El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

11 octubre 2012

No existe un partido político


A veces me sorprende lo cortantes que pueden resultar mis palabras cuando me pongo a polemizar. No obstante se trata de mis intenciones de convencer en lo que me parece ser lo más fundamental en estos momentos para el país. Pero no me refiero a lo urgente, a lo más urgente y que a diario se vuelve apremiante para muchos de nuestros compatriotas. En definitiva se trata también de eso o quizás sobre todo de eso, pero a partir de una profunda convicción que para resolver los problemas vitales de nuestros compatriotas, de nuestros compatriotas más pobres, son imprescindibles ciertos previos sin los cuales, todo propósito, toda acción o simple proposición resultan estériles, pues plasmarlos en la realidad es imposible hoy por hoy.

No estoy diciendo que no haya necesidad o que sea absurdo luchar hoy por mejoras en las condiciones de vida de nuestra gente. El asunto no es la necesidad de esta lucha, sino que se trata de los medios y de los fines que nos proponemos. No creo que alguien niegue seriamente la necesidad de luchar por estas mejoras, aunque al mismo tiempo todos nos damos cuenta que estas luchas no se desarrollan en el país, en las condiciones políticas actuales ninguna lucha por las indispensables mejoras en las condiciones de vida de los trabajadores no es la prioridad de ninguna de las organizaciones políticas, sindicales o sociales existentes. No entran en sus objetivos.

En la política nacional todo se concentra en las esferas estatales, en la actividad que se pueda desempeñar a partir del gobierno del país. El FMLN, partido en el gobierno, nos habla de profundizar los cambios y en esta ya absurda y larguísima precampaña electoral se podrá oír incluso sobre la urgencia de “profundizar los cambios estructurales”. No obstante aun si no menospreciamos o minimizamos las medidas tomadas por el gobierno de Funes, estas no constituyen en lo esencial y estructuralmente un cambio respecto a las políticas que venía realizando el partido de derecha ARENA. El exrector de la UCA, José M. Tojeira, escribe en su tribuna de esta semana en el Diario Co-Latino  lo siguiente: “Y el modelo salvadoreño de desarrollo, aun con las leves correcciones positivas que ha llevado a cabo el actual Gobierno, sigue siendo un modelo que favorece a quienes tienen más y deja en la marginación y el abandono a los que tienen menos. En ese sentido, nos encontramos con un modelo de desarrollo corrupto en su esencia, que además mantiene signos de corrupción permanente en su funcionamiento”.

Cuando el padre Tojeira afirma que “el modelo salvadoreño de desarrollo es corrupto en su esencia”, supongo que no se refiere únicamente a la actividad gubernamental, a las estructuras del Estado, sino que lo que sucede en toda la sociedad y principalmente en el modo de producción capitalista que determina el funcionamiento global de la sociedad. Es posible que estas diferencias en los términos oculten otras, pero globalmente creo que ambos nos referimos a lo mismo.

El sistema capitalista salvadoreño tiene sus propias características, sus particularidades. Algunos han sugerido que el cambio operado en los grupos familiares que componen la oligarquía y la aparición de nuevos sectores económicos que les sirven para extraer sus ganancias y acumular capitales, ha cambiado substancialmente el capitalismo salvadoreño. No obstante estos fenómenos no aportaron ningún cambio en las estructuras generales de la sociedad, se trata siempre de una ínfima minoría la que acapara las riquezas producidas en el país: “un 25% de las familias más ricas en El Salvador acaparan el 54% del total de los ingresos” nos recuerda el Co-Latino. El último informe oficial “Encuestas sobre Hogares y Propósitos múltiples 2011” dice que 28.3% de la población está en condiciones de pobreza relativa y que 40.6% en condiciones de pobreza total: lo que significa simplemente que en el país hay 68.9% de pobres. Estas cifras frías y parcas son incapaces de hacer surgir la cantidad de privaciones y frustraciones sociales de la que es víctima esta población. La “Encuesta” no da claras indicaciones de los criterios que han servido para esta clasificación. Los ingresos aparecen en promedios y por lo general son los ingresos asalariados. Nada se dice de los ingresos por beneficios y ganancias de la clase burguesa.

Esta situación no la ha producido el Estado, sino que el sistema capitalista de producción, el Estado es garante de esta situación. Por consiguiente, si es cierto que el Estado puede poner parches, un cambio real y radical puede venir exclusivamente si se supera este modo de producción, que es la fuente del estado de cosas en el país.

Se trata pues que la apropiación de las riquezas producidas es privada. Lo que esto demuestra es que un puñado de familias se opone al resto de la sociedad. Pero en el país ya no se cuestiona el modo de producción capitalista, todos los partidos políticos piensan que la “empresa privada” tiene en sus manos la solución, que el simple aumento de las inversiones va a producir los cambios económicos y sociales esperados. Todos los proyectos que se van a votar próximamente en la Asamblea tienen por principal objetivo propiciar la inversión capitalista extranjera y nacional. En el famoso “Asocio” el Estado se convierte en socio de los capitales, pero sobre todo como el garante de los préstamos que puedan contraer los capitalistas privados.

Uno de los atractivos que presenta el país para esos capitalistas es su legislación permisiva, la posibilidad de la exportación de las ganancias, el bajo nivel impositivo y alto nivel de exoneraciones y elusiones. Pero el ministro encargado de hundir el país en este pantano nos anuncia que es necesario “modernizar” la legislación de las “zonas francas”. ¿Piensan ustedes que en esta “modernización” se incluyen un aumento de los salarios mínimos, una legislación que proteja a los asalariados, que les facilite su sindicalización, que se introduzca mejoras en las condiciones de trabajo? Esto es impensable. Se trata de mantener o empeorar las condiciones de explotación de los trabajadores.

Lo vuelvo a repetir no existe en el país un partido político que cuestione radicalmente el modo económico en que funciona el país. Es decir que todos aceptan en principio que todo siga igual y que lo máximo que se puede hacer es darle una pintadita a la fachada del edificio social salvadoreño.

3 comentarios:

  1. Diana Barahona4:37 a. m.

    Los ex marxistas del FMLN no saben qué es la estructura de una sociedad. La estructura son las fuerzas de producción y las relaciones de producción. Para que cambiaran las relaciones de producción habrían tenido que quitar los medios de producción a sus dueños. Para lograr esto, es necesario emprender una guerra contra la clase dominante con la finalidad de eliminarla. Por supuesto, hay que saber qué es la clase dominante, como también saber que esa clase es el enemigo de la clase trabajadora. Expresado en términos más actualizados, el FMLN habría tenido que reconocer que la clase dominante es la clase capitalista transnacional, apoyada por los estados avanzados como los EEUU. Habría tenido que quitarles todos los medios de producción y recursos naturales en El Salvador para que pasaran a ser propiedad colectiva de los trabajadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo7:34 p. m.

      NUESTRO PUNTO DE VISTA SOCIALISTA :

      Erróneo fue las ambiciones al poder a comerciar con los principios revolucionarios de parte de la EX- FPL "Corriente Burguesa" y pasarse al lado del FRENTE FMLN.
      Lo primero que tenian que hacer era renunciar abiertatamente poner su renuncia al partido de la clase obrera marxista leninista revolucionario que es la FPL"Farabundo Marti",luego hacer su propia organizacion y ponerle "nombre"y hacer reclutamiento
      y hacer un trabajo propio;y luego darlo a conocer al pueblo de El Salvador.

      Una vez,haberle probado al pueblo de El Salvador,que eran una organizacion seria,pedirle a los del FRENTE FMLN ser incorporados a su estructura de FRENTE.

      Ponemos lo que es Correcto fue la creacion de las FPL"Farabundo Marti",Salvador Cayetano carpio Comandante Marcial,Jose Dimas Alaz,Ernesto Moralez,
      entre otros,ellos respetando los principios revolucionarios;Renunciaron al Partido Comunista
      de El Salvador al PCS,tuvieron la valentia como verdaderos revolucionarios de hacer una nueva organizacion distintamente politico militar vanguardia revolucionaria del proletariado y pueblo de El Salvador,sin un solo centavo como proletariado,deciden
      este paso historico y de calidad son los llamados a hacer la revolucion proletaria popular hacia el socialismo y lo mas sacrificados,reivindicado a Farabundo Marti y el esfuerzo de este dirigente que encabezo un partido revolucionario el PCS el cual por
      esa epoca 1930-1932 aplicaba la violencia revolucionaria y la lucha politica y armada,
      no era un partido PCS apendice de la clase politica
      la criminal burguesia.

      En El Salvador la lucha de clases antagonicas por sus intereses y objetivos continua siendo entre el proletariado y la burguesia,el proletariado es revolucionario luchara contra explotacion,opresion,
      represion y violencia institucionalizada por el regimen capitalista y el Estado burgues,necesita de un autentico y verdadero partido politico que lo lleve a la toma del poder poniendo la hegemonia del proletariado y que luche contra la burguesia que es una clase politica contrarrevolucionaria.

      Las elecciones y el voto en nuestro propio pais solamente reproduce comodidad para la minoria los ricos y los serviles estos se valen de los partidos electoreros y estan basados en la demagogia y la manipulaciones,defienden sus intereses,tratan,
      de reformar el sistema capitalista dando migajas como zapatos,utiles y los uniformes escolares;a esto le llaman "CAMBIOS",pero la realidad es mantener una patalla y es el mercado electoral "COSMETOLOGIA", y asi es como los "Falsos Revolucionarios"del FRENTE FMLN, y los otros partidos del multipartidismo burgues se venden y asi cobran millones de dolares ellos son la "DEMOCRACIA".

      Definimos que no hay garantia en un sistema capitalista de Elecciones y el Voto,por esto un proceso revolucionario y un movimiento revolucionario proletario debe ver bien claro,lo que es revolucion, y lo que es reforma.

      En un Estado del proletariado y gobierno revolucionario y sistema socialista hay un solo partido obrero,hay elecciones y el voto es para poner a dirigentes que no llegan por un salario y ponerse a engordar en los puestos publicos,y no se le miente a los ciudadanos,los medios de producciones son socializados y digno es el obrero a si a cada cual segun sus capacidades y a cada cual segun su trabajo.

      En El Salvador los corruptos solo con la mentira del voto en el Exterior se robaran la cantidad de 21.000.000.00 Millones de Dolares,a cuanto mas se suma con los robos de Millones de Dolares dentro de el pais,con la "Falsa Promesa" de elegir un buen
      Presidente y que el arreglara la hambruna,la extrema pobreza,las maras,que biene el "CAMBIO",que esta si es la "FORMULA PRESIDENCIAL SOCIALISTA" falso.

      Eliminar
  2. Anónimo6:19 p. m.

    Estimada Dina:

    Así que usted cree que lo que no se consiguió con diez años de guerra y una tanatada de muertos, el FMLN lo iba a conseguir ganando unas pinches elecciones. Ni que la oligarquía fuese manca o dunda. El verdadero cambio no lo va a precipitar una cita de los conceptos elementales del materialismo histórico.

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.