El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

14 septiembre 2006

De hijos suyos...

15 de Septiembre de 1821

Hay quienes sostienen que lo que ahora celebramos no es la independencia. Unos dicen que realmente nuestra independencia no fue en 1821, sino que después... Creo que confunden la desaparición de la unión centroamericana con la independencia, pero eso se puede discutir, aunque francamente no vale la pena. Otros simplemente dicen que no somos independientes, porque aún seguimos dependiendo del extranjero, sobretodo de los Estados Unidos. Y diciendo esto se creen muy radicales. Tal vez lo sean, no obstante es un radicalismo de pólvora mojada.
Desde aquel 15 de septiembre Centroamérica dejó de depender de España, el proceso fue muy particular, la correlación de fuerzas tanto a nivel continental, como regional le permitió al movimiento independista centroamericano salir victorioso sin necesidad de una guerra. Nuestros historiadores tal vez podrían darnos justamente algunas explicaciones. Aunque, como siempre nos ocurre, tal vez no tengamos los suficientes materiales para tener bases sólidas que nos conduzcan a conclusiones tajantes.
Los símbolos nacionales —los que estructuran la identidad— son siempre lugares de batallas entre las clases que pugnan por la hegemonía ideológica. La independencia es uno de ellos. Es por esta razón que algunos prefieren ignorarla y le buscan otras fechas, otros le restan importancia, aduciendo que no se trata de una verdadera independencia. Incluso algunos quieren ver en la ausencia de una guerra de independencia una muestra de su carácter clasista. Como si la independencia la hubieran obtenido apenas unos cientos de criollos bien organizados y sobre todo oportunistas. Le quitan a la historia su carácter de proceso. El pueblo, las clases bajas de la Colonia estuvieron presentes en cada fecha, en cada ocasión, en cada faena. Fue su participación la que pudo darle arrojo a los líderes. En 1811, después de las grandes jornadas de Noviembre en San Salvador, las cárceles de Guatemala no se llenaron de criollos adinerados, encomenderos y curas. Los que tuvieron que caminar engrillados fueron artesanos, campesinos, "encomendados".... Es cierto que también a algunos criollos y curas los pusieron en bartolinas y otros fueron deportados.
La burguesía ha forjado a lo largo de estos casi dos siglos una versión en la que ha ido despintando las diferentes etapas, haciendo que desaparezca la unidad de todo el proceso, como si el 15 de septiembre hubiera sido una tormenta en un cielo despejado, una suerte de astucia de unos cuantos. De la noche a la mañana algunos iluminados amanecieron con las ganas de separarse de España. Poco se dice de todo lo que entonces estaba en juego. ¿Qué intereses económicos? ¿Qué tipo de gobierno? ¿Qué alianzas pactar, con qué fines? Hay otras preguntas que quedan sin muchas explicaciones en nuestros manuales de historia.
¿Pero nosotros, los de a montón, los que hacemos bulto, nosotros a los que el Diario de Hoy y La Prensa Gráfica nos apodan la chusma, no tenemos nada que contar, ninguna parte que reivindicar en las jornadas de la Independencia? Pero cuando se habla de correlación de fuerzas, los que ponemos la materia prima somos nosotros, los de abajo, los del bulto, los únicos que estamos orgullos de hijos suyos podernos llamar... ¡Pero que no nos puteen!
Los que venden la patria al peor postor... Ya sé que no es así como se dice, pero es que en nuestro caso, no se trata de vender el país al que paga más, sino al que soborna mejor. Decía los que venden la patria al peor postor, le alienan a la nación su soberanía. ¿Qué defienden nuestros soldados en Irak? Por un puñado de dolares venderán el oro del país, para que las compañías mineras contaminen con cianuro los ríos y los mantos de agua. ¡Que ganga! El oro se irá para afuera y nos quedaremos sin agua para uso nuestro.
Pero si todos nos ponemos a hacer bulto, si nos ponemos todos a desfilar, a exigir que nos dejen pura nuestra agua y que no pisoteen nuestra soberanía, veremos de que si podemos gozar de nuestra independencia.

3 comentarios:

  1. FELIZ DIA DE LA "INDEPENDENCIA"!!!!!!!

    Así voy a decir PERO CUANDO TENGAMOS INDEPENDENCIA DE VERDAD!!! Por ahora es cierto que ya no somos esclavos de los españoles, ahora SOMOS ESCLAVOS DE LOS GRINGOS, TANTO QUE HASTA EL DOLAR USAMOS PARA COMPRAR TODO, COMPLETAMENTE TODO, HASTA LOS VOTOS!!!! VERDAD TOÑO CACA? Somos grandes consumidores de productos gringos, de películas, de música, de pornografía, de ropa, de zapatos, de tele-programación basura gringa, etc... Nuestro "presidente" es un perro hijo de la gran puta lame pies gringos que no tiene dignidad y VENDE LA PATRIA MAS DE LO QUE LAS PUTAS HUELE-PEGAS, BORRACHAS Y DROGADICTAS VENDEN SUS CUERPOS EN LAS CALLES!!

    ASI QUE NO NOS ENGAÑEMOS! No tenemos independencia patria, NUNCA LA HEMOS TENIDO! SOLO TENEMOS UNA PATRIA DEPENDIENTE, MUY DEPENDIENTE DE LAS REMESAS QUE LOS HERMANOS LEJANOS MANDAN. SEGUIMOS SIENDO UN PAIS ESCLAVO Y SUMISO AL PATRON DEL NORTE, TANTO QUE SOLO NOS "GOBIERNAN" LOS POLITICOS QUE AL PATRON DEL NORTE LE GUSTAN, MEJOR DICHO SUS MARIONETAS. SOMOS UN PUEBLO ESCLAVO CON SUELDOS DE ESCLAVOS, Y DEPENDIENTE DE LAS REMESAS, Y PARA EL COLMO DE LOS COLMOS SIN SOBERANIA, debido a que siempre hemos sido gobernados por SEMEJANTES HIJOS DE LA GRAN PUTA, LADRONES PATOLOGICOS, TIRANOS, DICTADORES ASESINOS, VENDE-PATRIA, PERROS MALDITOS DE DERECHA, DEL PCN Y DE ARENA, MENTIROSOS ENEMIGOS DEL PUEBLO SALVADOREÑO!!

    La realidad en El Salvador: El 15 de Septiembre es: OTRO DIA EN QUE MILES SE REBUSCAN PARA PODER PONER COMIDA EN LA MESA DE SUS HIJOS, OTRO DIA MAS QUE HAY QUE DEPENDER DE LAS REMESAS, UN DIA MAS DE 12 MUERTOS EN EL "PAIS SEGURO", UN DIA MAS DE LLANTO EN EL "PAIS DE LA SONRISA".

    Saludos!
    http://bastadecasaca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Samuel, ¡hola!

    Nuestra dependencia económica del imperialismo norteamericano no creo que se discuta. El origen de nuestro atraso evidentemente tiene como factor fundamental la política que han practicado todos los gobiernos que a lo largo de los casi dos siglos de vida independiente. Estos gobiernos que siempre estuvieron al servicio de las clases dominantes, no se preocuparon nunca del destino nacional, su interés fue siempre el mismo, enriquecerse.

    De ahí el constante sometimiento a la políticas de los países imperialistas. Los oligarcas nacionales siempre buscaron sus aliados afuera del país, ya fuera en Europa, ya en el Estados Unidos. No supieron siquiera aprovecharse de las contradicciones imperialistas, ni siquiera en su propio interés... Pero no creo que valga la pena por hoy continuar con este tema.

    Veamos otra cosa. Me parece que hay confusión de concepto cuando equiparas nuestra dependencia de los monopolios y las remesas. La primera hay que combatirla tratando de instalar en el gobierno a gente que atienda los intereses de las mayorías. Pero por el momento no veo que tengamos que combatir las remesas... Me explico. Las remesas llegan al país para desahogar a muchas familias que siguen en la pobreza. El envío de dinero a sus familiares que deciden los salvadoreños que están en el extranjero es un acto de iniciativa personal. Cumplen sin ninguna duda un papel importante en la configuración del producto interno bruto y sobre todo en lo que respecta la activación del consumo. Esto es causa de un boomerang económico, el dinero llega de afuera y vuelve, pues la mayoría de productos que se consumen en El Salvador, como muy bien lo has señalado, provienen del extranjero.

    Lo que tenemos que combatir es el éxodo de salvadoreños, esa fuga constante. Pero también para eso es necesario otro tipo de gobierno. De eso no cabe duda. Pero hay otra cosa respecto a las remesas, el hecho de que fueron privatizados los bancos, que ya pertenecen en su mayoría a sociedades financieras extranjeras, no se ha hecho nada para que tengan una incidencia mayor, no consumista, en la economía del país. Las compañías financieras se encargan simplemente de multar a los que mandan el pisto y a los que lo reciben. A esta multa le llaman “intereses”, “servicios”, etc.

    No obstante me parece necesario subrayar algo. El inútil radicalismo de negar que somos independientes no tiene fundamento ideológico. En primer lugar, como lo he repetido, para combatir el sometimiento al extranjero que sufre el país, es necesario cambiar de tipo de gobierno. Pero eso lo podemos hacer nosotros los salvadoreños. La intervención norteamericana durante la guerra fue ingerencia en nuestros asuntos internos. La ingerencia del embajador y otros voceros del Pentágono y la cancillería norteamericana durante la campaña electoral también es violación de nuestro derecho.

    El cambio de gobierno no implica que no seguiremos consumiendo productos extranjeros y dependiendo de los capitales monopolistas, pero con otro tipo de gobierno estaremos mejor armados para defender nuestros derechos, para hacer respetar nuestra independencia.

    Es por eso que es necesario que nos deshagamos de los vendepatrias, a los que pisotean nuestra independencia y a los que abusan de sus privilegios.

    Otro tipo de políticas nacionales no depende de nadie más que de nosotros los salvadoreños, del movimiento social, de los partidos de izquierda y sobretodo de cada uno de nosotros, que desde donde esté tiene que poner su granito de ... bueno, su piedrita para construir otro país, para refundar nuestra nación.

    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Un filosofo

    Muy interesante.

    WWWAGENTE-X.COM

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.