El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

18 febrero 2014

Votar nulo encierra apenas una esperanza

Después de acumular tanto insulto, en su artículo en El Faro, de pintarnos como desposeídos de toda inteligencia, de invalidar sin más los argumentos, Ricardo Ribera se esfuerza por parecerse a los que llamamos al voto nulo. Digo esto en el sentido siguiente: pues si fuese tan inteligente, tan astuto, tan maravillosamente un hombre revolucionario, que aplica a la letra y en el espíritu el "marxismo-leninismo", entonces en ese caso nos hubiese dado un solo argumento que nos obligara necesariamente a cambiar de postura. No vi ese argumento por ninguna parte.

El mal menor queda igual, su "izquierda" necesita a la derecha y a los patrones para ganar las elecciones. Pero ¿para qué quieren ganar las elecciones? El gran estratega del compromiso que es Ricardo Ribera no nos da como muestra ni un capullo, una sola medida que vaya en favor de los trabajadores y en detrimento de los explotadores. No creo que pueda encontrar un solo ejemplo  en que el autor de “El izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo” haya entrado en compromiso con el enemigo de clase.

Nosotros estamos ahora ante un situación grave, muy grave, estamos entrando en una nueva etapa de nuestra historia, el partido que ha representado hasta ahora la defensa de los intereses de los trabajadores, asume abiertamente su papel de conciliador entre las clases, su papel social-demócrata. Y al entrar a este nuevo período podemos simplemente caer en un sistema de alternancias en que los votantes conformarán mayorías en favor del que en ese año se les presente como el mal menor. Luego se darán cuenta que tal vez se equivocaron y decidirán sancionar a ese partido y optarán esta vez por el otro. Y la próxima vez votarán al revés. Y ese túnel puede ser largo, sin que aparezcan ventanas por donde vislumbrar algún horizonte.

Este sistema no es una ficción, es lo que pasa en muchos países desarrollados y menos desarrollados. Es lo que pasa en Francia, en España, en Portugal, en Grecia, en Alemania (con un pacto ahora entre todos los partidos, pues ya no se encuentran diferencias entre ellos), etc. Esto llega a una estabilización de votos "tradicionales" para cada partido (nuestros "votos duros") y el paulatino, permanente crecimiento de la abstención. En esta situación los que al fin y al cabo tienen la opción de decidir es una pequeña franja de la población, la menos estable políticamente, la menos principista, la que se deja convencer por el desgaste que le produce en sus mentes el miedo.

Ricardo Ribera no ha tenido la suficiente inteligencia para rebatir los argumentos, apenas tuvo un tantico de ingenio, para acumular los substantivos que se inician en "in". Pero no nos dice nada que tenga valor de argumento. ¿Qué obligación tengo de optar por un candidato que no me convence? ¿Qué obligación tengo de votar por un candidato que juzgo traidor a los intereses de la clase trabajadora? Porque en definitiva, para mí, un partido que desde el primer año de su gestión nos repite las mismas medidas sociales como los grandes logros del quinquenio, no puede pretender a cambiar la vida. Y asumen el Asocio público-privado como si también eso fuera una medida que incluyera su programa inicial. Se olvidan que es una imposición estadounidense, que es una condición para ofrecernos la “limosna” milenaria. Sin decirnos que ese Asocio viene a prolongar y profundizar la política arenera de las privatizaciones. Ricardo Ribera calla sobre todas las denegaciones  de la simbólica promesa de devolverle al país su soberanía monetaria.  En su alegato se olvida que votar por un candidato requiere un convencimiento, presupone comunidad de principios, de objetivos, de aspiraciones.

Lo sorprendente es que Ricardo Ribera no cuestiona a los partidos en lid electorera por su "in-capacidad" de movilizar al electorado, pues la abstención alcanza a más de dos millones de electores, entre los cuales hay más de los que le faltaron a su partido para ganar desde la primera vuelta o de perder…

Nada nos dice de la afanosa insistencia de Sánchez Cerén y con él de todos los miembros de la cúpula partidaria, de respetar la Constitución. Cuando Schafik Handal tomó su bastón de peregrino electoral iba repitiendo “respetaremos la Constitución, toda la Constitución”, el mensaje era más o menos este: “no vamos a comportarnos como revoltosos, no nos tengan miedo”. Ahora el mensaje es totalmente otro, “tienen que darse cuenta, señores patrones de la ANEP que hemos abrazado su ideología, vean, todo lo hemos abandonado, que lo que nos queda de izquierda es apenas una capita para que los electores no se nos vayan”. Y si aun así no les entienden, declaran que no van a reformar nada, sobre todo los artículos pétreos, concepto este totalmente antidemocrático, refiriéndose a uno solo: el que garantiza la propiedad privada.

Pero esta promesa echa al tarro todas las convicciones y cierra para siempre cualquier posibilidad de  que nuestra sociedad se libere de la monstruosa tutela y dominación oligárquicas. Pues nadie puede negar que la vida que sufrimos viene justamente de esa dominación, viene también de la dominación extranjera. Es decir la clase trabajadora no puede dejar de tener como objetivo liberarse de la opresión social de la que es víctima en la sociedad capitalista. No es esta perspectiva la que le ofrece el FMLN a los trabajadores.  Es por eso que el voto nulo tiene un significado de esperanza, pues es una señal fuerte de que debemos buscar una salida, que no podemos, no debemos conformarnos con que el destino de nuestro país se reduzca a elegir a cada tanto el mal menor.


El voto nulo encierra esto, aunque sea apenas de manera embrionaria y no se nos venga a exigir que les mostremos los frutos, pues esto apenas se está sembrando, aún no tiene raíces. Por el momento es apenas una esperanza. 

11 comentarios:

  1. Tenía yo ratos de no opinar por aquí, así que aprovecho para salidarlo, don Carlos. Creo que pedir resultados sobre el voto nulo equivale a pedir resultados sobre las sociedades socialistas de los 80's, que no tuvieron el tiempo de implementar todo el aparato estatal que se pretendía.

    Concuerdo totalmente en pensar que esto es embrionario y que, además y sobre todo, tiene importancia, como mensaje y como movimiento ciudadano.

    Es una lástima que se menosprecie la posibilidad de ejercer el derecho del voto de manera diferente, tal vez, la única en la que se puede mostrar el descontento que la población siente hacia partido y/o candidatos.

    De nuevo, saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:10 a. m.

    El abstencionismo electoral es una cuestion, y otra es el voto nulo;2 Cosas diferentes. — roberto carpio 10-02-2014 09:12
    Tesis Practicas sin retoricas :El abstencionismo electoral es una cuestion, y otra es el voto nulo;2 Cosas diferentes.Clar amente se dice abstencionismo nosotros los revolucionarios ,luchamos dese el 1 de Abril de 1970 a la actualidad de lo simple a lo complejo por el derrocamiento de la clase social la burguesia criolla.
    Roque Dlton el ideales de los revolucionarios bien decia :Como la cosa estaba agarrando color de hormiga los ricos desempolvaron la mejor de las armas contra el ultraizquierdis mo o sea las elecciones las elecciones para coexistir en las urnas donde todos los salvadoreños fueran iguales o sea donde todos fueran igualmente engañados con música de fondo de democracia y paz.
    A leer Don Alvaro Rivera Larios ,para que escriba mejor y no siga usted en lo electoral lleva años subsistiendo en los albañales de la democracia burguesa... bpr-elsalvador. blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:11 a. m.

    Una aclaración — Alvaro Rivera Larios 11-02-2014 18:06
    Estimado Roberto:
    El problema que yo tengo, ante mentalidades como la suya, es que no pienso que todo se juegue al negro o al blanco. A veces hay que elegir entre un mal y otro mal. Lo malo, eso sí, es quedarse atrapado en esta lógica.
    Mire, hay que contribuir a las discusiones y no hacer lo que acostumbran aquellos que están más interesados en pudrirlas. Las discusiones se pudren cuando se abordan con mala voluntad interpretativa. Me acusa usted de electoralista, cuando digo precisamente que hay que ver más allá del voto y de la política tradicional.
    Citar
    #3 Una aclaración — Alvaro Rivera Larios 11-02-2014 18:03
    De la retórica nadie se escapa, en la medida en que todo discurso, malo o bueno, nos influye por su forma. La suya sería la vieja retórica del que dice que va a hablar claro.
    No tengo claro que usted hable claro, pero si tengo claro que usted lee mal ¿dónde ha leído usted que yo afirme que el voto nulo sea igual al abstencionismo? Lo que digo es que si el voto nulo no va acompañado de una alternativa, puede acabar diluyéndose en el mismo saco de la abstención.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:12 a. m.

    Acerca de la retórica — Alvaro Rivera Larios 11-02-2014 18:29
    Otra nota:
    No sé lo que entiende usted por tesis practicas, yo lo que veo en sus argumentos es una serie de lugares comunes. Y me parece perfecto. Uno de esos lugares comunes está implícito en su razonamiento y es el que versa sobre la retórica. Usted puede cuestionar mi estilo y no tengo nada que objetarle. El problema surge, si usted plantea que el estilo sobra en la comunicación política. El estilo es de suma importancia a la hora de modificar la opinión de las personas y eso usted debería saberlo. Sin retórica, Sr. Carpio, no es posible construir la hegemonía.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:13 a. m.


    -1 #6 Cómo debe ser? — Oscar Fernández 11-02-2014 21:45
    Con todo respeto y consideración, mi estimado Alvaro permitame a traves suyo, preguntar a una serie de inteligentes y expertos escritores como usted, cómo debería ser el FMLN para que lo apruebe todo el mundo y nos crean que los principios revolucionarios se mantienen, gracias al conflicto y al debate de ideas al interior? Digo es que oigo todos los dias que el FMLN es burgues, que traicionó la revolución, que es neoliberal....¿ cuál debería ser la estrategia para este etapa? Les agradecferé la respuesta. Saludos fraternos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:14 a. m.


    +1 #7 POBRE ARGUMENTACION — Alejandro A Galdamez 13-02-2014 17:44
    Esta es la argumentacion para votar por el efemelene mas debil y pobre que haya conocido, y tan pobre, ya que realmente pareciera que fuera mas bien un NULISTA VERGONZANTE, ya que su posicion critica del efemelene y su "falta de entusiasmo" por votar por el efemelene son el reflejo del desconocimiento especifico del voto nulo y ah! del idealismo que identifica como "platonico". Dudo que los "idealistas" que se estan saliendo del efemelene sean "idealistas platonicos" o siquiera "idealistas hegelianos" o "idealistas romanticos" mucho menos. El voto nulo conlleva un conocimiento pleno de la diferencia concreta y seria NULA de la actividad de los politicos en la vida cotidiana sumergida en la marginacion, la desigualdad, la impotencia y la impunidad. El mensaje es QUE LA ARITMETICA ELECTORAL no importa como no importa quien gane en las elecciones: siempre es lo mismo y siempre es el desconocimiento de nuestra historia como si nunca sucedio.
    Citar

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:14 a. m.

    #9 Estimado Álvaro Rivera Larios : LAS TESIS PRACTICAS de Roque Dalton. — roberto carpio 14-02-2014 01:48
    Bueno,agradecer ,tu amabilidad de atender a responder a los
    comentarios.
    Aclaraciones Politicas Necesarias.
    Roque Dalton:las elecciones para coexistir en las urnas donde todos los salvadoreños fueran iguales o sea donde todos fueran igualmente engañados con música de fondo de democracia y paz.
    Citar


    #8 Estimado Álvaro Rivera Larios Yo votaría por el Frente, sin hacerme demasiadas ilusiones. Usted se acuso solo. — roberto carpio 14-02-2014 01:16
    Mi Mentalidad es proletaria,100% marxista leninista izquierda socialista;No revisionismo reformismo el FMLN traiciono es burgues.
    Bueno,aqui, en El Salvador ,y en Roma,y en España;eso de todo juego al negro o al blanco,sin retoricas y con retoricas, es la "HARINA DEL MISMO COSTAL" "desde,antes de 1932,biene el juego de la misma paja:De la farsa electoralista.q ue hay que elegir un PRESIDENTE y que el arreglaria todo,en este juego BLANCO Y NEGRO el caminito que es bien Trillado son LAS ELECCIONES Y EL VOTO LOS BURGUESES ARENA-GANA-PCN- PDC-PSP-FPS Y LOS ABURGUESADOS FMLN-PSD ERP LOS VILLALOBISTA [ los que asesinaron a Roque Dalton y a Salvador Cayetano Carpio...etc] creen
    en esto. Aqui,en nuestro pais,habemos un sector de revolucionarios y para nosotros EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS,NO ENTRAMOS AL JUEGO DEL SISTEMA CADUCO PODRIDO.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:16 a. m.


    #10 Estimado Álvaro Rivera Larios Y ante las mentalidades de mis Estimados Karl Marx y Lenin y de los miles de obreros y campesinos cual seria su problema ? — roberto carpio 14-02-2014 01:50
    Bueno,agradecer ,tu amabilidad de atender a responder a los
    comentarios. Aclaraciones Politicas Necesarias.
    TESIS PRACTICAS SIN RETORICAS REFORMAS O REVOLUCION ?
    Aqui en El Salvador el resultado de votar por el MAL MENOR ES IGUAL AL MAL MAYOR ES ELECTORALISMO MAS DE LO MISMO.
    Estimado Álvaro Rivera Larios,dice usted; El problema que yo tengo, ante mentalidades como la suya...etc. Estamos fregados entoces.
    Y ante las mentalidades de mis Estimados Karl Marx y Lenin y de los miles de obreros y campesinos cual seria su problema ?
    Nuestro Estilo el marxismo leninisno revolucionario, a logrado en nuestro pais El Salvador, modificar la opinión de miles de personas.
    Nuestro problema,fue abrirles las puertas a los Pequeñosburgues es y
    estos apuestan a convivir con la hegemonía del capital la burguesia.
    Citar


    #9 Estimado Álvaro Rivera Larios : LAS TESIS PRACTICAS de Roque Dalton. — roberto carpio 14-02-2014 01:48
    Bueno,agradecer ,tu amabilidad de atender a responder a los
    comentarios.
    Aclaraciones Politicas Necesarias.
    Roque Dalton:las elecciones para coexistir en las urnas donde todos los salvadoreños fueran iguales o sea donde todos fueran igualmente engañados con música de fondo de democracia y paz.
    Citar

    ResponderEliminar
  9. Anónimo8:17 a. m.


    0 #12 Yo pensaba, Don Oscar — Alvaro Rivera Larios 18-02-2014 18:36
    Que los intelectuales preparados e inteligentes como usted, hacía mucho que habían superado la época de las preguntas retóricas.
    Le mando un saludo respetuoso y lo dejo que imagine mi respuesta.
    Citar

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:26 a. m.

    Don Carlos Abrego: Mire que devanada le sampamos a este Álvaro Rivera Larios (*)"PRIMO"de Ricardo Rivera... en :
    http://www.contrapunto.com.sv/tribuna/mas-alla-del-voto.

    A LA LUCHA POLITICA IDEOLOGICA LE LLAMA RUIDO...
    POBRE MAJE ESTE Y SE PONE DE NOMBRE:
    (*) Intelectual salvadoreño residente en España

    0 #11 Graciias por el ruido — Alvaro Rivera Larios 18-02-2014 18:30
    A veces hasta el ruido se agradece. Y en este caso, Carpio y Galdámez, no dejan de ser ustedes una pareja divertida y digna de ser inmortalizada en un relato. Me los imagino a ustedes dos como unos militantes de los años setenta del siglo pasado que, luego de pasar por un largo proceso de hibernación, despiertan treinta años después en un mundo extraño en el cual un desconocido FMLN está en el poder y la gente se sigue matando pero ya no por razones políticas. Me lo voy a pensar.

    ResponderEliminar
  11. Enrique Trigueros:

    Me gusto el tono y el contenido de tu artículo Carlos Abrego, creo que es muy cierto esta apuesta política de ciudadanos desarmados tiene el merito de antes de insuflar una retorica gastada del pasado, hacer una serie de cuestionamientos muy incisivos y pertinentes.

    Al final creo que desde el VOTO NULO queremos ir a cuestionar no las ideologias de cada quien, sino el "Discurso Político" y la sustentación de lo que sucede en la realidad. Obviamente la clase trabajadora es nula en toda esperanza, pues ninguna de las 10 opciones partidarias y retoricas de la Clase Política, atiende ninguna de sus demandas de ingreso.

    Que queda por hacer? me hago diario esa pregunta desde 1996, y de ello puedo decir que algo está mal en el interminable mar de soluciones retóricas y sistémicas. El problema está ahí por más que todos nos receten soluciones, el ingreso de los sectores populares y marginados no tiene otra vía diferente en el sistema que acogerse a seguir en el mismo sistema... o decirle un No, como lo hacen a diario Migrantes, Mareros y Narcotráficantes....

    ResponderEliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.