares y Jaguaras de El Salvador, estaremos atentos a leer sus sabias ideas.
    Chichipate Cañaverales.-

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.