El autor de este blog agradece la reproducción total o parcial de los materiales aquí publicados siempre que se mencione la fuente.

03 diciembre 2012

Los Manuscritos de 1844 (Fin, IV)




Prosigo en esta nueva entrega con los otros tres puntos del análisis que hace Lucien Sève de la “alienación” en los Manuscritos de 1844 del joven Marx. En el tercer punto aborda la relación entre la propiedad privada y la alienación. Hay que entender que se trata aquí de la propiedad privada de los medios de producción y de cambio, precisión que omite el joven Marx.

El filósofo francés nos dice que la manera de tratar esta relación —propiedad privada/alienación— tal vez sea el aspecto más espeluznante (“médusant”) de estos Manuscritos. El autor nos dice que el pasaje vale la pena citarlo: “La propiedad privada resulta por consecuencia del análisis del concepto del trabajo enajenado” (“Das Privateigentum ergibt sich also durch Analyse aus dem Begriff der entäußerten Arbeit”). Previniendo la reacción estupefacta de sus lectores, Marx agrega: “Partiendo de la Economía Política hemos llegado, ciertamente, al concepto del trabajo enajenado (de la vida enajenada) como resultado del movimiento de la propiedad privada. Pero el análisis de este concepto muestra que aunque la propiedad privada aparece como fundamento, como causa del trabajo enajenado, es más bien una consecuencia del mismo, del mismo modo que los dioses no son originariamente la causa, sino el efecto de la confusión del entendimiento humano”.

El joven Marx califica este extraordinario vuelco como un “misterio”. Es la manera en que se cumple, se ejecuta el acto productivo individual que engendra la masiva realidad histórico-social que es la apropiación capitalista. Nos encontramos en un mundo al revés y con una posición muy por debajo del materialismo histórico. Pero Marx insiste: “el trabajo alienado es la causa inmediata de la propiedad privada”. No obstante persiste un enigma: “¿cómo llega el hombre a enajenar, a extrañar su trabajo? ¿Cómo se fundamenta este extrañamiento en la esencia de la evolución humana?” La respuesta al parecer se contiene en la pregunta: es “el hombre” precisamente quien “engendra la dominación que ejerce el que no produce sobre la producción y sobre el producto”.

El manuscrito se cierra con la promesa de continuar más adelante con el tema. La exposición de 1844 sobre el trabajo alienado se quedó inconclusa. Al ver la inconsistencia histórica, nos dice Sève,  uno no puede dejar de estar de acuerdo con Althusser sobre este punto: este texto se quedó inconcluso, porque era inacabable. Sève prosigue: “No cabe duda, existe no obstante, se podría aducir, una intuición penetrante en la idea que la alienación íntima del trabajo asalariado es irreductible a la simple explotación externa de su producto por el propietario capitalista, y por consiguiente ella remite a un análisis explicativo interno de mayor profundidad; cierto, volveremos sobre esto, sin embargo llevar un análisis profundo exige justamente substituir la gran abstracción vacía de “el hombre” por el estudio atento de las relaciones sociales, cuya ausencia recluye irremediablemente a este texto juvenil en la especulación”.

Ahora bien la especulación no es solamente inoperante, puede volverse nociva, nos dice Lucien Sève al iniciar el cuarto punto. Nociva en un tema de suma importancia, la apreciación del trabajo obrero, de su tenor humano, de su alcance social.

A este respecto el joven Marx nos da una imagen del trabajo absolutamente oscura. El obrero no solamente está condenado al desenlace que puede conducirlo hasta morir de hambre, sino que también a una deformidad que alude a la barbarie, a una servidumbre en la que se pierde toda dignidad y en la que se siente vuelto un “animal”. El obrero está destinado a padecer la “imbecilidad” (Blödsinn) y el “cretinismo” (Kretinismus). La actividad productiva no es otra cosa que un “trabajo forzado”, que salvo una obligación física, “es huido como la peste”.

Lo que renquea en este cuadro no es tanto lo que dice, sino lo que no dice, pues las condiciones en las manufacturas y las fábricas de los años 1840 se semejan realmente a las de un penal. Lo que el joven Marx no ve es el carácter a pesar de todo gratificador de la actividad productiva, la riqueza de la experiencia profesional, el orgullo del oficio, el tesoro de la camaradería entre los obreros; lo que desconoce, en su indicación unilateral del trabajo “huido como la peste”, es que su pérdida contradictoriamente se vuelve el meollo del drama del desempleo, cuando la asunción es lo que le confiere su grandeza al proletario. Esta unilateralidad nos habla más que cualquier otra cosa del fondo aún burgués del análisis lastimero del trabajo obrero. Esta unilateralidad delata también la fecha en la que el texto sobre el trabajo alienado fue escrito: la primavera de 1844. Marx acaba de llegar a París y todavía no se ha ligado relación con los obreros parisinos, como tampoco pudo conocer a los obreros alemanes y de los que habla sin conocerlos realmente.

No obstante Marx aprende rápidamente, unos meses después, en agosto de ese mismo año le escribe a Feuerbach: “Tendría que asistir a una de las reuniones de los obreros franceses para persuadirse de la frescura juvenil, de la nobleza que se manifiesta en estos obreros vapuleados”. Aparece aquí todo lo que faltaba en su análisis primaveral.

En uno de los textos preparatorios de El Capital, el famoso texto que se conoce como el Grundrisse, polemizando con Adam Smith sobre la célebre frase bíblica “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”, clásicamente interpretada como una maldición eterna que pesa sobre el trabajo, Marx que sabe ahora de qué habla, al contrario afirma que en este trabajo “forzado del exterior” y agotador, hay también, contradictoriamente, una preciosa “autoefectuación del sujeto” y potencialmente incluso una “libertad real” que reclama desplegarse por el intermedio fundamental de la emancipación social.

El quinto punto se refiere a la sorprendente actitud que tiene el joven Marx respecto al aumento de los salarios y a la lucha por obtenerlo. Porque en estos Manuscritos de l844 la alienación aparece económicamente no elucidada, históricamente inexplicada, antropológicamente imputada “al hombre” y unilateralmente exenta en sí de toda dinámica positiva, no aparece en ésta nada que permita pensar en su superación liberadora. La descripción del trabajo en el texto no es solamente oscura, sino que también es oscura su perspectiva histórica, o mejor dicho, su falta de perspectiva en la que lo sitúa. Es cierto que algo va a cambiar en el tercer manuscrito, cuando introduce el tema del “comunismo”, pero no vuelve a situar el trabajo en este contexto. Como tampoco es cuestionada esa afirmación particularmente nociva del primer manuscrito, según la cual “Un alza forzada de los salarios,… no sería, por tanto, más que una mejor remuneración de los esclavos, y no conquistaría, ni para el trabajador, ni para el trabajo su vocación y su dignidad humanas”.

En la primavera de 1844, el joven Marx condena pues con una frase filosófica perentoria la batalla por el salario, esta verdadera lucha por la vida del mundo del trabajo que es al mismo tiempo la escuela elemental del combate obrero. Esta frase “revolucionaria” completa el cuadro de un análisis donde la especulación filosófica y la compasión social inexperimentada se conjugan para dar un irisado pretexto susceptible de desembocar, si se acepta como una doctrina práctica, en un callejón sin salida estratégico.

Veinte años después, enriquecido por una incomparable experiencia de luchas populares, Marx explica todo lo contrario a un auditorio de asalariados ingleses: "Si en sus conflictos diarios con el capital (la clase obrera) cediese cobardemente, se descalificaría inexorablemente para emprender movimientos de mayor envergadura”, (en “Salario, precio y ganancia”, informe pronunciado por C. Marx los días 20 y 27 de junio de 1865 en las sesiones del Consejo General de la Asociación Internacional de los Trabajadores. Publicado por primera vez en Londres en 1898).
La única y muy breve mención que aparezca en el primer manuscrito de 1844 de un más allá posible de la alienación del trabajo concierne “la forma política de la emancipación de los trabajadores”, de la que el tercer manuscrito dejará ver su insuficiencia. Rotundamente hay abundancia de motivos para considerar con la mayor vigilancia crítica esta cautivadora fenomenología del trabajo alienado, como cualquier reutilización actual.






7 comentarios:

  1. Anónimo1:27 p. m.

    Ya que nadie dice nada, cosa que me parece muy lamentable, por qué no relaciona el tema de la alienación con el de la construcción de un nuevo partido ¿Pervive la alienación en las formas políticas que crea la izquierda? Un Marxista poláco decía que sí ¿Usted que cree?

    Por cierto, ese marxista poláco tuvo una gran polémica con Lucien Seve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el silencio se debe justamente porque aún no entro en las aspectos positivos del análisis de Sève. Pero antes de llegar a ello, voy a abordar un problema crucial para entender lo que va a seguir.

      Resulta que además de demostrar los límites del concepto de alienación en los Manuscritos, Sève ha mostrado la permanencia del concepto y su transformación en los escritos económicos de Marx. Esto lo he apuntado ya de pasada en otros artículos de esta serie.

      El filósofo polaco es Adam Schaff. Sève mienta esta polémica en este libro que estoy comentando y resumiendo.

      El aspecto positivo del que he hablado, es que Marx no sólo es el filósofo de la alienación, de su análisis y de su denuncia, sino que es el filósofo de la emancipación.

      En otros artículos he abordado el tema que me proponés, pero de manera menos teórica, sino que práctica. Cuando he hablado de la reapropiación por los militantes de la elaboración total de la estrategia del partido. También lo he hecho al abordar la posibilidad de un servicio nacional de transporte.

      Podés ver este artículo: http://cosastanpasajeras.blogspot.fr/2011/09/el-estado-salvadoreno-y-la_7701.html

      Eliminar
  2. Anónimo7:48 p. m.

    Adelante Carlos Abrego:La Coyuntura Politica Aportando a la Coyuntura Politica de El Salvador Lucha de Clases.
    De Los Manuscritos de 1844 (Fin, IV) a los hechos sobre
    El Salvador la cuestion del MARXISMO LENINISMO PRACTICA
    REVOLUCIONARIA :

    Salvadoreños en el exterior F E L S A FRENTE EXTERIOR DE LUCHA DE SOLIDARIDAD ANTI IMPERIALISTA - SALVADOR ALLENDE
    -F E L S A Es una falta grave que con la contrarrevolucion de las Elecciones y el Voto contra los ciudadanos esten engañando,pleno siglo XXI,con maniobras de el derecho de votar y engañando con lademocracia de la burguesia cuando ellos son corruptos.

    LLamamos a no votar,abstenerse y DENUNCIANDO:

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:48 p. m.

    Adelante Carlos Abrego:La Coyuntura Politica Aportando a la Coyuntura Politica de El Salvador Lucha de Clases.
    De Los Manuscritos de 1844 (Fin, IV) a los hechos sobre
    El Salvador la cuestion del MARXISMO LENINISMO PRACTICA
    REVOLUCIONARIA :

    Salvadoreños en el exterior F E L S A FRENTE EXTERIOR DE LUCHA DE SOLIDARIDAD ANTI IMPERIALISTA - SALVADOR ALLENDE
    -F E L S A -LLamamos a no votar,abstenerse y DENUNCIANDO:

    Martes, 18 de Diciembre de 2012 / 09:27 h Salvadoreños en el extranjero exigen agilizar proceso de voto desde el exterior Alma Vilches Redacción Diario Co Latino

    Los Salvadoreños en el Mundo (SEEM), con el apoyo de la Coalición para la Reforma Política y Electoral (CREE), exigió que los salvadoreños en el exterior puedan ejercer el derecho al sufragio en las elecciones 2014.
    Esta iniciativa fue presentada en el marco de la X convención de salvadoreños en el Mundo “evaluación y desarrollo local, la experiencia de compartir conocimiento transnacional”, con el objetivo de promover una serie de actividades encaminadas a exigir a la Asamblea Legislativa para que apruebe el voto a los salvadoreños en el exterior.
    El voto en el exterior obedece a lo enunciado en el artículo 73 de la Constitución de la República que le da a todo salvadoreño el derecho a votar en las elecciones.
    Ramón Villalta, Director Ejecutivo de Iniciativa Social para la Democracia (ISD), hizo un llamado especialmente al partido ARENA, GANA, Concertación Nacional y Democracia Cristiana para que den sus votos esta semana y aprueben un decreto especial para que los salvadoreños en el exterior puedan votar en los próximos comicios.
    “Nosotros hemos trabajado durante diez años para lograr que el voto en el exterior sea una realidad, los salvadoreños en el mundo son los que brindan un gran aporte a la economía de este país y no podemos negarle su derecho constitucional”, explicó Ana Elizabeth Araniva, Presidenta de los Salvadoreños en el Mundo.
    Según Araniva, lo único que se pretende es lograr mayor desarrollo en El Salvador, por lo que esperan una actitud positiva por parte de las autoridades para que el voto desde el exterior sea una realidad en las próximas elecciones.
    Salvador Sanabria, representante del Comité de Salvadoreños en el Mundo, resaltó la necesidad que existe para que los salvadoreños en el mundo puedan votar.
    “El objetivo nuestro es lograr apoyo de la sociedad civil salvadoreña para lograr que quienes residen fuera del país puedan votar en 2014”, reiteró el representante de los Salvadoreños en el Mundo.
    Sanabria dijo que de aprobarse la reforma aproximadamente el 25% de la población que vive en el exterior podría ejercer el derecho constitucional de elegir mediante el sufragio a sus autoridades.
    Los salvadoreños en el exterior aseguraron que desde hace 12 años están luchando para que este derecho sea posible, por lo que consideraron la necesidad que las autoridades reconozcan la importancia del tema y se dejen de excusas, para aprobar dicha ley. La propuesta plantea que el voto desde el exterior sea ofrecido a los salvadoreños en donde existan sedes consulares diplomáticas del país, que sea por vía postal, ya que es la de más bajo costo y que el sufragio no solo sea en las elecciones presidenciales sino en las municipales y legislativas.
    “Aquí no hay que cambiar la Constitución porque la Constitución le da el derecho a los salvadoreños a ejercer el sufragio, lo que necesitamos es empujar para lograr el voto en el exterior”, puntualizó Yazmín Romero representante de Salvadoreños en el Mundo.
    Para que el voto de salvadoreños en el exterior se implemente es necesario que la Asamblea apruebe antes que concluya el mes de diciembre un decreto especial para “la emisión del voto de salvadoreños en el exterior”.
    Ante esta situación, el ISD y los salvadoreños en el mundo presentaron un recurso de inconstitucionalidad ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por omisión del legislador secundario al no haber establecido los procedimientos para garantizar el derecho de los salvadoreños a votar desde el exterior.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:25 p. m.

    Saludos Don Carlos Abrego.

    Y se acerca la Coyuntura Electorera en El Salvador,
    pero,hay un partido politico obrero popular:que se
    deslinda de los procesos electorales bajo el presente
    regimen criminal capitalista de la burguesia.

    Bueno,me dio una gran impresion encontrar esta noticia
    y deseo compartirla con ustedes los revolucionarios.

    ir a ver el mesaje concreto de año 2012-2013 a

    bpr-elsalvador.blogspot.com

    domingo, 23 de diciembre de 2012

    Agencia Salvadoreña de Prensa Socialista ( SALPRESS )Mensaje Revolucionario 2012 - 2013 Rebelde de las Fuerzas Populares de Liberacion "Farabundo Marti" FPLFM GPP-GPL NO !A la Farsa Electoral en El Salvador 2014 Contra Los Revisionistas Reformistas de el Partido Electorero del " F M L N" Y otros partidos pequeños burgueses y de la burguesia criolla

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:35 p. m.

    Apreciable don Carlos:
    Deseo que el año que viene le triga Paz y Tranquilidad y que mantenga la energia y entusiamo para sequir regaládonos con sus interesantes artículos.
    Atentamente
    Quijo-t

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Qhijo-t: Te agradezco tus amables palabras y aprovecho para desearte en este nuevo año lo mejor que puedas esperar.

      Me gustaría mucho que pudieramos celebrar por lo menos alguna victoria popular en este año.

      Un abrazo fraternal.

      Eliminar

Todo comentario es admitido. Condiciones: sin insultos, ni difamaciones.