El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

19 abril 2013

¿La lucha por el socialismo es posible todavía?



La necesidad de cambios en las estructuras sociales del país aparece como una evidencia para todo el que se dice de izquierda o simplemente se preocupa por el modo de vida que lleva la mayoría de salvadoreños. No hace falta que cada vez se describa la precariedad en que vive la población  y se den cifras que corroboren esta situación. Al contrario, es urgente que se discuta con profundidad qué tipo de cambios se necesitan.

Voy a recordarles a muchos que en el país estuvo planteado por las organizaciones revolucionarias el cambio de estructuras económicas y sociales. Se habló durante años de construir el socialismo. Se emprendió la guerra con ese objetivo. Esto estaba escrito con todas sus letras en el programa del FMLN antes de que la corriente reformista tomara la dirección e impusiera su visión y sus objetivos. Sobre esto ha aparecido un interesante artículo en “Rebelión” de Joel Arriola (para leerlo den un clic aquí). Este recordatorio me parece imprescindible en la medida en que esta opción ha desaparecido totalmente en el discurso político salvadoreño y que el FMLN asume sin tapujos su papel de administrador estatal de los intereses del gran capital. No creo que valga la pena tampoco citar a los dirigentes del FMLN y al candidato a la presidencia proponiendo sus servicios a los empresarios. Sí, tal vez se imponga mencionar los más recientes piropos de Sánchez Cerén: “"Ustedes (sector empresarial) son el alma, el corazón y el motor del crecimiento económico del país. Los necesitamos a ustedes". Este salmo forma parte de la ortodoxia propagandística de la burguesía, es el que justifica el lugar que ocupan los burgueses en la sociedad. Es la íntima convicción de la cúpula efemelenista.

La desaparición casi total en el discurso político salvadoreño de la construcción del socialismo no es fortuita, es la consecuencia de la nueva correlación de fuerzas creada por el derrumbe del “socialismo real” y del triunfo ideológico del liberalismo en todas las sociedades capitalistas.

Hace algunos años, el editorialista Altamirano, más recientemente el presidente Funes, en una fácil retórica, alegaba que nuestro pueblo era eminentemente anticomunista y que si se le preguntaba si desea el socialismo respondería por la negativa. Esta evidencia no obstante oculta otra realidad: la insatisfacción de los salvadoreños por la vida que les impone el capitalismo y sobre todo las aspiraciones y anhelos de poder cambiar esa vida. Altamirano dirige y es propietario de un órgano de prensa que lleva adelante una lucha ideológica, en compañía de la gran mayoría de los media salvadoreños. Esta lucha ideológica es esencialmente anticomunista, mucho más anticomunista que procapitalista. La sociedad capitalista existe, la vivimos, se le exalta más como la garantía de una libertad muy abstracta para la mayoría, pues en concreto se trata de la libertad de emprender, de poder ser parte de esa “alma”, de ese “corazón”, de ese “motor” del que habla Sánchez Cerén. En otras palabras de ser parte de la clase dominante, de la clase que explota.

Sin embargo y muy a pesar de que el tema de la construcción del socialismo ha desaparecido, a pesar del derrumbe de los Estados socialistas del Este europeo, la lucha en su contra no amengua, no decae. Es esta lucha casi solitaria, contra un enemigo casi fantasmal, la que ha ido conformando el modo de pensar de los salvadoreños. No es pues una falsa certidumbre la de Altamirano y la de Funes, que si le preguntamos a la gente si desean una sociedad socialista, nos responderán mayoritariamente por la negativa.

Pero esa pugna solitaria de los órganos ideológicos de la burguesía salvadoreña no ha sido lo único que ha evacuado la aspiración por otra sociedad, resulta que el mismo derrumbe del “socialismo real” ha contribuido quizás con mayor impacto. Podemos preguntarnos si ante un tal fracaso ¿no vale la pena dejar que el mundo siga su curso sin mayores sobresaltos?

La respuesta pareciera imponerse por sí misma, no obstante el abismo que se abre entre la vida que anhelamos y la que tenemos, nos deja también la amarga certidumbre de que el mundo así como es, es un mundo estancado. Que aceptar que no hay remedio a la actual condición humana es pretender cerrar las ventanas y las puertas al futuro, privarla de horizontes. Es aceptar que tiene razón Fukuyama que la historia se ha terminado.

Esto nos lleva a concluir que urgimos de otra sociedad, que el cambio planteado no es producto sólo de un raciocinio, sino que resulta de la realidad misma, de su propio movimiento. Pero si el cambio se nos impone, no sabemos ni siquiera cómo dar los primeros pasos hacia el futuro. Sabemos que la política actual del gobierno de Funes/FMLN no lleva a resolver los problemas nacionales, tampoco, ni mucho menos podemos esperar que los resuelvan los partidos de derecha, ARENA o GANA. Las soluciones urgen, esto lo sabemos todos.

Pero la urgencia no debe conducirnos a la impaciencia, en esto tiene mucha razón el filósofo alemán Hegel, que la impaciencia quiere llegar al fin, sin darse los medios. Hay quien piensa que mientras tanto es necesario hacer propuestas detalladas, cifradas, racionales, aceptables, etc., en otras palabras, realistas. Sin preguntarse quién las llevará a cabo, si el gobierno actual se dignará a darle un vistazo, por muy realistas que parezcan. Algunos piensan que apenas se trata de resorber el déficit fiscal, de encontrarle un equilibrio al presupuesto, de disminuir los gastos del Estado. En el fondo, estas proposiciones y consideraciones se quedan en el mismo reformismo socialdemócrata o si quiere, del FMI. Pues estas sesudas proposiciones no cuestionan los fundamentos mismos de la sociedad capitalista. Ellos en el fondo aceptan los consejos de pragmatismo que le daba al FMLN, el exdirector del BCR, Carlos Acevedo (pulsen aquí). En resumidas cuentas es una invitación a aceptar el mundo tal cual es, aceptarlo como una entidad eterna e inmutable.

Hay en las palabras de Carlos Acevedo una aserción que funciona en el discurso ideológico burgués como un postulado: “el FMLN debe de ser más pragmático y aceptar que la economía de mercado funciona mejor que los regímenes de orientación socialista”.  Y agrega: “Los regímenes exitosos de orientación o inspiración socialista de alguna manera han tenido que adaptarse a ese entorno global de economía de mercado” y puso el ejemplo de China, “una de las naciones que el mismo FMLN ve y ha calificado como exitosa”.

En apariencia todo tiende a darle razón a Acevedo y al resto de apologistas del capitalismo. Qué mejor demostración que el catastrófico derrumbe del “socialismo real” en el Este europeo. La desbandada ha sido general. La evidente bancarrota de las economías de esos países no es un invento y su fracaso no se le puede imputar únicamente al bloqueo imperialista, aunque haya contribuido.

Es menester entonces determinar a qué se ha debido el fracaso. Tanto en el pasado, como en el presente hablamos de la necesidad de emanciparnos del capitalismo, esta forma social definida por la propiedad privada de los medios de producción y de cambio, fuente de la explotación del hombre por el hombre y de todas las plagas sociales que conlleva. La transformación fundamental que se impone por consiguiente es de pasar a la apropiación colectiva, socializando los principales medios de producción y de cambio, a través de nacionalizaciones extensas, lo que permitiría sustituir las leyes salvajes del mercado por una gestión controlada racionalmente. Tal mutación de las relaciones sociales es posible únicamente a condición que previamente se le haya arrancado a la clase poseedora la capacidad de disponer de la fuerza constriñente del Estado. Conquistado el poder político, la clase obrera y sus aliados podrán organizar democráticamente sobre una base totalmente distinta el conjunto de la vida social. Llevar a cabo estas arduas tareas presupone a su vez la existencia de un partido obrero revolucionario, fuerza organizada capaz de ejercer un papel dirigente de las masas trabajadoras a todo lo largo del proceso de la lucha de clases. Organización del partido de vanguardia, conquista revolucionaria del poder político, socialización de los principales medios de producción y de cambio, tales eran, más allá de cualquier variante, los tres principales capítulos claves del socialismo científico.

Ya asegurada la victoria del socialismo en un país o en una serie de países, aptos para resistir las embestidas previsibles del mundo aún capitalista que los rodea, se crearían las condiciones para la abundancia regulada de bienes y la disciplina libremente consentida de las personas, que harían surgir en la agenda social el pasaje del socialismo, fase transitoria, crucial, aunque aún incompleta de la emancipación humana, al comunismo. En donde cada una y cada uno podrá acceder a las riquezas sociales “según sus necesidades” y donde acabará por fenecer el poder del Estado y la humanidad por fin  pondrá término a su prehistoria.

Ahora detengámonos a cotejar con toda la seriedad posible este grandioso anuncio con la realidad efectiva de las sociedades “socialistas” del siglo pasado. De entrada podemos afirmar que la promesa hecha por lo esencial no se cumplió. Se debe admitir no obstante que las circunstancias eran profundamente desfavorables: los inclementes límites iniciales de desarrollo en casi todos los países que optaron por la vía socialista, los esfuerzos constantes, insidiosos e imperdonables del mundo capitalista por obstaculizar su crecimiento y su despliegue, la novedad extrema de muchos problemas que había que resolver. Al mismo tiempo se debe reconocer el valor de muchos logros significativos: los arranques económicos de gran magnitud, conquistas sociales de todo tipo, retroceso de muchas desigualdades, retroceso general de la alienación por el dinero, etc. Todo esto valida de alguna manera la promesa socialista anunciada, de lo contrario no se entendería cierta nostalgia por el pasado en amplias capas de la población de esos países que han tornado al capitalismo.

No quita que todo esto fue cubierto y manchado por la gravedad de todo lo que significa el desplome de la Unión Soviética y del socialismo del Este europeo. Lucien Sève caracteriza así la situación: “incoercible alergia a la democracia social y política susceptible de llegar hasta los crímenes de masa, tentativa obstinada de encuartelamiento de las consciencias, incapacidad fundamental de arribar a la alta productividad económica fundada en la implicación responsable de los productores, progresiva alza de las peores alienaciones hasta la pérdida del sentido histórico de toda la empresa y la bancarrota causada por la desafección popular”.

En lo que atañe a los países que se reivindican todavía o nuevamente del socialismo, en Asia o en Latinoamérica, se han encaminado, en diversos grados, por la senda de políticas de apertura controlada al capitalismo. La cuestión que se plantea hoy es de saber si este control no tiene por lógica ineluctable de convertirse en su contrario. En cuanto a los partidos de los países capitalistas que apuntaban a instaurar el socialismo, han perdido su credibilidad, con la implosión final del mundo soviético, algunos de esos partidos se han disuelto en las políticas neoliberales dominantes (es el caso de nuestro FMLN), otros perseveran levemente en sus opciones iniciales sin que ninguno hasta hoy haya logrado abrir en pensamiento, mucho menos en acto una gran perspectiva poscapitalista. El balance del último siglo es inclemente para el “socialismo científico”.

Lo que acabo de describir no incita para nada al optimismo. Pues en esta larga prueba, cada escalón en la caída, ha aportado su lote de disidencias y de tentativas renovadoras, pero ninguna ha conocido éxito alguno. Esto significa que los que quieren pensar de nuevo en el sentido de Marx en una efectiva emancipación humana, de entrada deben tomar la medida de lo que hace recaer pesadas dudas sobre la plausibilidad del proyecto.

Desde los años en que apareció el “Manifiesto del partido comunista” hasta la Revolución de Octubre y aún más allá, la línea de mira marxiana de una superación histórica del capitalismo ha exaltado enormemente las mentes avanzadas y ha movido a grandes combates emancipadores. Desde la emergencia del estalinismo hacia el final de los años veinte hasta el derrumbamiento del mundo soviético en los años noventa, esta misma mira ha despertado la desaprobación popular masiva y toda suerte de invalidaciones intelectuales muy severas, a la medida de las esperanzas suscitadas y al mismo tiempo defraudadas.

Y obligatoriamente tal cual están las cosas en este naciente siglo XXI, las certidumbres del editorialista Altamirano son compartidas por millones de gentes. A tal punto que la tentativa de pasar al socialismo para muchos se presenta como una amenaza que hay que conjurar a como dé lugar. Su posibilidad aparece minúscula ante aquellos que siguen deseando esa transición. Sin embargo hay un hecho nuevo innegable: la profunda crisis histórica del capitalismo le confiere a su superación una renovada credibilidad y hace aparecer claramente el exorbitante costo para la humanidad entera de su mantenimiento. ¿Esta transición es pensable en qué términos? ¿Por qué vías se vuelve accesible? Estas preguntas necesitan respuestas bien ponderadas, sin precipitaciones, es lo que permitirá llevar adelante políticas adaptadas a estas nuevas circunstancias.

9 comentarios:

  1. Anónimo9:32 p. m.

    Nelson Carranza.

    Bloque Popular Revolucionario BPR
    Movimiento Social Autonomo de El Salvador MOSAES
    Frente Revolucionario de Masas F R M.

    ¿La lucha por el socialismo es posible todavía?

    Los llamados a dar esta lucha por el Socialismo
    son el Proletariado lo mas avanzado entre los obreros,campesinos,estudiantes,inteletuales,y
    los demas sectores sociales,principalmente la Clase Obrera;organizados en un Nuevo Tipo de
    Partido y en un Nuevo Tipo de Movimiento Social
    de Masas Revolucionarias No Electorero.

    Si es Posible la Lucha basada politicamente:
    Dialectica practica La Ciencia del Proletariado El Marxismo LeninismoRevolucionario.
    En El Salvador 2013 el proletariado la parte mas
    avanzada luchamos por el SOCIALISMO,y el HECHO de que exista el Frente FMLN de Derecha... No nos detiene a quienes no lo RECONOCEMOS COMO EL
    PARTIDO DE VANGUARDIA DE EL SOCIALISMO:

    "EL SOCIALISMO CIENTIFICO" ...
    "EL SOCIALISMO REAL " ... etc estos terminos son
    los que se USARON para atacar la LUCHA POPULAR POR EL SOCIALISMO y se explica todo en manuales
    de la EX-URSS PCUS Pura Mentiras y Traiciones...

    Acerca de La lucha de clases entre proletariado y burguesia,da la respuesta que si es posible.

    De la misma manera la lucha de el capitalismo es posible aun cuando triunfa la Revolucion Social;
    y hay mas se puede retroceder al capitalismo,y esto SUCEDIO en la Ex-URSS y puede SUCEDER asi en los otros paises donde CONTINUA la lucha por
    el socialismo China,Cuba,Corea,Vietnam.

    Le pongo un SOLO ejemplo China habla de Un Pais
    y Dos Sistemas,lo cual para mi es ERRONEO;China
    debe de ser un Pais Socialista,y DESARROLLAR una
    AREA CAPITALISTA el comercio internacional.

    Don Carlos Abrego,esta vez las palmas son de un
    Verdadero Poeta Socialista consecuente Bertolt
    Brecht,digo verdadero por que hay unos pendejos
    que No son Ni Mierda ejemplo un Omar Tirio Ramon F Chavez unicamente son BORRACHOS...no vale la pena poner toda la LISTA eso lo hare en
    un POEMA DE PENDEJOS QUE DICEN SER POETAS...

    Poema a Lenin (Bertolt Brecht)
    1
    Al morir Lenin, un soldado de la guardia, según se cuenta,
    dijo a sus camaradas: Yo no queríacreerlo. Fui donde él estaba
    y le grité al oído: “Ilich, ahí vienen los explotadores." No se movió.
    Ahora estoy seguro que ha muerto.
    2
    Si un hombre bueno quiere irse,
    ¿con que se le puede detener?
    Dile para qué es útil. Eso lo puede detener.
    3
    ¿Qué podia detener a Lenin?
    4
    El soldado penso : Si oye que los explotadores vienen,puede que estando solo enfermo se levante.
    Quizás venga con muletas. Quizás haga que lo traigan pero se levantará y vendrá para luchar contra los explotadores.
    5
    El soldado sabía que Lenin había peleado toda su vida contra los explotadores.
    6
    Cuando terminaron de tomar por asalto el Palacio de Invierno, el soldado quiso regresar a su hogar, porque allí se habían repartido ya las tierras de los propietarios.

    Entonces Lenin le dijo: Quédate.
    Todavía hay explotadores. Y mientras haya explotación hay que luchar contra ella. Mientras tu existas,tienes que luchar contra ella.
    7
    Los débiles no luchan.

    Los más fuertes quizás luchen una hora.
    Los que aún son más fuertes, luchan unos años. Pero los más fuertes de todos, luchan toda su vida,Éstos son los indispensables.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:50 p. m.

    Nelson Carranza.
    Ejemplos que Si es Posible desde el Proletariado
    y para la HISTORIA dejamos estas PRUEBAS:
    19 abril 2013

    ¿La lucha por el socialismo es posible todavía?

    Federacion Sindical Salvadoreña FESS
    Comunicado de *FESS*
    A casi un mes los compañeros de Dalex continuan en pie de lucha...
    Desde el diá 20 de marzo, los compañeros organizados y trabajadores en general del Taller Dalex se han mantenido heróicamente en las instalaciones de la empresa donde han dejado su vida y enriquecieron los bolsillos del patrón. Con un BASTA YA, pusieron alto a la injusticia de que no se les pagara la cotización del Seguro Social, tampoco el pago de AFP, ni sus vacaciones.
    A casi un mes, llevan dos catorcenas sin el pago de sus salarios; esto les ha implicado a cada trabajador, enfrentar una crisis familiar donde se agudiza la escacez de alimentos, imposibilidad de pagar los servicios básicos como: agua, energía elétrica, vivienda, salud, educación, entre otros.
    A esto se suma el proceso legal que tendrán que costearse para el pago de abogado, pues el patrón: señor Daniel Cáder Zelaya, ha preferido generar un desgaste y posible desánimo de los compañeros; pero pese a tales condiciones, los compañeros se mantienen en pie de lucha hasta lograr sus más sentidas reivindicaciones.
    En este sentido, como Federación Sindical de El SalvadorFESS,hacemos un llamado a organizaciones
    nacionales e internacionales a la solidaridad con los compañeros, la cual puede expresarse en especie, en dinero o enviando cartas a las entidades de gobierno responsables de garantizar el derecho laboral de nuestros compañeros.
    Para cualquier ayuda, pueden comunicarse a través del correo electrónico o al teléfono de la Federación que aparece en el Blog, para los que creyeron que después del conflicto armado se viviría en paz, aquí nos atrevemos a preguntar ¿Cuál paz? en las actuales condiciones estamos igual o peor que antes que comenzara la guerra del pueblo en los años 70's.
    Lunes 15 de abril de 2013
    ¡¡¡VIVA LA LUCHA DE LOS COMPAÑEROS DEL TALLER DALEX!!!¡¡¡POR LOS INTERESES DE LA CLASE TRABAJADORA, SEGUIMOS EN PIE DE LUCHA!!!
    Federación Sindical de El Salvador FESS
    Historia de la Federación
    La Federacion Sindical de El Salvador FESS surge en el año 2005 como una alternativa al movimiento Sindical existente, ya que carece de una vision combativa en defensa de los Derechos de la Clase Trabajadora en el Salvador, ya que la mayoria de Organizaciones Sindicales han desidido acomodarse y a llevar la lucha de los Trabajadores a negociaciones economicas en detrimento de los compañeros obreros y en beneficio de las patronales y de esos seudo Dirigentes sindicales, y es asi como rescatamos el Sindicalismo puro siguiendo el legado de nuestro compañero "Salvador Cayetano Carpio" que es una figura a seguir en su ejemplo Sindical como en la Lucha Social en defensa de los obreros explotados en nuestro pais, somos una federacion que le apuesta al rescate de los valores y la mistica verdadera del sindicalismo salvadoreño, que tantos logros conquistó y que nosotros retomamos. Que el trabajador sepa que el sindicato es una herramienta para defender intereses colectivos de todos y todas por lo que es importante estar afiliado a nuestros sindicatos.
    Direción de Nuestra Oficina
    Alameda Juan Pablo Segundo Condominios Nobles de América,Apartamento F 16, San Salvador, El Salvador, Centro América.
    Teléfono: (503) 2572 2339 de FESS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo3:18 a. m.

      Todo lo publicado por la FESS oficalmente lo pueden corroborar en:
      fedesindicalsal.blogspot.com

      Muchas gracias

      Eliminar
    2. Anónimo9:53 p. m.

      Tambien en el Diario Colatino
      y Extraoficialmente en SALPRESS en:
      http://bpr-elsalvador.blogspot.com
      Estamos siendo bien informados e infinitas gracias
      a usted Nelson Carranza por su posicion politica.

      Eliminar
  3. Anónimo9:51 p. m.

    Nelson Carranza.
    Ejemplos que Si es Posible desde el Proletariado
    y para la HISTORIA dejamos estas PRUEBAS:
    19 abril 2013

    ¿La lucha por el socialismo es posible todavía?

    Miércoles, 17 de Abril de 2013 / 09:11 h

    Organización sindical exige se cumplan derechos laborales

    Juan Carlos Martínez, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz Salvadoreña (STIAS); Flanklin Martínez, representante de la Federación Sindical de El Salvador (FESS) denuncian al señor Daniel Enrique Cáder Zelaya de dejar encerrado los trabajadores dentro del taller DALEX.


    Oscar López
    Redacción Diario Co Latino

    La Federación Sindical de El Salvador (FESS) denunció al propietario del taller “Dalex”, por presuntamente violentar los derechos laborales de sus empleados.
    Entre las arbitrariedades cometidas por el dueño del taller están la falta de pago a instituciones como el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).
    Además, la empresa no era responsable para pagar el sueldo de sus empleados, la FESS aseguró que el aguinaldo lo pagaba en cuotas, las que terminaron de ser canceladas en meses resientes.
    Debido a esta situación, los trabajadores interpusieron varias denuncias ante el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS), institución que ordenó el cese de este tipo de acciones; sin embargo, estas continuaron.
    El conflicto obrero-patronal se agudizó a partir del 20 de marzo, cuando el propietario del taller decidió cerrar el establecimiento, dejando a más de 63 trabajadores sin la posibilidad de llevar el sustento diario a sus familias.
    La FESS denunció que en esa fecha el propietario ordenó cerrar el taller con los empleados dentro, por lo que a partir de esa fecha se mantienen en el lugar, con el objetivo de resguardar todo lo que allí se encuentra, ya que el propietario se declaró en quiebra, por lo que para pagar las indemnizaciones se tendría que vender la maquinaria y mobiliario del taller. Juan Carlos Martínez, secretario general de la seccional del Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz Salvadoreña (STIAS), comentó que se ha intentado dialogar con el propietario del taller, pero que este se ha negado, retrasando la solución del problema.
    Martínez denunció que como represalia a las acciones emprendidas por los trabajadores, el propietario envió una lista con sus nombres a otros talleres reconocidos, en la que supuestamente les acusa que, debido a sus acciones, tuvo la necesidad de cerrar el taller. El secretario general de STIAS pide que cesen las difamaciones en contra de los empleados, ya que les dificulta conseguir un nuevo empleo “a uno de los compañeros lo despidieron de una taller reconocido, por la lista negra que mandó”, aseguró Martínez.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:58 p. m.

    ¿Y como construirá el socialismo un pais sin industria como el salvador? esta y otras preguntas hay que formularnos. veamos en venezuela el resultado electoral muestra las dificultades para un nuevo proyecto, llamese socialismo o como se quiera llamarle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cuál es tu respuesta a esta pregunta?

      Eliminar
  5. Anónimo12:22 a. m.

    saludos carlos.publicas muy buenos articulos..muy analiticos ..un fiasco que siempre aparece este energumedo de nelson carranza..estropeando el analisis..saludos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:04 p. m.

      Mira no te hagas el maje te estan preguntado cual es
      tu respuesta... a tu propia pregunta...
      ¿Y como construirá el socialismo un pais sin industria como el salvador? No salgas con excusas o pretextos un fiasco,estropeando y con falsas adulaciones...
      simplemente contesta a tu propia ?
      El folklore de Nelson Carranza,le pone el sabor picante,al trabajo de Don Carlos Abrego y si se tratara de fiasco o estropearle ni saldrian los comentarios;precisamente este lugar es de debate y
      lo que aporta este hombre esta basado en la realidad.

      Eliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.