El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

09 diciembre 2007

Aclaración (respuesta)

Hay dos cosas importantes que voy a aclarar, la primera concierne a la crítica que estos anónimos comentaristas dicen ejercer contra una persona con quien mantengo lazos de amistad. Por el momento no he visto ninguna crítica contra sus escritos en lo publicado aquí por ellos. He leído insinuaciones sobre un supuesto tráfico de exportación de libros con dinero del estado. Como esto lo dicen sin aportar pruebas, lo considero simplemente una calumnia y es eso lo que borré en los comentarios. Por otro lado ignoro por qué estos paladines de la libertad de su propia expresión no abren sus propio blog y desde ahí le dan rienda suelta a su desaforada imaginación y a su crítica constructiva.

Apelan a la ética y ellos no la respetan. Se dicen amenazados de muerte. ¿Por quién? ¿En qué circunstancias? ¿Dónde están esas amenazas? Ellos se creen de izquierda, pero su ideología es apenas la quinta esencia del tango "Cambalache". Por un lado no hay nada que hacer, pues la oligarquía no permitirá los cambios. Todo empleado público es cómplice de ARENA, todo el mundo trafica. Y se proclaman radicales del cambio.

La otra cosa que quiero aclarar es que nunca le hice una crítica personal al señor Benjamín Cuellar. Expuse mi distinta apreciación sobre el papel de la ILEA y critiqué desde mi punto de vista la posición tomada por el IDHUCA. La cosa tomo un giro personal por un error mío, cuando publiqué su carta. Esto lo hice por una mala interpretación de una frase de mi corresponsal, no había ninguna intención de dañar personalmente al señor Cuellar. Al aclararse las circunstancias del mal entendido, retiré su carta de mi blog.

No obstante quiero dejar claro que nunca he puesto en duda la integridad moral del señor Benjamín Cuellar, las divergencias de apreciación de un problema, no me inducen a descalificarlo en el resto de sus actividades. Tampoco he querido causar ningún perjuicio a la actividad del IDHUCA. Al contrario, si externé mi posición es por la alta consideración que tengo de esa institución. El acaloramiento de la discusión no permitió que esto quedara claro como hubiese querido. Las divergencias no deben servir de obstáculo a la colaboración y al respeto mutuo.

Desde ahora en adelante me veo obligado a poner moderación en los comentarios. Mi tiempo libre es corto y quiero utilizarlo con mayor provecho que responder a intervenciones que siempre están muy alejadas de los temas que trato.

6 comentarios:

  1. Anónimo1:22 a. m.

    Me muero de curiosidad :

    Quienes son los amenazados de muerte?

    Cuente, cuente!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la aclaración, o mas bien por hacerla pública, pues creo que eso se ha dejado entender con tus escritos desde hace varios meses.

    Lo que haces habla bien de tí y eso no lo quita ningún comentarista anónimo con sus comentarios fuera de lugar. Suerte con los troles.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:23 a. m.

    El troll ha dicho algo cierto: que las amistades pueden prevalecer a veces sobre lo político.

    Y esto que es cierto en política, también lo es en el mundo de la literatura. Las relaciones personales condicionan muchas veces el juicio literario.

    En todos los círculos el amiguismo tiende a formar unos lazos tribales.

    Hasta los trolls forman redes de amigos. Nunca los he visto discutir entre ellos. Sí los he visto reaccionar como un solo cuerpo cuando uno de ellos es atacado. Hay una hermandad entre los trolls.

    Una variante del amiguismo son las lealtades ideológicas. Nadie puede atacar a mi partido sin hacerme a su vez una ofensa personal. Quien ataca al partido de mis amigos, más allá de que tenga o no tenga razón, también me ataca a mí.

    Hay que ver cuanto nos parecemos los liberales, los conservadores, los izquierdistas y los trolls. Pertenecemos a una comunidad que condiciona sus opiniones al hecho de con quien comparte las cervezas.

    Imitemos a Tarzan, demonos golpes en el pecho y hagamonos una autocrítica porque las lealtades ideológicas son muchas veces un tejido hecho de relaciones personales.

    Sobre esto hay mucho que hablar.

    ResponderEliminar
  4. Sabia decisión, siendo que hay muchas personas con resentimiento sin sentido (aclarando que puede que exista un resentimiento justificado).

    Ni modo, así son las cosas de la blogósfera.

    Suerte don Carlos

    ResponderEliminar
  5. Tal parece que a tomar estas medidas es que están llevando dos o tres individuos que patólógicamente están pendientes de lo que acontece en el mundíllo virtual y que aparentemente no tienen mas vida que la de estar saltando de blog en blog amenazando, insultando, y atacando a diestra y siniestra a quien no sea o acate sin chistar sus disposiciones.

    Lo mas sano es que al "Troll" se le ignore o se le trate como la insignificante molestia que és y no se le dé mas atención puestoque es lo que busca en el fondo, pero lamentablemente a nadie le apetece estar leyendo en sus escritos toda la inmundicia que ponen, y por este lado entiendo que haya tenido que cerrar los comentarios libres.

    ResponderEliminar
  6. Don Carlos:

    Ratos de no wacharlo desde los dias del trompudo. Me alegra que sigue en estos menesteres... De plano me alegra!

    Saludos a Todas La Mara!

    El Vandel

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.